lunes, 7 de febrero de 2011

UN PASEO POR ALGUNA ISLA GRIEGA

Porque denominar esta excursión como un crucero por las Islas griegas, ni mi cercanía a Bilbao es capaz de mantener sin un poco de congoja. Y, en efecto, es un paseo. Despues de pasar tres días en Atenas, no está mal realizar esta salida, solo puede calificarse de eso, por tres islas cercanas a Atenas; Aegina, Poros e Hydra.

Es verdad que se trata de un "tour a la japonesa" el visitar tres islas en un día, pero te da una idea de lo que son las Islas sin meterte en un crucero de una semana.

De entre las tres islas, realmente Aegina merece la pena, incluso sin el añadido de las otras dos. Solo admirar el Santuario de Afaias, bien merece el viaje, incluso sin organizar, tomando un ferry de ida y vuelta al Pireo.

Estas excursiones, además de "para turistas", son caras. Lo malo no son los 90 napos por persona (Somos 4). Lo peor es que, nada más montar en el barco, comienza la sangrada.

Para visitar Aegina nos cobraban otros 25 € por cabeza y nos llevaban, en dos horas, a ver el Templo de Afaias, el Santuario de San Nectario (Una especie de Lourdes para los Ortodoxos) y una fábrica de pistachos. Por ahí no pasaba. Me acordaba de Tunez, Carmen y yo deseando ver una mezquita y la guía arrastrándonos a una tienda de alfombras.

Pues, por esta vez, la fábrica de pistachos iba a esperar. Despues de una horita de navegación, al amarrar en Aegina, me dirigí al primer taxi que vi. Por 30 € (que ya estaba bien) nos paseó esas dos horitas por una isla maravillosa. Con unos paisajes muy parecidos a los de Mallorca y, un templo, el de Afaias, dedicado a la fecundidad (lo que me faltaba)

Las vistas al mar desde allí son espectaculares, pero la majestuosidad de este templo de más de 3000 años de antiguedad, merece muy mucho la visita.

De vuelta, el Santuario de San Nectario, templo moderno levantado al lado del antiguo monasterio que, si tenemos otra cosa que hacer, (Menos visitar una fábrica de pistachos) puede esperar a otro viaje.

Y es cierto que en esta isla, la actividad del cultivo de pistachos es primordial. En casa comemos pistachos casi todos los días. En el puerto compramos un par de kilos a precio de caviar iraní, pero en honor a la verdad nada tienen que ver con lo que tomamos en otras ocasiones. O sea que, de vez en cuando, la calidad tambien hay que pagarla.

De Aegina a Poros no habrá más de una hora de navegación, atravesando un mar lleno de Islotes. Poros, es una Isla a menos de un kilómetro de la costa continental del Peloponeso. En una excursión de este tipo, poco pudimos apreciar que no fuera la cantidad de veleros con bandera alemana que estaban atracados. Y es que los alemanes son como los madrileños o los de Bilbao. En cuanto les sueltas te los encuentras por todas partes.

La isla de Hydra está a 90 minutos de Poros. Con un puerto precioso, en Enero, efectivamente, se podía pasear por las cercanías. La arquitectura es francamente bonita y pueden admirarse unos rincones deliciosos.

Miedo me da pensar en pasear por allí en Agosto.

Nos metimos a tomar un café turco (O griego, no nos vayamos a cabrear) en una pequeña taberna. El café lo acompañé de una copa de Raki, que el tiempo acompañaba, porque no podemos tener todo. Si queremos tranquilidad no podemos pedir 25 grados al solecito.

Una vez de vuelta en Atenas pensé si había sido buena idea esta excursión. Mi conclusión es que, si teneis esos cien euritos por cabeza y no os vais a ir de crucero luego, bien merece la pena.

9 comentarios:

Winnie0 dijo...

Qué maravillosa crónica has hecho Kikas. Me has hecho reir con lo de la fábrica de pistachos..jaja (y es que además me encantan y no me los debo permitir por dieta).
El santuario de Afaias seguro que merece la pena por todo el viaje....Gracias por un reportaje lleno de blanco y azul...Besos

Kikas dijo...

Me parece Winnie que eres complaciente con el tema, jejeje
Blanco y azul, eso es lo que se ve por estas islas
Todo lleno de un blanco y un azul maravillosos

Bell dijo...

Estupenda tu crónica del viaje, apetece muchísimo hacer ese paseo a lo japo.
Fíjate que a mi lo de las islas me apetece hacerlo en plan con unos colegas en un velero, no en agosto, pero en mayo o junio debe ser una delicia.

Kikas dijo...

Pues sí, Bell, pero que el patrón tenga algo de experiencia. Cuando te digo que está plagado de islotes es que está plagado, o sea, por las noches fondeaditos, que para hacernos los mayores ya no tenemos edad
;-)

Domingo dijo...

Viajas como un potentado, de tiros largos. Así yo también. ;)

Kikas dijo...

Como te cebas, Domingo, jejeje
Pero lo que te puedo decir es que he visto cosas más baratas...el glamour se lo dejo a la Lomana

Fran dijo...

Pues yo creo que una excursión así merece la pena, sino vas a realizar un crucero después. Es cara pero una vez allí no me lo pensaría. Bien hecho.
Saludos.

Kikas dijo...

Si no vas de crucero tienes razón
Si vas....acabas de Islas Griegas hasta la pituitaria, y resulta caro
Un abrazo

Mela dijo...

Kikas, creo que sí mereció la pena esta excursión
Pero esta entrada debiste titularla... Un paseo por alguna isla griega, y os presento a un gatito griego que posó conmigo ;-)
Adivino que fuiste tan arisco que ni siquiera lo acariciaste... yo sí lo hubiera acariciado
Un beso, porque no soy arisca ;-)