domingo, 27 de febrero de 2011

GALES-INGLATERRA VI NACIONES (O BEN, ERES UN CABRON)

Alguno de los habituales me han estado insistiendo en la crónica de esta escapada (llamar viaje a esto me parece una exageración).

Tomábamos el avión el Viernes 4 de Febrero con dirección a Londres. Yogui, nuestras santas, et moi. A la llegada habíamos de coger un coche alquilado para dirigirnos a las cercanías de Bristol donde dormíamos y se suponía nos habían de entregar las entradas para el partido.

En la sede de EUROPCAR de Gatwick nos insistieron en que podíamos entregar el coche al día siguiente, 4 horas tarde sin penalidad, pero no en Heathrow (Que nos venía mejor luego para ir a Londres a pasar el sábado y el domingo). Detalle nada menor como otro día os demostraré.

Durante el camino hacia Bristol ya se veía ambientillo. La comunicación de la Agencia indicaba que, antes de las 3 de la tarde tendríamos nuestras entradas en la recepción del hotel.

A nuestra llegada, nadie había aparecido por allí. En ese momento Yogui Hyde se transfromo en Dr Jekill ¿O fue al revés? Sin pausa comenzó a llamar a la Agencia de las entradas que estaba en Irlanda (Una pasta). Ellos le insistieron en que eran las dos de la tarde y muy desagradablemente le aseguraron que nos llegarían las entradas antes de las tres (Posteriormente entenderíamos que estaban tan seguros de esto como de lo contrario)

Nos fuimos a comer. He de reconocer que estaba tranquilo, pero Yogui no. A las Dos y media retornó al hotel, nada. Quería volver a llamar. Le dije que se esperase. A las 15,10 no aguantó y volvió a llamar. Ahí comenzamos todos ya a ponernos nerviosos.

Nos tenía que entregar las entradas un tal Ben (A partir de ahora, el Cabrón de Ben), y nadie le localizaba en su móvil. Nos facilitaron su número. A nosotros tampoco nos contestaba.

Por fin, la irlandesa nos dijo, "Está yendo hacia allí, pero si no va, no hay problema. Estará en el Hotel "Nosecuantitos" enfrente del Estadio hasta las 7 de la tarde entregando entradas"

¡Lo que nos faltaba! Nos encontrábamos a más de una hora de Cardiff, eran las 4 y media y debíamos decidir qué hacer.

Lo peor del caso era si nos íbamos y Ben aparecía a dejarnos las entradas.

A las 5 decidimos que nos íbamos a Cardiff (Ya el paseo previo para disfrutar del ambiente se nos había fastidiado. Teníamos que salvar los muebles por lo menos).

Y menos mal, porque nos volvieron a llamar diciendo que ese pedazo de Cabrón de Ben había decidido no ir a Bristol. En ese momento comenzamos con las comparaciones de lo que podrían unos británicos decir, si en vez de Ben fuese Curro y las entradas para un partido no se las entregasen en Aranjuez.

Justo al cruzar el Estuario entre Inglaterra y Gales un atasco de pelotas (Viernes por la tarde) que no nos abandonaría hasta Cardiff. Y lo que podría haber sido una hora de camino se convirtieron en dos. ¿Nervios? ¡Qué va! ¡Solo pánico!

A las 7 de la tarde, 45 minutos antes del comienzo del partido, soltamos el coche a las chicas en mitad de una calle de Cardiff y nos fuimos follados en busca de Ben (La verdad, todavía me da verguenza recordar el regalo que les hicimos). Con el volante al revés, sin avisar previamente, en un semáforo en rojo y un "Ahí os quedais". Edificante, muy edificante... (Algo debemos de tener cuando todavía nos aguantan)

Y efectivamente, el hijo de puta de Ben estaba con nuestras entradas tomándose una cerveza...

El ser humano es bueno. Lo he dicho muchas veces, y en ese momento, en vez de molerle a palos, le hubiésemos besado al entregárnoslas. El marrón de nuestras chicas en mitad de Cardiff con un coche con el volante al revés y el sentido de la orientación propia de las féminas (Por mucho Tom Tom que haya) no era relevante para nosotros en ese momento.

Era hora de disfrutar del ambiente. Una Pinta en un pub a la puerta del estadio. Una muchedumbre vestida de rojo feliz ante lo que se nos avecinaba. No podíamos retrasarnos. Ben, el cabrón, nos había dicho que las entradas eran buenas. Teníamos que comprobarlo. No nos podíamos perder "La Tierra de mis padres". Llevaba ensayándolo tres días...

Ibamos como Amundsen al Polo. Hacía viento. Al entrar observamos a casi todo el mundo en mangas de camisa. Arms Park cubierto. Una obra de Ingeniería, de las que algunos disfrutamos observando, hacía que se estuviese más confortable que en el salón de mi casa.

La banda de música amenizaba la espera. No he visto estadio en el mundo donde un coro de 75.000 personas suene mejor. Esta versión de Dilaila, del Galés Tom Jones, así lo atestigua. ¿Os imaginais como puede sonar el "La, La, La" en el Bernabeu? (Las risas de fondo son de unos ingleses maleducados que nos rodeaban ;-) )
video
Y llegó el momento por el que había pagado más de 20 y más de 30 Napos. Solo por escuchar este himno y participar de él ya me daba por satisfecho (E incluso perdonaba a Ben). No os podeis imaginar los escalofrios que recorren la espalda al escuchar esa muchedumbre cantar sin desafinar. video

¿El partido? Pues lo de menos. Esos ingleses arrogantes nos dieron detrás de las orejas. Gales jugó....de Gales...capaz de lo mejor y de lo peor, pero eso es algo que ya, a esas horas y despues de haber disfrutado del resto, era lo de menos. Los que no ganamos ni a las canicas nos contentamos con bien poco. Y una derrota de nada no me iba a estropear el espectáculo.

A la salida unas pintas más. Otros espectadores de Gernika, se quedaron mirando mi txapela mientras yo me quedaba mirando las suyas. (La Visera Inglesa de Yogui solo provocaba indiferencia...)

La comida británica no es una de las mayores atracciones que tienen las Islas. Así y todo encontramos un restaurante que nos dió de cenar a una hora católica y no anglicana. Despues de las cervezas, lo que menos necesitábamos era un control de alcoholemia. Carmen completó su buena obra del año y condujo de vuelta a Bristol, mientras yo dormitaba pensando en lo que pudo ser y no fue (No, no la victoria, sino esa paliza al cabrón de Ben)

Al día siguiente volvíamos a Londres para encontrarnos con Chonfly y Catherine, pero esa, esa será otra historia

sábado, 26 de febrero de 2011

SE CREEN QUE SOMOS GILIPOLLAS...O A LO MEJOR LO SOMOS DE HECHO

Ring, ring, ring

"Dígame"

"¿Don Kikas?, Encantado de saludarle. Mi nombre es Fulanito y le llamo de ENDESA. Le comunico que si se cambia con nosotros le ofreceremos un 13% de descuento en su factura del gas o un 10% de descuento en la de luz, o un 8% en la combinada. ¿Le interesa?"

"Me puede interesar, ¿Me puede mandar por correo electrónico la propuesta donde pueda analizarla con tranquilidad?

"Bueno, si le parece primero procedemos a realizar el cambio de operador y posteriormente le enviaremos la propuesta"

"No, no me ha entendido bien. Le digo que me envíe la propuesta. Yo la estudio y, o bien me vuelven a llamar o les llamo yo si me interesa"

"Don Kikas, ¿Usted que descuento tiene?"

"No lo sé"

"O sea, entonces no tiene ningún descuento. Pues hacemos el cambio y le enviamos la propuesta"

"A ver, Don Fulanito. Me debo de expresar mal. Si ustedes quieren que me cambie, la condición es que me envíen la propuesta y yo, con tranquilidad, la estudio"

"Eso no lo podemos hacer, pero una vez se cambie, usted tiene 7 días para poder cancelar el cambio"

"Don Fulanito. Yo tengo una vida muy ocupada. En 7 días puedo analizarlo o no. La propuesta no debe de ser muy buena si primero hay que cambiarse para recibirla. Desde luego, si no puedo cambiarme cuando quiera no estoy seguro de que me interese. O sea, para no hacerle perder el tiempo ni perderlo yo, ¿Me manda la propuesta y yo la estudio o me deja seguir leyendo el libro con el que estaba?"

"Es que no estamos autorizados a mandar la propuesta antes de que usted se cambie"

"Pues entonces le agradezco la llamada, buenas tardes"

Y el pavo se quedará pensando que soy un intransigente...mientras lo que yo pienso es que estos, los del déficit tarifario, son pelín prepotentes

¿Pero a qué figura del marketing mundial ha fichado ENDESA, o cómo de gilipollas se piensan éstos que somos el rebaño?

Porque si al responsable de esta campaña no se lo follan mañana por la tarde, o es primo del Presidente, o ha tenido éxito, con lo que, efectivamente, debemos ser gilipollas....hasta decir basta.

Si alguien acepta una propuesta así sin leerla, que luego no me lloren en el telediario con las hipotecas suelo, las condiciones bancarias, las obligaciones de permanencia ...

Que si no suceden más cosas debe de ser por el Angel de la Guarda...si no...no me lo explico.

viernes, 25 de febrero de 2011

UNA DE CHORIZOS

En casa de mis padres siempre fuimos gente de costumbres. Multiples manifestaciones lo demuestran. Sin duda una de las más conocidas es la compra anual de una cierta cantidad de chorizos en el pueblo en el que nací.

Año tras año mi padre compraba más de 250 kilos de chorizo para pasarlo, y os puedo asegurar que caían todos.

Sin embargo, lo cierto es que nos vamos amariconando, perdón Zerolo, y esta bonita y colesterólica costumbre va decayendo.

Mi viejillo se siente solo, y este año me pidió, por favor, que le acompañase al pueblo, allí donde mi madre descansa mirando a la Sierra. Quise que JA viniese conmigo. Por desgracia, desconoce según que costumbres, y quería enseñarle cómo los chorizos no salen del Carrefour. (Aunque en el Carrefour, habitualmente haya unos cuantos, y no todos lleven cuerda)

Me tenia que ir de viaje al extranjero el domingo, con lo que disponía simplemente del viernes por la tarde y el sábado para darle el capricho (La paliza no es mala tampoco)

Llegamos JA y yo a Vitoria. Sé que os he hablado del increíble Rabo de mi padre, y allí nos estaba esperando una ración para un regimiento de artilleros (Ojito con las sonrisas maliciosas) ;-). Mi viejo me cuida cuando le visito, dos o tres veces al año, y el Rioja, exquisito, y la copa de 1866 me hicieron los honores.

Por la mañana íbamos a recoger la mariconada de pedido de este año. 160 kilos de chorizo (dulce y picante) y 10 de salchichón. La verdad, a este ritmo no sé donde vamos a llegar. Ya no comemos como antes...

Cuando nací, mi padre y el veterinario del pueblo fueron incapaces de abrir un camino en la nieve con el fin de llegar al hospital como mi madre, señorita de ciudad pretendía. Esto tuvo como consecuencia que fui un auténtico bebé 600, nacido en una cuneta. Para que ahora hablen de airbags, abs, Esp, 4X4, monovolúmenes y todas las pijadas que se les puedan ocurrir.

La carretera entonces era tan estrecha (Por supuesto sin asfaltar), que cuando subía el Autobus de la capital, nadie podía bajar por la misma, debido a que no cabían los dos, y ya os podeis imaginar quien mandaba. O sea que, de tres a cinco, la carretera era para el conductor del Bus. Eso es sensación de poder y lo demás son tonterías.

Hoy la carretera tampoco es lo que era y, a excepción de los Umbrios de Trevijano, donde si nieva en Noviembre permanecen unos 50 metros de asfalto helados hasta abril, los fondos FEDER lucen esplendorosamente.

Al llegar, como siempre, fuimos a ver a mi madre. Me maravilló observar como todas las tumbas tenían flores frescas. Para variar me quedé charlando con ella, y las lágrimas volvieron a brotar. No logro acostumbrarme…mi padre tampoco. Despues de ponerla al día de las últimas novedades, de dejar agua en las rosas amarillas que mi padre invariablemente deposita todos los primeros fines de semana de cada mes, y de despedirme pidiéndola perdón por si no vuelvo en otros tres o cuatro años (Ella sabe que siempre la llevo conmigo), nos dirigimos donde Sara, que nos esperaba con el pequeño pedido.

Eran las 12 del mediodía. Sara, mujer de pueblo, amable y hospitalaria, no nos dejaba irnos sin que almorzásemos un poco…y JA se enteró de lo que es almorzar en un pueblo.

Dos huevos con chorizo, que JA no veía el momento de pedir otro más, y un par de vasos de vino (Estos solo para mí).

Gonzalo presume de sus huevos con Chorizo. Asumiré que el chorizo de Gonzalo (Insisto, obviad los chistes fáciles), y solo por su origen, puede tener cierto parecido, y eso lo digo por no ser descortes. Ahora bien, Gonzalo tiene que tomar mucho Cola Cao para que sus huevos se parezcan a estos (¡Os he dicho que obviéis los chistes fácilongos!)

Y recordé cuando en mi juventud, después de ir al monte, nos tomábamos unos huevos fritos donde Gloria, absolutamente espectaculares y cuyo sabor no he vuelto a disfrutar, mientras observaba la cara de absoluto deleite de JA ante esta nueva experiencia. (Efectivamente, no todos los huevos saben igual)

Cargamos el coche, que a este paso en unos años vamos a poder ir en un Panda para meter los 90 kilos a los que la tendencia apunta inexorablemente. Nos vamos haciendo mayores.

Mi ácido úrico comienza a temblar de nuevo, pero vuelvo a llegar a casa justo antes de cenar, para meterme un trozo de chorizo con pan y vino. Uno de los mejores momentos del día.

Los huevos no son como los de Sara o Gloria, pero los recuerdos vuelven a aflorar.

miércoles, 23 de febrero de 2011

23 F, HOY HACE TREINTA AÑOS (PORQUE TODOS TENEMOS UN PASADO)

Seis y veinte de la tarde. Un adolescente con granos, merienda un bocata de chorizo de su pueblo y un tazón de leche de vaca (No de la de brick, sino de la que sale directamente de la ubre, con un hervido posterior). La Cadena SER en la Radio de la Cocina, mientras la chica que cuida de los tres hermanos plancha.

El transistor emite unos gritos cuarteleros y unos disparos. El chorizo se queda atravesado en la garganta.

Nuestro héroe, 17 añitos, debe ser espabilado. Disparado sale a la calle a buscar a su hermana mayor que tiene que estar paseando por el tontódromo con sus amigas.

Una vez de vuelta en casa comienza el recital de llamadas. Las primeras a los compañeros del grupo ecologista en el que milita. No hay problema en localizarlos a todos, la militancia asciende a la ingente cifra de 11 individuos.

Inmediatamente despues llaman al compañero de clase que milita en Herri Batasuna. No es que comulguen con sus ideas, pero él sí que debe de estar enterado.

"Iñaki, ¿qué haceis?"

"Vosotros lo que querais. Nosotros acabamos de coger el dinero de las huchas para los presos y para los refugiados, porque en este momento, más refugiado que nosotros no hay ninguno"

Es entonces cuando nuestro protagonista recuerda como hace un par de semanas, ETA ha asesinado a José María Ryan, Ingeniero de la Central Nuclear de Lemoniz. Como la militancia de su grupo en pleno fue a hablar con el Grupo Ecologista Rival, y mayoritario, debían de ser unos 20, pero con sede propia, donde hablaban del amor libre y del sexo sin fronteras (Menudo antro). Como intentaron sin éxito que los otros aceptaran emitir un comunicado conjunto de repulsa. Como de aquella sede se les despidió amablemente con la frase, "la mierda cuanto más se revuelve, más huele" y una expresión en la cara de "putos niñatos de papá".

Este minoritario grupo recoge firmas para preservar el Buitre en Alava (Más de uno de los que me leen debería de estar agradecido) ;-). Da lo mismo. A nuestro protagonista le han contado como al comienzo de la guerra, los de un bando (da lo mismo cual) cogieron a todos los hermanos de su abuelo, 8, y los fusilaron uno por uno. No debían de ser del mismo club que los del otro bando.

Y nuestro protagonista piensa que es en los primeros días cuando primero se dispara y luego se pregunta. Cuando al inocente ecologista que recoge firmas a favor de los buitres se le confunde con el antinuclear. ¿Antinuclear? ¡Esos deben de ser de ETA!

¡Y ya la tenemos jodida!

El padre en un curso en Barcelona, la madre en el pueblo.

Una mochila, saco de dormir, la radio, pilas.

Y un frio de cojones durante esa noche de febrero pasada en el monte. Que para los que no lo sepan se enteren, en Vitoria solo hay dos estaciones, el invierno y la del tren.

Y las horas pasan escuchando la radio, y a media mañana ya se da todo por desactivado. Nuestros ateridos protagonistas tienen examen de filosofía a las 3,30

Final poco heróico para alguien que supo, por primera vez en su vida, lo que era el miedo

Y ese muchacho con granos, hoy en día, le cuenta eso a su hija adolescente quien se descojona. Y a él le cuesta creer que esa hija tiene aproximadamente su misma edad, cuando esto sucedió

Supone que es mejor que nunca llegue a conocer lo que pudo ser y no fue, por mucho concejal de urbanismo golfo que salga todos los días en televisión por recalificar parcelas de sus cuñados.

Y ahora intenta recordar si todo lo anterior sucedió, o solo es fruto de su imaginación

martes, 22 de febrero de 2011

LA BOMBERA

Sé que esta entrada me va a traer más de un quebradero de cabeza. Es posible que en aplicación de la Ley Sinde y la de Igualdad y no sé cuantas cosas más, me cierren el blog.

Tengo una hija adolescente. Y me tocaría las narices que fuera discriminada en función de su género (Ser discriminado en función del sexo es una guarrada propia de gente sin educación) ;-)

Tambien soy el dichoso papá de un niño, por lo menos legalmente ya que uno nunca sabe. Si no me gustaría que discriminasen a mi hija, he de decir que me parecería una barbaridad que pasase lo mismo con JA.

Hay una campaña mediática del buen rollito y la corrección política porque el ayuntamiento de Madrid no discrimina positivamente a las mujeres en las pruebas físicas de aspirante a bombero. Ayer observaba en el telediario como una aspirante que era incapaz de superar una prueba de fuerza se quejaba amargamente en medio del tono aprobatorio y condescenciente del reportaje.

Y pensé si en el balcón de un 5º piso en llamas estaría tranquilo si me tuviese que bajar alguien que ha aprobado unas pruebas físicas en función de su sexo, y no de las circunstancias a las que va a tener que hacer frente. Es más, pensé si la madre de esta aspirante preferiría que le bajase de ese balcón un bigardo (O bigarda, no jodamos), o alguien que no supera unas pruebas físicas objetivas.

A no ser que ahora me digan que los fuegos o desastres naturales se producen en función de determinados parámetros de corrección política

Y ya puestos a clamar por la igualdad, pensé que, dado que todos tenemos claro que las mujeres son más inteligentes que los hombres (En cualquier tertulia se dice eso sin producir rubor, miedo me da que se dijese lo contrario. Y ay de aquel que no lo tenga claro, a Leyre que va), si en los psicotécnicos del Ayuntamiento de Madrid se discriminará positivamente a los aspirantes masculinos una vez lo hagamos con las féminas en los físicos.

Por eso de que todos somos iguales....¿o no?

jueves, 10 de febrero de 2011

CON ABOGADOS HEMOS TOPADO

Espero que ningún miembro de tan digna profesión me demande por lo que sea (lo de honorable y respetable es dependiendo de los que la ejercen, y en este caso a lo mejor teníamos que hacer unos cuantos miles de excepciones). Esto me obligaría a contratar a otro abogado para defenderme, con lo que al final siempre ganaría un abogado...¡la cuadratura del círculo!

Pero lo de esta mañana ha sido de coña.

Estoy cerrando un negocio con un cliente en Latinoamérica. Mi cliente a su vez se lo vende a otro cliente que hace un paquete al cliente final. Esto quiere decir que el precio de lo que a mí me compran posiblemente se doble o triplique. Pero si el cliente final elige mal a su proveedor quien, a su vez elige mal al suyo, quien, por una vez, elige optimamente al suyo (que en este caso soy yo), no es culpa mía, sino de los que no se informan y buscan proveedores por la wikipedia.

Suena el teléfono.

El despropósito total. Un Gabinete de abogados contratado por el cliente final para que le asesoren (Es que éste se lo tiene buscado por inútil, no jodamos), que pretende que le informe acerca de lo que técnicamente es necesario que compre el cliente final y qué es justo que pague por ello.

He de reconocer que abogados golfos hay unos cuantos, pero encontrar uno tonto es complicado. Y digo esto porque el famoso Gabinete ha llegado donde podían haber llegado la plétora de intermediarios anteriormente, empezando por el cliente final que va a pagar una pasta y además un gabinete de abogados, en vez de llegar directamente a mí.

-Dígame

-¿Don Kikas?

-Al aparato, ¿en qué puedo ayudarle?

-Soy Fulanito, socio del despacho de abogados Golfez, quien asesora a TORPEZ SA que va a comprar unas bicicletas sin pedales a ZUTANEZ

¡Coño!, pienso, o sea que las bicicletas sin pedales que vendo a Perenganez, resulta que éste se las vende a ZUTANEZ para acabar en manos de TORPEZ SA. Y TORPEZ contrata a un despacho de abogados porque le deben de estar metiendo un rejón de morirse...

-¿Un despacho de abogados?, pregunto, o sea, usted quiere que le asesore tecnica y comercialmente, ¿es eso, no?

-Por supuesto, Don Kikás.

-Verá, Fulanito, mis honorarios de asesoría se facturan por horas. Se cobra 300 € la primera y 200 las siguientes. Nunca se cobra menos de una hora

Fulanito se me queda en fuera de juego. Parece que el Sistema que ellos tienen establecido solo rige en un sentido...en el otro no debe de estar homologado

-Esto...en fin...voy a consultarlo, si acaso le vuelvo a llamar

-Adios, buenos días...

Se han debido de creer que mi información, por la que ellos iban a cobrar al cliente final, les iba a resultar gratis

Me da que esta tarde ya no me llaman. Como dice José Mota....¡Mañaaaaana!

lunes, 7 de febrero de 2011

UN PASEO POR ALGUNA ISLA GRIEGA

Porque denominar esta excursión como un crucero por las Islas griegas, ni mi cercanía a Bilbao es capaz de mantener sin un poco de congoja. Y, en efecto, es un paseo. Despues de pasar tres días en Atenas, no está mal realizar esta salida, solo puede calificarse de eso, por tres islas cercanas a Atenas; Aegina, Poros e Hydra.

Es verdad que se trata de un "tour a la japonesa" el visitar tres islas en un día, pero te da una idea de lo que son las Islas sin meterte en un crucero de una semana.

De entre las tres islas, realmente Aegina merece la pena, incluso sin el añadido de las otras dos. Solo admirar el Santuario de Afaias, bien merece el viaje, incluso sin organizar, tomando un ferry de ida y vuelta al Pireo.

Estas excursiones, además de "para turistas", son caras. Lo malo no son los 90 napos por persona (Somos 4). Lo peor es que, nada más montar en el barco, comienza la sangrada.

Para visitar Aegina nos cobraban otros 25 € por cabeza y nos llevaban, en dos horas, a ver el Templo de Afaias, el Santuario de San Nectario (Una especie de Lourdes para los Ortodoxos) y una fábrica de pistachos. Por ahí no pasaba. Me acordaba de Tunez, Carmen y yo deseando ver una mezquita y la guía arrastrándonos a una tienda de alfombras.

Pues, por esta vez, la fábrica de pistachos iba a esperar. Despues de una horita de navegación, al amarrar en Aegina, me dirigí al primer taxi que vi. Por 30 € (que ya estaba bien) nos paseó esas dos horitas por una isla maravillosa. Con unos paisajes muy parecidos a los de Mallorca y, un templo, el de Afaias, dedicado a la fecundidad (lo que me faltaba)

Las vistas al mar desde allí son espectaculares, pero la majestuosidad de este templo de más de 3000 años de antiguedad, merece muy mucho la visita.

De vuelta, el Santuario de San Nectario, templo moderno levantado al lado del antiguo monasterio que, si tenemos otra cosa que hacer, (Menos visitar una fábrica de pistachos) puede esperar a otro viaje.

Y es cierto que en esta isla, la actividad del cultivo de pistachos es primordial. En casa comemos pistachos casi todos los días. En el puerto compramos un par de kilos a precio de caviar iraní, pero en honor a la verdad nada tienen que ver con lo que tomamos en otras ocasiones. O sea que, de vez en cuando, la calidad tambien hay que pagarla.

De Aegina a Poros no habrá más de una hora de navegación, atravesando un mar lleno de Islotes. Poros, es una Isla a menos de un kilómetro de la costa continental del Peloponeso. En una excursión de este tipo, poco pudimos apreciar que no fuera la cantidad de veleros con bandera alemana que estaban atracados. Y es que los alemanes son como los madrileños o los de Bilbao. En cuanto les sueltas te los encuentras por todas partes.

La isla de Hydra está a 90 minutos de Poros. Con un puerto precioso, en Enero, efectivamente, se podía pasear por las cercanías. La arquitectura es francamente bonita y pueden admirarse unos rincones deliciosos.

Miedo me da pensar en pasear por allí en Agosto.

Nos metimos a tomar un café turco (O griego, no nos vayamos a cabrear) en una pequeña taberna. El café lo acompañé de una copa de Raki, que el tiempo acompañaba, porque no podemos tener todo. Si queremos tranquilidad no podemos pedir 25 grados al solecito.

Una vez de vuelta en Atenas pensé si había sido buena idea esta excursión. Mi conclusión es que, si teneis esos cien euritos por cabeza y no os vais a ir de crucero luego, bien merece la pena.

martes, 1 de febrero de 2011

COMO UN NIÑO

A medida que uno cumple años, las cosas que te quedan por hacer, ley de vida, son cada vez menos. Entre estas cosas, por supuesto, están aquellas con las que has soñado desde pequeño.

Uno de mis mayores anhelos, que sé que nunca cumpliré, es subir al Everest. Escenario mítico, me ha quitado el sueño muchas noches desde aquella primera "Expedición Tximist" al Everest del año 73. Expedición vasca en la que había enrolado más de un conocido, que no pudo hacer cima.

Posteriormente, Martín Zabaleta, montañero de Hernani, quien en el 80 fue el primer español en hacer cima (Aunque a él no le guste que le denominen así, a mí tampoco estarme quedando calvo. Ambos, de momento, son hechos irrefutables).

Lo que ha caido en mis manos acerca del Everest, sus vías, gestas relacionadas, todo lo he devorado. Desde aquella tierna edad, el Everest ha sido un fantasma recurrente.

Sin embargo, tengo otros anhelos que nunca he cumplido, pero que voy a cumplir dentro de muy, muy poco.

Ver a Gales en Cardiff, y contra nuestros máximos enemigos, Inglaterra, en un partido del VI Naciones.

Lo comenzamos a preparar hará un embarazo (9 meses). Yogui y yo tenemos ganas de volver a pasar frío. Dado que el año pasado disfrutamos a solas de la Noche del 14 de Febrero en un hotelito de París, y a nuestras santas esto nunca les acabó de convencer, este año nos las llevamos con nosotros.

Chonfli y su respectiva se nos unen en Londres

O sea que, como en mis años mozos, vuelvo a dormir con la camiseta roja de Gales, soñando como le metemos un gorro a los Ingleses.

La cinta con "La tierra de mis padres" sonando sin parar en el loro, ante las miradas de mis hijos que piensan que su padre se ha vuelto loco.

Y yo, disfrutando, como cuando mis mayores preocupaciones eran si ir o no, para variar, a clase.

No me espereis el próximo fin de semana. Estaré ocupado quitándome el frío, mojándome (Vamos a la Gran Bretaña, no jodamos), y, sobre todo, pasándomelo en grande

CYMRU AM BYTH!!!!