sábado, 3 de octubre de 2009

LA TARJETA DE CREDITO DEL MBNA

"Este no es mundo para desgraciados. Si te ven débil, te comen" (Anónimo...o Belle de Jour, que ya no me acuerdo quien lo escribió por aquí)

En Barajas, hace un año poco más o menos, una simpática vendedora me coló una VISA Oro de Rumbo, cuya gestora es MBNA, propiedad del Bank of America. No tenía gastos, me ofrecían un 1% de descuento en Hipermercados, un 2 en gasolineras y un 3 en Viajes Rumbo. (Lástima, un mes despues de sacar los billetes a Nueva Zelanda, que hubiesen sido una pasta, mas de 100 eurillos)

Le comenté que tenía una American Express y dos Visas, una de ellas de empresa, pero me insistió en que no tenía ningún gasto. Andaba con tiempo ese día, le di mis datos bancarios y de trabajo y me enviaron la VISA.

Recuerdo que los dos primeros recibos no había Dios que los entendiese. Como echo gasolina en el Carrefour, un día me aplicaban un 1% por ser hiper, otro el 2 por ser gasolinera. En fin, que despues de varias llamadas sin que pareciese que nadie sabía por qué se hacian las cosas, decidí no gastar más mi tiempo por un euro al mes, poco más o menos.

Eso sí, SMS y publicidad, cada 15 días. Les llamé para que no me enviasen más SMS, que yo viajaba mucho al extranjero y el trayecto internacional de su publicidad la pagaba mi empresa. El Sistema no lo permitía, me dijeron.

Los recibos nunca fueron elevados. Solo pagaba en la gasolinera. Las compras las pagaba Carmen, que para eso es la que maneja la pasta en casa.

Las cosas de mi trabajo se van animando y hace un par de días me confirmaron una entrevista en otra capital europea (Distinta de Londres y Berlín, Jevy, o sea, otra). Ya que no quiero retrasar procesos, manifesté mi disposición a ir al día siguiente. Debido a la falta de tiempo me ofrecí a sacar los billetes yo, que ya me los reembolsarían luego.

Entré en Rumbo, saqué los billetes y al ir a pagar con la VISA de Rumbo me cargaban 9,5 €. Si el billete costaba 300 € (O sea, no era muy lejos), el famoso descuento me salía negativo.

Como eso no era lo importante, emití los billetes y llamé al teléfono que me mandan en el extracto mensual que, casualmente me había llegado esa mañana. El teléfono había cambiado y en vez de ser gratuito ya era un 90 algo. Ya me comenzó a tocar las pelotas.

Al identificarme me preguntaron una serie de cosas como donde trabajaba. Les di el nombre de mi anterior empresa pero les aclare que estaba en paro, aunque era una situación creía que muy transitoria. Les pregunté que por qué el cargo de los 9,5 € y me dijeron que ellos eran el banco, MBNA. Que no entraban en los cargos de Rumbo (Los dos logos aparecen tanto en la tarjeta como en las comunicaciones). Que si quería explicaciones que hablase con Rumbo (Otro número 902). Además, el operador que me atendió me comentó que iba a pasar la nueva información al departamento de riesgos del banco. Que se pondrían en contacto conmigo en 24 horas porque mi situación había cambiado. Le contesté que la información la había dado yo libremente porque nada tengo que ocultar pero que si recibía esa llamada yo tambien decidiría qué hacer con la tarjeta.

Ya sabeis que un banco es ese extraño ente que te ofrece créditos cuando no los necesitas y te los niega cuando los necesitas, pero así está montado el sistema, para que se puedan pagar pensiones de 60 millones de € a algún afortunado trabajador.

Al día siguiente, estaba saliendo hacia el aeropuerto y sonó una llamada. El departamento de riesgos de MBNA. Les dije que me pillaban yendo hacia el aeropuerto, que la llamada no era oportuna en ese momento y que me llamasen a los dos días. El "riesguero", sordo ante mis comentarios, comenzó con que le habían facilitado una información y tenía que contrastarla. Le insistí en la inoportunidad del momento pero como no cejaba le comenté que estaba en paro, sí. Que tenía alguna oferta. Que en ese momento estaba volando para ver si se podía analizar otra. Que no creía que la situación fuese a durar más de algunas semanas. Que no tenía hipotecas ni créditos y que llevaba en esa situación casi 4 meses y había pagado las cuotas religiosamente desde el principio hasta la fecha.

Me preguntó si ya tenía las ofertas firmadas y si tenía otros ingresos como rentas o demás y le comenté que las estaba analizando, y que suponía que firmaría en breve, y que cobraba 1294 € de paro más el sueldo de mi mujer. Que no le veía mayor problema.

Cuando ya me preguntó el sueldo de mi mujer (A todo esto, tarde para el aeropuerto) ya le dije que la tarjeta era mía y que a él le importaba tanto el sueldo de mi mujer, como a mí el suyo. En ese momento me dijo que en esas circunstancias me iba a bloquear la tarjeta.

Le contesté que no, que me pasase el cargo del último mes y que la anulase (Y que se metiese la tarjeta por el culo, tambien le dije, pero, aunque la conversación está grabada, me da verguenza reconocerlo). A todo esto, incansable me contestó que para anular la tarjeta (Nada dijo de su culo) debía de llamar al famoso 90 algo y ahí ya me cagué en todo lo que se meneaba y le colgué.

Inmediatamente destruí la puta tarjeta del MBNA y me fui al Aeropuerto.

El Sistema es tan listo que, como todos somos números, dejan al cargo de estos imbéciles sin ninguna capacidad de análisis las decisiones que nos afectan (A mí, la verdad, esta tarjeta, más bien poco por no decir nada).

Pero el Bank of America, que de cuidar riesgos ha debido de aprender lo suyo en el último año, porque anteriormente ha sido uno de los Bancos que más dinero ha recibido del contribuyente americano para poder evitar la bancarrota (Se acaba de volver casta La Calderona), ha hecho un negocio estupendo, porque acaba de perder un cliente que nunca le ha dado ningún problema por no analizar el riesgo REAL de una tarjeta que cargaba de media unos 200 € al mes (Solo de gasolina, chicos).

Espero del buen juicio de estos gilipollas que no me vuelvan a mandar un SMS ofreciéndome un crédito inmediato, porque me cago en su puta madre, y no por teléfono, que sé donde viven.

13 comentarios:

El 23 dijo...

Mi hija me preguntó hace dos semanas:

- "Papá, ¿cuántas veces hay que decir no cuando alguien te pide hacer algo que no quieres hacer?".
¿Cien? ¿Mil?.

- "Tantas veces como haga falta. Por mucho que insista, amenace o coaccione ese alguien.

Este es un tema muuuuuy interesante.

Kikas dijo...

Joder 23, desapareces veinte días y cuando vuelves a dar señales de vida, supongo que porque toca recoger dividendos publicitarios, me mandas un jeroglífico
¿Se puede saber de qué me estás hablando?
¿o no me estas hablando a mi sino a tu hija?
Por cierto, he visitado un blog que tiene publicidad de verdad. Le voy a preguntar a fuego incombustible si de verdad uno se puede ganar la vida con ello. Que hay mucha crisis y el gobierno no quiere crear condiciones sino simplemente dar subsidios...que no es lo mismo

El 23 dijo...

¿Veinte días? Pero si mi último mensaje es de 1 de Octubre y estamos a 4 de Octubre. ¿Es que has empezado de nuevo a trabajar y se te acelera el tiempo?

A ver, Kikás. Tú has conocido (no en el sentido bíblico, se entiende, Dios me libre de afirmar otra cosa) prostitutas de todo el mundo. Ellas te han ofrecido sus servicios y tú has dicho siempre que no porque sabes que si dices a una que sí, puedes tener problemas.

Pues con los vendedores de tarjetas lo mismo. Le dices a uno que sí, y tienes que arrostrar las consecuencias, siempre imprevisibles, durante mucho tiempo

Que hay que explicártelo todo.

Kikas dijo...

Mira 23, tú sabes que yo escribo como Dios la Biblia, en sentido figurado, que tambien a ti hay que explicártelo todo.
Y no me seas como Carmen, que me dice que en cuanto una mujer me sonríe le compro algo (Y lo dice molesta y todo).
Pero es que recuerdo que ésta tenia una sonrisa preciosa...

Jevy dijo...

Eso te pasa por querer tarjetas y sonrisas "presiosas". Yo siempre digo no a cualquier tarjeta que no sea la de mi banco, una única tarjeta de crédito (no tengo de débito) que no tiene gastos ni comisiones anuales, más la tarjeta del Corte Inglés, que me sale más o menos gratis o gano con ella (por 21,91 euros al año aparco gratis allí y tengo el seguro Dentyred, para entendernos, pagar menos en el dentista). A cualquier otra tarjeta he dicho siempre que no (tarjeta Alimerka, tarjetas de puntos, de Repsol, Platino de no sé quién, de Oro de no sé cuántos...). Si es que no sé ya dónde meter sólo lo imprescindible: tarjeta sanitaria mía y de las niñas (nunca sábes dónde te pilla tener que ir al médico), nuevo carnet de conducir, tarjeta de la piscina, DNI, tarjeta del seguro, tarjeta de MUFACE, y no sé cuántas más de ésas... ¡Como para llevar algo más encima, que no controlo, con sus letras pequeñas, en qué momento me la van a clavar!
Por cierto, intrigado también estoy yo con la publicidad de cierto blog...

Kikas dijo...

Eres un crack, Jevy, jejeje
Tarjeta Alimerka, ¿pero de donde has salido tú, colega?
Pero seguro que a ti nunca te han sonreido como me sonrió aquella chica a mi, que si no seguro que no dirías eso; ;-)
Por cierto, ¿declarará los ingresos publicitarios ese blog que tanto nos llama la atención?

El 23 dijo...

Pues sí, que lleva Fuego Negro todo el día hoy haciendo papeles para el IVA de los ingresos publicitarios.

Por lo visto, cada vez que haces click en uno de los anuncios gana el tío una pasta.

Oye Kikás, tú que te lo compras todo, ¿no querrías comprar una báscula de esas que vende Fuego Negro? Seguro que es más barata que lo que te vas a gastar en teléfono en dar de baja la tarjeta de MBNA.

Eso sí, como experimento, no está mal. Deberías probarlo, a ver si rentabilizo mi 40%.

Kikas dijo...

¿Y tú qué coño sabes de fuego infumable? ¿Qué tienes que ver con él? ¿O es que le espias? (Eso está muy mal, que lo sepas)
Efectivamente, me querían cobrar por un 90 algo, pero he descubierto en internet una bonita página donde aparecen números normales asociados a estos números sacaeuros, y les he llamado a uno de Madrid, con lo que, gracias a mi tarifa plana (Y a los 20 € que me quita telefónica todos los meses por ser parado en vez de quitarme la línea, que ya podrían ir aprendiendo los piratas de la famosa tarjetita), la llamada, muy educada por cierto, me ha salido gratis. Y supongo que el de riesgos se la está metiendo por el culo en este momento, que debe de ser un tipo muy bien mandado.
Con respecto a la publicidad, 23, sabes que soy un jugador de rugby de la vieja escuela. Un amateur convencido

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

Le escribimos desde Rumbo.es, sorprendidos por su post a cerca de la Visa Rumbo. Le agradeceríamos que nos facilitase un e-mail de contacto para poder investigar su caso y ver qué posibles errores se han podido cometer al respecto.

Aprovechamos la ocasión para pedirle disculpas de antemano por las molestias que hayamos podido ocasionarle.

Puede contactar con nosotros a través del e-mail afiliados@rumbo.com.

Un saludo

Kikas dijo...

No se preocupen por los errores, señores de Rumbo. Aquí, el único que se ha equivocado fui yo aceptando una tarjetita que no necesitaba para nada, gestionado por un banco cuyos procesos de selección de personal no deben de ser de los más avanzados del mercado.
A no ser que ustedes contasen dentro de su acuerdo con el banco, con la información de que el departamento de riesgos de MBNA, estaba formado por linces como lo que han demostrado ser (Jejeje, si lo llego a saber, si antes les llamo antes encuentro ¡3 trabajos!, y en menos de 4 días)
Se aceptan sus disculpas, que no se merecen, y les deseo mucha suerte, que con esos socios estoy seguro que la van a necesitar.

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

Gracias por su amable respuesta. En cualquier caso, tomaremos las medidas oportunas con el partner en cuestión, ya que, aunque trabajemos en algunas ocasiones con terceros, procuramos en la medida de lo posible que el nivel de calidad acostumbrado por Rumbo se mantenga también con éstos.

Quedamos a su disposición para cualquier asunto en el que podamos servirle de ayuda.

Un saludo

Kikas dijo...

Señores de Rumbo, ¿pero por qué no me pasaron con ustedes en vez de con ese animal de bellota de riesgos del MBNA?
Si es que no tiene ni pies ni cabeza. He pagado todas mis cuotas religiosamente. Los importes nunca han sido excesivos. Comenté que la situación esperaba que cambiase en días o semanas (Como así ha ocurrido. Supongo que estará grabado, porque si solo graban cuando llamo yo se les va la mitad de la inteligencia de negocio), y este elemento de riesgos del MBNA, una lumbrera de los negocios, en vez de analizar mis pautas de consumo o mi riesgo real (Tan fácil como solicitar mi liquidez al banco, que la idemnización todavía no me la he gastado), para demostrar que mea mucho más lejos que yo, me bloquea la tarjeta cuando no le quiero facilitar el sueldo de mi mujer (En una situación del todo inoportuna, como así le dije)
Por mi parte agradecido por su interés. Seguiré comprando mis billetes en RUMBO. Como Director Comercial, lo que ustedes han hecho se llama salvar una venta y demuestra su profesionalidad, pero ni hablar de la tarjetita. Con ese banco no (Y créame, no debo de ser un mal cliente)

Mela dijo...

Kikas... creo que en esta entrada estabas un poco indignado
Por si acaso, no me fiaré de ninguna simpática vendedora ;-)
También creo que los bancos son extraños entes ;-)
Alguna vez también me he enfadado por teléfono... y al estúpido o estúpida, objeto de mi enfado, le dije que se fuera a tomar lo que más le apetezca y que sea muy feliz y coma alguna perdiz... Es que a mí no me gustan las perdices ;-)
Feliz domingo