viernes, 30 de abril de 2010

EL DONATIVO

Porque estoy harto. Supongo que será mi natural agnosticismo, aun reconociendo la ingente labor social que muchas organizaciones católicas realizan, pero es que es para mear y no echar gota.

Os he comentado que Patricia nos pidió, antes de su visita y ante nuestra pregunta de a qué organización social quería que destinásemos el importe de la Rifa benéfica, que lo recaudado se destinase al Hospicio de Madrid. Podía haber pensado en el juzgado de lo Social, o en la Asociación para el desarrollo de la Gaita, pero los cuidados que Ken obtuvo en sus últimos días le han hecho, además de voluntaria del Hospicio de Whangarei, eternamente agradecida a esa institución.

A buscar un Hospicio en Madrid me dediqué con intensidad por espacio de unos dos meses. Ya lo he explicado. La primera acción...llamar a Cáritas. Extrañeza. Me dirigen al Arzobispado de Madrid. De ahí a los Hermanos de San Juan de Dios. De estos Hermanos a las Hijas de la Caridad de Santa Ana, de ahí....

En España ya no existen Hospicios, porque la gente muere en las UVIs, y no en casa o en emplazamientos específicos para enfermos terminales. No me imaginaba esto cuando empecé con la búsqueda.

Ante mi pregunta de si aceptaban donativos, las contestaciones de extrañeza se sucedían. Un loco se dirigía a esas personas. Una vez que explicaba toda la historia, el deseo de una viuda agradecida, las circunstancias vitales de Ken, o su muerte, parecía que todo cambiaba subitamente y entonces, generalmente monjitas, ante mis preguntas acerca de las instituciones de su orden que podrían asemejarse a Hospicios, me intentaban colar hasta comedores sociales (Y es que el que no llora no mama, y hacían bien, ¡Qué coño!)

Aquella monjita que me contestó "depende", ante mi pregunta de si aceptaban donativos, me dejó en fuera de juego.

"¿Depende de qué?"

"De si usted necesita que yo le haga una factura falsa...eso no podemos hacerlo"

En fín, la vida real y no lo que nos cuentan en los Telediarios.

Pero el Hospicio seguía sin aparecer.

Hasta que una amiga me consiguió la organización. Era lo más parecido a un Hospicio que podía conseguir en España. Una institución de una orden religiosa, con una unidad de enfermos terminales y cuidados paliativos. Y en la Provincia de Madrid. ¡Era perfecto! Llamé para cerciorarme de los detalles y exponerle lo que me llevaba a ellos y un Hermano me dió cumplidas explicaciones y no me puso ningún problema, dándome la referencia del Padre Provincial para que, una vez que la rifa tuviese lugar, pudiese concretar los detalles de la entrega, que ya le avancé.

Imprimimos las papeletas de la rifa con el nombre de la Institución. Patricia trajo un regalo del Hospicio de Whangarei para el Hospicio de Madrid, un cuadro pintado a mano muy bonito. La rifa fue un éxito total, y me tocó llamar otra vez a la Institución;

Esta vez me habían cambiado al telefonista, que me vuelve a escuchar como si fuese un extraterrestre, hasta que le explico todo el tema. Le vuelvo a pedir un responsable para volver a confirmar los detalles y esta vez me pasa al Padre Provincial.

Despues de escucharme, y dejando claro que ellos no piden donativos pero que sí los aceptan, me dice que me lo va a poner muy facilito. Que me va a dar un número de cuenta corriente para que le haga el ingreso. En ese momento me doy cuenta de que nadie le había comentado nada con anterioridad.

Le digo que el tema es un poquito más complicado. Que tenemos un regalo de Nueva Zelanda para entregarles y que, además, para dejar constancia de la entrega del dinero, me gustaría que pudiésemos hacernos una foto de la entrega para mandar allí, como ya había explicado con anterioridad, por otra parte.

Subitamente la cosa se complica. Me dice que él viaja mucho (Ojo, le dice esto a Marco Polo), y que va a ser muy difícil que podamos coincidir y contar con él. Sin embargo, me pondrá en contacto con la Asistente Social del Centro que me atenderá. Me pide que llame pasadas un par de horas.

Yo, para que se vea que soy un maleante sin escrúpulos, le comunico todos mis datos y mi teléfono móvil, por si quiere realizar alguna comprobación.

A las dos horas pregunto por la Asistente Social, doy mi nombre y me dice que sí, que está informada por el Provincial. Su única pregunta es cómo vamos a hacer entrega del donativo, si en Cheque o en metálico. Le digo que como mejor les venga, siempre que puedan darme un recibo. Me dice que en efectivo, por supuesto.

Le comento los únicos requisitos que tenemos que es que podamos realizar una foto entregándole el donativo y el regalo y ahí nos depedimos.

Pero, ¡Ay amigo! que recibo una llamada a la media hora en mi móvil. Pregunta por mí y es la Asistente Social. Me comenta que cuando he hablado con ella se ha quedado muy incómoda con el tema de la foto y que, por supuesto, a ella no le saca una foto nadie. Que podemos sacar fotos de los enfermos o del centro, pero que suya de ninguna manera (Joder con la Belén Esteban de los cojones y su derecho a la intimidad. Eso sí, los enfermos y su imagen que se jodan)

Ya se me han inflado las pelotas y le he dicho que lo consultaría y que ya nos pondríamos en contacto si era el caso

Porque yo no sabía que dar dinero era tan complicado.

Y lo siento por los enfermos, que supongo que a la Asistente Social, mientras reciba su sueldo le soplará un pie.

Pero ya he tomado la decisión. Ahí no va la pasta, poca o mucha.

El beneficio de la Rifa a la organización benéfica que no nos ponga problemas, y ya no busco más hospicios.

Y si alguno de los que participaron en la rifa se siente engañado, ya le he dicho al responsable, que me lo diga, que sus papeletas se las pago

¡Que hay que joderse con según quién! (Y no digo la Iglesia no se me enfade el rebaño)

miércoles, 28 de abril de 2010

LA LEY DE LA CALLE

Acabamos de dejar a Patricia en el Aeropuerto. Eran las 5 de la mañana.

En el mundo existen dos tipos de personas...Yo me iba a trabajar, el Mono se volvía a dormir.

Sin embargo, el Mono siempre fue un tipo decente, y se ofreció a tomarse un café conmigo.

En Barajas a las 5 de la mañana está todo cerrado, porque a esas horas no aterrizan aviones. Le dije que no tenía prisa, y que le seguía. Camino hacia Madrid no encontramos nada abierto. Comencé a incomodarme. Viendo la hora que era y el trayecto que seguíamos solo me faltaba que me llevase a D'angelo. Menos mal que el Mono es un hombre que se viste por los pies. En Chandal, como iba, le creo incapaz de entrar en un sitio de "alto standing".

En un semáforo hablamos. Le hice ver mi incomodidad ante su descojono y me dijo que me llevaba a un garito enfrente del Corte Inglés de Castellana (Lo que da el vivir en el Centro). Cerrado. Eran las cinco y media.

Recordaba hace 20 años cuando me podía tomar algo en cualquier sitio que se me ocurriese, a cualquier hora del día o de la noche. Se acordó del antro donde acudía el Innombrable a altas horas, petado de taxistas, pero al preguntar a uno de ellos no lo conocía ¿Tan difícil se ha puesto tomar un café a las horas en que nuestros civilizados vecinos europeos comienzan su jornada? ¿Que pensaría 23 de esta falta de europeismo en el Foro? El peseto nos dirigió a Atocha

Yo un café solo. El Mono café con leche y ración de tortilla. ¿Qué se puede pensar de alguien que se come una ración de tortilla sin un txikito de vino?

Antes de casarme conocía cada garito y la fauna que los frecuentaba; taxistas, borrachos, mujeres cansadas de trabajar, estudiantes pijos, canallas....

Y se me volvieron a agolpar los años en la cabeza. Dos maduritos de buen ver, uno en Chandal, otro entrajetado, tomando un café en Atocha con un tío un poco pasado, varios taxistas y 4 maderos.

La Ley de la Calle, de Perez Reverte, en estado puro

sábado, 24 de abril de 2010

RECORDANDO A UN AMIGO

Los que me seguís sabeis que soy un auténtico apasionado del Rugby. Considero que el hecho de haber estado próximo a este deporte ha contribuido a mi formación humana de una forma indiscutible.

El Rugby me ha ofrecido la posibilidad de conocer gente inolvidable y hacer amigos para siempre.Hace dos años y medio comencé a preparar un viaje a Nueva Zelanda. Era un viaje prometido a un antiguo entrenador nuestro, que fue All Black e Internacional Maorí, aparte de un persona íntegra. Se llamaba Ken Going.

Antes de casarme, él me insistía en que el Viaje de Novios debía ser en su pais. Por aquel entonces, Carmen y yo estábamos caninos, pero le prometimos que algún día le visitaríamos. Y ese día, casi por casualidad, llegó con la oferta de un intercambio de casas con unos desconocidos. Intercambio que nosotros no aprovechamos en las antípodas, ni falta que hacía.

Dar con él fue complicado, pero Carmen lo consiguió, con tan mala suerte que al mes de contactar por correo con ellos, le detectaron un cancer terminal.

La preparación del viaje se convirtió en una carrera contrareloj. Aun así, logramos llegar a verlo con vida, por muy poco.

A mi vuelta se comenzó a analizar la posibilidad de organizar un Homenaje en su memoria. Mucha gente de acuerdo en ello, poco tiempo disponible para llevarlo a cabo.

Y surgió Fermín, "Chonfli", tuno que nunca tocó un balón de rugby pero que ¡oh! Milagros de la vida, tiene dos hijos que juegan, y no lo hacen mal. El Rugby ha protagonizado otro milagro en su persona y es que se haya vuelto un seguidor forofo. Y algo más, un incansable trabajador siempre pensando iniciativas en pro de este deporte.

Hace cuatro meses nos juntó a Yogui y a mí. Había que organizar el "Memorial Ken Going; Un All Black en el Cisneros". Y nos repartimos el trabajo. El dirigiéndonos, yo contactando con Patricia, la viuda, Yogui coordinando a los veteranos con Ballestón, que es quien nos junta en la actualidad.

Nunca había trabajado con "Chonfli", y he de decir que me ha maravillado su capacidad, su perfeccionismo y su persistencia. No sabía yo lo formativo que era el tocar la bandurria en la juventud.

He de decir que han sido unas semanas intensas, de mucho trabajo pero, tambien, de muchas satisfacciones. ¿Lo más complicado?, A Patricia le pedimos que a qué organización benéfica quería donar el importe de una rifa durante el día del evento. "Al Hospicio de Madrid".

Las vueltas que he dado buscando un centro que cumpla los propósitos de un Hospicio en Madrid no se pagan. De Cáritas al Arzobispado. De ahí a los Hermanos de San Juan de Dios. De éstos a las Hijas de la Caridad de Santa Ana. De ellas a...

Lo mejor, una monjita que, al explicarle el motivo de mi llamada y preguntarle si tenían alguna institución de este tipo en su Organización y si aceptaban donativos me contestó que "depende" (Y no era Gallega) video

"¿Depende?", contesté, "¿depende de qué?"
"Pues verá, si usted por el donativo, necesita que yo le haga una factura falsa, eso no lo puedo hacer"

¡Lo que verán estas buenas mujeres a lo largo del día!

Estaba practicamente desesperado hasta que una amiga me dió la institución, que no os facilitaré por un mero sentido de la discrección.
Se acercaba el momento, y Patricia, la viuda, llegó.Venía para 5 días y yo me había ocupado de preparar una agenda completa con comidas, cenas, celebraciones, etc. Poco me imaginaba que el volcancito de los cojones, ése que no dejó venir a 23 desde Bruselas para acudir al acto, o a Kim desde Edimburgo, o a Mario desde Copenhague, o al Marqués, desde Praga, la dejaría aquí otra semana más, con lo que conllevaba de intendencia, organización y demás. Estrés para exportar.

Sin embargo todo ha sido maravilloso.

Yo me había preocupado personalmente de contactar con viejos que hacía mucho tiempo que no veíamos pero que sabía que estaban muy unidos a Ken y a Patricia. Y tuvimos un éxito de cojones. Más de 50 jugadores nos vestimos de azul y azul. Enfrente, los Lions (Equipo de extranjeros que viven en Madrid) y Arquitectura, un clásico contra el Cisneros, 20 años despues.

El minuto de silencio que guardamos en su memoria fue emocionante.

La asistencia de gente fue masiva. Disfrutamos un montón. Patricia tambien.

Por si fuera poco seguimos imbatidos. Yo, desde que comencé a jugar con los viejos hace más de 10 años no he perdido un solo partido. Pero es que a "La Escuela" le debieron caer unos 50 puntos, y eso que siempre fuer el rival más difícil de ganar (Cuando los partidos eran "de verdad")

Carmen dice que jugué "de bailarina", porque no me vió en acción en ninguno de los dos partidos. Las fotos aquí atestiguan lo contrario ;-) (¿O es que ya me sé los atajos?)

Había comida en abundancia para todos. Era nuestro Día del Club, y el acto de homenaje se celebraba por la tarde. Asistió personal de la Embajada de Nueva Zelanda (No sé cuantos actos al año puede tener esta embajada en España), de la Universidad, de la Federación Española de Rugby, de la Madrileña...y cientos de amigos.

Me engañaron para que hiciese de traductor. Como gracias a Ken muchos de nosotros mejoramos increiblemente nuestro nivel de inglés, se notó mucho más mi falta de aptitudes para esa labor, ya que todo el mundo entendía lo que se decía, y cuando yo intentaba traducir 2 minutos de parrafada, cualquiera podía decir decenas de cosas que no había comentado.

Fue un día increible. Patricia trajo un balón firmado por todos los All Blacks, la foto que yo ví de los tres hermanos Going en sus casas, firmada y dedicada, unos libros de una edición limitada de la Federación Neozelandesa que hubo de esconder a su familia para que pudieran viajar...

A varios nos hizo llorar con sus recuerdos

Nosotros le ofrecimos nuestro Número 15 con el nombre de Ken y plantamos un árbol en nuestro recinto en su memoria.

Desde mi posición, la muchedumbre era increible.

Por supuesto, la fiesta no acabó entonces. Fotos de la época se mostraban en un carrusel en nuestra Sala de Jazz, y cerveza, mucha cerveza, y risas, muchas risas

Gracias a Dios, en el Club contamos con un montón de argentinos. Ellos se encargan de requemar la carne en la parrilla. A los vascos nos gusta en su punto...pero ponen buena voluntad ;-)

Y sobre todo, luego los que huelen a carbón quemado son ellos (Yo creo que por eso les dejamos ;-) )

sábado, 10 de abril de 2010

LA CHINITA

Mi hijo JA está incluido en un programa de la Comunidad de Madrid para niños con capacidades un poquito fuera de la media. No es ni bueno ni malo. Estos niños, a menudo, se sienten raros cuando en su clase a todo el mundo le gusta el futbol y a ellos leer.

El programa les ayuda a conocer otros niños con las mismas inquietudes, que vean que no son bichos raros porque no les guste el futbol además les ayudan a relacionarse que a menudo es un obstáculo, no para mi hijo de momento.

El programa no está orientado como en otros paises a analizarles y descubrir que si eres un fenómeno en matemáticas profundizar ahí y convertir Einsteins en serie. Más bien les instruyen acerca de otras materias no presentes en el colegio. Vamos, una gozada. Les pueden llevar al Museo Egipcio a darles unos rudimentos para que descifren jeroglíficos sencillos, o a la policia criminalística para que les enseñen a analizar huellas dactilares, en fin, cosas que no solo a estos niños, sino a cualquiera le encantaría.

JA va cada dos sábados a un instituto cerca de casa a pasar la mañana. Todos estamos encantados con la iniciativa.

No suelo hablar de mis hijos a menudo, y de este tema en concreto nunca, pero es que hoy, al ir a recogerle, he visto una niña en su clase. No tiene nada de particular si no fuera porque era una chinita adoptada. (Lo he visto cuando su mamá, caucásica de pura cepa, y su papá, idem de idem, le han recogido tambien)

Y esto me da pié a hablaros de algo que ya he comentado en este rincón anteriormente.

Cuando paseas por la China profunda, todavía, en las aldeas es muy complicado ver niñas. Ves niños, pero niñas no. En las grandes ciudades todavía, pero en cuanto te manchas un poco los zapatos de tierra, se acabó.

Esa sociedad enferma y asesina tiene asumido que las mujeres no pueden trabajar el campo (Aunque lleven el 80% de la economía familiar). Que su miseria solo puede ser heredada por un varón y que casar a la hija además, les empobrece debido a la dote. Si a esto añadimos la política del hijo único, aunque en los pueblos y si has tenido una hija primero te autoricen habitualmente a buscar el niño sin problemas, no así en las ciudades, ya tenemos todos los ingredientes para un cocido asqueroso.

Luego, todos estos hijos de puta se vuelven locos buscando burdeles en salones de peluquería, y antros infames.

Por supuesto, en las ecografías en China está absolutamente prohibido comunicar el sexo del feto, para impedir abortos indeseables. Sin embargo esto no obsta para que, una vez nacidas, una cantidad ingente de niñas sean abandonadas a la puerta de hospicios o tiradas a un río.

He hablado en varias entradas acerca de esos padres españoles que he visto en hoteles de China, terriblemente ilusionados aunque les obligaran a comprar en la tienda de la prima de la Directora del Hospicio hasta los pañales a precios de Estocolmo, para poderse llevar su chinita a tener una vida mejor.

Y hoy me he alegrado. Me he alegrado que un pais que permite esas barbaridades se haya quedado sin una niña con un talento fuera de lo común. Una niña que posiblemente ayudará a su pais de acogida mucho más de lo que este país le ha ayudado a ella (En este caso concreto)

Me he alegrado por esos padres a los que la suerte les ha hecho traerse a casa un ser humano con unas capacidades sobresalientes.

Y me he alegrado por los hijos de puta de sus padres biológicos. Que espero puedan dejar en herencia la miseria que recibieron ellos sin enterarse de lo que abandonaban, y que se jodan.

jueves, 1 de abril de 2010

UN FIN DE SEMANA EN FLANDES...CON 23

Que como dice 23, es nuestra particular feria del taponcito. Esa que estamos esperando todo el año y llega y vemos el taponcito de la botella de champán como sube...y como baja...y hasta el próximo año. Pero nos lo pasamos de miedo preparándola y recordándola.

Tenía una feria en Bruselas. La capital de esa Nación artificial llamada Bélgica, que se formó en el Siglo XIX entre gente a la que les habían dominado todos los países que imaginarse puedan y a los que solo une su gusto por la cerveza y el chocolate.

En Bélgica, o eres flamenco, o eres Valón. Pero Belga solo se es en Bruselas...y depende. Mientras vas por la circunvalación de Bruselas los letreros aparecen en flamenco ý valón. A los 3 metros de entrar en territorio flamenco, solo en este idioma. Si estás en una zona un poco limítrofe, a los dos kms aparecerán solo en Valón, o sea, como para ser un poco despistado.

23 cayó en Flandes por provocar. Un rancio español de los Tercios del Duque de Alba, de quien todos los niños se acuerdan por aquí (Aquí, cuando eres malo no viene el coco, sino el Duque de Alba. A lo mejor es por la actual Duquesa, vete tú a saber) Sin embargo aprecio su gusto por la buena cerveza.

No diré que no me ha faltado una por probar, pero si que me han faltado unas cuantas vidas para probarlas todas. Me llevó a tomar una cerveza a un bar donde presumian de tener 2204 diferentes. Y por 5 ó 6000 € de nada, estuve a punto de pedirlas todas, que a mí fanfarronadas pocas. Pero tenía que conducir a la vuelta y no era cuestión de que le quitasen unos puntos. La excusa era mostrarme la Jeanneke Pis, hermanita del más conocido varón, el Manneken Pis y que se encuentra en la puerta de la cervecería. Habeis de saber que aunque el niño meón sea el símbolo de Bruselas, los oriundos de Geraardsbergen dicen que es una copia del que ellos tienen 200 años antes que los de la Capital

El jueves y el viernes por la mañana se me fueron trabajando. Al mediodía del viernes bajé el pistón. Me llevó a tomar unas ostras y unas vieiras a una pescadería en la que han puesto una barra en la calle. Eso en España está inventado hace algunos siglos pero, en Bruselas es un invento moderno. Un blanco argentino para acompañar, no me pude quejar.

He visto pocos sitios en el mundo donde les gusten más las banderas que en cualquier sitio de Bélgica. Ellos cumplen la Ley y ponen las banderas oficiales (La de Bélgica, la de Europa, la de Flandes o Valonia, la del Municipio), y luego, decenas de banderas o de Flandes o de Valonia, para que quede claro de donde son.

23, nada más llegar a su pueblo, flamenco, tuvo que realizar unos trámites en su ayuntamiento. Allí observó como nadie parecia entenderle en Inglés. Cuando estaba hasta los huevos dijo a la amable funcionaria que le parecía imposible que en una zona en la que cualquiera hablaba 3 idiomas hubieran puesto a los más torpes en ese ayuntamiento. La Funcionaria comenzó a ponerse colorada, y en un ataque de ira le contestó, en Inglés, que por supuesto que sabía ese idioma, pero que como funcionaria flamenca tenía absolutamente prohibido hablar otro idioma que ése. Un canto al Servicio Público. Y es que los cretinos son iguales en cualquier sitio, y no estoy hablando de los funcionarios, antes de que me entre el Jevy.

En cuanto me lo contó, y aprovechando que tenía que dejar una carta en su ayuntamiento, le comencé a putear para ir donde la funcionaria a hablarle en mi macarrónico francés

"Je suis Espagnol. Je veux vivre ici. Que dois Je faire?" (Soy Español, quiero vivir aqui. ¿Qué he de hacer?)

23 acojonadito, porque me dijo que, desde que la montó el primer día ya le conocen, y que no quería que le metiese en otro compromiso.

En Bruselas hay embajadas de donde os imagineis. De los flamencos, de los Valones, pero tambien de Murcia (Y nadie les dice nada, no como a los catalanes). Yo he decidido que, así como en España el corrupto generalmente es concejal de urbanismo, en Bélgica el corrupto tiene un primo con una fábrica de banderas...o de mástiles.

23, siempre con ganas de sorprenderme, me organizó una visita al Palacio de Justicia de Bélgica, en su momento el edificio más grande del mundo. Lo insólito del caso es que organizó esa visita con guía el sábado, cuando el edificio estaba cerrado al público. El vestíbulo, con 140 metros de altura acojona un poco, pero excepto las dimensiones del mismo (14 pisos hacia arriba y 10 hacia abajo), hay pocas cosas reseñables. Lo único que esperando a 23, estuve intentando encontrar la entrada durante 20 minutos, y, de haber sido de los malos, les podría haber dejado un par de petardos en 20 o 30 sitios. La falta de seguridad en lugares emblemáticos de según qué paises da que pensar, aunque luego se vuelvan locos ante un bolígrafo metálico en el arco de seguridad del aeropuerto.

Según nos explicó el guia, el edificio tardan en limpiarlo completamente 14 años. Y por las evidencias, por donde paseamos hacía lo menos 12 que no pasaban. Eso dice poco de la tradicional fama de laboriosidad de los belgas. Le encargo al Innombrable que reclute una brigadilla y les deja esa mierda de edificio alicatado hasta el techo (140 metros) en dos patadas.

El paseo me dejó sediento, otra vez, y, despues de la cervecita, eché mano de mi socorrida habilidad para quedarme traspuesto en el palo de un gallinero 5 minutitos, que ahora dicen los médicos japoneses que es sanísimo (Como si no lo supiésemos nosotros desde hace siglos)

Por la tarde nos fuimos a Leuven, Lovaina, una ciudad preciosa, con un ayuntamiento, otra vez, con demasiados mástiles. Una de las mejores universidades técnicas del mundo y lugar donde en los años 70 los flamencos pusieron pie en pared, expulsando de la universidad a estudiantes, profesores y trabajadores francoparlantes (Y luego nos quejamos en otros sitios)

A mí las banderas me deben de dar sed, porque despues del paseo exigí mi correspondiente cerveza tostada, Chimay creo que era. Y ya veis como íbamos de contentos mi primo y yo.

Y otra vez a Bruselas a cenar en un libanés (Ya os he dicho que las dimensiones de este pais entran en el salón de mi casa, eso sí, cada 3 kms cambiamos el nombre a los sitios según estemos en zona flamenca o valona).

Lo de ver bailar la danza del vientre en Bruselas tiene su aquel despues de haber visitado según qué paises. Y sobre todo ver como a 23, esa poderosa amazona de rotundas caderas, le sacaba a mover su esqueleto para gozo de mi persona. (Que no siempre he de ser yo el que haga el ridículo)

Se nos estaba acabando el fin de semana, pero quedaba la visita a Grimbergen, cuna de esa cerveza de abadía que, por sí sola, vale una visita a Bélgica (Sea zona flamenca o Valona, aclaro)

Entre la variedad ofrecida opté por una "Optimo Bruno" de 10º, solo para "personas sibaritas que saben disfrutar de la vida" como decía la descripción de la carta de cervezas.

Y es que como dice Yogui, solo los que sabemos disfrutar de la vida viajamos. Los demás simplemente se desplazan.
Y ya estamos preparando la "Feria del Taponcito 2011"