miércoles, 1 de diciembre de 2010

¿CUANDO NOS SEPARAMOS?

Comienzo a llevar una paliza curiosa. Me he levantado a las 6 de la mañana. Cuando estás en América hay que solucionar cosas en Europa antes de que sea demasiado tarde. He tenido dos reuniones interesantes (En otra entrada os comento la situación surrealista de ayer). Tomo un avión a La Habana con escala intermedia.

Salimos tarde, pero la escala es la más corta que conozco. Bajamos por la puerta 39 y embarcamos por la 30. Menos de 10 minutos desde que me levanto de un asiento hasta que me siento en otro.

Estoy cansado. Llegamos a Cuba. Son las diez de la noche.

Siempre me han gustado los cubanos pero cada vez aguanto peor las ruedas de molino de las dictaduras. Para variar, como las últimas tres veces, una vez que paso inmigración, viene un pavo que se queda con mi pasaporte. Les debe de hacer gracia putear al único pasajero que viene con Visa de negocios y no a follarse mulatas.

“¿Cuándo me devuelve el pasaporte?”

“Pase, al recoger la maleta”

Yo ya me conozco a mis clásicos. La última vez estuve esperando cerca de una hora a que uno de los 100 inútiles que pululan por el aeropuerto pretendiendo que se están ganando el sueldo caiga en que estoy esperando por mi pasaporte.

Cuba es el único país del mundo que conozco que te hacen un escáner cuando entras, además de cuando sales. Yo esto me lo haría mirar. Paso otro filtro, el tercero, después del control de pasaportes y del escaner

“¿Cuántos días va a quedarse?”

“Uno”

“¿Solo?” Me sonríe la rubia

“Si pudiese me daba la vuelta ahora mismo” Mi cabreo comienza a realimentarse

En cuanto tengo la maleta me dirijo al primer agente de Aduanas que me dirige a otro y, por fin, acabo en “el enterao”.

Es una putada, pero yo tengo complejo de ciudadano, no de súbdito, y en según qué países, este complejo se me exacerba.

“Dígame, ¿qué le pasa?”

“Que estoy hasta los cojones. Es la tercera vez que se quedan con mi pasaporte. ¡Y tengo Visa de Negocios que me ha costado una pasta!”

“¿Qué tiene visa de negocios? Debe de haber un error”

“No hay ninguno. Me lo han hecho ya tres veces”

“¿De dónde viene?”

“De XXX"

“Es por eso. Usted no viene de un destino habitual”

“¡Cojones! Vengo a trabajar ¿Qué coño tendrá que ver de dónde vengo?” (Los demás agentes comienzan a alejarse…pasajero chungo deben pensar…cuanto menos problemas mejor)

El “enterao” debe de tener tablas, se dirige a mi

“Tranquilícese, lo vamos a arreglar, ¿Es usted madrileño?”

“Soy Vasco, llevo en Madrid 30 años”

“¿Cuándo nos separamos de España?”, me pregunta

Lo que me faltaba. Ahora pretende examinarme de historia. “En 1898” le respondo de mala leche.

Me mira sonriendo…”No, ¿qué cuando nos separamos de España?”

Yo empiezo a no estar para adivinanzas. “Le he dicho que en 1898, ¿me consigue mi pasaporte?”

Me vuelve a sonreir, “No, los vascos, ¿Cuándo nos separamos de España?”

Le respondo…”¿Usted también es vasco? ¡Haber empezado por ahí “mienmano”! Cuando los cubanos acaben con la revolución, mientras tanto a mí me va bien”. En ese momento pienso fugazmente que no sé si me estoy metiendo en un jardín.

“Mienmano”, “el enterao”, no recoge el guante. Visto que sus intentos por caerme bien fracasan, va por fin a por mi puto pasaporte.

Estoy en el Hotel Nacional, tomándome un mojito mientras escucho música en el jardín. En el Paraiso, internet solo funciona de 9 de la mañana a 9 de la noche, y en unos ordenadores en el lobby…eso del wifi “es cosa del Imperio” (Aunque, para ser honestos, esta carestía de internet hay que achacársela a las restricciones “del Imperio” directamente). No puedo trabajar. Soy el único cuarentón blanco (O cuarentona blanca, que diría Bibi) que no está acompañado de una mulata (O de un mulato, Bibi dixit) veinte años más joven. Supongo que alguno pensará que me he perdido…o que todavía no me ha dado tiempo.

Me encantan los cubanos, todos… menos los de Aduanas. Cuando se cargaron a Batista en el 60, Cuba era el burdel del Caribe. Ahora, tras cincuenta años de revolución, hemos evolucionado de cojones, que diría Darwin. Por lo menos tres generaciones…si no más…

23 comentarios:

Santiago Ríos dijo...

Qué buena anécdota¡¡¡ Pero te la jugaste con el funcionario...

Anónimo dijo...

Joder Kikás. En Curaçao no pides a nadie que te saque la foto y aquí nos enseñas tu mano tocandole la espalda-culo a la morenita mientras te come la boca. Ya te vale.......

Gonzalo dijo...

De burdel de los gringos a burdel de Europa, miemmano.

Triste.

Gonzalo dijo...

Además, ¡tú eres tan vasco como Llorente!

Riojano renegao...

Juan Carlos dijo...

O sea, que para un kiki todo son facilidades pero para currar ¿van y te ponen pegas? mira que son raras las dictaduras hereditarias.
Salu2 ¡oh viajero cual Livingstone supongo!

Kikas dijo...

A todos los "Mienmano el enterao" se les ve venir, Santiago...Solo pretendia caerme bien despues de ver el Globo que llevaba y quien firmaba la Carta de Invitación.
A lo mejor alguien tenia que dar un par de respuestas despues de una llamada telefónica
No es jugar con ventaja, pero sí con red
;-)

Kikas dijo...

Ya sabía yo de la finura y delicadeza, amén de capacidad de observación de mis lectores, anónimo.
Pretendía que os fijasseis en el movimiento sensual de la rubia del conjunto, y te me vas a lo obvio...
En fin, tengo los lectores que merezco, lo sé
;-)

Kikas dijo...

Gonzalo, que te lo tengo dicho..."La patria es la infancia...no la niñez"
;-)
Fijo que el pavo me salía con un curso de experto en catas de vino o alguna chorrada por el estilo

Kikas dijo...

Gonzalo, no te olvides de la doble utilización del género...sin que sirva de precedente...
En este caso, mulatas...y mulatos...con cuarentones...y cuarentonas...
Efectivamente nos vamos igualando, aunque no sé si es muy edificante...
Y no lo digo porque no tenga derecho, alguien en concreto, a darse una alegria al cuerpo, si no por la utilización obscena de una posición de privilegio
En eso estaba basado el acoso laboral, ¿No?

Kikas dijo...

Bueno, Juan Carlos, facilidades, facilidades...tampoco, que mantenemos las normas de moral con estandares altos
Para que un local entre en la habitación de un hotel, menos presentar su última declaración de hacienda, creo que ha de presentar todo lo demás, desde la partida de nacimiento.
Y no me preguntes cómo sé eso
;-)

Anónimo dijo...

Es que verte comerle la boca a la morenita me pone mucho.... ;-)

Kikas dijo...

Pero hace falta tner una mente retorcida, Anónim@
Anda, date una duchita fria que me ha dicho que en España hace un sol de cojones
Mientras tanto, en Panamá....¡Buen tiempo!

Javier dijo...

Es que tienes cara de capitalista "tocapelotas" y dicen: "vamos a putear al huevon".
Y seguro que, para rematar la faena, has disfrutado del cabaret que hay en el Nacional (un Tropicana es pequeño)

Malvi dijo...

Yo flipo con "el enterao".

Estando yo cabreada y un jueguecito así... jejejje, no casa! Soy super borde, de verdad. Mi marido me lo dice.

No paras ¿eh? Vas allí sólo un día?? Cuándo vuelves?

Cuando fuimos a Nueva York también nos hicieron varios controles. NOs escanearon los ojos, las manos, nos hicieron una foto.... para mí aquello fue una aventura, porque nunca había ido a un aeropuerto... vaya cateta. ¿eh?


Ósculos

Luis MMH dijo...

Para cuándo un monográfico sobre Cuba, Kikas? Seguro que se convertía en un "best seller"!!
Estarás de vuelta para la fiesta, no?
Be water my friend!

Doña Jimena dijo...

que vida!!! usted si que lo pasa mal!!!a esa foto quien la saco???
lo que si hubiera pagado para ver a ud y a los cubanos discutiendo de pasaportes , separaciones y vasacos, con calor, humedad y su cara de pocos amigos.
suerte en su increible viaje, de lima a cuba???
saludos
D. J.

PD: anonimo o lo conoce o es un mal pensado??????

Kikas dijo...

Javier, ¿eres capaz de verme la cara desde detrás de la mulata?
Lo tuyo deben de ser los poderes extrasensoriales
;-)
No,no fui al cabaret París, que es como se llama. Demasiado cansancio, demasiado sueño
Un abrazo

Kikas dijo...

Malvi, es que la inmigración gringa es cosa seria, jejeej, sobre todo si nunca habías ido a un aeropuerto, jeejej
Nada, esta noche duermo en un avión camino de Sao Paulo y mañana me vuelvo a España, llegando el sábado (Gracias por venirme a recibir, jejeej)
Pero el domingo por la tarde me voy a Francia otra semana, en fin, será la Navidad...

Kikas dijo...

En la fiesta nos beberemos lo que nos tengamos que beber, bien sur, mon marqueise.
Sí tengo historias de Cuba, sí, jejeej. A ver si esta noche en el avión escribo otra entrada que se me está ocurriendo con un material gráfico que tengo, jejeej

Kikas dijo...

Estimada Doña;
Celebro que piense que no me lo paso mal, por lo menos lo intento, aunque no siempre lo consigo...
Con respecto a los anónimos...se esconden en el anonimato, jejeej, para difamarme. Al principio me preocupaba...ahora me hacen gracia (Dentro de un orden, como usted entenderá)
;-)
Un saludo, Doña

Valeriana dijo...

Lo siento, Kikas.. no se si has puesto la foto de la espalda de la mulata (ese peloooo...) con la manita palida para darle morbo a la entrada.. pero es que no me encaja que seas de los que buscan hamburguesas fuera (parafraseando a D. Paul Newman) sea solomillo o tortilla de patatas lo que te espere en casa. Claro que,entre el titulo de la entrada, la fotito y la ausencia prolongada... los viajes se acaban, , dentro de poco vuelve la realidad (sea rosa... o sea cruda).
Buen viaje de vuelta ;-)

Kikas dijo...

Ejem, no me quiero aventurar pero me da que nos conocemos, Dª Vale.
Lo que he de decirle es que yo quería enfocar a la rubia de la orquesta...nada más
Y mi cruda realidad (pero cruda que te cagas) es que llego mañana y me voy el domingo por otra semana...no sé si es a esto a lo que usted se refiere

Mela dijo...

Hola Kikas... Me parece que esta entrada también la escribiste enfadado por culpa de los cubanos de Aduanas
Yo creo que "Mienmano, el enterao" no era vasco
Dijiste que venías de "XXX"... creo que el "enterao" tuvo razón cuando dijo que ese no era un destino habitual ;-)
Y es mejor que no vuelvas a Cuba si te pones tan nervioso
Un beso