domingo, 22 de enero de 2012

QUINTA ETAPA DEL CAMINO, PALAS DE REI-ARZUA, 30 KMS

Nos levantamos como siempre. Dormí, como un bendito en una cama cómoda. Ryanair, efectivamente, había cancelado el vuelo (por una parte, mejor), y la familia de Yogui se venía en coche con Carmen y JA. Nos veríamos en Arzúa,calculábamos que para comer.

Seguía sin una sola ampolla. Los cuidados por la tarde y noche son mano de santo. Sin embargo, Yogui, andaba con los pies bastante mal. De todos modos, es ponernos en marcha, y sufrir en silencio...como las hemorroides...

Hay una serie de ermitas que vamos pasando. El paisaje es precioso. Corredoiras bellísimas, mucho verde, pero, la etapa, tremendamente cansada. Son continuas las subidas y bajadas que hacen que no se acabe de pillar el ritmo. No es que me molesten, pero sudo mucho. Me doy cuenta de que, para la próxima vez, he de comprarme ropa un poco más técnica. Sobre todo si, como me gustaría, lo repito en otoño.

Pienso que es una suerte que no hayan llegado los niños. Creo que, para el primer día, esto sería demasiado para ellos.

El Camino parece un decorado de "El Bosque encantado". Vamos a dejar atrás la provincia de Lugo y adentrarnos en la de la Coruña. Pronto llegamos a Leboreiro, con sus famosos cabazos, recipientes cónicos para guardar el maiz, como los horreos.

A la salida, enfilamos hacia Melide. Supongo que fue antes el Polígono Industrial que el Camino. Si fue al revés, es para denunciar al Concejal que permitió que crucemos un Polígono despues de los paisajes que hemos atravesado. Ya me gustaría investigar al primo de quien pertenecían los terrenos. Seguro que encuentro una razón consistente para este atentado...

Sigue sin haber mucho peregrino pero, a los que adelantamos (Porque tenemos un paso más vivo y no salimos de noche como otros), ya les conocemos de otros días.

Arribamos a Melide, donde llega el Camino Primitivo tambien (El que parte de Oviedo y que se llama Primitivo porque es el primero del que se tiene constancia que hubo una peregrinación, la de Alfonso II el Casto, en el Siglo IX, que ya ha llovido). Intentamos encontrar credenciales para los niños. Nada, imposible. Ya he comentado que los Párrocos, esto del marketing, no lo llevan bien. En la Plaza vemos el Antiguo Hospital de Peregrinos, la Iglesia del Espíritu Santo y la Capilla de san Antonio.

Entramos en el Albergue, que está acabando de limpiar la hospitalera más simpática que hemos conocido en el Camino. Entre bromas, y, a pesar de que el Albergue no está abierto y de que se tiene que ir a su casa para hacer la comida porque su marido, según ella, es un inútil, nos pone un sello. Nos ofrecemos a cocinar nosotros si se da el caso. No acepta...

A la salida de Melide nos topamos con paisajes autenticamente de postal. Son de una belleza sublime. Y seguimos haciendo kilómetros

En Ribadiso da Baixo cargamos las cantimploras en un albergue abierto sin nadie. Se nota el respeto de la gente. Todo está impecable. No sé como será en verano. Sellamos la compostela, hacemos un pis, y procuramos dejarlo todo como nos lo encontramos

Estamos llegando a Arzúa. El que diseñó el camino, esa noche, había echado un mal polvo y se quiso vengar en el culo de los peregrinos. Este cabrón nos hace dar una vuelta de más de un kilómetro cuando, subiendo un ribazo de menos de 50 metros, hubiéramos llegado al mismo sitio. Me juego un huevo, y no lo pierdo, a que este iba marcando el camino desde un todoterreno y no a pata. Un rodeo no tiene importancia si no es porque llevamos 27 kilómetros, cargados, de subidas y bajadas.

Despues de un paseo interminable, entre el rodeo y la entrada del pueblo, más de dos kilómetros y pico despues, llegamos al hostal.

El encargado es un chico jóven. Me da conversación. El me habla en gallego, yo le contesto en castellano. Nos pregunta de dónde somos.. le contesto que Yogui es gallego y yo vasco, pero que vivimos en Madrid. Su comentario, en Galicia, es evidente...

"¿Tuvisteis que emigrar?"

Mi carcajada le despista un poco. En esta tierra de emigrantes, todavía hay gente que no entiende que nadie se vaya de su casa sin la razón del hambre.

Queremos pulpo. El hostalero nos dice que hoy hay feria. No se hable más, ¿Donde mejor un pulpo que en una feria? (El auténtico pulpo a feira)

Llegamos. Es casi la hora en la que empiezan a recoger, pero nos atienden. Dos raciones de pulpo con cachelos y unas tazas de vino de esas que sirven para hacer contrastes en las radiografías. Nos entran como Dios. Las chicas nos llaman...

"¿Donde estais?"

"Preguntad por la feria. ¿Comisteis?"

El plato favorito de JA es el pulpo. Aunque hayan comido, devorarán unas raciones.

Con un queso de Arzúa con membrillo nos sentiremos en la Gloria.

Se acabó nuestro camino solitario. A partir de aquí vamos acompañados. Ni mejor, ni peor. Cada cosa a su tiempo. Diferente...

18 comentarios:

Winnie0 dijo...

Recuerdo parte del camino entre arboles como un bosque encantado..... Tus fotos me han hecho recordarlo Un beso

Fernando Solera dijo...

Lo del pulpo con fantas de naranja, no sé yo... Hay platos que jamás se deberían de beber con refrescos, aunque se disculpa por ser niños, claro.

Nunca he entendido cómo puede haber adultos que ante un auténtico manjar, sean capaces de acompañarlo con CocaCola. Que haberlos haylos.

Bon apetit.

manuel dijo...

Bonitas fotos y veo que no pasasteis hambre tampoco.
Aunque sea un viaje de carácter espiritual no te privaste de nada y aunque el alma estuviera contrito tu estomago y los de tus hijos y amigos vinieron bien repletitos.

Kikas dijo...

Es esa la imagen Winnie
Feliz cumpleaños

Kikas dijo...

Joder Fernando, y me creía liberal en mi relación con el alcohol...
¿De verdad esperas que esos niños se pudiesen meter esa trilita color casi negro en taza(y no era coca...) que nos metimos los papis?
El fiscal de menores acecha...

Kikas dijo...

Y el alma disfruto también, Manuel...
Comienzan os planes para el siguiente...

Nieves dijo...

Pues a mi me pasa como a JA, que uno de mis platos favoritos es el pulpo, cocinado de la manera que sea, me da igual: a la gallega, a la vinagreta... y desde luego por lo que veo, una faceta muy interesante, y no menos importante del camino, desde luego es la gastronómica, ¡si es que estos gallegos lo tienen todo, o casi todo! Un abrazo y buen comienzo de semana, dondequiera que estés,

Kikas dijo...

Ya estoy en España, y mañana a la oficina por primera vez en 4 semanas, jejeje, ya ni me acuerdo donde está
Un beso, Nieves, este Camino se acaba...

Juan Carlos dijo...

Chico, te ganarías la vida como escritor de libros de viajes. El resumen del Camino me tiene atrapado en el blog desde el primer día. Y es que es así, igual que así es ese tinto gallego lleno de taninos que conserva por dentro y por fuera. ¡Y con pulpo! ¿qué más se puede pedir? La próxima vez le comentas a Yogui lo del esparadrapo para las coyunturas de los pies, je, je. Esa sí que fue una buena compra ¿eh Kikas? Ya quedan menos quilómetros.
Salu2

Kikas dijo...

En fin, Juan Carlos...tómate algo, jejeje
¿Enganchado? ¿No le darás a las rulas y la noche te confunde?
Y vete entrenando, que, como las tapas, a mí no se me olvidan los compromisos
;-)

Javier dijo...

Que envidia de paisaje y de comida. Esta mezcla de aventura campestre con tus excursiones iberoamericanas me tiene perdido.
Por el comentario anterior veo que vuelves a la fría oficina...

Te falta la foto del antes y después de los sufridos pies.

Un abrazo

Kikas dijo...

Javier, este es un blog para todos los públicos, no hay lugar para pies desnudos, so guarro
Y, efectivamente, después de cuatro semanas sin aparecer, fría, fría.
Por ultimo, llamar excursión a la pechada de viaje que me acabo de meter, me parece un acto hostil. Yo que tu no caminaría de noche por calles poco iluminadas, no por nada...

yogui dijo...

Pues si, yo tenía los pies peor y además se me ocurrió la feliz idea de tirar, como si me fuera la vida en ello, de un esparadrapo que tenía sobre una ampolla y la avería fue de espanto.
Esto me obligo a centrarme en el tintorro, aunque no era ese que llaman "sangre de toro", se parece, y yo quería recuperar mi sangre perdida.

Kikas dijo...

Excusitas...
Como si no bebieras sin ampollas...

Fran dijo...

Vaya si tenían mala idea los diseñadores del camino... pero el pulpo no se lo pudieron cargar!!!:-)

Kikas dijo...

Si te fijas en la foto, Fran, marca el camino de Santiago para un lado, y Santiago para el otro
Simplemente al ver esto ya me di cuenta de que algo no iba del todo bien...
Con respecto al pulpo, desde que llegó JA...comida y cena

Mela dijo...

Dormiste como un bendito... bueno, es posible que dormido...
Es cierto que este trozo del Camino parece sacado de "El bosque Encantado".
Y los paisajes, también es cierto, que son de una belleza sublime.

Kikas dijo...

Por una vez, vamos a estar de acuerdo...sin que sirva de precedente....