miércoles, 25 de junio de 2008

Y ES QUE DEBES DE GANAR UNA PASTA....

Lo he contado en un foro en el que me relaciono con amigos del colegio, con lo cual, a alguno le sonará.

En mi pueblo, hay un montón de gente con mucha pasta. Y sobre ellos, un par o tres. Esta historia tiene como seudoprotagonista a uno de ellos.

Esto es hace 15 ó 16 años. Trabajaba en un empleo de los no mejor pagados de los que he disfrutado. Estábamos preparando un proyecto para AENA. La red de datos REDAN, que acabó adjudicándose Telefónica. El proyecto , lo preparábamos con unos ingenieros americanos, de Harris. Entegamos un proyecto que lo recuerdo como si fuera hoy. Hubimos de llevarlo en dos coches de la cantidad de carpetas que incluimos. No creo que haya vuelto a entregar un proyecto semejante.

Por la noche, me llevé a estos Ingenieros a cenar. Creo que fue por la "zona Nacional", Serrano o por ahí, ya que ellos tenían el hotel cerca. Cuando acabamos, fuimos a tomar unas copas.

Estaba hablando en inglés con ellos cuando entro un chico de mi pueblo, de esos de pueblo, pero podrido de pasta. Acababan de inaugurar un negocio en Madrid y había venido a la apertura. Es de mi edad, y, sin ser amigos, nos relacionábamos. Nos saludamos. El, un poco cotilla, pero menos que su mujer, hizo la radiografía a los dos yankis y me vió hablar en inglés con ellos. Ahí se quedó todo.

Al cabo de dos o tres meses, un domingo, a la hora del vermut (En los pueblos, la hora del vermut es despues de misa de una, vayas o no a misa), estaba en un corro con sus amigos y mujeres. Me vió entrar. Me saludó.

"Hombre, Kikas" Y dirigiéndose a la concurrencia soltó. "A este le vi en Madrid con unos americanos. Joder como hablaba en Inglés" "Tú, debes de ganar una pasta"

Este tío, en un mes, debe de ganar lo que yo en un año y, por aquel entonces, pues más. Pero, conociendo los pueblos...¿Le iba a joder yo la historia?

"Por supuesto" le contesté, "Ya sabes, cuando trabajas en proyectos importantes...es lo que tiene"

Y había que verle la cara, no solo a él, sino a su mujer. Porque no se esperaban la respuesta y, no sé si se lo creían, pero la duda ahí se les quedó. Ahora que alardear de pasta delante de uno de los más ricos del pueblo...

Que ya me estoy imaginando a su mujer comiendo en casa "Ya te dije que tenías que estudiar. Mira a Kikas, ganando una pasta, ¿y tú? ¿Tú qué?"

Ya que van a hablar de ti, por lo menos que no te compadezcan demasiado ;-)

Y que la cruda realidad no estropee una historia, por más fantástica que resulte, sobre todo, si la construye un "amigo"

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de leer esta historia, me pongo nostálgico, y me acuerdo del amigo que me invitaba al pueblo a jugar al badminton en el jardín, disfrutar viendo el meari, no me acuerdo si me monte, ¿que fue de el?, y de alguna salida nocturna.
En fin recuerdos de la niñez. . . . .
El chinarri nostalgico.
P.D.: ¿tu pueblo era parecido?

Kikas dijo...

Mi pueblo era exactamente como lo has pintado...
El Mehari, te sorprenderías... todavía vive. Está en casa de mi viejillo en Alicante y es acojonante, le pones la llave, tiras del contacto y....arranca a la primera.
Suena horrible, pero anda como el primer día. Total, solo tiene 34 años y mis hijos disfrutan montándose en "el coche del abuelo"
Y sí que recuerdo una vez que viniste a fiestas a mi casa y recuerdo que tu abuelo te limpió los zapatos delante nuestro y a mi me extrañó mucho, porque tiraba un lapillo a los zapatos pero....¡quedaban de un brillantes! Pero me sorprendió más porque tus padres te mandasen con zapatos am mi casa yn en fiestas (Qué gente más rara, pensé yo, chico de pueblo, estos de Vitoria)

argos dijo...

El colmo de la vaguería, que además restaría el encanto de leer, sería que en lugar de un blog fuera un audioblog.

El beneficio es que la vista no sufriría y los dientes dejarían de rechinar de vez en cuando mientras se lee. Probablemente las prisas, seguro, sin lugar a dudas.

Si hay que elegir entre que Kikas escriba o repase lo escrito, personalmente, que escriba, que ya habrá tiempo de mirar para otro lado cuando aparezca algún que otro “Entegamos”.

Eso si, como directivo, para los documentos importantes te recomiendo que tomes medidas.

Kikas dijo...

Argos, no sé si lo que me cuentas es bueno o no...
¿Te rechinan los dientes? ¿Dije algo que no debía?
¿Debo repasar algo y no me di cuenta? ¿Es mejor repasar que restar frescura?
Querido Argos, demasiadas incógnitas. ¿Me puedes responder a alguna?
Un abrazo desde Noruega

argos dijo...

¿Tantas??

Buscaré algún manual de "cómo hacer críticas constructivas", que en mi pueblo somos muy brutos.

Y respondiendo a tus incógnitas, el post hacía referencia a alguna que otra falta "casi" sin importancia, acentos, letras perdidas, etc., nada realmente grave aquí, ni restan puntos ni multan.

En cuanto a lo que debes o no, sencillo, ES TU BLOG. :-)

El resto de incógnitas, como dije anteriormente...

"Si hay que elegir entre que Kikas escriba o repase lo escrito, personalmente, que escriba"

PD. Cuidado con los trolls.

Kikas dijo...

Bueno, me doy cuenta de que tengo una audiencia mucho más versada y culta de lo que pidiese imaginarme.
El corrector del Word es lo que tiene, que cuando te acostumbras, cuando no lo tienes, te relajas. En efecto, son las prisas. ¿Has visto el acento en la o entre dos números? Eso es para muy iniciados ;-)
Argos, créeme, comparado con 23, como troll, eres un niño de teta (¿Será esto un troll? ) ;-)

El 23 dijo...

Existe la falsa creencia de que si trabajas en una empresa multinacional ganas una pasta. Pero no es en las empresas que operan en las vías internacionales donde se gana dinero de verdad, sino en los bares que operan en vias comarcales. Ahí si que se gana una pasta, entre otras cosas porque casi no se pagan impuestos. Un bar paga impuestos por módulos, es decir, en función del consumo de electricidad y de los metros cuadrados de local. Esto es un sistema que introdujo el Partido Socialista, a la vista de que resulta totalmente imposible determinar cuanto ganan ciertos pequeños negocios.

Así hay bares cutres con cuarenta metros cuadrados (o dieciocho como alguno que conozco yo) que con un grifo de El Aguila, una plancha de gas butano, una máquina tragaperras al fondo y mierda del año que la pidas, que eso da mucho ambiente, vende quinientas cañas diarias a un euro y quinientas pulguitas de sabores variados a un euro la pieza. Así a un tanto alzado, factura por lo tanto 1000 euros diarios que son 30.000 euros más otros 30.000 euros de la máquina tragaperras (que sí, que he visto sacar semanalmente entre 7.000 y 10.000 euros de una de esas máquinas), lo que hace un total de 60,000 euros mensuales (10.000.000 de pesetas, la traducción es importante) sin contar cafés, copas ni puros. De esa cifra queda entre un 60 y un 40 % limpio para el bolso del barista dependiendo de si lo lleva con su familia o tiene que tener empleados. Y el que piense que estas cifras son exageradas, palabra de troll (como me define Kikás, con más voluntad de provocar que acierto, a ver si el troll no eres tú), que no tiene ni idea. A quien niegue estas cifras, le invito a sentarse un día entero en el bar que hay debajo de mi apartamento del pueblo (que no estoy hablando de la cervecería La Cruz Blanca de Madrid, o de un bar del Casco Antiguo de San Sebastián o del París-Dakkar de Vitoria) que lleva un tipo despabilado con ayuda de su mujer y algún apoyo extra los fines de semana. Y si se venden menos de 500 consumiciones diarias, pago yo la ronda.

Claro, que no todos los bares son así. Los hay mejores.

Así que como decía el Marqués, yo tampoco voy a insistir mucho en si mis hijas tienen mejores o peores notas. Lo importante es que jueguen bien al tenis, o en su defecto, que tiren bien las cañas.

Un abrazo

P.D.: Defínese troll en esto de la Internet como un personaje que introduce comentarios fuera del tema que se debate en una comunidad de internet (por ejemplo, un ciberdiario, o un forum o un chat) con la intención de provocar una respuesta emocional en otros usuarios o para impedir el normal funcionamiento del debate.

En mi pueblo se llama a esto salir por peteneras o por los cerros de Úbeda.

Kikas dijo...

Querido 23,
Es un placer provocarte. A lo mejor el troll soy yo ;-)
Los bares que más pasta ganan no son esos, sino unos que tienen luces rojas en la puerta, y no es porque dentro se revelen fotografías. Joder, esto sí que me ha quedado antiguo. las fotos ya no se revelan.
Por cierto, el París Dakkar no es en Vitoria, que yo sepa, sino en Santiago de Compostela.
De todos modos sabes mucho de este tema...¿no serás tú el dueño espabilado del garito?

El 23 dijo...

Siempre se aprende algo. Tú sabes ahora que voy a heredar un bar y yo que el París-Dakkar está en Santiago.

Ya nos podemos acostar. Cada uno es su cama, claro.

Kikas dijo...

Rubio, como heredes un bar, y por mucho que jures que ya no bebes.... ¡Menuda ruina! Y si no es por ti, llamamos al Yogui, a Quintanone (Todavía me acuerdo en mi boda cuando al decirle a Antonio que cerrase la cuenta al lado suyo, pidió 11 copas), a Paco Yañez, ¡¡¡AL INNOMBRABLE, pidiendo Giró!!!
¡Te vas a cagar!
Y no sería la primera vez que no duermes en tu cama...que conste, despues de intentar cantar Maitechu mia en Donosti (Y perdona por empezar a sacar trapos sucios pero...tu lo quisiste)

argos dijo...

¿¿¿Niño de teta????

Kikas, no soy de pueblo, soy de barrio... :-)

No tendría sentido intentar echarle un pulso a 23, demasiada ventaja y un roce histórico sin competencia. Además, si te “trolea” estupendamente.

Cierto que hay distintas acepciones de "troll", aunque la advertencia de “cuidado con los troll” no era a la acepción cibernética sino a... Personajes de leyendas y cuentos noruegos, descritos como gigantes o pequeños, de largas y curvadas narices, sólo 4 dedos en manos y pies, con una o varias cabezas y rabo. Criaturas nocturnas (si les da el sol se convierten en piedra), habitantes de los bosques, de buen carácter e ingenuos, con quienes recomiendan tener buena relación para no despertar su ira sin límites.

Los hay buenos y malvados, que otorgan suerte o absorben energías negativas.

"http://imagenes.racc.es/pub/fotos/galeria/
thumb/galeriafotoshome_troll_jzq_8a2745a8.jpg"

PD. Aunque perderse el juego habría sido pecado ;-)

Kikas dijo...

A ver lo que decimos de roces históricos....¡Aquí, mariconadas, las justas!
Y perdona por mi lentitud de reflejos, nunca cai en el tema de los trolls, yo me quedé en David el Gnomo.
Eso de ser un chico de barrio debe de imprimir caracter. Los de pueblo simplemente andábamos más en bicicleta.
Por supuesto, me gustaría saber de donde has salido pero, es un placer que enriquezcas este blog con tus comentarios
Un abrazo

Mela dijo...

Hola, Kikas... nunca entenderé a la gente que le preocupa lo que ganan otras personas
Creo que no deberían practicar los deportes llamados "envidia" o "celos"
Es más recomendable la natación... a mí me encanta... sobre todo mar adentro
Feliz semana