martes, 14 de octubre de 2008

OTRA VEZ EN MEXICO DF

¡Qué viaje más largo! Se me ha hecho eterno. Supongo que algo habrá ayudado la tradicional amabilidad de las azafatas de Iberia. ¡Hoy han sacado la remesa de bordes y solo se libraba la sobrecargo! Vamos, que mi compañera de asiento ha pedido un café y le han contestado que ya habían acabado de dar cafés ¡Y nos quedaban 8 horas de vuelo todavía! He llamado a la sobrecargo y en 35 segundos, o sea que no es que se hayan ido a Colombia a recolectarlo, molerlo, y hacerlo, tenía un café encima de la bandeja.

La mexicana de al lado pálida con la contestación. Ya veis, ahí vamos, haciendo patria.

No sé si lo sabeis, pero en los vuelos a América Latina, el café con galletas es un clásico. Se ve a todos los americanitos con su café y galletas continuamente. Por eso me ha extrañado más la respuesta de la pava. La verdad es que algunas azafatas de Iberia se merecen no una entrada, sino...¡un blog bomba!

Sí, se me ha hecho largo. He echado de menos a Carmen un montón. Me he llevado el libro "Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no saben leer los mapas" y me lo he leido de una sentada. Está escrito por un matrimonio de sicólogos británico y lo recomiendo para todos aquellos que, como yo, asumen que no entienden muchas veces muchos comportamientos de "nuestras contrarias". ¡Si este libro lo hubiese leido hace 10 años! La de respuestas en vez de sensaciones de extrañeza que tendría en la mochila.

Estoy en una etapa de mi vida que me quiero preguntar muchos porqués y leer cosas que antes me hubiesen parecido una bobada, me está ayudando.

Al llegar al DF me ha recibido un día soleado, con toda esa polución flotando en el ambiente. Un taxista me dijo una vez que los mexicanos del DF son la gente más honrada del mundo...que te enseñan hasta lo que estás respirando...y es cierto ;-)

Es hablar por la calle y te das cuenta de la sensación de inseguridad que se respira. Y no hay nada capaz de remediarlo. Y parece mentira, pero cada vez la sensación crece.

En un país en el que "los malos" están metidos en cualquier esfera pública y privada, pues meterle mano a esto, por mucho que venga gente con buenas intenciones, es complicado. Porque no sabes si ese policia es de "los malos", o el juez o...(de los políticos no hablo. Definitivamente el 95% son de "los malos")

Y lo peor de todo es que, la juventud, se cria sin esperanza de cambio, y no se lo merecen.

Carmen y María, mi hija, me han pedido que les lleve algo. Para la plata, no se lo he dicho pero, me he de ir a Taxco, y está solo a 4 horas del DF, con lo que pillaré algún atajo en una joyería del DF. Más caro pero no necesito GPS. Para los vestidos, ya he hablado con Ruth, la secretaria de nuestro socio. Ella me acompaña el sábado al mercado de la Ciudadela (Eh!, que Carmen tambien acompaña de vez en cuando a mis clientes al mercadillo de Majadahonda) Y para los malpensados, seguro que se apuntan dos o tres más, que soy un tio divertido y luego pago Margaritas.

A propósito, odio estos hoteles Gringos que, teniendo claro que esto es su patio trasero, ponen los climatizadores con la temperatura en Grados Farenheit, sabiendo que aquí se utilizan los Celsius. O te congelas o te asas, y es que, la fórmula de conversión la olvidé hará aproximadamente 30 años. ¿Alguien me la puede recordar? (Ya veo a 23 buceando en el Google ;-) )

Pues nada, comenzamos a tomar comida "Sin nada de chile, por favor" (Que sin nada de chile ya pica que rabia), y a morderme la lengua continuamente:

"Espera, que voy a coger la americana"

"Que padre, guey, ¿que a qué gringa te vas a follar?"

"Que no, que voy a tomar la americana"

"Ah, ¿que te vas a beber con una gringa?"

"Qué no, cojones, que voy a agarrar el saco"

Y en ese momento, un cerealero de Palencia, me mira y me dice, "ese saco, y esos otros 500. Al silo, y rapidito"

Y es que los españoles, eso de la palabra coger....como que no lo llevamos bien

Hoy empieza la feria. Mentiría si dijese que este viaje me apetecía, pero creo que mis hijos comen de esto. Lo único que espero es que, la semana pase cuanto antes.

12 comentarios:

El 23 dijo...

Pues no me hace falta mirar el convertidor (¿quien quiere ya saber la fórmula, habiendo convertidores?) para saber que 0º Celsius equivale a 32º Farenheit, que a partir de 100º F ya tienes fiebre y que entre los 60º F y los 65º F está la disputa eterna entre los hombres y las mujeres en las oficinas.

Esta es la segunda vez en dos meses que te oigo decir que no te apetece viajar a algún sitio. La primera fue cuando viniste a Amsterdam, y eso que ibas a cenar gratis.

Tienes que elevar tus niveles de energía. Un día de estos voy a invitarte quince días a casa y te voy a poner en tratamiento.

¿A que no has hecho los tibetanos en el avión?

Si es que no tienes constancia.

Marqués dijo...

Qué razón tienes en eso de las azafatas de Iberia!! Y es que además, en los vuelos largos están las más "pellejas" y las que por ende te tratan más con la punta del zapatito...
Pero no te creas que las de Continental o Delta o United son mejores, pues se reproduce el mismo fenómeno.
Yo diría que de las líneas aéreas baratitas -prescindiendo pues de las "virgueras" tipo Singapore o Emiratos- de las mejorcitas que suelo usar a menudo para ir a Yankilandia es KLM. Ya conocéis mi debilidad por las holandesas (en eso coincido con mi amigo el 23).
Por cierto 23, que en el grupo que hemos creado de antiguos del Mayor incluyes este como tu "AKA" cuando no me suena o recuerdo que ya entonces se te conociese por tal apelativo...
Bueno a lo que iba Kikas. Me alegro mucho que hayas leído el libro de los hombres y sus problemas auditivos y las mujeres y los suyos de orientación. Es cierto que se te abren los ojos cuan flores ante el nuevo amanecer...
Curiosamente mi jefe, que es inglés, resulta que conoce bien al autor. It's a small world!!
Venga, que pases buena semana en los Mejicos. Ya sabes risas y optimismo!!
Y siguiendo una de mis máximas: "Choose the happy few"
Abraxos

El 23 dijo...

Pues bien en letras grandes que estaba escrito en la puerta de mi habitación. Mr. 23, el día en que vino mi madre a visitarme. Si es cierto que fuera de la planta nadie me llamaba así, sino "El loco" pero es que he recuperado la cordura y no me ha encogido.

Kikas dijo...

A ver, 23;
Voy por nueve repeticiones y me lo he tomado en serio...que no confias nada en mí
Me encantaria aprovechar esa invitación a tu casa, invitación que ya has hecho varias veces. Sé que me cuidarias ;-)
Y 65º Farenheit es 18º C, o sea, no hay mujer en el mundo que aguante esa temperatura en una oficina, o sea que no me intentes camelar, que motos trucadas no compro.
Anda...de la wikipedia C=(F-32)/1,8

Kikas dijo...

Marqués, que bonito leerte;
Un descubrimiento el librito en cuestión, lástima que mi santa dijese que a ella no le influyó mucho. Sin embargo me he visto reflejado en cienes y cienes de ocasiones.
Sí, a las azafatas de Iberia más pellejas les dan los transcontinentales porque ganan más y tienen más descansos, con lo que, al final, quienes parece que hemos de servir somos nosotros a ellas.
Y acabo de venir de una cantina. Curiosa costumbre que tambien se practica en Linares. Solo pagas la bebida, la comida está incluida. Se llama Botana
Con dos tequilas con sangrita me he metido, una sopa de cebolla, un arroz con huevo y un chile relleno de atun, amen de queso con membrillo
¡¡¡Y nada picaba!!!!

Kikas dijo...

23, eso de que has recuperado la cordura...¿lo dices en serio? Porque entonces todo es relativo, que diría Einstein, y esto, más relativo que nada
¿Con qué te comparas? (Toma troll)

Jevy dijo...

De mis épocas de más viajes, me encantaban las aerolíneas latinas: Lacsa, LAN, Taca... En ellas, las copas eran ilimitadas (hasta que el viajero dejaba a las claras que era mejor no seguirle sirviendo).
En uno de esos viajes, con Lacsa, viajando de Miami a Lima, hicimos escala en San José. El hombre del mostrador nos dijo que no podíamos seguir vuelo si no llevábamos visado. "¿Visado?" "Sí, los españoles lo necesitan en Perú". Diversas gestiones, aleteo de pasaporte con "Unión Europea", y convencemos al perico.
Llegada triunfal a Lima: retenidos en el aeropuerto, sin pasaportes, con deportación al día siguiente. Lo que no impidió que dos de los tres que íbamos se largasen por la noche limeña. Al día siguiente, el Embajador, por teléfono, nos lo arregló. Pero el jefe de inmigración del aeropuerto tenía cierto odio a lo español, y nos subieron a un avión con perro, militar y metralleta incluidos.
Eso sí, como la culpa la tenía Lacsa (nunca debieron permitirnos viajar sin visado), a los 4 días estábamos de nuevo, gratis, camino de Miami a Lima.
No sé si Nicolás Verdú está en Iberia, pero una vez me lo encontré en Miami Beach, y estaba de piloto de aerolíneas.
Kikás, como ya estás talludito, cuidadín con Tasco. Las cuestas son de impresión. Bonito pueblo, pero lo de la plata, más el nombre que cosas chulas.
Yo, de méxico, me quedo sin lugar a dudas, además de los buceos en Cozumel e Isla Mujeres, con Oaxaca. Un mercado indígena de verdad, nada del pret-a-por-trés que venden aquí los ecuatorianos. Y los chapulines, deliciosos. Tanto me gustaron, que tras volver a D.F. en coche y volar a Yucatán, en Playa del Carmen pedí en un restaurante si tenían chapulines. El camarero, con cara de estupefacción, me respondió: "¿Y usted come de eso?".
De D.F. lo que más recuerdo, además de la cantidad de gente que puede albergar, son dos cosas. Una, su Metro. Cada estación tenía su nombre y un simbolito gráfico. Luego nos enteramos que era la forma de que la gente analfabeta sepa en qué estación se tiene que bajar.
Otra, indescriptible: la visita a Teotihuacán. Al llegar, éramos 5, un simpático aborigen se dirigió a nosotros y nos entregó una tarjeta: "Soy Tlahuizcanpatlecuhtli, el mejor guía del lugar, ¿desean una visita guiada?". Nos lo pensamos, y al final, poco convencidos, con una familia catalana le contratamos. Gloria bendita. La visita más divertida de mi vida. Tlahuizcanpatlecuhtli logró que su nombre no se me olvidara jamás. Y a veces, cuando hago visitas guiadas, me doy cuenta lo distinto que es hacerlas con un buen guía o con uno malo o simplemente sin ellos.
Buenas visitas por México y a ver si nos traes regalos...

Jevy dijo...

Equívocos con el idioma en Latinoamérica:
Estábamos en la radio en Puerto Ordaz (Venezuela), con un calor de cullóns. Uno de mi tuna explicaba que para correr con los gastos de la tuna (instrumentos, trajes, viajes...)cantábamos en bodas, pasábamos la pandereta, y con eso íbamos tirando... La cara de estupefacción del locutor fue mortal. Literalmente, nuestro compañero había dicho que con el dinero que sacábamos, nos íbamos a "coger"...
Otra: para volver de Santo Domingo a Madrid, como volvía cargado de ron, me fui a comprar a un almacén algo que necesitaba, ya que en la maleta no cabía más. A una amable dependienta le pregunté: "Tienen bolsas de viaje?". La colega me miraba como si se le hubiese aparecido un espectro. Repetí la pregunta varias veces, y su cara iba a peor. Luego entendí el problema: en República Dominicana, la "bolsa" es el "forro de los cojones". ¿Y cómo me podía ella vender uno para viajar?
Acabo con una más conocida, que no me pasó a mí.
Aristain, cineasta argentino, ganó (no recuerdo si con Martín H o con otra) el premio del Festival de cine de San Sebastián. Al subir a recogerlo, más o menos vino a decir que habían hundido su carrera y su prestigio, que a ver cómo llegaba él a Buenos Aires, todo serio, y decía que en España le habían dado la "CONCHA de oro"...
Creo que por allá se puede meter tanto la pata, que es mejor no pensarlo. Eso sí, Kikás: que nadie te COJA desprevenido... y menos por detrás...;-(((

Kikas dijo...

Jevy, ahí te quería yo ver en estos últimos comentarios y no intentando convencernos de que votemos a Zapatier porque el Ministerio del Interior va a poner un call center en Leon ;-)
Que es una gozada leerte, hermano

Anónimo dijo...

No se debe viajar a México sin antes haber leído a Hammond Innes. La conquista de México (Y Perú)es la historia más grande, terrible y fascinante de la humanidad. Contada con estilo de reportaje, pasión y calor humano nos sitúa de manera objetiva en la forma de pensar, el carácter y en la historia de cada pueblo (el español y azteca) para asi poder comprender por qué un puñado de españoles terminó con una civilización.
Os recomiendo "los conquistadores españoles". Por cierto, lectura idónea para antes de dormir ;-)

Belle de Jour

Kikas dijo...

Bueno, Belle;
Esto comienza a parecerse a lo que yo estoy queriendo que sea. Amigos que se intercambian conocimientos, amigos que reaccionan ante torpes entradas mías que hacen que los comentarios sean más acertados y divertidos, y todo esto, en este rincón que me decidí a abrir (Y cuyos ingresos comerciales comparto escrupulosamente con 23, por cierto)
Gracias a todos, y a ti en especial, por hacer de este rincón, un sitio ameno y divertido donde hablar con libertad
Un beso
Por cierto, leeré el libro, sin duda

Mela dijo...

Hola Kikas... en 35 segundos la sobrecargo se encargó de que tu compañera de viaje tuviese su café
Quizás no quiso oír tus gritos en pleno vuelo ;-)
Quizás no quiso que el avión llegase a su destino con algo serio que lamentar ;-)