miércoles, 23 de febrero de 2011

23 F, HOY HACE TREINTA AÑOS (PORQUE TODOS TENEMOS UN PASADO)

Seis y veinte de la tarde. Un adolescente con granos, merienda un bocata de chorizo de su pueblo y un tazón de leche de vaca (No de la de brick, sino de la que sale directamente de la ubre, con un hervido posterior). La Cadena SER en la Radio de la Cocina, mientras la chica que cuida de los tres hermanos plancha.

El transistor emite unos gritos cuarteleros y unos disparos. El chorizo se queda atravesado en la garganta.

Nuestro héroe, 17 añitos, debe ser espabilado. Disparado sale a la calle a buscar a su hermana mayor que tiene que estar paseando por el tontódromo con sus amigas.

Una vez de vuelta en casa comienza el recital de llamadas. Las primeras a los compañeros del grupo ecologista en el que milita. No hay problema en localizarlos a todos, la militancia asciende a la ingente cifra de 11 individuos.

Inmediatamente despues llaman al compañero de clase que milita en Herri Batasuna. No es que comulguen con sus ideas, pero él sí que debe de estar enterado.

"Iñaki, ¿qué haceis?"

"Vosotros lo que querais. Nosotros acabamos de coger el dinero de las huchas para los presos y para los refugiados, porque en este momento, más refugiado que nosotros no hay ninguno"

Es entonces cuando nuestro protagonista recuerda como hace un par de semanas, ETA ha asesinado a José María Ryan, Ingeniero de la Central Nuclear de Lemoniz. Como la militancia de su grupo en pleno fue a hablar con el Grupo Ecologista Rival, y mayoritario, debían de ser unos 20, pero con sede propia, donde hablaban del amor libre y del sexo sin fronteras (Menudo antro). Como intentaron sin éxito que los otros aceptaran emitir un comunicado conjunto de repulsa. Como de aquella sede se les despidió amablemente con la frase, "la mierda cuanto más se revuelve, más huele" y una expresión en la cara de "putos niñatos de papá".

Este minoritario grupo recoge firmas para preservar el Buitre en Alava (Más de uno de los que me leen debería de estar agradecido) ;-). Da lo mismo. A nuestro protagonista le han contado como al comienzo de la guerra, los de un bando (da lo mismo cual) cogieron a todos los hermanos de su abuelo, 8, y los fusilaron uno por uno. No debían de ser del mismo club que los del otro bando.

Y nuestro protagonista piensa que es en los primeros días cuando primero se dispara y luego se pregunta. Cuando al inocente ecologista que recoge firmas a favor de los buitres se le confunde con el antinuclear. ¿Antinuclear? ¡Esos deben de ser de ETA!

¡Y ya la tenemos jodida!

El padre en un curso en Barcelona, la madre en el pueblo.

Una mochila, saco de dormir, la radio, pilas.

Y un frio de cojones durante esa noche de febrero pasada en el monte. Que para los que no lo sepan se enteren, en Vitoria solo hay dos estaciones, el invierno y la del tren.

Y las horas pasan escuchando la radio, y a media mañana ya se da todo por desactivado. Nuestros ateridos protagonistas tienen examen de filosofía a las 3,30

Final poco heróico para alguien que supo, por primera vez en su vida, lo que era el miedo

Y ese muchacho con granos, hoy en día, le cuenta eso a su hija adolescente quien se descojona. Y a él le cuesta creer que esa hija tiene aproximadamente su misma edad, cuando esto sucedió

Supone que es mejor que nunca llegue a conocer lo que pudo ser y no fue, por mucho concejal de urbanismo golfo que salga todos los días en televisión por recalificar parcelas de sus cuñados.

Y ahora intenta recordar si todo lo anterior sucedió, o solo es fruto de su imaginación

21 comentarios:

Juan Carlos dijo...

No fue fruto de la imaginación, qué va. Enfrente de las Cortes, un poco más abajo, está el hotel Palace. En aquellas épocas tenía en los bajos un cine que, curiosamente, se llamaba Palace. En aquel cine estaba yo haciendo unas magníficas pellas de la facu y malgastando el tiempo en ver un espanto del que no recuerdo su título, V.O.S., francesa, aburridísima pero había que dar el pego, en la sesión de las 4... ESE MISMO 23 DE FEBRERO. Menudo susto cuando al salir vi la tostada. Zumbando pa'casa y ronda de llamadas a los amigos de PTE y de la ORT (seis) que salvo dos, estaban cagando leches rumbo Lisboa. Menos mal que luego salió el rey lleno de entorchados y aquello acabó como la astracanada que fue.

Kikas dijo...

Jejej, me da Juan Carlos que esta entrada va a ser divertida
Otro rojillo reconvertido, jejeje
¿De verdad éramos tantos? Porque sumar de 10 en 10 hay que juntar muchos grupos

manuel dijo...

Yo no temí por mi cuerpecillo, pero me quedé alelao, pensando que dábamos dos pasitos pa tras.
Ahora me resulta tedioso hablar mas de ese tema, porque gracias a Dios queda ya en el desván de los recuerdos que es mejor olvidar.

Kikas dijo...

Vaya, Manuel, un pasota de los de hace 30 años, jejeje
;-)
Nunca lo pongas en el baul de los recuerdos...no sabes lo que puede llegar a pasar
Y menos ahora, que cuando la gente esta jodida, ver a muchos golfos con corbata floreada no ayuda al necesario sosiego
Gracias por pasarte

Javier dijo...

Es de esos días que todo el mundo se acordará dónde estaba.
En mi caso, con 11 añitos, pasamos con mis padres a la casa de nuestro vecino - un señor mayor que había combatido en la guerra civil - que nos contó historias de aquellos tiempos difíciles y lo que podrían volver a suceder.
Sólo fue un mero recuerdo de una noche larga y, para mi, amena escuchando historias al calor de un brasero.

Un abrazo

Kikas dijo...

¿11 añitos?
Javier, que ya nos vamos conociendo...
;-)

Santiago Ríos dijo...

Qué buena memoria tienes Kikas.
Lo que yo recuerdo es que me entró una depresión que me duró meses... de vivir en un país que podía volver a las andadas...

Kikas dijo...

No te hubiera quedado mal, Santiago, tus plumines, una invitación del Congreso a la Sesión de Investidura, y toda la noche metido en la tribuna de invitados
Seguro que esa te la publicaba "El Heraldo"
;-)

Bell dijo...

Oye Kikas que antes te escribí desde la otra cuenta que es mi nombre , solo para que sepas que Bell es Manuel, para servirle.
eres mas chiquitín que yo, ji ji ji

Kikas dijo...

Ya Bell;
Si es que los hermanos mayores, o pequeños, hacen unas putadas con los nombres de exiliarse
Un día te cuento de donde viene kikas
;-)

Fernando Solera dijo...

Pues perdóneme usted, don Kikas, pero aparenta mayor :O)

No te acuerdes de mi madre, que yo también aparento más de los 36 que tengo.

Kikas dijo...

Ya...36
O sea...que tu estudiaste los PNP, los NPN y los MOSFET sin pasar por la válvula
¿Y esperas que no me descojone como mi hija de mí?
;-)

Julieta dijo...

Es muy importante conocer el pasado, bien por vos Kikas!. Como dice la canción de León Gieco: La memoria despierta para herir a los pueblos dormidos que no la dejan vivir -libre como el viento-. :)

Kikas dijo...

Lástima que el pasado que conozco sea más bien escaso, jejeje
Aunque mucho maledicente diga que me conservo mal
;-)

Juan Carlos dijo...

¡Ay chico! de rojillo reconvertido nada. En el 75 me llamaban en la Escuela el rojo peligroso. Ahora me han llamado fascio-troskista (me tiene loco, tengo que enterarme por donde se hilan las dos cosas) y te juro por Arturo que yo no me he movido de sitio, que sigo teniendo las mismas ideas poco más o menos.
Salu2

Domingo dijo...

A mí me quedaban aún dos años y medio para venir al mundo, pero mi padre, que por aquel entonces andaba metido en movimientos sindicales y votaba al PC, se pasó el día pegado a la radio y escondiendo sus carnés de afiliado a CCOO, revolviendo la casa para deshacerse de cualquier cosa que le delatara como "rojo". Temía que de un momento a otro alguien diera una patada a la puerta, registrara toda la casa y tomara represalias. Y es que mi padre se pasó media vida corriendo delante de los grises.¡Je,je,je! Fue una jornada de pánico, de mucha confusión e incertidumbre que, afortunadamente para el país, acabó en estrepitoso fracaso para los golpistas y nos legó una lección importante: la democracia es siempre precaria y frágil, y por eso hay que protegerla todos los días.

Santiago Ríos dijo...

Recuerdo que fui a la manifestación de Madrid y no soy amigo de manifestaciones callejeras. Pero creo que aquéllo bien lo merecía

Kikas dijo...

Claro, Juan Carlos, claro...
Los que se mueven siempre son los otros...no uno mismo
;-)
Fascio trskista...¿De qué me suena eso?

Kikas dijo...

Siempre me lo dijo mi madre, Domingo....
"No te rodees de yogurines, que te hacen muy mayor"
;-)
Tan valiente tu papi como yo. Uno rompiendo el carnet, otro yéndose a observar buitres de noche en el monte, con lo fácil que es observarlos en una discoteca

Kikas dijo...

Yo, 25 años despues, asistí a una del "No a la Guerra" con mi hija, entonces niña
Y no sabes lo que me tocó las narices
Con lo tranquilito que podía haber estado en casa ese sábado por la tarde
Y luego a la del 11 M con toda mi familia
En fin, ni una en 25 años y dos en un par de ellos...para subir la media

Mela dijo...

Pero, Kikas, me pregunto en qué momento escuchaste por la radio que Tejero pensase ir en busca de un adolescente con granos que merendaba un bocata de chorizo
Toda la noche en el monte... no me extraña que tu hija se ría cuando se lo cuentas ;-)
Ya eras un Cabeza de Chorlito con 17 años
Yo era pequeña, ese día tenía 5 años, no me enteré de nada... pero si me llego a enterar no me hubiese ido al monte... o sí... jajaja