jueves, 22 de octubre de 2009

ESTOY PERDIENDO FACULTADES

Hoy me tocaba Lisboa; Acostumbrado a la tranquilidad de los últimos 5 meses no recordaba lo jodida que es la M-40 por las mañanas.

Me levanté a las 6,30. Soy rápido duchándome. Me ví con tiempo. Me exprimí un zumo naranja y me preparé una tostada con aceite. Eran las 7. El avión salía a las 8,25 y ya tenía la tarjeta de embarque.

Salgo por la rotonda de al lado de casa y...¡Dios! ¡Qué atasco!

Ni para atrás ni para adelante. Había olvidado lo que era esto. Bonito momento para perder el segundo avíon de los mil que habré cogido en mi vida.

En lo único en lo que pensaba era en llegar al Aeropuerto. Cientos de excusas pasaban por mi cabeza. La más socorrida, un golpe de chapa, sin importancia, pero que me había hecho perder el avión. ¡Pues sí que iba a coger buena fama en la nueva empresa!

El tiempo pasaba y yo seguía parado. Los Túneles de El Pardo, las 7'30 y sigue atascado todo. A las 7'45 comienza a liberarse la carretera. ¡Dios, no recordaba que el aeropuerto estuviese tan lejos!

A los 55 minutos de salir llego al Aeropuerto. Son casi las 8. Tengo suerte y aparco rápido. No recuerdo un sprint más prolongado desde hace más de 20 años yo, que soy Diesel. (Lento pero constante)

Justo abren un control y salto a lo fosbury sobre la cinta.

¿La puerta? La D-65. ¡Mierda! Otros cientos de metros más. Las 8,15 y veo como están cerrando la puerta. Con la tarjeta de embarque en la mano, me tiro en plancha. La amable azafata de tierra me sonrie. ¡Esta es la mia! Le pido que me compruebe si me han incluido los puntos en la tarjeta. La azafata no sabe si darme en la cabeza o descojonarse de mi pachorra.

¡Soy un gentleman!

9 comentarios:

Gonzalo dijo...

Eso es que pasaste por las obras de la Calle San Jacinto.

Ay, coñe, que creía que estaba en mi blog...

Guisaillo Papa dijo...

Hola Kikas, acabo de descubrir tu espacio y perdona esta intrusión a deshoras, pero es que me ha gustado tu estilo y desparpajo al escribir y contarnos un poco tus vivencias. Te seguiré o lo intentaré y por supuesto estás invitado a nuestro blog: http://guisaillopapa.blogspot.com

Volver a Madrid siempre es una locura, me he sentido cercano al leer esta entrada. Un saludo y sigue así, felicidades por este espacio.

Kikas dijo...

Alguien te va a decir, Gonzalo, que le estás poniendo los cuernos conmigo...y yo de esos temas no quiero saber nada. Más de una vez me tuve ya que esconder dentro de un armario y los años no perdonan....

Kikas dijo...

Bienvenido Guisaillo;
Ya me he acercado a tu blog, y me ha parecido sumamente interesante. Ya le he metido en la lista de los blogs que voy a seguir.
Si te fijas, en las entradas que he escrito acerca de mis viajes, en lugar preferente aparecen las menciones gastronómicas. Como vasco del mundo, soy capaz de disfrutar de la comida allá donde vaya (Excepto cuando me hacen unas patatas fritas como hoy en París, con mantequilla) pues estoy de acuerdo con Carlos Herrera, la mantequilla para lo único que es buena es para engrasar puertas.
Espero que disfrutes de este blog que es variado. Ultimamente centrado en el desempleo, pero con muchos viajes y muchos platos diferentes

Guisaillo Papa dijo...

Desde luego disfrutaremos de tus anotaciones gastronómicas y de lo demás, sin duda. La mantequilla, en su justa medida, pero qué vamos a decir los mediterráneos de esto, con el aceite de oliva como estandarte.
Un saludo y gracias por tus comentarios, esperamos que nuestro pequeño espacio te siga gustando. Tienes en él tu casa y está completamente abierto a que sigas comentando.
Jordán.

Marqués dijo...

Como sabrás perfectamente, por la amplitud de experiencia aeronáutica que compartimos, la ley de Murphy se cumple a rajatabla en esto de los aviones también y el día que más apurado de tiempo vas, resulta que vas a coger el primer vuelo que sale a su hora en semanas, si no meses...

Kikas dijo...

Guisaillo, de verdad, no perdamos la amistad antes de afianzarla;
La mantequilla, en las bisagras de las puertas, efectivamente en su justa medida, que si no gotea.
Te recomiendo una entrada que escribí hace meses:
http://dakipalla-kikas.blogspot.com/2008/06/y-mirad-que-he-comido-mierdasdeliciosas.html
Por si acaso te faltan ideas ;-)

Kikas dijo...

Marqués, pero esta vez, la ley de Murphy se cumplió al llegar. Hubiera llegado antes al cliente en coche desde Madrid. ¡Menudo atasco!
Cada vez llevo peor el que me tenga que desnudar en los aeropuertos. Dependiendo del pais, zapatos, o cinturon, o reloj, o...todo
El otro día, salto a lo fosbury, tirarme en plancha, y nadie sospechó des ojos de pirado ;-)

Mela dijo...

Hola, gentleman ;-)
El título de esta entrada es una ironía porque, por lo que he leído, no perdiste ninguna facultad
Eso sí, no se puede exprimir un zumo... se exprime una naranja para obtener el zumo ;-)
Sí, soy una lady que se ha levantado con el pie izquierdo hoy ;-)