sábado, 4 de octubre de 2008

¿YO AL SICOLOGO?

Sí, estoy yendo al sicólogo, ¿y qué?

Llega un momento en que, estás tan rodeado de argentinos por todas partes, o lees algún libro de estos de yankis yuppies urbanitas, newyorkers, que hasta te entra la curiosidad.

Esto me está sirviendo para conocerme más interiormente. Estoy hablando mucho de mí, de mis actitudes y comportamientos..y claro...estoy llegando al meollo del asunto.

En mi actual trabajo, en el departamento que dirijo, hay un ambiente estupendo. Es de justicia reconocerlo. Estamos sujetos a muchísima presión. De vez en cuando salta algún grito o algún Dios. La alta dirección de la empresa tampoco es fácil, para qué vamos a engañarnos, pero la gente lo suple con grandes dosis de buen humor.

Lo primero que me ocurrió cuando llegué a mi puesto de trabajo, bueno, lo primero no, me enteré a los 5 meses, es que, como en el colegio a los profesores, todos tenemos nuestro mote. Es el primer trabajo en el que me pasa esto. Soy de natural despistado y poco cotilla. Quiere decir, hago mi trabajo, me involucro personalmente con mi equipo pero presto poca atención a los cotilleos.

Recuerdo un día que estaba animando a mi equipo. Las cosas comenzaban a salir bien. Dije algo parecido a que, a partir de entonces íbamos a ir como un cohete. La carcajada que soltó mi encargado de logística, Javier, un tio eficaz como él solo, me dejó pensativo. No creia que mi speech estuviese dirigido a provocar la hilaridad, sino todo lo contrario. A mí, las arengas, desde mis tiempos de capitán de Rugby, no se me han dado mal. Creo que apelo a la fibra de la gente y esto les anima.

Al cabo de unos meses, me encontraba en una feria y estábamos ya cerrando el día. Había buen rollo. No sé a qué salió la conversación de los motes en la empresa. Aluciné. Claro, hombre modesto, yo suponía que nadie se habría fijado en mí. Craso error. Tenía mote desde el segundo día. Una vez que me lo comentaron vino a mi memoria la carcajada del cabrón del logista....todo el sentido del mundo tenía su descojono.

Pues eso, que estoy pensando interiormente mucho en mi visita semanal al terapeuta, y estoy descubriendo muchas claves acerca de por qué he de ir al mismo.

Y es que, en cuanto surge cualquier chorrada, mínimo inconveniente en el trabajo, todo el departamento comienza a gritar entre carcajadas ¡Madre mía, madre mía!. Yo, de natural discreto, no preguntaba acerca de esta costumbre que hace que cuando se retrasa un envío de la mañana a la tarde, el encargado empiece con la exclamación, hasta que un día el logista, él, otra vez él, me lo comentó. Es, creo, el único hombre del departamento. Es decir, que ningún otro hemos hecho la mili, supongo que a excepción de Ramón, el "eje del mal" Area Manager, es decir, aquellos paises que Washington estaría más contento de que no se les vendiese, pero que él hace y con indudable éxito.

Resulta que, Javier, en la mili, tuvo un sargento que era el "Sargento Madre mía". Su comportamiento debía ser el siguiente, más o menos. Su superior les ordenaba hacer esa tarde una marcha de 5 kms, lo que provocaba que él, hasta que comenzaba la caminata, no parase de exclamar, ¡Madre mía, 5 kms, madre mía!

Bueno, pues que somos como niños.

Teníamos que realizar unas compras a un proveedor italiano. Teníamos bastante urgencia. Javier se encargó de ponerse en contacto con ellos. Sonia, la italiana que nos atendía, respondío por correo electrónico comenzando el mismo por "Carisimo Javier" Nos ofrecía el precio y el plazo de entrega que estábamos solicitando. La responsable de compras estaba en copia en el correo. Al cabo de dos semanas, Javier solicitó a la responsable de compras el estado del pedido.

-"Por supuesto que no he hecho nada" contestó, "No me voy a jugar mi puesto de trabajo comprando algo que el propio proveedor dice que es carísimo"

Se le cayó el teléfono de la mano según lo escuchaba. No daba crédito. Teníamos el problema del plazo que nos urgía. De repente una carcajada atronó el departamento. Una carcajada nerviosa, liberando toda la tensión acumulada del problema en el que estábamos metidos. Menos mal que Sonia, competente como ella sola, había ido avanzando el pedido sin recibir nuestra confirmación por escrito.

Esta misma responsable de compras nos respondió ante nuestra solicitud de mandarle algo por correo electrónico con la aseveración inapelable de que no le podíamos mandar nada por correo electrónico. Ella solo tenía email.

Ante un viaje mío a Pekin, cuando se estaba gestando la neumonía asiática, mirábamos todos los días la página web de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Iba a ir con un compañero, el cual, se encontraba más tranquilo que nadie que yo hubiese conocido en circunstancia semejante. No soy una persona que se acojone facilmente. Es más, hacía mis cálculos de probabilidades y entendía que, aunque era un viaje de riesgo, podía ser asumible. Un día, sin embargo, le pregunté como se encontraba tan tranquilo. Me miró como si fuese tonto:

-"Joder Juan, parece mentira que estés tan asustado. Si te fijas, en la web de la OMS dicen que se desaconseja ir a Beijing, pero nada dicen de Pekin". Huelga decir que, en cuanto le aclaré que Beijing era Pekin en Inglés, viajé solo a China.

Sin embargo, lo que más de piedra me ha dejado ocurrió esta semana. El responsable de ventas de mi equipo para Europa del Este, se acercó al responsable de ventas de Latinoamérica. De repente le tocó y le dijo

-"Te la ligas"

El pavo de latinoamérica le contestó "No, tengo los pies en alto". En ese momento yo levanté los ojos de la pantalla del ordenador y ví a éste, con los pies encima de las patas de la silla con ruedas donde se sienta. No es que le hubiese mentido, no, es que realmente tenía los pies en alto y no se la podía ligar.

Acojonadito me quedé ante semejante demostración de madurez mental de mi equipo. Entre los dos tienen más de 80 años y 2000 polvos. (Bueno, si pregunto a uno de ellos más de 5000 polvos, sin duda).

Con estos condicionantes....¿A alguno le extraña que esté yendo al sicólogo?

48 comentarios:

El 23 dijo...

A ver 40 años, pongamos 20 de vida sexual activa, 2000 polvos. Salimos a 100 polvos al año o sea un poco menos de dos por semana.

Pues ni para avergonzarse ni para presumir, digo yo.

Claro que con lo que tú viajas, o aprovechas mucho el tiempo o no llegas a la media, y con lo competitivo que tu eres, no me extraña que te haga falta un psicólogo.

Yo tuve un tiempo que fui a un psicólogo argentino, que me recibía en una sala con muebles de caoba, a media luz. Tenía unas gafas tan gruesas que no se le veian los ojos en aquella penumbra. Me escuchaba, inmóvil, durante una hora. Me parecía estar hablando con una estatua. Al final de la hora, me decia invariablemente: "Muy bien, nos quedamos con ese pensamiento. Son ochenta euros" (Año 2000)

Y a base de pagar 80 euros por sesión se me cambió la depresión por mosqueo, lo que ya de por sí es un avance. Es más, estoy seguro de que si me hubiera cobrado 120 euros por sesión, me habria sanado en un tiempo cincuenta por ciento inferior.

Así que mi consejo es que, si alguna vez necesitáis un psicologo, busquéis el más caro que podáis encontras. Es milagroso.

Kikas dijo...

Mira, 23, tengo un amigo, bruto él, del centro de Bilbao, pero vamos, del centro, centro que, y creo que esto lo he contado ya, dice que, si en una pecera metiéramos (bonito verbo) una canica por cada polvo que echamos antes de casarnos, y, una vez casados, sacásemos una canica por cada polvo que echamos, nos moriríamos y quedarían canicas en la pecera.
Y eso de los 20 años de vida sexual activa, Angelito, que nos conocemos, que has vivido conmigo, pero si hemos follado menos que cartujos....
Y lo de tu sicólogo, fue mala elección. Un sicólogo argentino no es para hablar, es para que le escuches. Vamos, ¿que contratas a Valdano solo para que te escuche? Tio, si es que para todo hay que saber....

Jevy dijo...

Kikás: por si te vale, ésta es la experiencia de alguien con un psicólogo.
Se encuentra un amigo con otro que hace tiempo que no veía, y se preguntan por su vida y estas cosas. Tras contarle sus viajes por China y el Lago Titicaca vendiendo relojes, uno le dice a otro: "pues ahora ando un poco hecho polvo, porque desde hace 3 meses me hago pis todos los días en la cama, a mi edad, y el médico me dice que es el estrés, que él no puede hacer nada por mí". Su amigo le dice: "Pues conozco yo un psicólogo buenísimo, de los de a 150 euros la consulta, ¡curó a 23 de su alopecia!, vete de mi parte, que seguro que te va a ir muy bien, ya verás cómo en un par de semanas, es asunto resuelto".
Unos meses después, los amigos se vuelven a encontrar. En la conversación, sale el tema: "¿Qué tal, sigues teniendo aquel problema?", "Fui al psicólogo, como me recomendaste, y la verdad es que fenomenal, ahora en mis viajes a la Feria de Amsterdam ya me siento otra persona". El amigo le dice: "ya sabía yo que el psicólogo te iba a quitar ese problema de enuresis en un periquete", y el otro le responde: "No, si yo sigo meándome igual, pero ahora ya no me importa".
Esta hipotética experiencia de dos amigos refleja lo que a veces es un tratamiento psicológico o psiquiátrico: charlas, pastillas, sillón, son 80 euros, pero... ¿a mí quién me cambia mi vida?

Kikas dijo...

Joder, Jevy; Profundo pensamiento; No sé si hablar de ello con mi sicólogo durante la sesión del viernes.
Yo creía que me ibas a contar embarcadas que te hayan pasado en el curro, que a ti te tienen que pasar pardas lidiando con adolescentes con esa melena de quiero (Tener 20 años) y no puedo.
A mi, 23 ya me ha dicho que sus problemas los suele solucionar a listonazos...¿recuerdas "la chose"? Pero te aseguro, te aseguro por Snoopy, que de la alopecia a 23 no le ha curado nadie, o se rapa la chola al laser, que tambien puede ser.
Y muchas veces, lo importante no es que nadie te cure, sino que te oigas hablando de ello...pero bueno...para eso tambien están los blogs ;-)

tdx2 dijo...

Muy bueno heavy, lo de esos dos amigos, no lo soluciona un psicólogo, uno se mea en la cama .. y es por la edad. Y el otro se hizo donante de pelo en contra de su voluntad, a temprana edad y tampoco se lo arregla el un profesional sicológicamente, necesita otro tipo de especialista, o una peluca.

Cierto kikas más barato sale escribir en éste tu blog.

Para que os sirva de consuelo, yo también formo parte de club de los que han asistido, en una época de su vida al psicólogo, y decir que a mí también me sirvió para ver las cosas de otra manera, eso sí, a mi no me soplaban los 80 y me ahorré el cabreo de 23.

Kikas dijo...

Coño, tdx2, ¿Y cuanto te soplaban, si no es indiscrección?
Ya decía yo, a tenor de tus comentarios, que algo debíamos de tener en común tu, 23, y yo.
Y lo de mearse en la cama...ya sabes, para esas pérdidas, INDASEC, que hasta en eso os he de ilustrar

tdx2 dijo...

Pues verás, eso entra dentro de la etiqueta "intimidades" y más cuando se trata de que se los soplen a uno....(los euros), no lo voy a contar, pero te aseguro que me salió mucho más barato que a vosotros.

Sí, la verdad es que 23 y yo si que tenemos algo en común, ninguno de los dos nos meamos "todavía"en la cama,y que tenemos el mismo amigo en común. No hace falta que nos informes ya vemos que tú si estás bien ilustrado... los vuelos son muy largos y los baños estrechos y concurridos?

Jevy dijo...

Kikás, que no has entendido "el conceto". Que a 23 le curó un psicólogo de la alopecia ya que, al ver que le quedaban menos pelos que a Rompetechos y que ahí la ciencia poco tenía que solucionar, por lo menos le buscó la manera de que esa alopecia no le provocase ningún trauma (creo que le mandó a vivir al lado a un inmigrante kosovar).

Kikas dijo...

Joder, tdx2, ¿Intimidades? ¿Y que es esto que llevo haciendo desde hace más de 6 meses?
Vale, vale....arrieritos somos....
A ver si resulta que estás casado con una sicóloga y me lo comienzo a explicar todo porque, en ese caso, en efecto, son intimidades...sí, y más...si ella es argentina.
Y ya me contarás qué amigo tienes en común con 23, porque 23 es de los que deja pufos de pasta, a ver si te va a pillar por medio (Joder, 23, perdona, fue un troll)

Kikas dijo...

Coño, Jevy, y por qué no le hacemos un trasplante con lo que te sobra a ti y teneis los dos un aspecto más digno (Joder la tecla de los trolls como anda esta mañana....)

El 23 dijo...

Pues yo creo que al troll que ha escrito eso de que yo dejo pufos le voy a cortar la "chose" y mandarlo a Santo Domingo de Silos, que desde que se murió el último eunuco les sale la voz alta un poco estropajosa. Menos mal que la mayor parte del gregoriano es monofónico.

El párrafo anterior lo debe haber escrito mi troll de cabecera porque yo, aunque de natural violento, tengo un cuerpo que no acompaña, lo que da, por cierto, una enorme tranquilidad a mi mujer.

Y es que tener un hombre fuerte en casa es como tener una pistola. La mayor parte de las veces sólo sirve para hacer daño a alguien de la familia.

Hablando del pelo: el otro día me descojoné con mi hija mayor. A una de las gemelas le ha dado por arrancarle el pelo al menor descuido. Mi hija mayor guarda los mechones arrancados en una cajita, "para cuando sea mayor y se me haya caído todo el pelo, como a tí".

Pues no tengo yo cosas por las que preocuparme para ir al psicólogo por la calvicie.

Kikas dijo...

¿es provocatriz el troll, eh 23? ¿Y si es troll-a y no le puedes cortar el cacharro de listonear?
He leido, en el segundo regalo que me dejaste, que con el susodicho, te crece hasta el pelo....y tú, de natural sincero, me comentaste que hace tiempo que disfrutas del mismo ¿Sabes el pelo en que repetición viene? Es por saltarme un par de pasos... ;-)
Un abrazo, 23, que te veía muy callado y tuve que sacar la máquina de los trolls....sin querer...por supuesto

argos dijo...

Lo intentaría, pero para qué contenerme, igual eso me provoca terminar en el psicólogo y visto que aún debo tener suerte por no haberlo pisado o inconsciencia, porque cómo dice aquella famosa frase de no recuerdo qué lugar, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Chicos, menos, más pelo, a fin de cuentas no tiene mucha importancia, pero eso de que andéis contando los polvos con los dedos de la mano si que puede llegar a ser preocupante y me temo, que no hay psicólogo que lo cure. Recomendación profana, manos (y/o chose) a la obra. ;-)

Y llegando hasta los motes, tienes suerte Kikas, más de 5 años en un mismo departamento y debo ser la única persona que carece de mote oficial. Extraoficialmente, creo que lo que falta no es el mote.

Por las “genialidades”, si, también disponemos de un genio. Como es novato, hemos decidido intentar no reirnos demasiado en su presencia (en ocasiones perdemos el norte y no encontramos fin) y de vez en cuando vamos apuntando en el cuaderno de un compañero alguna de sus ilustraciones: “Hoy es un mes de 30 días”, “He decidido no pensar”, “Juegos Paraolimpicos son para gente olímpica”. Romper, creo, que aún no ha roto nada, eso si, por si acaso, intento mantener las distancias. Con no menos protagonismo disponemos de otro individuo peculiar, menos novato, actualmente gestor de un grupo y capaz de bloquear el sorbo de café a casi cualquier gaznate con excelencias como “no, no, yo no bajo al gimnasio, ni utilizo los servicios de mi urbanización porque ¿qué se creerán los vecinos de mi casa, que porque vivamos a menos de 200 metros tenemos que hablarnos?”

Pensándolo bien, igual si necesito un psicólogo :-)

El 23 dijo...

Pues me voy a cagar en la Helena de Trolla.

Ten paciencia. El proceso va de dentro a fuera y de momento, debe estar ocupado con tu hígado que lo tienes muy castigado. Se puede vivir sin pelo mucho años, verbigracia, pero no sin hígado. En todo hay prioridades.

Un abrazo.

Kikas dijo...

Ahí te he visto, Argos;
El@ únic@ que ha entendido mi propósito claro, de entablar un animado debate acerca de las anécdotas que nos pasan diariamente en el curro.
Si es que, entre que 23 solo puede contar el último regueldo de la pequeña, y el Jevy, que segúro que es un absentista laboral (Que no quiere decir que tome absenta, se entiende) pues solo quedamos los que realmente levantamos el pais.
¡Joder, como andamos con la maquina de los trolls hoy!

Kikas dijo...

23, eres un cabrón. Ayer Tendillo me comentaba que la gente, para contratar a alguien, ahora investigaba en la web, y los blogs eran un filón. A ver si no me van a contratar porque has difundido un falso, falsísimo, rumor de que me gusta el morapio....

tdx2 dijo...

Tienes razón, se empieza hablando de lo humano y se acaba por lo divino, vamos a darle entonces el enfoque que quieres a este comentario, querías risas en el curro, pues ahí va una, lo recuerdo y sigo riéndome.

La ingeniería que nos ha hecho la obra de la oficina, tiene trabajando a un Sr. Rumano que ha hecho todo el tema de electricidad, el mote que le hemos puesto ya imaginais “el chispa”, un poco chapuzas por cierto, hace agujeros donde no los tiene que hacer, mete cables que luego no sirven, eso sí, limpio como él solo, suele llevar puestos unos guantes blancos con las punta cortadas, para no manchar las paredes según dice. Aunque viéndolo como lo ví en una ocasión…. no le ofrezco mi mano, ni con guantes ni sin ellos…. Atención a la escena… con una mano sujetándose “la chose” y con la otra comiéndose un plátano, termina lo que estaba haciendo, sujeta el plátano con la boca, se sube la bragueta y en vez de coger el plátano con la mano izquierda, lo coge con la mano que segundos antes estaba sujetando “la chose”.

El día en cuestión, “el chispa” tiene más prisa de lo normal, apoya la escalera en la pared… no la abre, en cuestión de segundos, la escalera se resbala y como en una película apoya las dos manos en la pared como intentando agarrarse, no sé a donde, la escalera sigue resbalando y él cae encima, no llegó a besar el suelo como el papa, pero le faltó un amén. Acudimos a levantarle, su cara un poema, con un susto del siete, no se hizo daño, pero lo bueno viene ahora, las dos manos perfectas en la pared y la trayectoria de sus dedos con huellas dactilares incluidas al caer (seguro que se las dejó en la pared, y tiene que ir a buscarlas la próxima vez que vaya a renovar el D.N.I), las carcajadas interminables, de ver esas dos manos y la trayectoria de la caida.

Para verlo, de ahí que cogiera el móvil e hiciera esta foto. No sé si kikas podrá incluirla, se la mando a su correo y que os la envíe, es buenísma… jejejejej

El 23 dijo...

Dice el refrán que el que siembra vientos, recoge tempestades.

Y no es que lo diga yo. Es que lo cuentas tú. ¿O es que lo de la cogorza con la Kazaja lo he contado yo? ¿Acaso he dicho yo que para tí el alcohol es una herramienta de trabajo?

Yo espero que los bancos no investiguen internet antes de dar un préstamo, porque después del comentario que ha hecho la capulla de Helena de Trolla, no firmo una hipoteca ni al 14%.

Y sobre anécdotas de trabajo, tengo yo un carro, que no nací amo de casa.

Me gusta lo de la canica de la pecera. Cariño, ¿sacamos una canica?

Kikas dijo...

23, eres un ser vengativo y poco respetuoso con la libertad de expresión que me asiste en este MI blog (Con beneficios compartidos en los derechos publicitarios, bien es cierto);
Por lo de la hipoteca, tranquilo, ni al 14 ni al 44: me da que, en este momento, como no prestes al banco (tú y todos) vas de craneo....¿O es que no escuchaste a Zapatero? ;-)
Y espero, no solo yo, sino los cienes y cienes de lectores entusiastas, tus aportaciones jocosas en tu, escasa, para qué vamos a engañarnos, trayectoria profesional (Otra vez el puto troll que se me metió entre los dedos) ;-)

Kikas dijo...

TDx2, no me esperaba aportación gráfica al comentario, Inenarrable, jajaja
¡Qué cunda el ejemplo!
Un beso y gracias

tdx2 dijo...

Contarlo sin ilustración gráfica no era lo mismo de ahí que te las mandara, la foto que faltaría para rematar, es la de la cara del rumano, y el desconjono de las nuestras.

Bien, kikas, bien, vas remontado, sigue troleando ))), que 23 se vaya animando que está algo mustio últimamente.

Kikas dijo...

Y ya ves, tdx2, tu comentario se ha convertido en entrada con colaboración especial....ni tú podrías haber llegado a más...ni yo a menos
¡Joder, el puto troll de los cojones!
;-)
Un beso

El 23 dijo...

Yo creo que lo que te hace falta a tí, más que un psicólogo es un exorcista, para ver si te sacamos el troll ese, tan molesto.

Kikas dijo...

23, ¿Qué mejor exorcismo que otra noche de confidencias y risas? Ah! se me habia olvidado, que estás mustio y sin ganas de ver a los amigos....
¿Sabes lo que te digo? Que ni te imaginas lo que te quiero, 23 ¿Y ahora, piensas que esto tambien fue un troll?

El 23 dijo...

Una anecdota de mi "corta experiencia laboral", que no coincide con mi vida activa dado que he trabajado muchos años por cuenta propia, es una arenga de un jefe de zona de nacionalidad andaluza. (Ah, ¿que no sabías que Andalucía es nación?. Hay que leer más los periódicos, hombre).

Vaya por delante, mi respeto a los colectivos implicados en esta historia, a saber, jefes de zona andaluces, comerciales andaluces y andaluces en general.

En la empresa había un departamento de venta a domicilio que se llamaba Departamento Door-to-Door, así como un Welcome Department que consistía en un centro telefónico (call center, para los que sepan inglés) que llamaba a los clientes algunos días después de firmar su contrato para ver si habían sido recibidos correctamente en el centro asignado.

En una convención, el susodicho jefe de zona del departamento de venta a domicilio, se puso en pie y con su voz aguardentosa "de muschoo diaa en la cayee y muschoo aguantá cabrone" (y de mucho tabaco y cazalla, ¿por qué no decirlo?) nos deleitó con las siguientes palabras:

"Quiero felisitá ehpesialmente a todo mi equipo. Nozotro lo dotudoo, grazia ar departamento de güercom hemo arcansao unoo rezultadoo imprezionante, lo que viene a demostrá lo que yo ziempre digo a quienee ze quehan de la zona que leh toca: que no hay zonaa zino perzonaa. Lo discho, felisidadee y que vivan loo dotudoo".

Ni que decir tiene que los aplausos (y las risas) pusieron el centro de congresos de aquel hotel de Sevilla bocaabajo.

A veces, echo de menos esos ratitos.

(No dejes que el troll cruce a "la acera de enfrente" sin mirar, que le va a atropellar un coche).

tdx2 dijo...

23, no le hagas ni caso, no se si será un troll, o la mala baba que le recorre el cuerpo, incluso los dedos, repasando sus contestaciones...

- Te llama calvo (la alopecia a 23 no le ha curado nadie.
- Te llama moroso (23 es de los que deja pufos de pasta), yo pensé que era la pasta que tenía que limpiar después de utilizar "la chose" según las indicaciones de marino"
- Se mete en como escribes los comentarios (23 solo puede contar el último regueldo de la pequeña).
- Te insulta (23, eres un cabrón)
- Lo vuelve a hacer (23, eres un ser vengativo y poco respetuoso).

Lo arregla diciendo (Que ni te imaginas lo que te quiero, 23), eso no es un amigo que se le cuelan de vez en cuando los troll, los tiene esta semana en fila de a uno cada vez que te contesta, joder, un poquito de por favor kikas, que está mustio y contestándole de esa forma...no lo vas a animar.

23, tu amigo kikas necesita de uno de los masajitos Paqui para que le deje nuevo, verías como se le relajaban los trolls, porque los biorritmos.. los va estabilizando ;))

Kikas dijo...

Voy a hacer un manual de estilo de este blog, que ya va tomando cierta relevancia y eso mola;
Para que nadie malinterprete mis palabras porque, tdx2, cuando quiero ir con mala baba, créeme, tengo un huevo de ella. Estos, son inocentes y juguetones trolls.
Y yo conozco a 23, y lo que necesita es mano dura, como la que tenía aquel alcalde de su pueblo ;-)
Si hubieses estado en el 5% de las polémicas que hemos mantenido este señor ¿señor? y yo....la cantidad de barbaridades con una sonrisa en la boca y una carcajada posterior que nos hemos dado. Bueno que procuraré no pasarme de frenada.....

Kikas dijo...

23, haces bien en manifestar tus respetos a andaluces y demás, que hay gente por el ciberespacio que tiene mala baba.....y me pueden banear el blog y a ver qué hacemos sin hablarnos a distancia a diario.
¿Te conté que este blog sale en un foro de sorianos porque dije que Nueva Zelanda está en el mapa como Soria, porque algo tenía que haber?
Pues eso, que mucho cuidado, que los teclados los carga el diablo
Y recuerda más sucedidos, que tienes para aburrir

El 23 dijo...

Yo no sé de donde viene la especie de que yo estoy flojito porque nada más lejos de la realidad. Lo que pasa es que estoy muy ocupado.

Hablando de psicólogos, cuentan en mi Hogeschool la historia de un psicólogo que tenía tantos clientes que llevaba tres años sin poder tomar vacaciones. Un día se le ocurrió la idea de pedirle a un vecino que tomara su lugar para poder irse quince días con su mujer. Le dió a su vecino, jardinero jubilado, las siguientes instrucciones: "usted no tiene que hacer nada, sólamente mirar directamente a los ojos, afirmar con la cabeza, decir de vez en cuando "ajá", "si" o "mm" y cuando el cliente se quede callado más de dos minutos, decirle que le cuente algo más sobre lo último que ha dicho. A los cincuenta minutos, le dice que la sesión ha terminado, le cobra los honorarios y le despide hasta la semana que viene".

Después llamó a todos sus clientes y le dijo que durante sus vacaciones un colega suyo ocuparía su lugar.

Cuando el psicólogo regresó de vacaciones, tuvo muchísimos problemas con sus clientes: todos querían la sesión con el vecino, porque decían que nunca habían encontrado a nadie que supiese escuchar tan bien.

Kikas dijo...

Me juego un huevo, 23, y no lo pierdo, que el jardinero no era argentino (Dios, a banearme el blog todos los argentinos)¿Sería sordo?

El 23 dijo...

Yo no soy amigo, TDx2 de dar consejos pero sí de contar historias, por si le sirve a alguien.

Un día iba un señor por la calle cuando vió a lo lejos a un niño cuyo padre le estaba dando una mano de guantazos convenientemente salpimentados con amenazas e insultos. El señor, ante la escena, se acercó corriendo a recriminarle al padre por el maltrato que le infligía al tierno infante.

Entonces el niño miró al señor y le dijo: "Usté se calla. Si mi padre me pega es porque me conviene y usté no tiene porqué meterse donde no le llaman".

El padre, orgulloso, le dio un abrazo al niño y se fueron los dos caminando cogidos de la mano, dejando a nuestro señor con un palmo de narices.

De lo que dice Kikás en este blog, no puede usted creerse más allá de la mitad. De lo que yo cuento, ni le cuento. Y de lo que decimos el uno del otro, pfff, eso es tan verdad o tan mentira como usted quiera creer. Eso sí, que nadie utilice nuestras declaraciones en un tribunal porque se expone a hacer el ridículo. Que Kikás y yo somos, como decía Pantuflo Zapatilla, padres de familia honrados, que pagan sus impuestos (no nos quedan más cojones) y no se cuelan en el autobús (más que nada porque en el Volvo se va más cómodo).

Eso sí, hay que sacar el troll a mear de vez en cuando, ¿no?

Hablando de Soria. El otro día leí en la página de una empresa soriana que en la provincia de Soria la diputación provincial ha prohibido la instalación de empresas de industria pesada. No se si habrá muchos empresarios interesados en invertir en instalaciones de industria pesada en la provincia de Soria que lean este blog pero, por si los hay, que sepan que allí no se puede.

Que no, que Soria es provincia limpia.

Y es que con poco más de noventa mil habitantes es difícil ensuciar más de diez mil kilómetros cuadrados. Nueve habitantes por kilómetro cuadrado (Nueva Zelanda, siguiendo con tu comparación tiene 15 hab./Km2). Vamos que si no quieren, ni se ven.

Por otro lado, gracias a eso y al cuidado que ponen los sorianos en sus cosas, Soria es una de las provincias que encarecidamente recomiendo si se quiere hacer turismo rural o perderse en la historia medieval de nuestro país. Soria tiene sólamente 7 municipios con más de dos mil habitantes. Sin embargo, a poco que hayas estudiado Historia en bachillerato, te sonarán todos sus nombres, debido a la presencia de extraordinarios monumentos, o porque fue el lugar donde se firmaron importantísimos tratados en época medieval.

Lo dicho, dejáos de ir a Nueva Zelanda y visitad Soria. Tendréis la misma sensación de haber ido a la otra parte del mundo con la ventaja de que está tiro de piedra de Madrid. Y todos hablan en perfecto castellano, no como los conductores de trenes turísticos de Nueva Zelanda, que no los entiende ni Kikás, que se entiende con todo el mundo.

Y la canción mola un huevo.

http://www.dipsoria.org:8080/

Kikas dijo...

Bravo, tio;
Este sí que es un comentario molón.
No estoy de acuerdo en eso de que dices que lo que se cuenta en este, nuestro blog ( ;-) )sea falso. La mitad que me corresponde a mí, es verdadera que te crujes. Eso sí, contada con un poquito, o mucho de mala lactea, pero ni una mentirijilla he contado por aquí, más que las que se me han colado cual trolls.
Y gracias, otra vez, por hacer que los 90.000 Sorianos que deben de existir (Incluyendo a Covaleda que debe de estar estirando. Otro día os cuento algo de esto), no me baneen el blog. Ya solo falta que mandes una historia de argentinos buenos y tenemos el blog a salvo de ataques informáticos.
Un placer leeros

El 23 dijo...

En una ocasión contraté a un comercial para mi empresa. Llegó a la entrevista de trabajo impecablemente vestido y peinado, tan guapo que a una buena parte del personal femenino se le cayó la mandíbula inferior, en algún caso, incluso, costó que recuperaran su posición normal. En la entrevista se mostró muy seguro de sí mismo y de sus posibilidades. Formación superior, hablaba correctamente inglés, francés e italiano. Había ocupado puestos de responsabilidad y me dijo, entre otras lindezas, que su objetivo era ocupar mi puesto.
- "No me parece mal", le contesté, "sin duda puede usted aspirar incluso a ser mi jefe, pero eso tendrá que ganárselo en su puesto como comercial" .
- "En menos de un año, me contestó, le habré demostrado mi auténtica valía".

En realidad, no necesitó más que un mes para demostrarme su auténtica valía. Durante ese periodo consiguó cuatro contratos nuevos (frente a la media de 25 de los otros comerciales). Al final del mes llamó desde casa para decir que tenía una depresión (había venido desde Argentina en búsqueda de una chica que acababa de dejarle) y que no regresaría a trabajar. En su favor he de decir que firmó una baja voluntaria en lugar de, como otros muchos habrían hecho en su lugar, pedir una baja médica hasta el día del juicio final por la tarde.

Así que orgulloso y torpe, pero honrado.

Kikas dijo...

23, me estás arreglando el blog con los subditos de la dinastia Kirchner, colega.
¿Y su sexo? ¿Enorme, para variar?
¿O estaba en Argentina de paso?
(Mira que te estoy dando posibilidades para que arregles el comentario, tio

El 23 dijo...

No se lo pregunté, pero en todo caso, la respuesta habría sido: "Deijcomunal, oiga"

No era mi intención hacer una historia sobre argentinos sino sobre trabajo, pero, ¿acaso debía haber ocultado la nacionalidad? ¿era o no irrelevante?. Es difícil juzgarlo.

La imagen que este blog da de los argentinos es responsabilidad tuya porque el muestreo de los argentinos que conozco (aunque confirma los tópicos que circulan, a saber, que en el argentino medio la diferencia entre el ego y el yo es de 10 a 1 ó de 1 a 10 en periodos alternos y que cuando se estabiliza en torno a 1:1 se vuelve psicólogo y que el mejor negocio del mundo es comprar un argentino por lo que vale y venderlo por lo que él dice que vale) es demasiado pequeño para extraer conclusiones.

Y yo creo que los tópicos sirven para hacer chistes, y a veces, ni para eso.

Hablando de argentinos, recomiendo encarecidamente la visión de la película "Todas las azafatas van al cielo" de Daniel Burman. Graciosa y entrañable y dicen, muy argentina.

Kikas dijo...

23, estás hundiendo nuestro lucrativo negocio bloggero en el mercado hispano-austral. (Bueno, los cienes y cienes de lectores chilenos y uruguayos no caben en sí de gozo)
Yo he de reconocer que tengo buenos conocidos argentinos, decir amigos a lo mejor es mucho, pero gente sana y maravillosa. Sin ir más lejos todos los papás de la escuelita de Rugby de Juan Arturo, el gerente del club, JuanPi, el cuñado de mi vecino, y sin embargo amigo, entrenador del Club de Rugby de Cáceres, en fin. Pero todos ellos adolecen de algo. Están aquí porque se tuvieron que ir, y reconocen que es un pais sin remedio, oiga. Sin embargo no te saben decir qué hacer para cambiar la situación podrida de ese pais.
A mí, Argentina, siempre me interesó. Leí una "Breve historia de Argentina" (Breve imposible, estaba escrita por un local y contaba con más de 600 páginas ;-) )escrita por un argentino residente en Barcelona. Describia el devenir de esa nación desde su fundación y como los grandes vicios de ese pais, se llevan arrastrando por siglos. Confirmaba la mayoría de los tópicos y mis opiniones de por qué se encontraban en esa situación. Sin embargo, había un fallo. Ellos podían admitir ese libro tan crítico, porque el autor era argentino....Si lo hubiese escrito yo....sería un colonialista de mierda....en fin, que sí no haces nada por cambiar lo que no te gusta, primero, no te puedes quejar, y segundo, tienes lo que te mereces

El 23 dijo...

Hoy me entero por mi hermana, de la "importantísima noticia" de que a Rajoy le han pillado diciendo que "asistir a un desfile de las fuerzas armadas es un coñazo".

Desde luego que es una metidura de pata, pero carece de la importancia suficiente como para ser portada de los informativos y de los periódicos.

Lo terrible de la noticia es que demuestra que un político, por el hecho de serlo, no puede ser honesto.

Yo entiendo la honestidad, en este caso, como esa manera de ser que te lleva a actuar en privado como si estuvieras en público.

Si el Sr. Rajoy fuera honesto y valiente habría dicho en público que "aún reconociendo que acudir obligado a un desfile un domingo que podría pasar en compañia de mi mujer y mis hijos es un coñazo, acudo al mismo porque es mi obligación, como representante de mi partido, mostrar respeto a las Fuerzas Armadas de este país". (Por imperativo legal, vaya. Como dicen que le dijo el Rey Don Juan Carlos a Jon Idígoras al recibirlo en la Zarzuela después de unas elecciones: "Que le conste que le recibo por imperativo legal") . Y entonces, ya podían las hienas mediáticas y algún canalla de otro partido decir lo que les diera la gana, que el Sr. Rajoy podría mirarse al espejo y decirse así mismo que lo que piensa y lo que hace están en armonía que a nadie se le puede criticar por cumplir con su obligación aunque lo le guste. Y que, por tanto, es honesto y valiente. O bien, se podría haber ahorrado el comentario porque no se atreve o cree que no conviene hacerlo en público, y entonces, se podría decir que el Sr. Rajoy es honesto y prudente aunque esto, claro está, no habría sido noticia.

Como se ha conducido en privado como si no le estuvieran viendo y le han visto, queda el Sr. Rajoy como deshonesto, cobarde e imprudente, a mi juicio, sin ninguna necesidad.

Eso sí, a todos los que en estos dos días han criticado tanto al Sr. Rajoy les invitaría a hacer dos ejercicios:

1. Preguntarse a sí mismo si puede soportar tener políticos honestos.

Políticos que digan, por ejemplo, que les fatiga mucho tener que besar a todas las señoras gordas en los mítines (¿porqué achucharán más las gordas y no las niñas monas?), que la crisis económica no es consecuencia del fiero capitalismo en estado puro sino del intento de convertir en derecho lo que es un lujo asiático: tener vivienda propia. Que dicho intento poco tiene que ver con el capitalismo y mucho con el corporativismo social y si me apuras, con la corrupción. Que le digan que no tienen ningún control sobre la emigración ilegal o la delincuencia. O que sí podrían tenerlo pero no lo ejercen por miedo a que les llamen fascistas. Que somos más pobres que el año pasado. Que crecer un 2% con una inflación del 4,5% no es crecer, por lo que ya hace años que estamos en recesión en términos reales. Que no tienen ni idea de en que se ha gastado este año el presupuesto del Estado. Que han colocado a su primo en el Ayuntamiento porque hay que defender a la familia. Que no corresponde a los poderes públicos sacarle a usted de los problemas en que, por su estupidez, se ha metido. O que su honesto intento de hacer esto o aquello ha sido un fiasco....
En definitiva, que si los políticos fuesen honestos, nos tiraríamos a su cuello.

2. Sea usted mismo honesto. Llame a Hacienda y diga que ha vendido su vivienda de protección social con un 50% en dinero negro. Y luego vaya a la Policía para decir que tiene en casa a una emigrante ilegal para la limpieza y que ayer condujo a 180 por hora en la Nacional VI porque llegaba tarde. Y luego llame a su jefe y dígale que hace tres meses que está buscando otro empleo, o que pasa más de dos horas diarias mirando internet durante la jornada laboral a pesar de lo cual sigue pensando que está mal pagado. Y dígale a su mujer que reconoce que no ha hecho todo lo que ha podido para hacerla feliz. Y a sus hijos que no es que hoy ha trabajado mucho y está cansado sino que no le interesan sus pequeños problemas. Y luego llame a su suegra y dígale lo que verdaderamente piensa de ella.

Y después de eso, envíe un mensaje al director de su periódico favorito para decir que es escandaloso que el Sr. Rajoy sea tan deshonesto. Eso sí, explicando lo que es honestidad para que los lectores entiendan de que está usted hablando.

Y si no, cállese e intente ser honesto, hombre

(Yo creo, Kikás, que voy a tener que hacer un blog, porque, esto que cuento, aunque es una metedura de pata de trabajo, se sale un poco del tema, ¿o no?. Aunque, siendo honesto, no quiero asumir la responsabilidad de tener que dar gusto a varios miles de desconocidos el día que no me apetece).

Un abrazo (honesto y sincero).

Kikas dijo...

Joder, Rubio, esto no se me hace...porque, recien llegado al DF, tener que contestar esto está fuera de mis posibilidades.
Lo dejo para una ocasión más propicia, o cuando pueda estar a la alturaq del comentario ;-)

Jevy dijo...

En desacuerdo con 23. Vayamos por partes, como dijo Salomón:
Una leve precisión. Si no nos engañan, las cuentas públicas deben estar deflactadas, es decir, un crecimiento del 2% debe ser real y no nominal, ya habríamos descontado el crecimiento de los precios. Si no, aviados que íbamos.
El meollo de la cuestión: no estoy de acuerdo porque yo no hago de mi honestidad mi medio de vida. Yo debo cumplir con mi trabajo de una forma eficiente, nadie me pide honestidad. Yo puedo pensar que un alumno es un cabrón, pero precisamente si soy honesto y se lo llamo a la cara es cuando me abren un expediente. Puedo pensar que las autoridades no tienen ni idea de lo que hacen con la educación, pero nunca me van a pedir opinión. Sí me van a pedir que cumpla con mi trabajo y acate las órdenes.
Mi pareja sí me puede pedir honestidad, porque una pareja se basa sobre todo en eso. Decirle siempre lo que pensamos, aunque pueda herirles. No esconderles nada.
Y vamos a Rajoy y Zapatero. A ellos sí se les pide honestidad, porque viven de venderla. Pedimos a un político que no nos mienta, salvo que la mentira hiera menos que la verdad. ¿A qué me refiero? Un político en el poder siempre debe suavizar los mensajes. Si mañana Zapatero dice que viene una recesión del carajo para el año próximo, la crisis y multiplicada por 10 empieza hoy mismo. Es el efecto amplificador del anuncio de una crisis. Si digo que en dos meses el aceite va a subir un 50%, provoco inmediatamente una subida mayor, por desabastecimiento ante la ola de gente que asalta el anaquel de los aceites.
Un ejemplo: hace años, Rato anunció, siendo Ministro, una rebaja de las tarifas de telefónica (sujeta entonces a tarifas muy reguladas) en un 50%. Batacazo en Bolsa. Tuvo que salir rápidamente a decir que era un error, al despedido (supongo) amanuense se le coló un cero de más. Pero a quien vendió esa mañana las acciones perdiendo un 30% no le haría gracia el error.
Zapatero creo que no puede decir que nos viene una dura recesión: la amplificaría. Pero creo que si Rajoy cree que un desfile por la patria es un coñazo, luego no debería ir vendiendo patriotismos. A él sí le pido honestidad, y si no, que no viva a nuestra costa como líder de vendedores de humo.

Kikas dijo...

Jevy, jajaja, que se te ve el plumerillo leones...jajaja
No quiero convertir esto en un debate político pero soy de aquellos que votaron una vez a Zapatier y que se juraron que nunca más, que eso del humo permanente no me va. (Y yo que creia que el que tenía el puesto de vendedor mayor de humo del reino era tu paisano, y no el otro...). Entre decir que viene una recesión del carajo, y todavía no haber pronunciado esa palabra maldita...¿Crisis era?
Que, vamos, la diferencia entre la recesión del carajo y decir que vamos como un cohete, como yo en el departamento...pues es que nos acaban de dar 400 Napos a todos, ricos y pobres, que a lo mejor hacian falta para otra cosa. O sea, que lo que realmente creo es que...no sabía por donde andaba o...no queria saberlo.
¿De lo de Rajoy?, que me aburro

El 23 dijo...

El único plumero que se le ve al Jevy es el de saber lo que está diciendo. El Jevy se apunta una y yo un cero patatero. Los datos de crecimiento económico que estiman el Ministerio de Economía, el Banco de España y el FMI y el sursum corda son, efectivamente, los del crecimiento REAL y no los del crecimiento nominal. El crecimiento nominal que se espera para el 2008 es del 5,9% del cual 1,4% es crecimiento real y 4,5% inflación. La previsión para el crecimiento real del 2009 es del 1% según el gobierno y de decrecimiento real del 0,4% según el FMI (en el que ya no está Rodrigo Rato, así que no se puede decir que lo hace por fastidiar al gobierno).

En cuanto a la honestidad, quizá es una discusión demasiado profunda para este ciberdiario pero de ahí a decir que los políticos deben mentir piadosamente al pueblo... Quizá no nos vendría mal a los ciudadanos que los políticos nos dijeran la verdad, aunque no guste y a alguno de tus alumnos quizá no le vendría mal que le dijeras lo capullo que es...dos días antes de jubilarte.

Me reafirmo en lo dicho, la honestidad no sólo es insoportable, sino peligrosa y tú Jevy, me lo acabas de confirmar.

Que mundo este.

Kikas dijo...

A ver, 23, si el Jevy, despues de lo que nos costó a todos que acabase económicas (previo paso por Teleco) no sabe de lo que habla en términos macro (La tuya), y micro (la mía), apaga y vámonos.
Y me siento profundamente herido con que creas que en este, nuestro blog (Y tuyo y mío más que de nadie debido a las ganancias que nos reporta) no es apto para discusiones serias. A ver si te vas a creer que esto es "el tomate" de internet.

Jevy dijo...

Vamos a ser optimistas: partiendo de la premisa de que todos los políticos nos mienten, que todas las entidades financieras nos choricean, que todos los dioses nos tratan con desprecio... se puede considerar que, a pesar de todo, no estamos demasiado mal.
Quizás kikás vio mi intervención como una defensa de Zapatero; no es ésa mi labor, y en efecto, creo que la medida de los 400 euros (¿dónde quedó esa medida estrella...da?) fue una cagada, como la de los 2.500 euros por hijo (pon guarderías y no dinero por tener hijos). Pero creo que lo de Rajoy sí marca falta de honestidad, y lo de Zapatero en el asunto concreto de evitar la palabra crisis era más bien evitar pánico.
La honestidad es muy peligrosa, 23, ya que nadie quiere saber la opinión de los otros, sino que le reafirmen en la suya propia. Si Kikás nos convence aquí de que es un sagaz vendedor, podríamos decirle que en realidad es un sabio engañachinos, pero él quiere que le digamos que su granítica forma de negociar estará en los manuales de autoayuda del siglo XXII.
A pesar de que Kikás piense que soy un progre trasnochado con melena "revolución cultural de Mao", sigo manteniendo que a ver si os pegáis una visita a León para prestaros un poco de folículo capilar y dejando que practiquéis en privado las distintas formas de planchado de oreja que más gustéis tras una noche de Barrio Húmedo (eso sí, sin Paqui).

Jevy dijo...

Otrosí: desde esta tribuna comienzo mi particular cruzada.
Españoles, la generación de internet tiene un emplazamiento imperial. De aquí no tienen que salir (me estoy liando con la placa colegial...).
A lo que iba: ya que Zapatitos y Marianín han quedado a tomar un té en Moncloa para cambiar cromos, les propongo un cambio de cromos que sería la debacle. Nadie está dispuesto a poner el cascabel al gato, pero hay que irlo planteando.
Los pensionistas de este país viven, ya sé que no todos, muy bien (comparativamente a lo que diré luego). Tras su vida laboral, su pensión, sanidad, medicamentos, tarjeta dorada, autobús municipal gratis, entradas a museos, viajes del IMSERSO, la leche bendita. Y a mí, a mis 42 años, me van diciendo: hazte un plan de pensiones privado (que quebrará con Lehman Bros.) si quieres disfrutar de pensión...
Hay que empezar a reclamar un reparto equitativo. Si los de hoy tienen una pensión de nivel 100, y a mí me dicen que la mía será de nivel 60, porque en 2020 el sistema será inviable en las condiciones actuales, empecemos a actuar ya. Cotizamos igual, pero se reducen las pensiones a nivel 80, y el ahorro se mete en un fondo público para las pensiones futuras. Hay que empezar hoy a reclamar no ser la generación pringada: la que no puede dejar jugar a sus hijos en la calle y se pasa la tarde de extraescolar en extraescolar, la que va a tener a todos los familiares con Alzheimer, y la que habrá aguantado a Zapatero, Aznar, Rajoy, Bush y a Kikás. Eso es muy duro ;-))

Kikas dijo...

Jevy, te tomé la palabra de que tu y yo, sin Vespa, dormiremos en Leon despues de una visita al Barrio que quieras (Por favor, no me hagas coincidir con vuestro vecino más ilustre).
Ahora hablando en serio, tengo tal conciencia de mi trabajo, y el mundo es tan pequeño, que más de una vez he renunciado a vender algo que el cliente no necesitaba o que no se adecuaba a sus necesidades...que la vida es larga y siempre te acabas encontrando con los engañados en un ascensor sin posibilidad de escapatoria. O sea, que niego la mayor. No engaño...vendo.
Y, de tu último comentario, lo suscribo todo. Lástima que no sea politicamente correcto porque, en la picaresca española está el no cotizar en la puta vida para cobrar una no contributiva que, con diferentes gobiernos, y aprovechándose del populismo, son las que suben siempre por encima del IPC. Pero esas, esas no las paga Zapatero, esas las pagan los que cotizaron dejando de cobrar lo suyo. En fin, que nos vamos haciendo mayores y, por ende cascarrabias.
Jevy, quien nos iba a decir encima de una Vespa que acabaríamos hablando de pensiones....

El 23 dijo...

Lo mejor desde luego que se puede hacer es no cotizar ni a la Seguridad Social ni a Planes de Pensiones. El año pasado hice una aportación de 15.000 Euros a un plan de pensiones, por aquello de pagar menos impuestos. Los impuestos que me ahorré, ya veremos si es verdad que me los ahorro, los pagué en "gastos de gestión": 1650 Euros. Y entonces como soy de los montes en lugar de decirle "una y no más Santo Tomás" le dije "una vez me jodiste en las olivas, no me joderás más mientras vivas".

Lo dicho. Tomad vuestro tiempo en adquirir cultura financiera, en leer vuestros contratos con los bancos y compañias de seguros, en comparar rendimientos, y averiguad donde están los pitos y las flautas en que se gastan los dineros que con tanto esfuerzo habéis ganado. Todo esto antes de que los bancos se recuperen y vuelvan a tratar a los ahorradores con desprecio.

Después, aprended como ahorrar e invertir para llegar a una feliz ancianidad con pasta que podáis fundiros en viajes a lo largo y ancho de este mundo o dejárselo a vuestros hijos si os apetece. Una feliz ancianidad en la que podáis morir en vuestra casa, rodeados de vuestras mujeres, hijos y criados, en lugar de abandonados en un asilo de mala muerte porque las generaciones anteriores a la nuestra se han gastado nuestro dinero.

Y al próximo que quiera aumentar el gasto público para ganar un puñado de votos, mandadle a paseo. A lo mejor es tiempo para que los que mantienen este país dén un puñetazo en la mesa.

Kikas dijo...

Joder, 23; Si te fijas, esto es mareo en estado puro. Comenzamos hablando de sucedidos del trabajo, acabamos hablando de pensiones y sus planes y, entre medio, todos los temas imaginables.
Hablaré con el blogmaster. Las ridículas tarifas publicitarias que nos aplican no merecen la calidad de este, nuestro blog y el potencial comprador de sus asiduos visitantes.
Por cierto, de las pocas sicólogas que conozco, Belentxu, no ha aparecido en esta entrada. La voy a poner falta.... ;-)

Mela dijo...

sedadicileF, sakiK
No sé por qué te he escrito esta frase
Quizás porque me ha gustado esta entrada... quizás porque me lo ha aconsejado mi amiga sicóloga... o quizás por ninguna de estas dos razones ;-)