sábado, 27 de noviembre de 2010

CURAÇAO, COMO HOLANDA PERO SIN COFFESHOPS

Menuda semanita llevo. Estoy en la cama en Lima despues de pasar por Bogotá y Curaçao. (Por cierto, es la primera entrada que escribo desde la cama, jejej). No os apureis...pura pereza.

Mi reloj corporal no sabe si es día o noche y no sé nada ni de la crisis del € ni de si Leyre ha dicho o no otra bobada (No todo va a ser malo en este viaje)

Curaçao es un Pais autónomo dentro del Reino de los Paises Bajos (O sea, supongo que otro Pais Bajo más). Los idiomas oficiales son el holandés y el Papiamento, que es una lengua que si la oye un español, es graciosa que te rilas. La moneda, el florín, ¿Pero no eran holandeses? (Supongo que les ha llegado lo de la crisis del € y se lo están pensando, jejej).

La capital de Curaçao es Willemstad, patrimonio de la Humanidad (No sé si os dais cuenta que ver, ver, no es que viera mucho, pero la Wikipedia ayuda un montón en situaciones de crisis. A propósito, ¿por qué no consulta ZP la Wiki con lo del €?)

Llegué a Curaçao de noche. El Aeropuerto se encontraba a unos 20 minutos de mi hotel. Los acesos malos, para qué engañarnos.

De repente cruzamos el puente sobre la bahía de Willemstad, y una visión maravillosa de luces se abrió. Si así era de noche, ¡Qué lástima no haber llegado 3 horas antes!

El taxista tenía más pluma que la fábrica de Montblanc, un tipo realmente gracioso. Me indicó donde cenar, cerca del Hotel.

Me negué a cambiar, todo se paga en dólares.

El hotel se encontraba en el puerto. Se observaban un par de cruceros impresionantes. Dejé la maleta (A la que se le ha roto una rueda y me está haciendo trabajar más de la cuenta) y me dirigí a tomar un pescado a cien metros del hotel a la orilla del mar.

En Curaçao no os compliqueis la vida con el idioma. En los sitios oficiales leereis letreros en holandés, pero los locales hablan el Papiamento, una lengua criolla mezcla de 20 ó 30. En español te manejas perfectamente y, pudiendo hacerlo en español...¿Por qué molestarse con el inglés?

Me senté en una mesa al descubierto. El mar a un metro batiendo tranquilamente contra unas rocas. Un pescado del día, no me pregunteis cual, que se notaba que hacía un par de horas no sabía donde iba a acabar la noche. El cocinero...un postulante al garrote vil. ¡Qué manera de churruscar algo! A éste le llevaba yo a Orio, para que viese que brasas y pescado no se tienen por qué forzosamente llevar mal.

De repente...un palo de agua que parecía que se había abierto el cielo en canal. Mi pez, en diez segundos, nadando de nuevo. Corrí a un techo de palma donde algunos, menos aventureros que yo, estaban cenando. Daba lo mismo. La ropa tardaría en secarse, con esa humedad del 90%, diez o doce semanas.

Me trajeron otro pez, igual de maltratado que el anterior, y estuve dudando si llamar a la Sociedad Protectora de animales. Porque todo pez merece un tratamiento digno, incluso en los fogones.

Me encontraba cansado, y me fui a dormir

Al levantarme por la mañana y abrir la ventana de la habitación...¡Dios! ¡Menuda vista! Daba al puerto, sí, pero no he visto puerto más bonito en mi vida. Muy parecido al de Ciudad del Cabo.

Enfrente unas casas como las de Amsterdam, totalmente multicolores. Era un auténtico espectáculo para la vista. Y verde, muchísimo verde.

Intenté sacar una foto desde la ventana. Sabía que tenía poco tiempo, merecía la pena. ¡Mierda! Sin baterias.

No es recomendable ir apurados y con prisas por Curaçao. Supongo que no saben lo que es eso. Tampoco creo que hayan visto mucho ejecutivo allí, más allá del gringo en sus vacaciones todo incluido.

Un baño en la piscina del hotel. Ya comenzaban a aparecer los gringos a desayunar. ¿Los zumos? De brick ¡En Curaçao! (Llamada así porque los primeros portugueses que llegaron, sanaron de escorbuto debido a la cantidad de frutas que tomaron. Curaçao= Curación)

Esto de que los gringos cada vez viajen más no puede traer nada bueno. Si es que están mal acostumbrados. Y un financiero aplicando una buena reducción de costes es letal.

Acabaremos todos viajando por internet y que se jodan los hoteleros golfos.

Hace años que en sitios tropicales huyo de vestirme de enterrador. Lo primero que hago al entrar a un nuevo trabajo es encargarme unas camisas corporativas blancas. Con eso y unos chinos azules no te derrites y vas correctamente vestido. Una de las costumbres gringas que acepto con entusiasmo.

Tenía tres reuniones, dos de ellas en el Aeropuerto.

Ahora que se cumplen doscientos años de las independencias de España en Latinoamérica, es gracioso que los que no han descolonizado sus posesiones allí sean los que vinieron siguiéndonos; Puerto Rico en USA, las Antillas Holandesas, los territorios franceses de Ultramar... jejeje, ¿Pero quien coño es el Imperialista aquí? (Perdón, que es que son ellos los que no se quieren separar, jejeje)

Solo pude admirar los colores. Los colores de las casas, los colores de la isla, impresionantemente verde, y el mal estado de las carreteras.

Y la amabilidad de la gente

Un sitio para volver con tiempo, seguro. Pero elegiré un hotel con mejor desayuno.

A propósito, no seais muy crueles con mi careto. Es lo que tienen los autoretratos. Siempre se estudió el de Velazquez en Las Meninas...

11 comentarios:

Doña Jimena dijo...

Pero Don Kikas!! si esta usted en Lima, la tierra de mis ancestros, portese bien que el mundo es chico y mire si se cruza con algun pariente mio!!!
sabe una cosa? casi nos cruzamos, por un intercambio de informacion erronea no fui a Lima por estos dias,
disfrutela por mi, dicen que es una ciudad muy linda, y han recuperado muchos palacios y museos.
Espero que encuentre la Flor de la canela, saludos
Doña Jimena

Kikas dijo...

Joder Doña...a usted le va la vela y el vapor...
Salta es la Linda, Lima la tierra de sus ancestros...¿No provendran los Cornejo de Bilbao por casualidad?
Por cierto, en la maravillosa catedral de Lima he observado un cuadro de un Cornejo matrimoniando con Ñusta, una princesa Inca.
¿No sería pariente suyo?
Porque desde luego si es pariente...en fín, que no les hace ningún favor...¡Menudo careto gasta el Cornejo ese!, Lo de mi autoretrato...una broma
Por cierto, he comido como los Dioses. Me ha debido de costar 6 €...no sé si quedarme a vivir aquí

Fran dijo...

Bueno Kikas, lo tuyo es un no parar, la casa no te cae encima. Esa Curacao tiene muy buena pinta. Todo lo contrario que esos pobres pescados. La próxima vez te van a tener que recomendar mejor. O quizás allí gusta el churrasco de pez...
Un saludo.

Malvi dijo...

Kikas

Lejos que te cagas te encuentras... Muy guapo en la foto, por cierto.
Antes de trabajar te da tiempo de un baño en la piscina? aqué hora trabajas tú? o a qué hora te levantas?? te has hecho ya con el horario dia-noche?

osculos

Domingo dijo...

Menuda sudada llevabas encima, a juzgar por la foto y tu frente perlada (qué cursi) de sudor. ¡Je,je,je! Menos mal que tu capacidad de adaptación está más que demostrada y que, como en el anuncio de Fanta, con poco te lo montas. Por cierto, ¿para cuándo una Ruta Quetzal mano a mano con De la Quadra-Salcedo? Porque es lo único que te falta ya. ;)

Kikas dijo...

Hola Fran...a lo mejor el sitio era bueno, y la elección mala...porque el pescado no es que fuera fresco....era un auténtico descarado
En fin...el sitio era bonito y hay veces que debemos dejar las intransigencias en casa
Pero lo del zumo es para matar a alguien...
;-)

Kikas dijo...

Malvi, en el trópico amanece alrededor de las 5. Si a eso sumas que andaba con el cambio horario...te metes un bañito en la piscina a las 7,30 y empiezas el día como los ricos...
Las respuestas al resto de las preguntas pertenecen a mi intimidad más íntima...que esto lo leen niños...y a lo mejor jefes ;-)

Kikas dijo...

Domingo...un sol de ese que aplana, y una humedad del 95%
Yo sudo simplemente viendo trabajar. En esas circunstancias era un auténtico grifo
De la Quadra está muy mayor para seguir mi marchuqui, jejeje

Javier dijo...

No sé pero las impresiones que he sacado de Curaçao son... poco o nada.
Esta vez, será porque escribes tumbado en la cama, no has vendido muy bien tu último destino.

Un saludo viajero.

Kikas dijo...

20 horas en un sitio dan para poco, Javier. Sí sé que el paisaje es bellísimo, y que deberé volver con tiempo. Eso sí, a un hotel con zumos naturales, jejeje

Mela dijo...

Me gusta Curaçao, Kikas
Me gusta por el puente sobre la bahía de Wellemstad, por las casas multicolores, por tanto verde, y por el mar
Comienzo a pensar que la lluvia te persigue ;-)
Tú eres un encanto con la comida... por tanto, creo totalmente que tus peces no habían recibido un tratamiento digno en los fogones
Kikas, no soy cruel pero te aseguro que cuando he visto la foto he pensado "quién debió ser el torpe que no lo sacó de cuerpo entero" ;-)
Luego he leído lo del autorretrato... ahora digo que quien hizo la foto es un artista ;-)
Un beso