domingo, 25 de octubre de 2009

LA FERIA DEL MARISCO

Para uno que ha trabajado en una empresa gallega e, incomprensiblemente siendo de más acá de Ribadeo, ha hecho amigos allí (Y buenos) supongo que no es nada extraordinario. Sin embargo es un clásico que todos los años nos gusta dejarnos caer por la Feria del Marisco de las Rozas.

Ya, ya, gallegos que me conoceis. No os tireis en plancha con el puñal en la boca. Yo tambien podría hablar de alguna Tarta de Santiago, en Santiago, "para turistas" y no lo hago.

Este año tocaba la Feria del Marisco que no sabía si iba a tener pasta o no...pero Dios da pan a quien no tiene dientes y pasta a quien no lo merece, y creo que en este apartado entro yo.

El pasado domingo aprovechamos que vivimos en un área "liberal-conservadora", de misa dominical vamos y, uno que es de pueblo (Esto mi mujer no lo comprende), nos dejamos caer a la una y diez. o sea, en mitad de misa mayor.

Ni un alma en la cola de pedidos.

Yo a los niños ni les obligo a ir a Misa ni a que no vayan. O sea, si quieren asistir al culto, encantado, es su decisión. Si no quieren, unos años que se ahorran. La educación que pretendemos darles (Con permiso de los abuelos, por supuesto, y sin que se enteren demasiado, que ya se sabe que cuanto menos se discuta mejor para todos) es una educación ética en la que encaja la práctica religiosa...y lo contrario, que diría Rajoy. Que sepan diferenciar el bien del mal y procuren practicar el bien, independientemente de si existe algo que nos trasciende o no. Al final los de Gurtel y aledaños me siguen demostrando que las misas dominicales no te hacen mejor persona. Si acaso te ven a la salida de Misa, que no es lo mismo.

Que conste que mis ideas respetan absolutamente a aquellos que, de corazón, creen. Para nada a los golfos que, además de ser golfos, son intransigentes. (O sea que los intransigentes a secas todavía tienen un pase, aunque sea con el pico).

No sé en lo que estábamos, pero ya era hora de pedir. Unas ostritas de Arcade, mejillones (Son humildes pero me encantan), pulpo, gambas a la plancha, una mariscada para dos, empanadas, y una tarta de Santiago, aderezado todo con un buen Alvariño.

Y JA que quiere arroz marinero....siendo su madre de Alicante... (A estos niños no hay Dios que les entienda)

Vienen con la mariscada y los niños que no han probado nunca los percebes. Mierda para mí porque yo, a sus años, no había navidades que no tomase percebes y angulas, teniendo mi padre un trabajo en el que ganaba la tercera parte, a euros corrientes, de lo que gano yo. (Tampoco la vida estaba tan cara, pero si él se lo podía permitir no sé por qué yo no. ¿Quizás porque nosotros no teníamos Mc Donalds?)

No podemos terminar, y la gente comienza a salir de Misa, como imaginaba, y se comienzan a formar colas para pedir. Y me doy cuenta de que, aunque parezca que todo cambia, hay muchas cosas que siempre serán iguales. ¡Mierda! Y había quedado en avisar al Marqués. ¡De esta me mata! (¿O a lo mejor estaba en Misa?)

8 comentarios:

Jevy dijo...

Como el Chikilicuatre:
Uno: el móvil mp3. A ver si os pasáis al móvil con cámara de más de 0,3 megapíxeles, porque entre las fotos de (creo) tu persona engullendo patitas de marisco y los monstruos de las películas asiáticas que nos tragábamos en los años primeros años 70 no dista gran cosa.
Dos: la verdadera libertad de los niños es alejarlos de todo tipo de comecocos en su tierna infancia para que, cuando sean librepensadores realmente, decidan. Un niño de 4, 7, 10 años no puede decidir por sí mismo. Es lo mismo que si le dejas decidir por sí mismo lo que quiere comer. Tendrás un obeso mórbido en menos de dos años. O sea: soy partidario de que la religión esté presente en su vida por el tema de las navidades, explicarles lo que es cada religión pero que lo vean como algo que no les afecta. Pero luego, ya habrá tiempo de les intenten engañar con tantas cosas que ésa será una más. Y ya decidirán. El tema está en que en una supuesta nación católica, ni el 30% es practicante. Por algo será.
Tres: afloja la cartera. Ir a la feria del marisco y comer ostras, gambas, pulpo y mejillones... parece que has entrado a trabajar en Toys'R'Us. Gástate ese sueldazo y pégate una mariscada de verdad: percebes, camarones, centolla, bogavante, langosta... Mariconadas, las justas (Kikás dixit).
Cuatro: el Marqués no estaba en misa. El Marqués estaba pegándose la mariscada en El Cantábrico, La Trainera o uno de éstos y sacando la American Express Oro, que aún hay clases, y nada de Ferias del Marisco tipo Sor Citroën.
Nada, aquí un amigo.
(Troll)

Kikas dijo...

Por alusiones;
Uno, que ha trabajado mucho con periodistas sabe que hay veces que la calidad gráfica ha de ser sacrificada en beneficio del interés social. Y esas fotos de un gentleman comiendo en público lo merecen.
Dos, ¿Qué crees que iba incluido en la mariscada para dos a 50 Eurillos? Todo eso que dices y algo más que, por acarrearlo nosotros mismos, no iba incluido el servicio y de ello nos beneficiábamos.
Y eres un ser miserable. Ya había pasado a la segunda página del Blog la entrada sobre la Visa Oro del MBNA y me lo vuelves a recordar a traición en la persona del Marqués. Y yo teniendo que pagar con la PASS del Carrefour....(Que nos hacen un 1% de descuento, por cierto)

Marqués dijo...

No te preocupes Kikas, no estaba en misa, aunque estoy yendo más últimamente porque por primera vez en mi vida he encontrado a unos curas que dicen cosas interesantes en la homilía (será porque la parroquia se llama Tomás Moro...), sino comiendo en casa porque celebrábamos el 12 cumpleaños de la mayor (Diós, que viejos nos hacen!!).
En cualquier caso que te aproveche y que te quiten lo bailao...que hay mucho envidioso por ahí fuera...

Jordán Abellaner dijo...

Desde luego cómo te lo pasas, mariscos, monos, huevas de hormigas...! No te privas de nada. Di que sí. Aunque no tengan mucha calidad, la foto atacando las patas es impresionante, Kikas.
Un saludo

Kikas dijo...

Ten cuidado Marqués, que a ese le cortaron la cabeza.
Que me di cuenta cuando yo también le estaba cortando la cabeza al quinto langostino, y no me parece bien, que te había dicho que te avisaba….

Kikas dijo...

He tenido tiempos mejores, Jordán, pero, desde luego, has dado con alguien que, por educación, considera que la gastronomía es una manifestación primaria del acerbo cultural de un país, por mucho que los cocineros no firmen manifiestos en los periódicos de esos de “intelectuales”.
Ojo, he dicho cocineros, no engañabobos

Mela dijo...

Kikas, creo que en esta entrada formaste un buen enredo entre la Misa y el marisco ;-)
Hay gente para todo... a unas personas les gustará ir a Misa, a otras les gustará el marisco y a otras les gustará ambas cosas
También habrá gente que no irá a Misa ni le gustará el marisco... como yo, por ejemplo
Bueno, gambas puedo comer... ostras, percebes y angulas no
Adivino que ayer, domingo, no debiste ir a Misa ;-)
Feliz inicio de semana

Mela dijo...

jajaja... Tranquilo, Kikas, que me voy a comportar y te voy a contar el motivo de mi risa
He imaginado a Chiquito de la Calzada leyendo esta entrada y he imaginado lo que te diría
Te diría... "Cobarde pecadorrr de la pradera, mientras se celebraba Santa Misarrr, tú pecabas comiendo mariscorrr"
Feliz martes ;-)