miércoles, 11 de junio de 2008

EL TIO EULOGIO

Me han dicho, me han contado…por supuesto... yo no sé nada……

A un famosísimo estudiante de Ingeniería de Telecomunicaciones le atacó el Síndrome del Ingeniero Terminal. Este era un síndrome curioso. Desconozco si sigue sin erradicar en España. Sucedía con precisión de reloj suizo. Después de que el estudiante de ingeniería se había tirado toda la carrera sin comerse un colín, en sexto, sin remisión, aparecía una bella ninfa que le llevaba directamente al altar, y así, el pobre aprendiz de ingeniero pasaba de virgen a padre, sin estado intermedio (Una especie de sublimación, que se diría en Ciencias Naturales, pasar del estado sólido al gaseoso sin pasar por el líquido…o algo así)

Este afortunado y famoso ser, invitó a sus compañeros y amigos del Colegio Mayor a su boda. No se recuerda en ningún tratado de historia, mayor densidad de hijoputa por metro cuadrado, que entre aquella parte específica de su lista de invitados.

Después de una bonita ceremonia en mitad de La Mancha se ofreció un espléndido convite en un famoso hotel sito en el Km 200 de la N-IV, peculiar porque las habitaciones son bungalows que dan a una piscina y por detrás a un aparcamiento.

Personaje curioso en aquella boda era el Hermano del Padre del Novio. Le llamaremos el Tio Eulogio.

El Tio Eulogio se pasó todo el convite contando anécdotas de su juventud. En una de las que mas incidió fue cuando, su otro hermano y él, en la boda del padre del feliz novio, se metieron debajo del tálamo nupcial (Vulgo, la cama encima de la cual iba a consumarse el matrimonio) y, cuando los felices recien casados, a la sazón padres del novio en este convite, se encontraban dale que te pego, salieron de debajo de la cama gritando ¡Sorpresa! O algo parecido. No se explicaba como su cuñada, treinta años después, siguiera teniéndole esa manía. ¡Si es que las mujeres son unas rencorosas! Además de ésa, contó 15 ó 20 del mismo pelo y es que…el tío Eulogio debía ser de armas tomar.

He dicho ya que, entre los amigos del novio, el índice de hijoputa por centímetro cúbico alcanzaba niveles de saturación química.

Según me cuentan, aunque vete tu a saber si es verdad, los amigos del novio decidieron gastar una bromita a los novios (Ya sabes, si no te gustan las bromas…te vas del pueblo). Fueron a la recepción del hotel un elegante caballero acompañado de un chica vestida de rojo. Pidieron las llaves de la habitación nupcial aduciendo que eran hermanos de la novia y que les iban a dejar un regalo dentro. Los inocentes miembros de la recepción del hotel, creyendo que se la estaban tratando con gente más o menos normal, accedieron a esta inocua petición.

Una vez con las llaves en su poder…..¡MOVILIZACION! La habitación, con todos los detalles, fue trasladada al parking por esa recua de impresentables, entre el descojono de todos ellos sin excepción. Lamparitas (Con luz incluso gracias a unas alargaderas), mesillas, alfombras, por supuesto la cama.

Vamos, no les pusieron los apliques del baño en el parking porque no tenían alicatadores a mano y el taladro que me compró el Notables para mi boda, todavía ni había sido publicitado debido a que mi boda, por aquel entonces, aun era un proyecto un tanto lejano. Y no digo que yo estuviese …que solo hablo del taladro.

Quedó como para un reportaje de una revista de decoración buscando nuevos ambientes para dormitorios.

Os podeis imaginar la que, me cuentan, se montó cuando los novios, entre los guiños cómplices del respetable, decidieron que era hora de descansar….o no.

Llamadas a recepción, Cristo mayúsculo….

En recepción…supongo que por el ajetreo, los nervios y demás, solo supieron decir que, la llave, se la habían dado a un señor con bigote acompañado de una mujer de rojo.

Mujeres de rojo había varias pero, da la casualidad que, la única persona con bigote en toda la boda….¿Sabeis quien era? ¡Bingo! ¡El tío Eulogio!

Nunca un error humano ha traido tanta desgracia a un inocente. Dos generaciones de la misma familia que le odian como solo se odia en los pueblos, a raiz de los viejos conflictos de lindes de tierras.

Por supuesto, la cobardía es condición fundamental entre los hijoputas y, en este caso, no iba a ser una excepción. Nunca, nunca, aliviaron de su losa al pobre tío Eulogio quien sigue viviendo en la ignominia pero…¿A quién se le ocurre presumir de hazañas pretéritas treinta años despues?

18 comentarios:

El 23 dijo...

Jo,jo,jo. Que buena entrada. Joder que lagrimones que me han caído,

Pues la habéis hecho buena, que no sabéis lo que dura el odio manchego. Yo rompí con mi novia hace 17 años y todavía mi "ex-suegro" se cambia de acera cuando me ve.

Para que os hagáis una idea, haciendo una regla de tres, dura lo mismo que el olor del curado de oveja Denominación Mancha, que lo comes un 15 de Agosto y se te queda el olor en la pituitaria hasta Navidad.

En la próxima guerra civil, como pillen al Zutano del bigote...le fusilan. Y la "woman in red" que se despida del pelo.

De verdad, que no lo tenías que haber contado, hombre.

Eulogio dijo...

Cabrones!!!!!!!!

Kikas dijo...

Rubio, es buena ¿eh?
Eulogio, tio, perdona

Kikas dijo...

...Y eso de Zutano...como que me suena que estás apuntando a alguien....y ya sabes que las pistolas las carga el diablo. No la vayas a joder y le pegues el tiro a otro inocente...o no

Anónimo dijo...

Estimado Sr.:

Seguramente no me recuerda pero eso va a cambiar pronto.

Hace meses que sigo su blog, tengo que reconocer que por curiosidad, pero mira por donde esta afición por sus escritos va a ser muy útil para mi trabajo.

Desde hace 25 años trabajo en la Unidad Especial de Delitos Especialmente Violentos de la Policía Nacional (UEDEVIO). Espero que entienda que no haga público mi nombre.

En mi trabajo en esta Unidad conseguí un record que no es habitual. Durante cinco años, no dejé ni un sólo de los casos que me asignaron sin resolver, con una sóla excepción: en una localidad de Ciudad Real dos individuos encapuchados secuestraron y torturaron a un pacífico ciudadano, arrancándole el bigote con unas tenazas.

Usted presume de saber mucho sobre el caso. Vamos a ver cuanto sabe en realidad. Su ayuda será recompensada. Al fin y al cabo, después del episodio del mono, ya sé que es usted capaz de cualquier cosa por dinero.

Ah, le dije que usted sabría quien soy. Voy a darle una pista. Antes de ingresar en la CEDEVIO trabajé en Madrid de incógnito camuflado como estudiante, hasta que un día en San Sebastián descubrió mi tapadera un tipo que tocaba el acordeón en un bar.

No intente huir. Se demasiado sobre usted. Yo fui uno de los policías que participó en la captura de Roldán en Bangkog. El mundo, como de sobra demuestra saber, es un pañuelo.

El Agente 023

Kikas dijo...

No creia que esta entrada iba a dar tanto juego....no solo por los correos que he recibido...con el segundo comentario me estuve riendo 10 minutos sin parar.
De todos modos, no sé nada de quitar un bigote con tenazas...puestos a ser hijoputas...pegarle uno al pobre tio Eulogio con Supergen.
Y no presumo nada, digo lo que me han contado...pero vete a saber si es cierto porque...la gente es mala....muy mala

Anónimo dijo...

Esta es la última frase de tu entrada que corto y pego del original:

¿A quién se le ocurre presumir de hazañas pretéritas treinta años despues?

Aplícate tu propia lección, maestro Quiñones. Que vas a acabar como Eulogio y te van a acusar de la muerte de Manolete.

El que avisa no es traidor. Traidor es el que trae cosas. Yo soy avisador.

Kikas dijo...

Y mira que ya me di cuenta que la conclusión no era buena....
Menos mal que no estuve allí...ya sabes, solo cuento lo que me dijeron.
Ahora, eso de...Maestro Quiñones..que no sabe para él..y quiere dar lecciones...(Que es, por otra parte, el dicho popular) pues eso, que no sé de qué lecciones me estás hablando
De todos modos...como tambien decía en la entrada...Si no gustan las bromas....fuera del pueblo

El 23 dijo...

Kikás, que audiencia.

Viva el seso de mono y el Tio Eulogio!

Esos dos episodios han sido dos puntazos.

Me voy a la Mancha a negociar los derechos de autor con el tío Eulogio y nos vemos en Madrid. Yo me encargo de todo. Márquetin manchego de pura cepa. Eso es pasta segura.

Imagínatelo:

"El tío Eulogio. Historia de una injusticia" se va a vender mejor que Harry Potter. Y luego la película, dirigida por Pedro Almodovar, que es también manchego. Ya te digo, todo, todo como muy manchego. Y la serie de televisión, la vendes a tus contactos.

Y cuando vengas a Amsterdam en Septiembre nos damos un salto a Hilversum y hablamos con John de Mol para que nos produzca el Gran Eulogio que sería un reality show hecho con parejas reales en su noche de bodas, en el que se grabaría la reacción al ver cómo sale el Tío Eulogio de debajo de su cama gritando "A follar, que el mundo se acaba" (de esta frase, no olvidar, hay que pagarle royalties al Yogui).

Nos forramos, tío.

Todavía 50-50, eh hermano?.

Kikas dijo...

El 23, que creo que el que escribió antes, o es uno de "los espías del MH", o tiene miedo de que largue por ahí...mmmm...alta política....¿Alguna del senador?
Nada, me voy a tener que cortar, no sea que lo de Puerto Hurraco se repita y me esté buscando una, solo, por ser el mensajero....¡que a mi me lo han contado! que yo sepa, nunca fui vestido de rojo
Sigues sin contestarme si yo era un cabrón, y si quieres que siga por estos derroteros o me centro en temas más asépticos que no despierten los bajos instintos de los bloggeros ¡Menudo palabro!

El 23 dijo...

La historia del cabrón no tiene que ver contigo sino con el senador. Pero ya que me preguntas, no eras ni más ni menos cabrón que la media de los Cisnerianos. Si eras notorio. Quiero decir, que de cualquier cosa que tú hicieras, se enteraban en Roma mientras que la media de los cabrones eran más bien anónimos.

Te pongo un ejemplo. No fuiste el único que le dijo a los nebrijos que no utilizasen los teléfonos del bajo del pabellón Cisneros. Pero como tienes ese concepto tan especial de la pedagogía (que hace que quien te escucha, entienda perfectamente el mensaje), a tí fue al único que entendieron. A ver si me acuerdo: "Te lo voy a explicar de una forma sencilla para que te enteres. Si vuelves a llamar desde esa cabina, te meto una hostia, está claro?

Nunca más volvió a llamar nadie de fuera del Colegio desde esa cabina.

Al día siguiente, en sesión extraordinaria, el Consejo Colegial del Nebrija, te declaró "Persona non grata" y tú orgulloso, se lo contaste al lucero del alba.

¿Entiendes tú, Bruto, hijo mio, mi pedagogía?

Y, por favor, si hablas del Comando Toledo, recuerda que hay personas aforadas.

Kikas dijo...

Y sigo siendo el único...y ese es un honor del que nadie más puede presumir...aunque quieran...bueno...como todos los que presumen de haber copulado conmigo....que ya hablábamos el otro día de eso.
Pero 23, querido amigo, no des tantos detalles, que tengo una reputación que mantener, a ver si se van a creer que era un bestia...¡no! era un tio ejecutivo que se movía por objetivos...o sea...como ahora
¿Teníamos un problema? Si ¿Lo dejamos de tener? Si, ¡Qué mas da los caminos inexcrutables que se siguieron para conseguirlo! Paniaguados, que pareceis del Gobierno.
Y lo de Bruto...lo veo con mayúscula, entiendo que lo he de tomar como una cita histórica, ¿no? No sea que claramente te diga que no me ha gustado
;-)
Del comando Toledo, no hablaremos...las cloacas del estado son muy sucias, y hay gente con contactos....no sea que se unan a Eulogio y la jodamos

Kikas dijo...

Y además, 23, me he dado cuenta que eres un cabrón; ¡Y creias que no me iba a dar cuenta!
Yo te ofrecí 50-50
Tu, atendiendo a mis innumerables méritos, me ofreciste 60-40, pero yo buscaba patrocinador (Eso de esponsor es una gilipollez), y, ahora, de repente, sin negociación, ¿Vuelves al 50-50?
¿Pero tú sabes con quién te estás jugando los cuartos?

El 23 dijo...

Hoy iba de camino a Bloemendaal, (es como la Moraleja pero en holandés), que es donde estudio y de camino tengo que pasar por Hilversum. Había, como siempre, un atasco de narices (en Holanda hay más coches que holandeses). Así que digo, y si me desvío y me paso por Endemol y les cuento lo del tio Eulogio?. Para quienes no lo sepan Hilversum es como Prado del Rey y Endemol es la empresa de Joop van den Ende y John de Mol que entre otras cosas es la productora de Gran Hermano.

Allí me he presentado. (Tienes que conseguirme una foto del tío Eulogio o mejor, que el tío Eulogio venga a Holanda, porque sin el protagonista no va a funcionar. No te preocupes que yo hago de intérprete).

Le he explicado a la recepcionista la idea del reality show y se ha reído mucho. Luego ha hecho una llamada (yo creía que estaba hablando con el Director de Producción o algo así). En menos de veinte segundos viene un señor rubio muy alto (yo encantado, pensando: esto es la eficacia holandesa, se ve que cuando les interesa algo...). El señor extiende su mano... en dirección a la puerta y me pide amablemente que abandone el edificio. No era el Jefe de Producción, sino el de Seguridad.

No he conseguido nada, todavía. Pero la recepcionista tiene mi tarjeta. Y me he reído un huevo. Y al volver a la autopista, oh milagro, el atasco se había disuelto.

Es la magia de Hilversum.

60-40 era para el negocio del ciberdiario. Estamos hablando ahora del reality Show "El tío Eulogio".

Un Abrazo.

Kikas dijo...

Tio, explica que eres un marido moderno y europeo, amo de caso, o algo así según nuestra nueva ministra para la igualdad, y que estudias para ampliar tu vasta formación
La gente se va a pensar que todavía no acabaste la carrera, y eso, no da buena imágen de mis lectores.
Por otra parte, me gusta tu manera de negociar...pero negocios contigo....

Carrascal Bollo dijo...

Jajajajajaja.
Vaya personaje el Tío Eulogio.

Salvando las distancias, estuve en la boda de un amigo (de pueblo, esto es sólo un dato) y el gran protagonista de la boda fue su tío Baldomeo (sin suponer, es que se llamaba así).

Eso sí, las historietas que contaban no eran ni la mitad del Tío Eulogio... vaya personaje.

Un saludo

Kikas dijo...

Los invitados a aquel ágape, CB, mayormente eran de capital...o no.
La característica que si poseían todos era un índice de hijoputez rayano en el punto de fusión del titanio.
En fin, que hay veces que no está de más ser un poquito discreto. Porque una vez te echas la fama....¡se jodio!

Mela dijo...

Hola, Kikas, me parece que en esta ocasión el tío Eulogio pagó el pato sin haberlo comprado
Creo que yo me iba del pueblo... o se iban los bromistas
Te deseo un feliz lunes