martes, 17 de febrero de 2009

UNA EXCURSION A LA MONTAÑA

Y es que no todo va a ser hablar de trabajo o viajes al más allá. Este año todavía no me había estrenado y Juan A. llevaba varios fines de semana pidiéndome ir a esquiar.

He de reconocer que, así como hay padres que encuentran la complicidad de sus hijos yendo al fútbol, a mí me está costando. Entre otras cosas porque odio el fútbol, y el rugby, a mi retoño, tampoco le hace demasiada gracia. Y como España no gana ni a las tabas, y el Colegio ha pasado tiempos mejores, con 8 años se desilusiona de no ver ganar nunca.

O sea que, el sábado pasado nos pegamos el gran madrugón para poder estar en Valdesquí antes de que cerrasen el parking. Me sorprendió lo fácil y rápido que se desperezó. Recien habían dado las 6 de la mañana.

Al llegar a la Estación me preguntó

"¿Pero vamos a esquiar de noche?"

La nieve, debido al viento que ha pegado en la Sierra, estaba bastante dura. Juan A. solo ha esquiado un año, con lo que bastante tiene con hacer la cuña. He de reconocer que se portó como un campeón. Subió a todas las pistas y, aunque en alguna le costó más de la cuenta, lo pasamos de maravilla.

El día, para quedarse a vivir allí.

Nos metimos un bocata a eso de las tres de la tarde parecido a los que yo me pegaba con mi padre cuando iba con él a cazar o a pescar, y nos volvimos antes de que la marabunta colapsara la carretera de Navacerrada.

Me hizo prometerle que volveríamos otro día, y juro que estoy deseando poder cumplir esa promesa.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Devido con B de burro.

Belle de Jour

Kikas dijo...

Joder, Belle, no me perdonas una, que la v y la b están juntitas en mi teclado QWERTY, y al mejor escribano se le escapa un borrón, sobre todo cuando tienes sobrepeso y un dedo ocupa más de una tecla ;-).
Bueno, como a mi tambien me chirría cuando veo una falta de ortografía, haciendo una excepción, lo he corregido
Gracias Belle, por el aviso

El 23 dijo...

Kikás que se escribe devido con B de Belle de Jour.

Antes de puvlicar ai ke reler.

----

Kikas dijo...

Vale, ya teneis carnaza
¡Que con que me lo diga uno me valeeeee!
Eso sí, nadie piensa en lo de miedo que lo pasé, sino en lo vurro que soy!!!!

El 23 dijo...

Ya sabes que yo no tengo gustos de pijo (no esquío, no juego a golf, ni a paddle, ni a hockey, por no jugar ni juego a rugby), así que no puedo valorar si esquiar es placentero.

Aunque probablemente las cosas están cambiando mucho. Ya sabes que el Gobierno Zapatero 2 para contrarrestar los efectos de la crisis económica ha puesto en marcha varios planes para relanzar la economía con gasto público. Entre ellos un Fondo Estatal de Inversión Local. Es interesante que, a pesar de que se sabe que la crisis en España es especialmente dura debido a la dependencia de la economía española de la construcción (ya que según fuentes del gobierno la construcción directa o indirectamente es responsable del 34% de PIB), la mayor parte de los proyectos presentados incidirán en la construcción como motor de la economía. Encima, la mayor parte de los proyectos no son productivos sino que llevarán a un mayor gasto futuro. A mi pueblo (y aquí viene la conexión con los deportes pijos) le correspondía un poco más de un millón de euros. La parte mayor se la ha llevado la construcción de una residencia de ancianos (casi un millón de euros) y con el resto (aproximadamente 78.000 Euros) se van a construir dos pistas de Padel Tenis (ojo, no confundir con Paddle Tennis, que parece ser que es otro juego que debe ser más pijo y por eso se escribe en inglés). Lo que no tengo claro es a que jugaba Aznar cuando le llamaban pijo por ello: ¿a Padel o a Paddle?

¿Tenéis ya, Kikás, pista de Padel Tenis allí al lado del Gorbea o allí las subvenciones se emplean con más criterio económico?

Eso sí, que me da a mí la impresión de que si hay atasco para ir a esquiar, la crisis no será tan mala, ¿no?.

Un abrazo.

Kikas dijo...

23, para no tener gustos de pijo, tu querencia por el Whisky de malta lo disimula bastante.
Eso de que el esquí es para pijos, gracias a Dios cada vez es menos cierto. ¿Tú me ves como un pijo? Ojo, que no he hablado del Marqués ;-)
La verdad, en el Valle de Zuya no sé a qué van a dedicar esos fondos. Pero en mi pueblo no estaría mal una bolera porque, siendo el más importante de los 12 que forman el partido judicial (Ya sabes que en el norte, los partidos judiciales son prolíficos en concentraciones urbanas, bueno, no demasiado concentradas), es el único que no tiene bolera, con lo que se ríen los de los demás (Y eso en los pueblos jode)
Y no estoy hablando de una Bolera como en Kansas City, sino de las-de-toda-la-vida, con un madero en el centro, y 4 bolos de madera dispuestos en triángulo, a ser posible techada para no mojarnos en todos los días excepto los dos o tres que no llueve al año.
Estoy seguro que más de uno me aplaudiría....

El 23 dijo...

¿Yo querencia por el güisqui de malta?

Un rico de mi pueblo llegó a tener casi cien años y todo el mundo le preguntaba a que se debía su longevidad. La respuesta fue la siguiente: "Jamás he dejado que ninguna comida o bebida de mala calidad entre en mi cuerpo".

El único interés que yo tengo por el güisqui de malta es que es una de las mejores inversiones del mundo. Mira el precio de una botella de un buen güisqui de malta de doce años de ahora y comparalo con el precio de hace diez años. Oye, ni el oro, ni la plata ni siquiera la inmobiliaria alcanzan esos rendimientos que en algunos casos llegan al 600%. Los precios se están disparando debido a la creciente demanda de....la India.

Así que el güisqui de malta es un buen remedio para las crisis bien como inversión bien como tónico.

Y ahora me voy a hacer algo útil.

Hasta mañana.

Kikas dijo...

Pues entonces se deberá a que contigo acabo siempre desmejorado el que piense que te gustaba el Whisky de malta como a mi. ¿Con quien cojones bebia yo aquel día entonces? ¿No eras tu? ¡Joder, menudo pedo!

Jevy dijo...

Saludos desde mi convalecencia. Aún me duele escribir un rato, pero algo voy mejorando. Por fin me operaron el pulgar de la mano derecha de la rotura de ligamentos, y ando esperando la rehabilitación, con lo que ahora mismo tengo la misma habilidad para tocar la guitarra que Kikás con su dedo chocho.
Voy a coincidir con 23 en que el esquí es cada vez más un deporte de pijos. Pero todo razonado.
Cuando yo empecé a esquiar, en 1971, con los 5 años aún por cumplir, esquiar era algo así como ir al Polo. Las botas eran de las que se untaban con grasa de caballo y de cordones de esos de pasar cruzando.Los esquíes Sancheski con ataduras de cangrejo eran como deslizarse con la tabla de cortar verduras de la cocina. Y los remontes... ¡eran las piernas! Subíamos a pata y bajábamos laderas, con más afición y menos resuello que un anciano por el Sahara. De comida la tortilla de patatas de casa, porque no había chiringuito cerca de pistas.
Cuando subimos el invierno pasado a esquiar a San Isidro, el cambio era claro. Ahora el material de esquí es carísimo, el forfait, etc... Para un fin de semana invitados por unos amigos en su apartamento, sin pagar comidas ni cama, se fueron unos 300 euros. O sea: sólo esquiamos ese fin de semana. Los precios de alquiler de material, forfaits y clase para mujer e hija mayor durante dos días se llevaron la mitad de un S.M.I. de un mes. Casio nada. Como para que sea un deporte de pobres...

Kikas dijo...

Jevy, Bienvenido de nuevo;
Empezaba a pensar que te habías enfadado conmigo ;-)
Dudo mucho que tu capacidad actual para tocar la guitarra sea la misma que la mía permanente porque eso equivaldría a decir que es nula, pero bueno, se admite la licencia exagerada del escritor.
El esquí, lo mismo que la vida, lo puedes encarar de un modo pijo, o no. Salir un día de vinos por Lo húmedo de Leon, o el Casco Viejo de Vitoria, sin meterte medio kilo de percebes te puede salir por más de un forfait, y al final te has metido solo 10 vinos (Cosa que los que no somos catalanes, sabemos que es la cosa más habitual del mundo. Y esto de los catalanes no es peyorativo. Es que ellos tienen otro modo de alternar, ni más ni menos. En vez de entrar y salir en sitios, como en mi Vitoria, ellos se sientan en el primero y no se van hasta la hora de cenar)
Con Juan A. nos metimos dos bocatas de embutido, ibérico, hay que reconocerlo, pero nada de "Nouvelle cuisine", o sea, dos señores bocatas y no dos pulgas. No me llevé la bota, porque eso no se estila ya, pero bebimos de una botella del rico agua "del manantial del Grifeau", y la clase que le pagué al pobre, se la pagué en carne, porque ya le hubiera gustado tener un profesor como el mío, "el Pulmo", paisano tuyo y hombre reposado y paciente que lo más que me ha cobrado nunca ha sido una cerveza.
¿La indumentaria? Pues de los almacenes de Hong Qiao, Pekin, paraiso del regateo, cuyo importe no creo que llegue en total a los 25 Euros entre chamarra y pantalón. ¿Las botas? pues de la tía de Juan Arturo, mujer menuda y con pie pequeño (Aunque al pie de Juan Arturo aun le falta crecer 3 ó 4 números para tocar la puntera) y que han de contar del orden de los 25 años de antiguedad.
¿Los esquís? Unos Rossignol con fijaciones Salomon comprados de segunda mano que me costaron la increible cifra de 6 € e incluian bastones en el lote. (Los míos me los regaló el Pulmo, aviso) Mis gafas, unas Vuarnet que deben de tener 30 años, por lo menos, compradas en Andorra cuando en Andorra se podían comprar esas cosas (todavía ahora estarán de moda y me las quitará mi hija). Mi chamarra, si te fijas, regalada por un proveedor, que ahí voy haciendo de hombre anuncio.
Si a esto es lo que se llama ser un pijo, lamentablemente habré de reconocer que lo soy, pero no creo que sea el caso.
¿Ves como no son los deportes lo pijo sino como lo encaras?
Otro día hablamos de Golf y del increible conjunto de palos que tengo, tambien comprados de segunda mano, que parece mentira que tenga que explicar esto....
Un abrazo, Jevy ;-)

Anónimo dijo...

Si digo roñoso me quedo corta, tu lo que padeces es el Síndrome de Diógenes.

Belle de Jour

Kikas dijo...

Gracias Belle, por tu comentario. Nos acabas de aclarar una de las grandes incógnitas de este blog que, en conversaciones privadas,manteníamos los habituales....¡Eres mujer! "me quedo cortA"
¿Veis jevy y 23 como no se puede contentar a todo el mundo? Uno quiere que sus hijos entiendan que no se puede tener todo, que cada cosa conlleva un esfuerzo y que no por tener el equipamiento mas guay (Y de esta temporada, por supuesto, porque sino, no sirve) esquias mejor, y otra se va pensando que voy almacenando en mi casa todos los desperdicios que encuentro por la calle.
Esto me recuerda al hermano del Chonfli, que vivió en Japón recien acabada la carrera, y tenía su casa amueblada con los últimos electrodomésticos encontrados en la calle con una antiguedad media de un par de años.
Yo, en estos momentos, lo que padezco, con tanto pelo en mi cabeza y cara (que no sé si os habeis dado cuenta de mi cambio de aspecto) no es el síndrome de diógenes...sino on ozito
¡Envidia, 23!

Mela dijo...

Kikas... esas excursiones a la montaña merecen la pena... no me extraña que estuvieras deseando cumplir tu promesa