viernes, 27 de febrero de 2009

UNA ESCAPADA A SIERRA NEVADA CON EL MARQUES

El Marqués y yo somos amigos. No sé si esto lo he dicho en alguna ocasión o no. Seguramente, pocas personas habrá más diferentes que nosotros dos. No opinamos lo mismo ni de política, ni de economía, ni siquiera de la vida, pero supongo que ahí está la gracia.

En alguna ocasión que él necesitó ayuda, yo intenté prestársela. Cuando la necesité yo, ahí estaba él. Ahora que la necesitamos los dos...¡socorro, que nos ahogamos!

La vida nos está poniendo continuamente a prueba, y salimos como podemos a flote. Sin embargo hay veces que te acabas cansando, y cuando estás muy cansado, hay que tomar aire.

Y eso es lo que nos pasaba, que necesitábamos tomar aire, y nos fuimos a buscar el aire más puro que pudimos encontrar. Aire a 3.000 metros de altura, en Sierra Nevada.

La familia del Marqués tiene un apartamento allí. Yo solo había salido a esquiar un día este año. Carmen sabe estas escapadas, lo que recargan mis pilas, y me suele incluso animar a que me vaya una semana al año, como ocurrió esta vez.

El Marqués tambien necesitaba un poquito de aire fresco, y le propuse escaparnos 4 días.

Llegamos el domingo por la noche, con muchísimo frio. El Marqués esquía desde que era niño, no como yo que comencé pasados los 30 años, y así me va. Me mantengo de pie, y bajo por cualquier sitio, pero no harán conmigo un cuadro acerca de la estética encima de unas tablas (Como no sea de planchar).

La diferencia entre Pulmo y el Marqués, aunque no sé decir quien puede esquiar mejor de los dos, es que Pulmo es un obseso del esquí. Si abren las pistas a las 9 de la mañana, está haciendo cola a las 8,55. Si cierran la estación a las 5, es el último en tomar un remonte para cerrar pistas. Entre medias, alguna barrita energética apresurada en un remonte, no sea que pierda tiempo de esquí. Supongo que mea como los ciclistas, en marcha, por si hay alguna escapada.

Marqués no. Marqués, como cualquier aristócrata, no madruga. Eso es para pobres. Marqués llega entre 10,30 y 11. A las 12,30 se toma una cervecita con patatas, que hay que reponer fuerzas. Por supuesto, entre dos y media a tres, un bocadillo con otra cervecita, que no se van a llevar las pistas. Y a eso de las 4 ó 4,15, ya está entrando en el apartamento a descansar con otra cervecita y unos cacahuetes.

Yo, que he esquiado, es un decir, con los dos, me adapto a todas las circunstancias. Disfruto del esquí con Pulmo, que además es un profesor paciente. Disfruto del esquí y de los pequeños placeres que se pueden encontrar alrededor con el Marqués, como se observa en la foto.

Recuerdo mi primera escapada con Pulmo. Fue a Baqueira. Pulmo me apuntó en un curso. El monitor se llamaba Benjamín, y era un paisano del Valle en sus 50. Nuestro grupo, de principiantes, estaba compuesto por 7 chicas de entre los 35 y los 50, y yo. Benjamín, en cuanto vió el grupo, ya decidió que no se iba a matar por enseñarnos a esquiar, que seguramente, casi todos los miembros del grupo, estábamos allí por una embarcada de nuestras parejas, como supongo que así era, y procuró que la semana pasase lo más tranquila posible. Presión cero. Lo que aprendí ese viaje, me lo enseñó Pulmo cuando acababa el curso, a las dos de la tarde. Ninguna de mis compañeras se molestó lo más mínimo ante la nula exigencia de Benjamín, más bien al contrario. Ya que era una embarcada, que fuese lo más leve posible.

Soy una persona exigente conmigo mismo y constante. Me propuse esquiar hará unos 10 años y, modestamente, me mantengo encima de unas tablas con cierta dignidad (que no estilo).

Ya que iba a esquiar 4 días este año, encargué un tiempo como para quedarse a vivir allí. ¡Menudos días más maravillosos! Y toda la nieve que os podais imaginar.

El primer día, en un remonte, vimos a un trabajador de la estación a las 11 de la mañana con una cerveza. A las 4 de la tarde, despues de montar en ese remonte casi 10 veces, seguía con una cerveza departiendo. ¡Menuda productividad! Espero que fuese catador de cervezas, si no la ruina para cualquier empresario.

Por supuesto no volvimos a verle en toda la semana. Suponemos que fue la presión de la jornada laboral ;-)

Sierra Nevada es una estación grande, lo que hace que sea muy divertida. Si a esto unimos que la nieve estaba buena, buena....lo que hemos disfrutado es dificilmente explicable.

Algo he aprendido este viaje. Cuando en Sierra Nevada dicen que hay hielo, no es que la nieve esté dura. Es que esquías sobre placas de hielo azul, con lo que la posibilidad de torrijas crecen exponencialmente según el hielo que te digan que hay. Y había zonas, altas, con hielo, pero de verdad. Y he aprendido que, si se te cruza una placa de hielo en tu camino, eso de meter rodilla y clavar cantos es una bobada. Pasa por encima lo más rápido que puedas, pendiente abajo, y rezando no se te vaya una pierna, como una vez me ha ocurrido, por cierto.

No había mucha gente, pero estaban los soldados del regimiento de montaña todos los días. Solo pido una cosa por la integridad territorial de la patria. Cuando Hassan decida invadir la península, por favor, que no lo haga por zona nevada. Los pobrecillos estaban aprendiendo a esquiar, y las leches que se daban eran curiosas. Supongo que un invierno esquiando todos los días, hará maravillas pero, en este momento, por favor, que Hassan desembarque en la playa y no se tire en paracaidas en las montañas....

La belleza de la Sierra se observa en estas fotos, teniendo detrás el pico más alto de la Península Ibérica, el Mulhacén, con 3481 mts, o la siguiente, con el segundo pico más alto, el Veleta, con 3398. Los remontes llegan hasta más de 3200 metros, con lo que cuando pega viento....os podeis imaginar.

El tiempo, como os he dicho, para quedarse a vivir.

He de decir que hemos disfrutado como enanos.

Hemos cargado pilas. Eso sí, a buenos chicos no nos gana nadie que no había día que no nos metiésemos en la cama despues de las 11.

Viajar con el Marqués es como viajar con una madre. No hay persona más pulcra y ordenada. Todo en su sitio. Viajando con él, no se pasa hambre, aunque en esta ocasión yo he sido el que me he encargado de la intendencia, y eso que no hice la mili por ser un inútil total....

Me estaba relamiendo desde el domingo ante unos macarrones con salsa de tomate que iba a preparar un día. Cayeron el martes, con su cebollita pochada, su tomate natural frito poco a poco, su chorizo, un poquito de pimienta, una pizca de vino blanco. El Marqués me quería sacar a hombros.

Otro día nos metimos unos chuletones de buey para caerse de espaldas. Por supuesto, no faltó el buen vino para acompañar. En fín, que aunque nuestras chicas nos dejen abandonados, no nos moriremos de hambre. De otras cosas es posible que sí, pero de hambre, definitivamente, no.

El Marqués y yo hemos hablado de todo, e incluso hemos estado de acuerdo en casi todo. Increible. De acuerdo en Aznar, de acuerdo en Zapatero, incluso de acuerdo en Garzón, jejeje.

Ambos necesitábamos esta escapada. Nos ha venido bien.

El Marqués es mi amigo, creo que ya lo he escrito antes, y sabe que los amigos estamos para ayudarnos y para apoyarnos. Con esto creo que lo he dicho todo.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Mientras tú disfrutabas con Marqués por aquí se te echaba de menos. Lo damos por bueno si has cargado las pilas y tus biorritmos están a tono. Gracias Marqués por cuidarle.
Un beso

Kikas dijo...

Pues la verdad, me voy a emocionar.... aunque no sé quien ha cuidado a quien ;-)

Jevy dijo...

Un desastre... Gafas de chunda chunda (te vas a quedar cegato, no tienen pinta de ser de protección total), la calva al aire en varias ocasiones (cáncer de piel seguro), y encima te paseas con un anorak de Di Caprio, pero sin su cuerpo serrano. En vez de ir a desestresarte, te estás buscando la ruina. Eso sí, si no estuviese convaleciente, me hubiera apuntado a un relax como este pitando. Nunca he esquiado en Sierra Nevada, pero tuvísteis las condiciones idóneas para el buen esquí: buen tiempo, buena nieve, y sin colas. Y encima, el Marqués que no madruga. Al final, va a resultar que os vamos a encontrar en alguna foto en los periódicos cazando con Garzón y Bermejo, me parece a mí... Mucho quejaros de estrés, pero eso de levantarse en Sierra Nevada a las 10 y media y andar de cervecitas... como que no queda muy bien en estas épocas de crisis. Lo mismo te cierran el blog por apología de la dolce vita... (eso si no te está vigilando el Gran Hermano de China para encularte la próxima vez que caigas por el aeropuerto de Pekín, Shanghai o Hong Kong, ya sabes que es tu público más fiel, siempre hay alguien de Pekín observándote).

Kikas dijo...

Oye colega...por alusiones
Las Gafas unas Vuarnet de la moda que tiene que volver, porque hace 30 años que estuvieron de moda y ya les toca. Aunque bien mirado...solo la montura, que sabes que soy cegato de fábrica y los cristales son de oculista.
Proteccón 50 en las entradas, que ahora llevo una melena aleonada que envidia me ibas a tener (Bueno, la melena me va a durar 20 minutos, que me voy a rapar hoy), el marqués, en cambio, como es medio sueco, como una gamba en la azotea.
Y no nos levantábamos a las 10,30, que el Marqués se ducha por las mañanas y nos metíamos un desayuno de padre y muy señor mío. Por cierto, impresionante aceite virgen que gasta el Marqués y rico el café que hace su cafetera de-toda-la-vida.
Y ya sé que este comentario tuyo no es cariñoso....sino de envidia total. Pues debes de tenerla, sí. Lo merece.
Osculos, Jevy

Jevy dijo...

Envidia sana... La verdad es que tengo ganas de esquiar, pero aún no he empezado la rehabilitación, y el dedo sigue jodidum. Pero ya ves que tengo buena vista, ¿eh? Se veía claramente que esas gafas de sol eran de cuando tú y yo calzábamos pantalones cortos y usábamos pañuelos Guasch para los mocos colgantes camino al colegio(alguno sigue usándolos, parece ser...). Pero se ve claramente que sois unos esquiadores/vividores: yo soy de esos que si va a esquiar, aprovecha hasta el último viaje. Creo que es porque ahora esquío cada varios años un par de días, y cuando cojo los esquíes (para lectores latinoamericanos llegados buscando cosas raras, "agarro los esquíes) tengo "mono" de esquí. Aún más envidia me da el Marqués, con apartamento en Sierra Nevada, quizás de las mejores estaciones de España. Y sobre todo, al tener esquí en cotas tan altas, se asegura años de pervivencia pese al cambio climático.
Nosotros estuvimos pensando en comprar un apartamento en la estación de San Isidro (a una hora de León, la mejor de la Cordillera Cantábrica) animados por unos amigos que pasan allí con sus hijos los fines de semana del invierno. En el banco, el director, amiguete, me dijo que él no me aconsejaba la compra (para la cual, evidentemente, necesitaba mi segundo préstamo hipotecario). Me dio dos razones. La primera, visionaria, con la que yo estaba de acuerdo: el mercado inmobiliario estaba muy inflado, y en cuanto se desmoronara, las primeras viviendas que perderían su valor serían las segundas viviendas, y más en lugares en que no se pudiera ir a menudo, como una estación de esquí sin nada más. La segunda razón era más "real" y convincente. Él sabía que yo había empezado a esquiar allá por 1970, casi casi con pañales. Me dijo: "piensa en la nieve que había hace 30 años, la que había hace 20, la que había hace 10 y la que hay ahora. En San Isidro, en 15 años más, la estación de esquí tendrá nieve de forma anecdótica a cotas esquiables". Y era verdad. Yo me rompí la tibia esquiando a los 6 años en una pista con dos metros de nieve que hoy en día ya está desaparecida, porque a 1300 metros es rarísimo que haya nieve suficiente y dura tres día tras las nevadas. Sin embargo, en Sierra Nevada, la nieve todavía durará al menos hasta que no tengamos edad para esquiar...(bueno, no sé ya si estás en edad de esquiar... ;))

Marqués dijo...

Por alusiones:
A las 10 o 10 y media estábamos ya esquiando, no levantándonos. Para mí eso es toda una proeza. Ahora porque cuando voy con mis chicas es imposible que estemos todos listos tan rápido...y cuando era más joven porque con el forfait de medio día iba que chuta después de haber estado de marcha hasta las tantas. A Kikas le sorprendía que a Sierra Nevada se la considere la estación con el mejor "apres-ski" de España, pero es que, como le dije, la gente empieza a salir a eso de las 11 de la noche después de haberse echado una siestecita...
Desde aquí alabo las habilidades culinarias de nuestro amigo el hijo del médico y confirmo que el aceite tan bueno es de Baena y lo comercializa nuestro amigo y compañero del Mayor Pablo Barrios en su empresa "Reserva de Baena" http://www.reservadebaena.com/
Para años posteriores acepto trueques de jornadas cinegéticas por subidas a la sierra. Ya sabéis, presión la justa...
Gracias Kikas!

Anónimo dijo...

¿LLego a tiempo de evitar el desatre de que te cortes "la melena"?
Que poco dura la alegria en casa del pobre....

Un beso

Kikas dijo...

Pues sí, Anónima (Y digo anónima porque nosotros, los hombres que no somos rusos, no nos damos besos), mi melena aleonada es historia...y no sabes el peso que me he quitado de encima...
Y lo de pobres no sé por quién lo dirás....

Kikas dijo...

Pues Jevy, ya sabes, invítale al Marqués de cacería por "lo húmedo"...y a ver qué se puede hacer el año que viene. De todos modos, el Marqués, acostumbrado al lujo, no da importancia a lo de esquiar comodamente en Sierra Nevada (Oye, que de la puerta del apartamento a pistas, en llanito, debe haber como 100 metros y creo que exagero). O sea, que tú como yo, darías dinero...
Respecto a lo de comprar el apartamentillo en San isidro, Jevy, como todos vayamos buscando la rentabilidad inmediata estamos jodidos. En efecto, un bien inmueble ha de ser una inversión, pero pretender que tenga líquidez en mitad de una crisis, es complicado. Ahora bien, si cada año que pasa hay menos nieve, cosa que este año creo que se incumplen las estadísticas, pues efectivamente, a lo mejor no lo puedes vender nunca porque el mejor momento sería justo despues de comprar y...creo que me estoy liando. (¿Seguro que era el Director del Banco y no Manuel Toharia?)(Si digo Mariano Medina sí que perdemos todos los lectores de menos de 35)
Lo que sí es cierto es que Sierra Nevada es una estación que empieza a 2000 metros, donde otras terminan, pero acaba a 3200, y ahí sí que hay nieve (Bueno, y un hielo azul que como te pille la placa a mitad del giro date por jodido)
Respecto a mi edad, creo que muy parecida a la tuya, lo que pasa es que estoy de mucho mejor ver que un "Rosendo" pàsado de moda....;-)

Kikas dijo...

23, pásale el recibo al Marqués que ya tenemos nuestro primer anuncio de aceite.
O sea, Marqués, que la próxima, ¿si no te invito escopeta en mano no hay próxima?
Y es que es lo que tienen los que son ricos de cuna, que eso del esquí, el golf, la vela y demás, que tanto esfuerzo y dinero nos han costado a todos los advenedizos, ellos lo tienen superado desde los 15 años, y ahí nos ven a todos esforzándonos por no hacer demasiado el ridículo mientras ellos, con un estilo de Gstaad se deslizan gracilmente pendiente abajo (Sí, empleé el adjetivo gracilmente refiriéndome al Marqués, o sea, imaginad cómo esquía)
Y lo de salir, efectivamente, a las 11 de la noche, no pudo ser. Estábamos acompañados todos los días...por Morfeo.
Fue un placer cocinar para vuecencia y repetimos cuando los hados se vuelvan a confabular.
Devuelvo los agradecimientos. No son merecidos.

Anónimo dijo...

Que torpe Kikas, mira que no escarmentar con Sansón....

Kikas dijo...

Lo mío no es una cuestión de fuerza bruta, anónimo, sino intelectual...que creo que Sansón no practicaba.
Y además fue una cuestión de autoafirmación capilo-personal. Ahora que ya me he visto que puedo lucir plumerillo, eso de peinarse todos los días....es que es muy incómodo

El 23 dijo...

Pues has hecho bien en cortarte el pelo porque si no a poco que te descuides acabas como Al Leong, más conocido como el chino malo de las películas, cuyo oficio consistía en morirse en todas las películas de acción (En la serie del Equipo A muere dos veces y en Die Hard, traducido en España como Arma Letal, Bruce Willis lo mata en las entregas 1 y 4).

Aunque siempre podemos recurrir, para tener clara la imagen, a la versión patria de Santiago Segura.

Entre tú y yo, me quedo con el chino.

Jevy dijo...

Estoy pensando... ¿no serás gafe, Kikás? Te vas a China y tienen el gran terremoto, vas a Sierra Nevada y hoy se les cae el telesilla con heridos (espero que no haya habido muertos), te vas a un choko en Zuya y va Ibarretxe y puede perder la Lehendakaritza... Si es que vas a ser como Atila, por donde pisas, no vuelve a salir pelo en la cabeza... Por el corte no te preocupes, ya que Bono arregló lo suyo por unos 6.000 euros. Y mírale que digno ha quedado, ni se nota que tiene el pelo como la Nancy. Pues eso, háztelo mirar, que lo mismo das mala suerte. Yo ya estoy temblando, porque tras tu visita a la Catedral de León, que no está muy bien de salud arquitectónica, ya veo un futuro derrumbe de una de sus torres.

Kikas dijo...

23, Que tú me hagas crítica de mi melena aleonada, me inspira cierto pudor.
Prefiero no ser cruel. Todo el mundo sabe que asistí a colegio de pago, y no estaría muy bien visto.
Te hago el regalo de tu-nuestro pais número 41, Polonia
Un abrazo gélido desde Varsovia

Kikas dijo...

Jevy, así comenzaron otros, y en nuestro solar patrio, dárselas a otro de gafe, no es ningún regalo.
Solo apuntarte que, siguiendo tu razonamiento estricto, este Jueves, viniendo de Sierra Nevada, pasé cerca de Linares. No, no me lo recuerdes, Islero mató allí a Manolete.
Casi prefiero gente con menos memoria como amigo

Jevy dijo...

Estaré al tanto de los sucesos por Polonia, no sea que sufran la mayor ola de frío de su historia o que La Oreja de Van Gogh decida hacer una gira de 100 conciertos por esas latitudes, lo que confirmaría mis sospechas. Al final, fueron 23 heridos, pero de poca importancia, menos mal. Si no, da un poco de yuyu subirse a un telesilla. A mí, después de lo del dedo, va a ser difícil que Clara me convenza para volver a ponerme unos patines en línea.
¿Qué tal es Varsovia? Yo estuve este verano en Wroclaw (Vrosguaf en polaco) y me gustó bastante, porque además de ser una ciudad bonita, venía de la hipermasificada Praga y allí el turismo aún no es masivo. Eso sí, la República Checa es una maravilla, pueblitos y ciudades pequeñitas y lagos y de todo, merece la pena. Pero la Praga que conocí en 1988 (cantando con otros 4 de la tuna por sus calles y plazas) ha desaparecido. Ahora es un megahipermercado de recuerdos en un entorno bonito.

Kikas dijo...

Jevy, lo siento, hemos entrado en el Zara de Varsovia que está al lado de mi hotel, y nos han sonado todas las alarmas. Es lo que tiene ir con el marcapasos siempre conectado. Espero que esto no desencadene una crisis nuclear que ya sabes que una cosa siempre lleva a la otra.
Por lo demás, en Varsovia, más frio que en Burgos, o sea que imagínate como tengo las orejas de sabañones. Eso sí, una sopa de tripa de oso, y un ciervo con frambuesas que quitaba el hipo

El 23 dijo...

Yo calvo sí, pero digno, no vergonzante. Que yo tengo el pelo casi siempre al uno, cortado en casa con maquinita.

Cada vez que hablo de calvos vergonzantes me acuerdo de Anasagasti en el plano nacional y en el internacional de Donald Trump que para tapar la escasez de su pelo (tiene poco pero eso sí por todas partes no como Anasagasti) se hace un tupé de los que llevaban los ricos cuando The Beatles no había salido de Liverpool, y que, cuando ya te va faltando pelo, parece el algodón hilado que venden en la ferias.

Gracias por Polonia y ya sólo faltan nueve. Quizá nos de tiempo a llegar a 50 antes de Semana Santa. ¿Donde te vas esta Pascua de vacaciones? ¿O te quedas cerca de la capital del Estado?

-----

Enhorabuena, en el País Vasco han ganado los tuyos. Digo yo, porque como todos dicen que han ganado, algunos serán los tuyos, ¿no?.

Kikas dijo...

Joder, 23, desde que ha entrado el Euro, las raciones cada vez son más escasas. Si a eso tú le llamas estar cortado al uno, en tiempos del abuelo Patxi no llegaba al 0,5.
Esta Pascua supongo que me iré al mar, y espero comer arrocito rico, lo que no tengo nada claro es cuantos días van a ser....Dios proveerá.
Hace mucho, demasiado tiempo, que yo voto contra todos, con lo cual ninguno es el mío, qué lástima.

Jevy dijo...

Esto de las devaluaciones, Kikás, me recuerda al invierno de 1985, peleando contra la Ley de atribuciones, contra la que luchábamos los que estudiábamos (ábamos, ábamos) una Ingeniería Superior (vale... bueno... ¡Los que nos matriculábamos!, si es que eres de un quisquilloso...) porque daba atribuciones a los Ingenieros técnicos que antes no tenían. Recuerdo estar encerrados unas horas en Caminos, cantando con la Tuna de Caminos, el día que le levantamos el sombrero a aquél que luego nos quería (o me quería... no recuerdo, tempus fugit) canear. ¿Recuerdas aquellas cancioncillas? Te recuerdo alguna estrofa:

Por la Ley de atribuciones
que se ha hecho en la Moncloa (bis)
Un curilla es casi obispo,
un obispo casi Papa,
y a ingenieros superiores
nos quieren borrar del mapa.

OKAL, OKAL, OKAL es un producto sin igual... ¡El mejor! (Bis)

Por la Ley de atribuciones
que se ha hecho en la Moncloa (bis)
Un Sargento es General
y un A.T.S. cirujano,
y a ingenieros superiores
nos quieren dar por el ano.

OKAL, OKAL, OKAL es un producto sin igual... ¡El mejor! (Bis)

Por la Ley de atribuciones
que se ha hecho en la Moncloa (bis)
23 tiene melena
y Kikás tiene flequillo
y el hermano'el senador
es el más listo del pasillo...

Qué recuerdos... Bueno, puede que alguno esté ligeramente distorsionado por el paso del tiempo. Ya sabéis que existe un estudio que dice que cada vez que recordamos algo, cambiamos la realidad de lo que ocurrió. Por eso, cuanto más recordemos algo, más lo vamos modificando. Es más, estaba pensando yo ahora que cuando Kim Bassinger me vino a ver al Colegio Mayor, no parecía que estuviese operada. ¿Será que he ido cambiando mi percepción de la realidad a base de modificar mi recuerdo?

Kikas dijo...

Jevy, prometo una entrada de aquella noche, en la que murió Tierno Galván, y salías con Pelaez del encierro de Arquitectura de cantarles para que se animasen (Dudo que con Pelaez lo consiguieras), y Pelaez te dijo de llevarse la estatua que había en el patio de una persona a tamaño natural. Y ahí ibais tú y Pelaez con la estatua de escayola a hombros hasta que visteis un coche de la policia municipal (Que me lo dijo un pajarito) y dejasteis la estatua en la acera (Ultima obra pública de Tierno de cuerpo presente), y luego llegasteis a San Gines, y los parroquianos os pedían canciones a la memoria de "El viejo profesor", y lloraban (Y yo pienso, con el paso del tiempo, que era por ver tocar a Pelaez)y os llevasteis una de esas mesas de marmol que estaba mal atornillada al suelo, pero que pesaba tanto que tambien la dejasteis en la calle (Otra obra póstuma de mobiliario urbano del Alcalde Tierno), y en fín, menuda noche.... (Que me lo dijo un primo de Pelaez, porque tu discreción siempre fue proverbial)

El 23 dijo...

Oye Jevy, la última estrofa además de metida con calzador (lo tuyo es la música, no la lírica) es un anacronismo, porque en el 85 yo tenía bastante pelo.

A mi el pelo se me empezó a caer en serio en el Cisneros. Recuerdo al senador diciéndome: "A tí chaval, se te va a caer el pelo".

Encima de cabrón, vidente.

Kikas dijo...

Rubio, ¿a quien cojones quieres engañar? ¿Pelo en el 85? ¿O tenias 85 pelos? QUe hay material gráfico para hundirte un par de plantas
Me apetece comer gratis....¿Una apuestita?

Mela dijo...

Kikas... las fotos son preciosas... un lugar maravilloso para recargar pilas, sí
Me ha gustado lo que has dicho sobre los amigos
Por cierto, si abrieras un restaurante especializado en macarrones... y yo abriese otro al lado... el mío tendría cola
Tus macarrones están bien... pero, los míos, son mejores