miércoles, 6 de agosto de 2008

BAY OF ISLANDS, MAROMAKU VALLEY, WHANGAREI.....KEN, PATRICIA Y KERYN GOING

Estábamos intentando comunicarnos con Keryn y Patricia desde hacía un par de días, pero no teníamos éxito..Volábamos desde la isla Sur a Auckland. Habíamos quedado en que el lunes nos veríamos para ir hacia el Norte, a Whangarei, donde nos esperaba el abuelo y Patricia.
El Aeropuerto de Auckland no es el JFK de Nueva York, pero lo que no me esperaba es que Keryn se tirase toda la tarde con su marido Lyndon, buscando a Kikas por el Aeropuerto (Sí, como buscando a Wally) despues de 15 años sin vernos. Y lo hizo. Ni sabía desde donde llegaba, ni a qué hora aterrizaba. Por supuesto, no nos encontró.
Llegamos preocupados al Hotel. No sabíamos nada. Allí nos encontramos dos correos electrónicos. Uno de cada miembro (o miembra) de la familia Going. Por fín tenía el móvil de Keryn. Le llamé y pudimos quedar para el día siguiente. Nos acompañaba a Paihia, donde estaban sus padres. Quedamos a las 9 en el hotel para recoger el coche y salir zumbando.

Había alquilado desde España una Autocaravana a la que solo le faltaba lavavajillas. Tenía de todo. Keryn se retrasaba y a mi me venían a buscar para recoger el coche. Quedamos en que Carmen esperase a Keryn y Lyndon, su marido y viniesen a la compañía de alquiler en su coche.
Me estaban enseñando la Autocaravana cuando, de repente, me da por preguntar....¿De cuantas plazas es? "Dos, por supuesto, me contestaron" ¡No me lo podía creer! Hacía mas de un mes que la tenía alquilada y ahora no me servía. Necesitaba tres plazas para ir con Keryn a ver a sus padres. Me puse serio y accedieron cambiarme la autocaravana por lo que tuviesen. Tenía prisa y no podía esperar. Me encontraron un coche más viejo.

Aparecieron Keryn con su marido y Carmen. Dios, tenía la misma cara que hace quince años...pero era una mujer. Nos abrazamos como si nos hubiésemos despedido el día enterior. La conversación fluía rápido. Todavía recordaba algo de castellano. Metimos un poco de prisa a los del coche y nos facilitaron las llaves.
Las chicas no habían desayunado. Ya no solo estaba con una chica...estaba con dos, o sea que Lyndon y yo comenzamos a vagar por Auckland buscando un sitio para poder desayunar. En un país que madruga, buscar un sitio para desayunar a eso de las 10,30, no es cosa fácil. Si además, no les gustaba los pocos que veíamos...pues eso, eran las 12 y estábamos comiendo en un sitio de comida rápida. Lyndon tenía que trabajar por la tarde en Hamilton, a una horita y media, con lo que comenzó a impacientarse. Keryn, ¡Menudo caracter! Al pobre chico le abroncó de mala manera. Me lo tomé a coña y le dije que delante mío, broncas, las mínimas, jajaja. Ken en particular, y la familia Going en general, habían decidido que éramos unos huéspedes especiales y todo lo que no fuera hacer lo que nosotros quisiésemos o hacernos sentir en la Gloria era motivo de bronca al incauto responsable.

Salimos hacia Bay of Islands ¡Menuda carretera! curvas, cuestas, obras. Eran solo unos 200 kms, pero se me hicieron eternos. Keryn iba sentada al lado mío. Yo he conducido mucho en Inglaterra por la izquierda, pero hacía tiempo. No llevaba mal lo de ir por el otro lado. Lo que llevaba mal es que, cada vez que quería darle al intermitente, le daba al limpiaparabrisas, y ella se desesperaba. ¡Indicator! ¡Indicator! decía, jajaja

Comenzaron a llamarla al móvil. Cada 20 minutos a ver donde estábamos. Ahí me enteré que Ken, un caracter, había decidido que, si no podía venir él a buscarnos, nos mandaba a Keryn, pero la Familia Going, representada, no fuese que incluso con el GPS, nos perdiésemos. Querían hacernos sentir el agradecimiento por visitarles.

Por fin, nos estaban esperando en la carretera. No querían alejarse más hacia el Norte. Keryn y Patricia me habían comentado que Ken estaba muy excitado ante la visita. No podía esperar más. Habían venido a nuestro encuentro. Paramos en el arcén. Salió Patricia. Estaba igual, con el pelo blanco. Carmen y ella se abrazaron. Salí del coche, nos abrazamos y nos besamos.

Y salió el Abuelo del coche. Nos fundimos en un abrazo. No había pasado el tiempo. El cabrón era duro. Quería demostrar que dominaba la situación. Un cáncer terminal, pero mandaba él. Tenía buen aspecto y mantenía la voz fuerte. Al separarnos del abrazo, las tres chicas estaban llorando.

La vida es jodida. Hace que vivas momentos de una alegría intensa, sabiendo que, en poco tiempo, la tristeza será desgarradora. No estaba dispuesto a permitir el pasarnos dos días tirando de pañuelo y tuve una de mis salidas, no sé si ocurrente, pero desdramatizó la situación. La gente soltó una carcajada. Lágrimas, en estos días, las mínimas.

Ken había dispuesto que ese día cenásemos en casa de su hermano Brian, en la Bay of Islands, la playa de Paihia. Me preguntó si quería salir en barco a pescar. Le comenté que lo que le apeteciese pero, que preferíamos estar tranquilos con ellos hablando de los viejos tiempos. No creía que tanta actividad le viniese bien. El, de todos modos, estaba empeñado en demostrar que no pasaba nada. Que el cáncer era un molesto compañero de viaje sin demasiada importancia. Patricia me lo dijo en un aparte. Quería que esos dos días fuesen inolvidables para nosotros...y para su familia. Un regalo que nos hacía a todos, quizás, el último.

Les acompañamos a casa del hermano de Ken.

Brian es otro internacional Maorí. Jugaba de apertura. El único de los tres hermanos, faltaba Sid, que no fue All Black. Está casado con Frances, una mujer simpatiquísima, y una cocinera excepcional. La casa de Brian era una maravilla situada justo enfrente de la bahía con unas vistas impresionantes. Me recordó a la casa que el Peke, de quien he hablado en alguna otra ocasión, tiene en el Paseo de la Concha de San Sebastian. Le había dicho a Patricia que nos reservasen hotel por los alrededores. Para variar, no me hicieron ni caso. Nos habilitaron el apartamento del que Ken y Patricia disfrutaban cuando iban a visitar a su hermano. No nos sentó bien, pero era una decisión firme. Nada había que hacer. Ken decidía esos dos días por todos nosotros.

Estuvimos hablando un buen rato. Ya que decidí no salir a pescar (En una foto se ve el barco de Brian), Ken nos insistió para que Keryn nos enseñase los alrededores. Querían darnos una sorpresa con la cena. Los paisajes son bellísimos. A poca distancia está Waitangi, el lugar donde se firmó el tratado en virtud del cual se fundó Nueva Zelanda y los Maories pasarón a ser subditos británicos. Keryn nos aclaró que, la traducción del tratado al maorí se hizo de tal modo que los jefes Maoris fueron engañados. Sin embargo, 150 años despues, es un pais que funciona y cuya gente, además de estar muy mezclada, está integrada. Legalmente, para ser Maorí, minoría que tiene su propia representación en el Parlamento, has de tener un 25% de sangre Maorí. La madre de Ken era Maorí, y dos abuelos de Patricia eran maoríes. Ambos se sienten orgullosos de sus orígenes. Si os fijais, Mendel, con sus leyes, saca los trapos sucios de todas las familias. Mientras Sid y Brian tienen el aspecto británico de su padre, Ken sale a madre. Se observa en una foto de los tres vestidos de internacional maorí.

En Waitangi, asimismo, observamos una reproducción de una de las 12 canoas en la que los maories llegaron a Aotearoa hará unos 800 años. Parece increible que cruzaran el Pacífico en eso, pero tiene una capacidad para 150 remeros.

Tambien vimos las Haruru Falls, unas cascadas preciosas. En fin, hicimos el tiempo necesario para llegar a mesa puesta.

Los Going son creyentes mormones y muy religiosos. Por tanto tienen prohibido el alcohol. Antes de llegar compré un par de botellas de zumo de uva espumoso, que es como ellos celebran sus acontecimientos, (Y una botellita de blanco Neozelandés para Carmen y para mi ) ;-) .

Nos los encontramos acabando de preparar la cena. Keryn nos había comentado que la crema de mejillones de Frances, era famosa. Pronto descubriríamos por qué. Querían agasajarnos y lo consiguieron. Un banquete que ni en Navidad. Cocktail de gambas, con más gambas que cocktail, o sea, al revés que en todo el mundo. La famosa crema de mejillones que estaba....deliciosa (repetí varias veces ante la satisfacción de la cocinera), asado, fruta, helado, en fin, me faltó un whisky por decir que me faltó algo.

Entregué a Ken el detalle que el club de Rugby me había dado para él. En ese momento, me sentí torpe. Con la excitación se nos había olvidado un regalo para Patricia.

Patricia tenía un album de fotos de los cuatro años que pasaron en España. Estuvimos repasando las fotos y riéndonos que no os podeis imaginar. Actualmente, con las fotos digitales, es fácil tener copias. Casi todas las fotos que vi era la primera vez que las observaba. ¡Qué cantidad de recuerdos!

Yogui con una mata de pelo que para sí la querrían sus hijas. El 23, en un baile de disfraces vestido de insecto, que mi decencia y urbanidad me impiden detallar más, campeonatos de España de Rugby, cumpleaños míos celebrados en su casa, un montón de gente a los que tuve que poner nombre, el innombrable, saliéndosele las lorzas por debajo de una camiseta que ponia "Ante todo....mucha calma", miles de fotos del primer equipo (Todos con muchíiiiiisimo pelo), todas las novias que en el mundo han sido.... Lo mejor, Patricia había grabado un CD con estas fotos. He de poner música española en el mismo para mandárselo. MMM, os tengo en mis manos, que todos, teneis unas pintas....

Ken nos agradeció la visita antes de comenzar a cenar. Nos dijo lo que significaba para todos ellos y, en especial para él, este viaje. Contesté que era una deuda pendiente, no solo con ellos sino, con nosotros mismos. Ellos nos trasladaron el amor por su país hacía demasiado tiempo, y debíamos de corresponder.

Brian bendijo la mesa y....¡Al ataque!

Recuerdo la cena. Muchísima alegria, hablando de España, de anécdotas de ellos, de anécdotas de la gente que conocieron. Trasladé los recuerdos de todo el mundo que habló conmigo antes de ir y, por supuesto, de todos aquellos que sé que les querían. Nos reimos mucho, mucho.

Al acabar la cena, hablamos de toros, por supuesto de Rugby. La semana siguiente se jugaba el Australia-Nueva Zelanda del Torneo de las tres naciones, y el pais estaba levantado en armas. Por supuesto hablamos mucho de Rugby.

Brian preguntó si queríamos ver un reportaje de la Tv acerca de los tres hermanos Going. Había que decir que sí. ¡Qué pasada de jugadas! La triple tijera ejecutada catorce veces seguidas sin que un solo contrario oliese a ninguno de los tres hermanos. Nos reimos mucho con las entrevistas. Barry John, el apertura Galés, para mí uno de los mejores jugadores de la Historia, diciendo que no era nadie al Lado de Sid Going. Para un amante del Rugby, os podeis imaginar la sensación de estar compartiendo velada, no solo con los amigos, sino con los mitos.

Para los que no esteis enterados, los tres hermanos Going son una leyenda del Rugby en Nueva Zelanda. Los tres han escrito algunas de las páginas más hermosas del Rugby maorí y Neozelandes. Uno de sus sobrinos, el hijo de una hermana, ya es All Black. Los Going, otra vez.

Ken estuvo muy animado, Patricia disfrutó muchísimo, y Keryn. Brian y Frances demostraron ser unos anfitriones estupendos, además de unas personas encantadoras. Cuando ya no podíamos más, nos fuimos a la cama. Al día siguiente Ken quería enseñarnos su granja, el Valle donde nació, todos los paisajes de su infancia, en fin, un plato realmente fuerte. Al abuelo se le notaba que quería despedirse por todo lo alto.

Patricia nos lo comentó. Era como la película de Morgan Freeman y Jack Nicholson, donde, ante un cancer terminal, elaboran una lista de lo que han de hacer antes de morir. Patricia nos decía que iban tachando cosas y que, nuestra visita era una de las últimas pendientes de la lista. La última, era pasar las Navidades en familia.

Al día siguiente el Abuelo se levantó un poco más cansado. Pero quería dejar claro que dirigía la operación. Fuimos a su granja a una media hora en coche. Maromaku Valley. Ken tiene unas 200 Hectareas donde cria vacas para carne. A su primera mujer le dejó la propiedad grande. Esas hectareas multiplicadas por no sé cuanto.

El padre de Ken tuvo 12 hijos de dos mujeres, los hermanos son prolíficos. Todos tienen granjas en el valle. Es la pesadilla para cualquier cartero nuevo, al leer "Granja Going" ¡Te puedes morir! ¡Todas las granjas eran Going!
Llegamos a la granja, que habia levantado él con sus manos. Una bonita casa de madera a mitad de ladera. Un paisaje idílico, como veis. Nos estuvo hablando de su niñez, de sus recuerdos. Patricia quería acabar de digitalizar las fotos para que me llevase el Cd completo. Ken comenzó a cansarse. Aparecía desmejorado pero luchaba por aparentar que nada pasaba. A mí me ocurre en los viajes para cerrar operaciones importantes. Puedo estar durmiendo 3 horas 15 días seguidos. La adrenalina me mantiene despierto. Al cerrar el trato, duermo más de 24 horas seguidas. Me daba que algo parecido había comenzado a pasarle. Una vez conseguido el objetivo de vernos y de que le encontrásemos bien, el cuerpo comenzaba a resentirse.

Este cabrón quiso enseñarnos ABSOLUTAMENTE todo, y nos llevó hasta a ver el sitio donde había encargado que le enterrasen. El corazón se nos encogió. Ibamos en dos coches. Conducía y llevábamos a Patricia. Keryn y él iban en el otro (Quizás quería tambien charlar con Keryn a solas). No pudimos controlar las lágrimas, por mucho que intenté evitarlo. Según Patricia, quería enseñarnos TODO, y , de este modo, agradecernos la visita. La verdad, fue un trago, pero emocionante, mucho.

Como el cementerio estaba en las tierras de su familia, por supuesto, tenía enchufe para escoger el sitio, como nos remarcó Patricia.

Nos quiso invitar a comer a su restaurante favorito en Whangarei. Whangarei es la ciudad más importante de la comarca. El restaurante estaba en el muelle. Conduje hasta allí sin poder evitar las lágrimas. Le veíamos notablemente más desmejorado que el día anterior. Yo me lo imaginaba. El cuerpo aguanta hasta que llegas. Una vez pasado el choque, es como si te relajases.

La comida fue super emotiva. Sabíamos todos que estábamos agotando nuestras últimas horas, y eso flotaba en el ambiente. A la hora de pagar, intenté hacer el truco del almendruco. Antes de acabar dije que me iba al baño. En cuanto vió que me dirigía a la caja, se levantó de la mesa. Yo no sé como me alcanzó y, de muy malos modos (Entrañable el viejo), me dijo algo así como que me fuese con las mujeres. (Le faltó decirme que ése era mi sitio natural) No discutí. Con un cancer terminal y dos tumores que cada uno podía pesar más de 4 kilos (Ni os los imaginais), era capaz de placarme y tirarme al suelo, y yo quería acabar mi viaje por Nueva Zelanda ;-) .

Acabamos de comer y dimos un paseo. Estaba nervioso porque habíamos de llevar a Keryn a Hamilton. Un duro el Abuelo. Un duro de 4 pesetas. Estaba emocionado. Todos lo notábamos, pero no quería demostrarlo.
Nos obligó a quedarnos a dormir en casa de Keryn. Antes de irnos nos obligó a decir que nos quedaríamos. Así se las gastaba.

Nos abrazamos sabiendo que era el último abrazo. Le dije "cuídate". No le dije adios (Luego Patricia me agradeció la omisión). Nos metimos Carmen, Keryn y yo en el coche. Cerramos las puertas, arranqué y lloramos amargamente. Posteriormente Patricia me comentó que a ellos les pasó lo mismo.

LLegamos de noche a Hamilton. Keryn me estuvo hablando de gente que recordaba y a la que le gustaría volver a localizar. Le enseñé a utilizar el Skype con mi crédito y llamamos a Tendillo. Se emocionaron.
Hoy, 15 días despues, he recibido una llamada de teléfono. Era de Nueva Zelanda. Keryn.

Kenneth Tautohe Going, leyenda del Rugby, persona ejemplar pero, sobre todo, un amigo, ha fallecido a las 12,35 Am, hora local en su granja de Maromaku Valley, rodeado de su mujer, su hermano Brian y varios de sus hijos. Siendo consciente que se moría y que lo hacía rodeado de sus seres más queridos. He de agradecer que haya sido la primera persona, fuera de la familia, en recibir esa llamada telefónica, media hora despues de su muerte.
Estoy muy triste, pero a la vez alegre. Alegre por haber llegado a tiempo de devolver minimamente el cariño que sembró y la generosidad que demostró, y de haber podido hacer 20.000 kms para despedir a un amigo y que él lo viese.
Patricia me ha comentado que desde que nos fuimos se apagó. Era un hito más a cumplir. No podíamos verle fracasar ( competitivo hasta el final), y al irnos se cansó de luchar.

Nunca podrá tachar la última línea de su lista...No vivió la Navidad

Para los que quieran ver su trayectoria


Voy a traducir esta entrada al Inglés. Patricia y Keryn me leen, pero no llegan a entenderlo todo. Si vais a dejar algún comentario y, os sentís capaces, dejadlo tambien en Inglés. A ellas les gustará.

Descanse en Paz
PD: Os dejo Noticias en medios de todo el mundo acerca de su fallecimiento:

49 comentarios:

Angel Rubio dijo...

Acosado de nuevo por el insomnio, había entrado en tu ciberdiario con la intención de contar otra chorrada. Y me dabas pie con la infame fiesta de disfraces, probablemente uno de los episodios más vergonzantes de mi existencia, que creía ya olvidado y enterrado para siempre. Siempre estuve dispuesto a jurar y perjurar, incluso ante un tribunal, que aquello nunca ocurrió. Y mira donde, en una granja perdida en los montes de Nueva Zelanda, en el otro extremo del mundo, aparece un testimonio gráfico. Mi pasado me persigue.

Pero el final de la entrada me deja sin gana de hacer chistes.

Dices que Ken se ha muerto y me cuesta creerlo. Y me cuesta creerlo porque dicen que uno se muere cuando no queda nadie para recordarle. Si eso es verdad, al Abuelo Going le quedan una pila de años.

No se bien que decir. En cierto modo sabía que algo así iba a ocurrir. Que después de tu visita no iba a durar mucho. Y sin embargo, no puedo evitar la sorpresa. ¿Tan pronto?.

Al recibir la noticia, cerré los ojos intentando orar. Sin éxito. Me vienen a la cabeza, tonterías. Cosas sin importancia. Como cuando explicó como haría él para defenderse en caso de que le atracaran en un cajero automático. "Te giras despacito enseñando las manos y cuando se descuide le das un pisotón en el tobillo y luego un puñetazo". Sin duda, a él, le funcionaría la técnica mejor que a mí. O cómo regañó fieramente a alguien que estaba destrozando algo en la calle (me imagino el pánico del interfecto). Sus gritos desde el banquillo, con el mismo entusiasmo en División de Honor que en Segunda Universitaria. Su sonrisa, llena de dientes, uno era dorado. Sus manos, que parecían un muestrario de... También que jugó un partido de veteranos, lo que dió a alguno la oportunidad de tenerlo que placar: duro, ¿eh?. Y eso que le dolían las rodillas.

Me queda también su filosofía de que la repetición hace la habilidad. Mucha gente pareció cansarse de que el equipo no avanzaba mientras que él se dedicaba "a hacer juegos" insistiendo en pequeños detalles. Obligaba a repetir los ejercicios una y otra vez hasta que los jugadores los podían hacer (a veces literalmente) con los ojos cerrados. Y si alguno fallaba, el equipo entero hacía diez fondos.

Esto he visto yo, al cerrar los ojos.

En la catedral de San Miguel, en la capital de Europa, arderá mañana una vela en recuerdo de Ken Going.

Es mi costumbre.

Marqués dijo...

Kikas, en este momento estoy en la habitación de mi hotel en un caluroso como un horno Fenix Arizona. Y estoy llorando.
Espero y deseo de corazón que consiguieses transmitir a Ken todo el cariño, aprecio y deudas personales de reconocimiento que todos los que lo conocimos en sus años en Madrid mantenemos hacia él.
Era un hombre, todo un señor, muy especial. Muchas gracias por tu viaje y por llevarle nuestra energía en sus últimos días.
Descanse en paz.

Kikas dijo...

Hola Rubio;
Tenía grandes planes para esa foto, al Abuelo seguramente le gustará que los mantenga.
Recuerda que Patricia quiere que grabes la canción del Austriaco Felice para el DVD de las fotos, y en concreto para el apartado de esa fiesta.
Sí, tan pronto. Carmen y yo lo comentamos al despedirnos de Keryn. Ella estaba convencida de que llegaba hasta Navidad porque el año que viene se va con Lyndon a Australia. Yo le di a Carmen un mes. Han sido 15 días.
El cabrón del Abuelo ha pretendido jugar su último partido como en sus mejores momentos. Lo planteó como el deportista que era. Una vez que había conseguido demostrar a todo el mundo que llegaba a vernos, decidió que había ganado, sabiendo que debía de estar muerto desde hacía 4 meses. Los médicos le llamaban el hombre milagro, como me dijo Patricia. Ni te imaginas los dos tumores como eran, Rubio, como mis muslos, y no me quiero poner dramático.
Lo único que he pretendido con esta entrada ha sido rendirle un pequeño homenaje. Créeme, tenía otros planes para la misma. Se ve que el Abuelo ha seguido decidiendo por nosotros, aun despues de habernos ido.
Esa llama desde Bruselas llegará muy lejos, Rubio, sé que llegará al cielo.

Kikas dijo...

Marqués, un abrazo. Seguramente te pediré que traduzcas esta entrada y sus comentarios para enviárselos a Patricia. He decidido que, si quiero que sientan lo que escribimos, que se exprese con tu inglés académico. El mío, ya sabeis todos, en Nueva Zelanda, no me sirvió para nada.

Miki dijo...

Creo que no podía haber escogido peor momento para visitar tu blog.

Descanse en paz, Ken

Un abrazo a todos, Miki.

PD. Cuando llegue a casa, buscaré entre las fotos, según recuerdo tengo una con Ken y Patricia; la digitalizaré por si quieres mandársela; aunque creo que no me recordará, pues ya conoces de mis habilidades con el balón ovalado, le puedes decir que era el jefe de la tuna en aquella época... :)

Kikas dijo...

Miki, te sorprenderías.
En ese CD que me he traido hay varias fotos tuyas. Patricia se acordaba perfectamente de casi todos, aunque fallaba en algún nombre. Recordarás que Ken tocaba la guitarra. Y recuerdo que estuvimos hablando en algún momento especificamente de ti, con esa sonrisa que te caracterizaba con el laud en la mano ;-)
Mándame esa foto.
Un abrazo

Kikas dijo...

Miki, Ken y su familia eran del colegio. Se acordaban de toda la gente del Rugby, pero tambien de todos los demás.
Gracias a sus méritos en su relacción con todo el mundo, te recuerdo que le hicieron Colegial del Cisneros, cosa que llevaba con orgullo y entendiendo que era un honor, así me lo volvió a decir repasando las fotos de aquel día en Paihia. Que yo recuerde, aunque a lo mejor me olvido de alguien del primer equipo, junto con Antonio Mourelos son las únicas becas que se han dado en mi estancia en el Colegio sin motivos protocolarios y sin cumplir las condiciones requeridas para ello.
O sea que, aunque tus aptitudes para el juego inventado por William Webb Ellis en la ciudad de Rugby, fuesen cercanas a cero, se acordaban de ti y de lo que hacias, así como de otros muchos. Su colección de fotos es la colección de fotos más amplia de gente del colegio que he visto en toda mi vida, y están todos, todos. (A lo mejor porque Patricia tenía cámara y al Telekito le gustaban los claroscuros del Parque del Oeste)
A alguno me fue difícil incluso ponerle nombre, y recordareis que, siendo viejo, era inflexible con el conocimiento del nombre y de los dos apellidos (¿Qué pasa? ¿Que no tienes madre?) ;-)

Angel Rubio dijo...

Creo que también recibieron la beca Michi (no confundir con Mizzi aunque se pronuncia casi igual) y Méndez, ambas por el rugby como el caso de Ken. Fueron otorgadas en sesión ordinaria por la Asamblea de Colegiales (que incluía actuales y antiguos). La de Méndez se retrasó un año porque uno de los antiguos (no recuerdo su nombre pero sí que era censor del Tribunal de Cuentas y un poco tiquismiquis) protestó por no haberse incluido, por error del secretario, su nombramiento en el orden del día. Al año siguiente, si se incluyó y el censor se sintió obligado a decir que esta vez sí se habían hecho las cosas bien. El presidente, aliviado y con su característico acento granadino contestó: "Pues si Fulano dice que está bien, es que tiene que estar de puta madre. Aprobado por aclamación".

La circunstancia de su no exclusividad no resta méritos al nombramiento, merecidísimo, de Ken Going como Colegial de Honor del Cisneros. En realidad, el honor es nuestro.

Kikas dijo...

Michi es primo segundo de mi mujer....sé quien es. Con respecto a la concesión, yo estaba a punto de casarme, ya no vivía en el colegio desde hacia un par de meses. No lo recuerdo (Casi no salgo ni para casarme)
¿Quién cojones era el presidente?

El 23 dijo...

No está aforado pero podría ser mi padre así que con mucho respeto de doy algunas pistas. Doble apellido compuesto, alto cargo de Telefónica, casado con una navarra y ya quisiera más de algún chistoso profesional contar los chistes como él. Sus chistes favoritos, los de motrileños, porque decía que "eso de que los de Lepe son brutos es una colonización de los socialistas, porque los que son brutos, pero brutos de verdad son los de Motril". Se hacía preparar por su tocayo una caja de cava cada vez que iba a una fiesta del Colegio y fue presidente de la Asociación de Antiguos Colegiales muchos, si no todos, los años que estuviste en el Colegio. ¿Acaso no era granadino, o su acento no era típico granadino y por eso, te he despistado? Porque yo juraría que era de Granada.

Kikas dijo...

Tenia la cabeza a muchos kms, 23.
Te pillé, ¿y no daba una lección magistral acerca del movimiento armónico simple, o algo así, tomando como ejemplo aquello que te cuelga , a ti mas que a los demas?
En qué cojones estaria yo pensando!!!

xabito dijo...

La familia cisneriana está de luto, siempre tuve y tendré presente a tan entrañable amigo, mi más sentido pésame a la familia Going, y que la religión nos ayude a todos a sobrellevar estos duros momentos.

Kikas dijo...

Xabito, gracias por tus palabras. Se las haré llegar a Patricia y Keryn.
Traje un montón de fotos del otro lado del mundo donde estás tú y María...a ver como hacemos
Un abrazo

Kikas dijo...

Estoy recibiendo muchos correos electrónicos privados a cuenta de esta entrada. Dado que quiero mandarsselo todo a la familia, con el permiso de todos y evitando la identificación, iré cortando y pegando todos ellos
Perdón por este exceso de confianza que me parece tiene un bonito propósito.

Anónimo dijo...

Gracias por la noticia Kikas.
A.T.

Anónimo dijo...

Joder, valla palo.

SIN PALABRAS!!!!!!!

UN ABRAZO KEN.
J.B.

Anónimo dijo...

Era una gran persona y gran hombre. Una verdadera lastima.

S.C.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Kikas. Triste noticia. K

Anónimo dijo...

Hola Kikás:

Muchas gracias por la información. Me ha impactado la noticia, más aún al leer el relato de tu visita.

Un abrazo
A.M.

Anónimo dijo...

Hola a todos. Desde luego Kikás, has sido un gran embajador Cisneriano, no podìa ser menos. Por todo lo que comentas y nos has mostrado, gracias a todo ello, creo tener la sensación que todos nos hemos quitado una sensación de impotencia que teníamos al pensar que no fueramos a volver a ver a este gran hombre y su familia, que tan importante ha sido siempre para él y me repito, gracias a todo ello, es cómo si todos hubiésemos estado allí. Gracias Kikás y un abrazo a todo el Cisneros, ahora más que nunca Ken seguirá estando con nosotros. Por cierto, ando por aquí en México, 'chambeando' cómo dicen por aquí, al lado del Baby por cierto ( déjate ver cabrón, aunque sea por Ken y nos echamos unas chelas a su salud), en Playa del Carmen, Riviera Maya, así que si alguien viene por aquí, que no dude en contactar conmigo por si necesita algo. De nuevo, abrazos a todos.
J.M.

Anónimo dijo...

Kikas muchas gracias por mantenerme al tanto, enviaré un correo a la familia.
D

Anónimo dijo...

Me impresiono a mi mismo.

Llevo dos días llorando delante de una puta máquina infernal (como siempre les hemos llamado a los ordenadores la gente de bien).
Ha muerto gente de mi familia y no he llorado tanto... francamente, no se que me pasa.
Reflexiono ahora sobre ello, y creo que se ha marchado una parte de mi más importante que yo, algo que no se ve, no se toca, y es imposible de describir con palabras por mucho que las pienses.

Pero lo pienso más serenamente y me doy cuenta de todo lo contrario. Somos lo que somos y es cuestión de tiempo.... pero con cada uno de nosotros nace, muere y renace lo que todos los que somos sabemos, y nadie nos lo ha contado... ¡Nos lo han enseñado con su ejemplo! Como Ken, como Maíto, como Mourelos, como Agustín, como Tantos........... ¡VIVA EL RUGBY, VIVA EL CISNEROS!
D.

Anónimo dijo...

Poco queda por decir. KIkas, le has echado un par y eso te honra. Has conseguido hacer mas llevadero este trance a Ken y a los suyos y a nosotros (a mi) nos has recordado y hecho sentir muchas cosas. Quizas las mas importantes tengan que ver con el orgullo: el del abuelo, que se ha portado como el senor que es hasta el final; el tuyo y el de Carmen, que habeis cumplido como excepcionales embajadores; el de Colegial, que a pesar de la vida y sus avatares y de mi mismo, ha saltado dentro de mi como un resorte y me ha nublado los ojos varias veces leyendo vuestros correos; el de rugbilari (en mi caso mas bien de aficionado), que ya casi olvide con el paso del tiempo; en fin, el de saber que estais ahi. Gracias por recordarme que aun merece la pena todo esto y solo una aportacion: por lo que leo en tu blog (xxx, leelo que es bueno, de verdad) parece que Ken y su familia son religiosos. No se que os pareceria decirle una misa a la vuelta del verano, en septiembre. Kikas si os parece bien, me encargo. Un abrazo..
J.M.

Kikas dijo...

Tenia un cancer de pancreas diagnosticado en febrero.El cabrón aguantó hasta que nos vio a Carmen y a mi, hace hoy dos semanas. Una vez nos despedimos cayó en picado
Así era este hombre, cabezón, pero encantador
un abrazo, A.T.
Kikas

Kikas dijo...

De nada k , espero que sigamos en contacto;
Patricia y él nos comentaron a Carmen y a mi que ultimamente habían hablado por teléfono contigo y tu mujer
Espero que las próximas comunicaciones entre nosotros sean más alegres
Un abrazo
Kikas

Kikas dijo...

Créeme J.m., Verle fue un auténtico placer, y mi única preocupación fue trasmitirle todo el cariño, no que yo le tenía, sino que todos le teníamos. Por supuesto hice mención del correo que me enviaste poco antes de marchar
Un abrazo
Kikas

Kikas dijo...

Un abrazo, D.
Estaria bien, que, cuando andes mejor, eso se lo escribas a Patricia. Lo agradecerá.
Ni te imaginas la cantidad de fotos que tengo de ti, que alguien tenía a 20.000 kms de distancia y las guardaba con cariño
Kikas

Kikas dijo...

Bueno J.M, ellos son mormones, y muy religiosos, sí. Sus hermanos Sid y Brian estuvieron haciendo el año o los dos años de misioneros que veis habitualmente. Dos tipos rubios con camisa blanca y una biblia de puerta en puerta. Les tocó Canadá. El abuelo tuvo dispensa para encargarse de la granja. La bendición de la mesa durante la cena en Paihia no la recordaba haber visto nunca con tanta devoción. No sé lo de una misa católica como lo llevarían, entre nosotros.
Lo que sí voy a hacer es traducir estos correos que estoy recibiendo (A alguno le contesto en privado, a otros no) y mandárselos. Así como los comentarios en el blog. Ya les traduje todos los que recibí previamente a mi partida así como los mensajes de ánimo que me dejasteis en la web.
A ellas les ayudaría recibir correos vuestros, y creedme, se acuerdan de todos vosotros, de vuestras mujeres, antes novias, de lo que haciais. En fin, creo que lo he dicho ya pero, me he traido la colección de fotos del colegio del año 90 al 94 más extensa que creo que pueda existir, y no era la primera vez que la veían cuando repasamos el album en NZ.
Bueno, chicos, gracias por vuestros correos. Solo quise informaros y decir que trasladamos, lo mejor que pudimos, el cariño de todos vosotros
Un abrazo
Kikas

Anónimo dijo...

No os podéis imaginar la tristeza que me ha abordado y los lloros que me estoy pegando. El abuelo era muy duro como bien dice Kikas. Estas son las personas que con el paso de los años te dejan huella y a mí me la dejó cuando, sin imaginármelo, estoy sientiendo tanto su partida.
Un abrazo a todos desde México.
B

Anónimo dijo...

Gracias Kikas, por hacerme llorar tanto y tan bien.
Un abrazo fuerte.
D.

Kikas dijo...

D., no fue mi intención hacerte llorar. Solo que supieses que nos hizo felices y, que yo creo que él tambien lo fue.
Hablamos mucho de ti en NZ ¿Te pitaron los oidos? Tengo demasiadas fotos tuyas para que te las pueda dar gratis..algo habrás de hacer a cambio
¿Has violado tu codigo ético y has entrado en la web? Puede ser la entrada que más me ha costado escribir y a la que más vueltas le he dado. Quería que reflejase mis, nuestros sentimientos, que sé que todos compartimos.
Un abrazo D. No sabes, en momentos como este, como me enorgullezco de teneros a muchos de vosotros como amigos y, si te gustó el relato, tambien me alegra
Kikas

Anónimo dijo...

Gracias Kikas por esta lección de cariño hacia una persona. Estas son las cosas que marcan la vida de una persona. Tengo la intención de hacer llegar a los chicos de la escuela de rugby un pequeño librillo que relate a modo de cuento la trayectoria de un hombre que dejo huella en los corazones de un grupo de jugadores universitarios de rugby del Colegio Cisneros, "El abuelo Ken". Un abrazo.
F.

Kikas dijo...

Gracias F., tambien por hacer que los más pequeños, aunque no le conocieron, aprendan tambien de él
Por favor, resérvame un ejemplar, y otros dos para mandárselos a Patricia y Keryn

Anónimo dijo...

kikas y todos. Para mi y para el cisneros fue una aportacion impagable la de este hombre en lo humano y en lo rugbistico. no creo pder aoportar mas a lo dicho.pero creo que de algun modo debemos juntarnos y recordarlo. Partido de viejas glorias o una misa o lo que sea. Creo que debemos hacerlo.Un abrazo. Kikas muchas gracias.
J.

Kikas dijo...

J., sabes que no frecuento según qué clubes que tienen que ver con el más allá pero, por supuesto, y así como atendí con enorme respeto la bendición que de la cena hicieron en NZ, tendré mucho gusto en asistir a una misa y en decir a Patricia que lo hicimos.
Creo que deberíamos hacerlo a nivel de club pero las cosas son lentas si no las mueve alguien. Hablamos en septiembre pero, que no se nos olvide

Anónimo dijo...

Un fuerte abrazo para todos los amigos de Ken, por lo que he leído os podéis considerar afortunados.

Juan, un abrazo especial para tí.

Kikas dijo...

Rubio, Keryn me acaba de llamar.Ken, antes de morir, encargó que ella hablase en su despedida. Ha estado leyendo el blog. Queria que le tradujese. Mañana, tus palabras se escucharán en el funeral
Un abrazo, amigo

Angel Rubio dijo...

Lo que me faltaba. Que ando como la Zarzamora, llora que llora, por los rincones.

Joder la pechada a llorar que me estoy dando.

Y a ver como traduces lo del muestrario...

Jodeeeeer.

Kikas dijo...

Angel, es lo que tiene escribir desde el corazón. Que lo que escribes es auténtico y..bueno...incluso con poco conocimiento del idioma, es fácil identificar donde está la bonhomía.
El cabrón del abuelo tenía todo absolutamente planeado. Incluso quien debía hablar en su funeral...y acerca de qué. Por lo menos, y que yo sepa, su hermano Brian tenía el encargo de ser breve.
Keryn tambien tenía ese encargo. Ella no tenía limitación de tiempo ;-) La noche que nos quedamos a dormir en su casa, Carmen se fue a la cama. Ella y yo tuvimos una conversación larga y emotiva. Me preguntó por el blog y estuvimos traduciendo algunas cosas que habíais escrito acerca de Ken. Le encantó algo que escribiste en mi entrada "Las Antípodas" Con tu permiso, y violando la correspondencia privada, le traduje el correo electrónico en el que me decías que Patricia y Ken posiblemente habían influido en tu vida mucho más de lo que nunca se podrían llegar a imaginar. Espero que me disculpes por la indiscrección. No lo hice solo contigo. Lo hice con todos los correos que recibí, y fueron muchos, y todos aquellos que sé que nunca escriben pero que pensaban lo mismo. Desde aquí os pido perdón a todos. Si no confiais en mi la próxima vez que tengais ganas de escribirme, estais en vuestro perfecto derecho. Mi única disculpa es que crei que haría feliz a, por lo menos, tres personas que en ese momento vivían.
Hoy me llamó por teléfono. Me pidió, según ella, el inmenso favor de traducirle varias cosas que aparecen en el blog. Era para hablar durante el funeral. Pero me preguntó especificamente por tus comentarios. Solo hemos hablado durante 45 minutos (menos mal que skype es barato). Por último, me lo ha pedido por escrito.

Con respecto a algún que otro pasaje, no te preocupes. Como bien sabes, en la licencia del traductor, tambien entra la interpretación de lo traducido. Hemos acabado a sus 4 de la mañana. El funeral comienza dentro de dos horas. Sé que te pitarán los oidos, pero no te inquietes. Es una banda de ángeles en camino hacia el cielo

Anónimo dijo...

Hola Kikas:
acabo de llegar de vacaciones,
He estado leyendo las últimas entradas de tu blog y la que anunciaba la muerte de Going me ha dejado un nudo en la garganta. No soy especialmente religiosa pero te aseguro que mañana encenderé una vela en la iglesia de Lekeitio, que por cierto es una maravilla. De un mar a otro mar...
Un abrazo

Kikas dijo...

Gracias, Belén, por tus palabras. Créeme, sí, lo sentí mucho. Lo que más me extraña es que, gracias a mis pobres historietas, gente como tú, que no le conoció, se sienta cercana a una persona ejemplar. ¡Es extraño esto del ciberespacio! A veces parece de que nos aliena, y en otras ocasiones, sí, es humano y nos acerca.
Du un maravilloso mar como el Cantábrico, al Océano Pacífico. No sé cual de las dos velas llegará más lejos, si la de Rubio desde Bruselas....o la tuya, que hay una tiradita

Patricia Going dijo...

Hola Kikas
I have been reading your blog pages and trying to understand everything but I don't think I can.

I just want to say how much I enjoy looking at these pages, at the photos and to know that Ken is remembered and loved. Ahora mi corazon es muy triste. As you can see my espanol is not good, but it helps me to feel better to read the words written. I remember Miki, also Marques and Angel ... I wish I could understand all that has been written. We thank you for your kind thoughts and all the love that we have felt from Espana [I don't know how to insert the macrons]. Thank you for coming to visit us Kikas y Carmen we were very happy to see you again.
Much love
Patricia

Kikas dijo...

Patricia, don't worry as I am translating this and the following post into English. You will notice not only mine, but our feelings. Feelings of all those who knew this sad story and wanted to share their pain with you and us.
For you to kow, here there are some comments of people that only knew Ken about my posts. He deserves all our memories to him.
Love and kisses, Patricia and Keryn, from those who love you in Spain

tdx2 dijo...

Hola Kikas, en este caso, el comentario a esta entrada me vas a permitir que sea para la familia Going.

Sin conocer a esa persona tan maravillosa de la que habláis, lo que habéis hecho con volver a verle después de 15 años, es digno de admiración y de orgullo para él y su familia.

Y como no, reconfortante para vosotros el haber llegado y pasado con él esos maravillosos e inolvidables días.

“Una flor sobre su tumba se marchita, una lágrima sobre su recuerdo se evapora aunque ya no esté siempre se haya presente en vuestros recuerdos, y su amor perdurará siempre en vuestras vidas, cada vez que le recordéis . Las personas a las que quieres, que por desgracia se van y nos abandonan nunca se olvidan, nunca tienen ausencia, nunca tienen adiós”

Mis más sinceras condolencias familia Going.

Kikas dijo...

Gracias, amigo, despues de tus mensajes ya no tan desconocido. La familia Going te lo va a agradecer. Le haré llegar tu comentario. De verdad, en su nombre, Muchas gracias

Tendillo dijo...

Llegaron a convertirse en mi familia... la pequeña Keryn en mi "little naughty sister"...

Siempre pensé que llegaría el día en el que pudiera ir con Ken por su rancho, viendo lo que tantas veces me contó sobre su tierra, sobre su gente y sus costumbres, viendo sus ceremonias, repitiendo de nuevo los "donuts" de Patricia... Kikas, gracias por hacernos participes de tu viaje que ha sido el nuestro y por lo que nos cuentas, creo que él también lo entendió así.

Ken descanza en paz mi buen amigo. Patricia, Keryn, please, take a big big hug from the deepest of my heart.

Kikas dijo...

Hablamos mucho de ti, Tendi (Bueno, ya viste que te llamamos por teléfono desde Hastings). En realidad hablamos mucho de todos, y de nosotros mismos. Se acordaban de como hablabas de tu madre, viuda y de los sacrificios que había hecho por ti.
Aquellos donuts, deliciosos. Carmen se ha traido la receta, un día los probamos y luego les llamamos por teléfono, ¿te parece?
Créeme, no creo equivocarme si te digo que sí, que se han creido que era el viaje de todos nosotros. Lo único que yo he sido un poquito más afortunado. Lo he vivido en primera persona. Vosotros teneis que fiaros de mi habilidad transmitiendo, y, a lo mejor, eso es mucho pedir.
Tendi, de esto yo he sacado una gran enseñanza, y perdóname el tono de hermano mayor (Que algo mayor soy ;-) ) Cuando se desea algo, hay que ir a por ello, si esperamos a que venga, es posible que nunca suceda.
Un abrazo, amigo, y bienvenido a este rincón.

Kikas dijo...

Tendillo me pasa esta crónica del periódico donde escriben como Ken tambien organizó su funeral y dijo sus últimas palabras en boca de Patricia. La verdad es impresionante. debe ser cierto que la fé ayuda en estos momentos.

http://www.northernadvocate.co.nz/localnews/storydisplay.cfm?storyid=3781303&thesection=localnews&thesubsection=&thesecondsubsection=

KEN GOING - Stirring haka for `fallen totara'

11.08.2008
by Lindy Laird
Family, love, respect, laughter, sport, music, joy of living and faith - they are what Ken Going embraced in his life.

Those qualities defined him, and they defined his funeral on Saturday in the Northland valley of Maromaku, the place he was born and called home.

Up to a 1000 people filled or stood outside the Latter Day Saints Church during the farewell service and celebration of Going's life.

It was no surprise to most mourners to witness the sheer depth and breadth of love the Going family members expressed for "the great totara tree that has fallen," as his youngest daughter Keryn Piahana described him in her eulogy.





"A great totara tree grows straight and strong and touches and shelters everything around it," Ms Piahana said.
While many people knew Going as a legendary rugby player, his eulogists also spoke of his great humanity. He was hospitable, well mannered, wise, a man who liked people and whom people liked, a natural leader, his nephew, good friend and sometimes employer Perry Clark said.

"We are all richer for having known Ken," Mr Clark said.

Going's oldest son Darrell spoke of the privilege and thrills of having the father he had. The church rocked with laughter as Mr Going described the time his father told his then two small sons - "weighing about 60 kilos between us" - to slam a gate shut on a charging, full grown steer. The boys ended up with the gate on top of them and their father had time to give them a "filthy" look before chasing the bolting animal and crash tackling it.

"He was the stuff of legends," Mr Going said. "We had a great upbringing and dad was always in the middle of the action with us kids."

Going's brothers Sid and Brian shared their memories of the boy and the man who became a legend.

They spoke of the games on the back lawn, the famous Going brothers' rugby manouevre called "the triple scissors", long days working together, long days at the beach, fishing and hunting trips, the singing, laughter and tears shared by the big, warm Going family.

When the brothers and their two sisters Jeanette (Clow ) and Gloria (Miller) had their own families, they all worked together as "a large family full of love and unity," Sid Going said.

Mr Going talked about how, growing up, the three brothers began singing at family functions and concerts, never having to plan who would sing which part or which chords to use, just naturally harmonising. "That has been our life,'"he said. "KT was a man that had determination, talent, absolute stubbornness ... he was steadfast. We played hard, but we enjoyed playing. As brothers, and as a family, we have loved being together."

Mr Going described the last six months of his brother's life, a time of sharing and fullness - and a period of coming together for the children of Ken's two marriages - as "a blessing".

His younger brother Brian also had the audience laughing as he told of Ken's infamous ability to always be late, to have the most untidy fishing tackle box, his rattly, fume-filled old Datsun, his stubbornness - and his supportiveness, strength, dedication, determination, decency.

Brian sent a message to the Mid Northern premier players who were at the funeral before playing the Joe Morgan Memorial Trophy final at Okara Park that afternoon.

"KT was a rugby nutter," he said. "He would have loved to see you play today."

As the coffin carrying the legend was carried from the church for burial in the peaceful graveyard across the road, in the heart of the Going family's country, those players performed an impassioned haka for the man who had been a part of their club since he himself was a boy.

The last of the tributes came from Ken Going himself, in words he penned before he died, read by his widow Patricia.

He thanked Patricia for their years of happiness and undying love. KT wrote that this time he had the ball again and, as he was always able to in life, his loved ones were there to carry him across that line and help him put the ball down.

Gracious and humble, Ken Going was a true gentleman to the end, and his last words were not so much a farewell as a thank you.

Mela dijo...

Hola Kikas... esta entrada me ha impresionado y casi me alegra haber llegado 5 años tarde
Ken tenía cara de buena persona y debió ser un gran hombre... y muy valiente
5 años después,te digo que lo siento... y espero que Ken Going descanse en paz
Un beso