lunes, 2 de junio de 2008

UN DELITO FEDERAL

Estoy en Caracas; Hoy he estado comiendo y echando unos tragos con mi amigo cubano Jorge Ariel. El tenía que fichar esta noche, y siendo las 8,30, estoy en el hotel. Me siento un poco solo. Además, el clima no acompaña. Ha caido, lo que aquí se llama un palo de agua de impresión. En este continente, la naturaleza, siempre es desbordante. Es como la primera vez que fui a las cataratas del Iguazú. No eran muy altas, no me impresionaron. Conté que eran como dos mil millones de grifos echando agua a toda pastilla.

Contaba el otro día que a lo mejor era un delincuente internacional. Siguiendo con el tema, hablaré de algo que me han contado. Ya sabeis, tratándose de delitos nunca sabes si han prescrito, o sea que esto lo protagonizará el amigo de un amigo mio, que yo no conozco ni sé su nombre, por supuesto. O sea, zutano.

Zutano vino de una pequeña ciudad del Norte de España a estudiar Ingeniería de Telecomunicaciones. Al llegar el primer día a la Escuela, vió un banderón de España como nunca había visto (bueno, él venía del Pais Vasco y, por aquel entonces, esas demostraciones patrióticas ya no se estilaban. Digo esas, porque de las otras se estilaban, quizás demasiado, así nos ha ido luego. Sabeis lo que pienso de los nacionalismos. De TODOS los nacionalismos)

Bueno, no sé lo que pasó por la cabeza de zutano en ese momento, pero se prometió que algún día, se llevaría la bandera. (Una chorrada como otra cualquiera, por cierto)

Pasaron una serie de años y zutano, jugando al rugby, se rompio la clavícula. Había partido internacional en el central de la Universitaria, y, despues de unas cervezas, zutano le dijo a Isidoro, (Por supuesto, nombre ficticio) su compadre por aquel entonces, "Inodoro, vamos a robar alguna bandera del central" Inodoro se apuntaba a una ronda de valium, y ahí que se fueron los dos. Era más de medianoche.

Había que escalar una pequeña tapia. Zutano, con su clavícula inmovilizada, le costaba. Fue pasar al otro lado y comenzar a bajar la primera bandera, cuando dos perros salieron de no sé donde ladrando que en la vida se ha visto a un fracturado de clavícula trepar más rápido una valla (Bueno, ya no se recuerda si fue trepando o directamente a lo fosbury)

Ya tenían el mono de las banderas y zutano, en aquel momento, se acordó de su promesa y se lo dijo a Inodoro. ¿He dicho ya que Inodoro se apuntaba a una ronda de aspirinas?

Pues vamos a Teleco, contestó Inodoro.

Al llegar a la escuela se encontraron la bandera, flameando. Serían sobre las dos de la mañana. Justo enfrente, el bedel, de cara a la bandera y a unos diez metros, echándose una siesta de pelotas.

La adrenalina comenzó a fluir por los cuerpos de ambos dos, mientras uno de ellos bajaba la bandera y el otro la intentaba doblar, sin hacer ruido no fuera que el bedel se despertase.

¡Era un banderón de cojones!. No había Dios que lo doblase, por lo menos, a un tamaño razonable.

Acabó metiéndoselo zutano bajo la cazadora y le salia una panza de embarazada alucinante.

De vuelta al mayor, pasaron por delante de físicas, donde las parejitas frotaban en los coches. En ese momento, un coche de la policia paso muy lentamente.

Inodoro solo pudo exclamar "Zutano, esto es un delito federal", con la voz temblorosa. En cuanto el coche, despues de ver a ambos, continuó, zutano e Inodoro salieron escapados al Mayor, no fuera que volviesen de ronda y tuviesen que dar más de una y mas de dos explicaciones.

Al día siguiente, en la Escuela, todo el mundo se preguntaba qué había pasado con la bandera. Como Zutano e Inodoro asistían poco a clase, solo les llegaron referencias de oidas, erradas (sin h) la mayoría.

Esa bandera estuvo varios años en el mayor. La primera de sus muchas anecdotas fue, aquella misma noche, cuando entraron, zutano e Inodoro en la habitación del matrículas (El hermano listo de Notables) (Perdón Notables, el chiste es fácil) y le arrojaron la bandera encima de la cama mientras el dormia. El salto que pegó matriculas fue de ordago. Se pensaba que le venía volando un fantasma. Bastante maloliente, por cierto.

Zutano, nunca ha sido ni patriota, ni patriotero. Simplemente ciudadano. Fue la vez que más cerca estuvo nunca de nuestro símbolo patrio.

12 comentarios:

El 23 dijo...

Te voy a hacer unos comentarios por hacer algo en otra noche de insomnio:

Comentario 1.

Las banderas ondean no flamean (y si flamean es porque alguien ha cometido un delito más grave que el de Zutano).

Comentario 2.

Que llames al "lugar poblado" del que salió Zutano pequeña ciudad del Norte de España es para descojonarse. Al fin y al cabo, viene de una zona donde los pueblos salen en cuadrilla para hacer bulto. Eso sí con un nivel de ahívalahostia. Fijate si tienen nivel que en las fiestas a la salida de Misa de doce el concejo en lugar de ofrecer un tentenpié, organiza un lunch. (Vean, vean, si es que no me creen http://www.cuadrillazuia.com/News/1127135176

(Joder, la mareo más ahora que de mozo!)

Comentario 3.

A Zutano no le cabía la bandera en la chaqueta porque Zutano no sabía doblar una bandera. Y nunca aprendió porque no hizo la mili (porque hizo trampas con el reconocimiento médico). Ya suma Zutano un huevo de delitos prescritos. Lo más gracioso es que, si no recuerdo mal, en su primer trabajo tuvo como cliente al GEE (Glorioso Ejército Español) y tuvo que aprender a marchas forzadas a distinguir a un general de un sargento chusquero y se hartó de ver banderas de España. Vamos, hasta el Himno de Infantería se sabía.

A doblar la bandera podría haber aprendido de cierto nacionalista integrador español (de esos a los que desde la izquierda española y desde la derecha nacionalista desintegradora se llama fachas, así de complicada está la política española) y que ahora es senador. Éste doblaba las banderas de puta madre y las dejaba recogiditas en un triángulo del grosor de un portafolio. Claro que a Zutano no le caía el futuro senador enfrente y no estaban Zutano e Isidoro en situación de ponerse a hacer origami rojigualda por miedo a que se despertara el bedel.

Comentario 4.

Zutano, que vino del norte de España, a estudiar Teleco, que se partió una clavícula jugando a rugby, colega de Isidoro.....

Pues va a ser...la gallina.


(Aquí también llueve un huevo y una de mis hijas ha vomitado en la cama y envuelta en su propio vómito se descojona de risa y yo con ella. Me hace gracia que se lo tome con tan buen humor. Yo también tuve una racha que vomitaba en cualquier sitio, pero claro tenía 22 años y a mi padre no le hacía ni puñetera gracia).


Si ves a Zutano dale un abrazo de mi parte.

Kikas dijo...

Joder, tio, no des tantas pistas que he dicho que a zutano no le conocia
No sé, darle un abrazo a Zutano, me suena como a onanista (Que no organista)
Es un placer leerte, aunque esté en Caracas
Un abrazo

Anónimo dijo...

Angelito por favor, escribe tu propio blog! Seguro que tu vida de super papá amo de casa da para mucho juego. Y yo siempre he dicho que para ser padre de hijas se precisa ser un hombre muy especial.
En serio! Que yo realmente a lo que entro aquí es a ver si tu le has escrito algo al hijo del médico este primitivo.
Por cierto, creo recordar que también se podía usar el "Bationdeo" de una bandera, que es un término culto de cojones que significa el movimiento de una tela al viento. Investiga please.
Marqués

Kikas dijo...

MArqués, se que te sientes dolido por haber quedado en evidencia....pero has de saber que los blogs se enriquecen en base a los comentarios y, tanto los tuyos como los del 23...son muy, muy bienvenidos
Saludos desde La Habana

El 23 dijo...

Que no Marqués, que no tengo tiempo. Pero oye, aparte de tí y de mi ¿le lee alguien al Zutano este?

Estoy de acuerdo contigo en eso de que para ser padre de hijas hay que ser un hombre muy especial. Y además hay que tener una colección de armas (y saber usarlas) para poder enseñarselas a los futuros yernos con una sonrisa en la mitad de la cara y una ceja levantada en la otra mitad. (Ensayando delante del espejo te queda una cara que acojona, porque parece que estás mal de la cabeza, que eres un loco armado, vaya). Esto me lo enseño mi padre, que lo aprendió de John Wayne un año que rodó un spaguetti western en Almería y mi padre, que estaba haciendo la mili, hizo de soldado yanki. (Esto debe de ser mentira porque mi padre hizo la mili en Sidi Ifni, pero es que a mi padre le gusta contar cosas).

Y mi tío Eliseo, que en gloria esté, decía que los hombres de verdad sólo tienen hijas. Claro que algo tenía que decir él que tuvo seis hembras y ningún varón.

Otra cosa. Ya que sabemos todos que eres el Marqués aunque siempre firmas como anónimo podrías hacer algo para poder firmar con tu nombre: Al elegir una identidad marcas la opción Nombre/URL y en el cuadrito que dice "Nombre" pones "El Marqués" y así dejas de jugar a La Secreta.

Un abrazo.

Ribaspaña dijo...

Pues no estoy de acuerdo. Porque según la definición de bationdeo, también es bationdeo el movimiento de que hace una cortina cuando alguien, escondido detrás, juega consigo mismo (perdón por el anglicismo). Y me parece una falta de respeto bationdear la bandera del Imperio.

Kikas dijo...

Creeme, 23, que me lee un huevo de gente. Otra cosa es que no sean tan exhibicionistas como tú y me escriban a mi hotmail...que tambien hay gente tímida.
Yo, he de reconocerlo, prefiero l@s exhibicionistas porque dan más vidilla pero...tambien es grato compartir confidencias en privado ;-)

Kikas dijo...

¿Lo ves, 23, un nuevo lector escondido tras el anonimato de RibasssssPaña (Con s liquida y P rotunda, por cierto). En la próxima cena en Vitoria lo suelto a ver cuanto me dura la cara.
Con respecto a las cortinas y las banderas, todas las banderas....no sé a cuanto está el metro cuadrado para hacer un campeonato de bationdeo

Kikas dijo...

Y con respecto a los lectores....hay mucho voyeur gallego suelto (Que ya me lo dijo el Yogui el pasado sábado) que no escriben no sea que alguien sepa que han escrito y....ya sabes....por si acaso...que nadie tiene por qué saber que sabes escribir
Y espero que no me denuncie a la Agencia de Protección de datos como prometió que haría

Mela dijo...

Hola Kikas... Zutano e Inodoro ;-)
Ese "delito" ha prescrito... y no sé por qué, Zutano me recuerda a alguien con cabeza de chorlito

Kikas dijo...

Eso no se lo dices a Zutano a la cara....

Mela dijo...

No creas que soy tan cobarde
De todos modos, también depende de quién sea Zutano