sábado, 6 de noviembre de 2010

LAS TUMBAS QING DEL ESTE

Sé que tengo este rincón un poquito abandonado. La carga de trabajo que estoy soportando ultimamente es intensa. Solo recuerdo haber trabajado más en el 97 cuando a Aznar se le ocurrió pasar de 5 canales de TV a 200 (Y de paso hacerle la puñeta a Polanco con la Via Digital, etc)

En aquellos momentos poníamos un canal en el aire todos los días, aguantando la respiración para que no se cayera el chiringuito y, eso sí, alimentados unicamente con cartas de ajuste porque los zánganos de los políticos pueden decidir tener 100 canales de Televisión, lo que no es tan sencillo es implementar una programación de la noche a la mañana para 200 canales.

Ahora hay muchísimo movimiento. He de reconocer que poco negocio, pero en los momentos de crisis es cuando a la gente le da por pensar, para estar los primeros cuando no tengan restricciones presupuestarias. Además estoy preparando un viaje que me va a llevar por Estados Unidos, Cuba, Curaçao, Colombia, Perú, Ecuador, El Salvador, Panamá y Brasil. Una gozada...lástima que lo tenga que hacer entero en dos semanas, jejeje, como para ir mucho a la playa.

Cuando iba a China, los viajes eran más largos, generalmente de más de dos semanas, me movía mucho, pero sí que es cierto que el modo de negociar era diferente, y por ello no podías ir con la agenda cerrada porque a la mínima, se le podía ocurrir al alcalde de una ciudad perdida que te quería conocer, porque le habían dicho que había un extranjero por allí...y se te jodia la planificación. (He de reconocer que eran otros tiempos)

Estos alcaldes gobernaban ciudades de varios millones de habitantes, no os creais que estoy hablando de Teruel, pero como los Turolenses, tenían que demostrar que tambien existían, porque de esas ciudades hay cientos me atrevería a decir. Pero vamos, cené con Alcaldes de ciudades equivalentes a Madrid varias veces sin aviso previo, jejeje

Era un viernes de Invierno. De esos inviernos pekineses increiblemente fríos pero soleados. No sé por qué pero no había ninguna reunión el sábado. Un lujo un par de días libres en China.

Wu Lan, como si me hubiese leido el pensamiento, me preguntó que qué iba a hacer el fin de semana. Su marido, para variar, trabajaba. Yo creo que para Wu Lan, yo era una excusa perfecta. Esa sociedad que vivió la Revolución cultural separados de sus padres en campos de reeducación, que no tenían conciencia del ocio y que se sorprendían ante nuestro modo de pasar unas horas libres en un museo o visitando unas piedras. En China, Museos como tal era imposible de encontrar hace diez años. De lo de las piedras ni hablamos. ¡La cantidad de maravillas que han desaparecido bajo las excavadoras para construir un centro comercial! (Por supuesto, con toda la maquinaria corrupta de toma de decisiones, convenientemente engrasada)

Yo le comenté que me gustaría visitar las Tumbas Qing del Este, pero que había leido que era bastante complicado de llegar y que creía que alquilaría un taxi todo el día (Los taxis en China eran increiblemente baratos). Para Wu Lan, hacer una excursión en coche con su familia a algún sitio que no fuera el Palacio de Verano (Separado de su casa menos de diez kilómetros), era algo parecido a una quimera.

Se ofreció a venir conmigo conduciendo su coche y me pareció de maravilla.

Efectivamente, había estado en las Tumbas Ming, terriblemente visitadas, cerca de Badaling, y en las Tumbas Qing del Oeste, donde se encuentra la última Tumba Imperial construida, la del Emperador Guanxu, más aisladas, pero tambien concurridas.

Sin embargo, me habían dicho que las Qing del Este, situadas a unos 125 kms al este de Pekin, por una carretera no demasiado buena, estaban absolutamente aisladas. Wu Lan, por supuesto, no las conocía, pero no se explicaba como yo sabía eso.

La verdad, lo que yo aprendí de mi amiga solo es comparable con lo que ella aprendió de mí, y es así que compartimos muchas horas de negociaciones, y muchas de confidencias, hablándome de su familia, de su marido, de su hijo, de los que su gobierno impidió que naciesen, de las revueltas estudiantiles de Tian' anmen de las que fue testigo, de los desencuentros con sus padres (Profesores de Universidad, y como tales enemigos del pueblo durante la revolución cultural, Impulsores de la Energía Nuclear en China)....Nunca podré agradecerle la visión de un mundo desconocido que me proporcionó. (Que lo he dicho muchas veces, si no aprovechas las oportunidades que te da un trabajo como este, y te dedicas a ir con el rebaño, no te quejes de ser un absoluto zote).

Wu Lan tenía un Wolkswagen Jetta gris. Aquí creo que nunca se fabricó. Conducía muy bien para ser china, aunque yo me reía mucho de ella. Yo creo que le admiraba mi manera de ser, adaptándome a todo lo que se me ponía por delante y no importándome cenar en un antro lleno de mierda o con el Alcalde de una ciudad de varios millones de habitantes.

El día amaneció gélido, pero soleado. Me vino a buscar a mi hotel, el Hainan, en el que solo hablaban chino, y al que unicamente iba a dormir y donde me volvía loco para explicar que para beber quería agua fría (Ellos me miraban ante el agua fria como si estuviese loco por beber ese brebaje). Eso sí, estaba muy bien, y era diez veces más barato que uno de similar categoría en el que supiesen inglés. Los números de las habitaciones, todas empezando por el 8 (Número de la buena suerte), tambien tarificaban en función de cuantos 8s tenía el número en cuestión..en fín,...cosas de China.
Recuerdo un camino solitario. Nos debimos de cruzar con no más de cien coches en 125 kms, despacito, disfrutando del paisaje y de la conversación. Divisando la Gran Muralla en las crestas de las montañas en algunos tramos cerca de la carretera.

Y llegamos...y yo no me podía creer tanta magnificiencia en un paraje tan aislado y solitario. 5 Emperadores, 14 Emperatrices y 136 consortes imperiales. En las montañas que rodeaban este emplazamiento, cientos de tumbas de príncipes, nobles y de cortesanos. Todo el conjunto es conocido como "El Valle de la Muerte" y en cualquier lugar del mundo que no fuera China sería un destino turístico de primera magnitud. Como podeis ver en las fotos, estábamos un niño que se debía de haber perdido y nosotros dos.

La calzada del cielo, por donde venían los cuerpos sin vida de los Emperadores flanqueada por varios kilómetros de esculturas, la Tumba de la emperatriz Ci Xi, concubina del Emperador que llegó a ser Regente de China muerta en el 1908 y auténtica Leyenda allí (Bibi, a lo mejor debías de pegarte un repasito a su biografía y ver como se puede gobernar un país en una corte plena de intrigas, sin marear a la gente cambiando el orden de los apellidos ni otras chorradas), la Tumba del Emperador Qianlong...en fin, un día maravilloso.
Nos faltó un restaurante de cinco tenedores en los alrededores...y me desgañité intentando explicarle a Wu Lan, que nos podíamos haber llevado unos bocatas (Efectivamente, a ver de donde cojones sacábamos pan en Pekin)
Y es que hay cosas que nos parecen triviales, que se las explicas a un chino y te mira, entorna los ojos, y parece mucho más chino mientras piensa...¡Están locos estos narizotas!

Durante la vuelta, por la noche, paramos en un pueblecito de unas pocas casas. Se estaba representado una Opera Pekinesa, como en las fiestas de nuestros pueblos. Decidimos quedarnos.

¡La Opera se tuvo que suspender! Todos queriendo tocarme y hacerse fotos conmigo, intentando invitarnos a Wu Lan y a mi (Caras de envidia entre las féminas, jejeej) (¡Que nooooooo!)

Pero bueno esa...esa será otra historia...o no...

13 comentarios:

Santiago Ríos dijo...

Eso si que es hacer turismo.

Kikas dijo...

Santiago...como esta excursión he tenido muchas...
Ya sabes...ir a los sitios..comportarte como te gustaría que se comportasen contigo...intentar, si no hacer amigos...hacer buenos conocidos locales, crear confianza....¡et voilá!
Una vez que tienes lo que yo llamo "el chino listo"..lo demás es pedir por esa boquita...
¡Y funciona!
(Ahora, reconozco que para todo esto tienes que tener eso que no abunda en los viajes organizados...tiempo)

Domingo dijo...

¿Has llevado alguna vez a Wu Lan a la semana de China de El Corte Inglés? Para que vea más que nada lo que hacemos aquí con una cultura milenaria. ¡Juas!

Kikas dijo...

No, Domingo, pero en Hong Kong conocí a la persona que montaba esas semanas...
Era un francés que vivía de coña...compraba a un dolar lo que aquí se vendía a 60 €. Eso sí...contenedores y contenedores
Con lo que sacaba vivía bien un año....y otros 20 más
A mi mujer le compré un regalo por menos de 2 € que encontramos en una tienda de decoración (El mismo...idéntico) por 90 €
Yo compraba bien...supongo que ya no es lo mismo
Las Olimpiadas...ya sabes

Doña Jimena dijo...

Un poco de envidia y mucha admiracion siento al leer esta entrada.
Gracias a este blogg he conocido una China inaccecsible para mi, solo tengo lo que he visto en libros de arte o historia, y el recuerdo de unos chinos que vivieron en mi casa cuando yo era niña, que habian venido a una feria Internacional, y no se por que diablos alojaron mis padres a como 5 chinos, cuatro hombres y una mujer, no hablaban una papa de español y no entendian ingles tampoco, pero si me acuerdo que prepraraon un arroz blanco e insulso que nos ofrecieron a mis hermanas y a mi, y educadamente comimos con un poco de mala gana, y el olor de una bebida blanca que se derramó, fuertisimo, pero estoy divagando.
me enriquecen sus anecdotas, por que conozco otra cara, la de la gente corriente y lo que han vivio para estar donde estan, con tanto sacrificio, como el de dejar hijos que no nacen al estado.
Es esta China que me muestra mas real.
Gracias
saludos, con cariño
D. Jimena

Javier dijo...

Como siempre te he dicho, tiene la suerte (o quizás, te lo mereces) de visitar lo que para los "turistas al uso" está fuera de su alcance.
Creo que dentro de poco podrás batir algún record: el de visitar más ciudades, o países, en el menor tiempo.
Por cierto, cuidado con los comentarios sobre turolenses... que sabes que te sigo :)

Un saludo

Kikas dijo...

Doña, era un modo de contar las dos veces que tuvo que abortar, y lo que pensaba de ello. Porque en las ciudades chinas, la política del hijo único se sigue a rajatabla...¡que es el colmo!
¡El Estado te obliga a abortar!
No entraré en disquisiciones morales que en esta ocasión no vienen al caso. Entiendo que abortar no es una decisión fácil (Más allá de estar de acuerdo o no con la necesidad de dejar abierta esa puerta en el ordenamiento legal)
Pero que el estado te obligue a matar a tu hijo...eso es para analizar
Ya sabe ud, Doña " Las mujeres parimos, las mujeres decidimos....menos en China que el Estado decide por nosotras, y a todas las progres y progras que en el mundo somos nos parece muy, pero que muy bien, porque nadie dice nada"
Un gusto tenerla por aquí, Doña

Kikas dijo...

Javier, jejeje, es que te incorporaste tarde al blog...y a los pobres sorianos ya les tenía "breaos"
;-)
Yo creo que es un poco de suerte para poder tener las oportunidades de hacer cosas al alcance de poca gente, y ganas de aprovecharla
¡Cuanta gente conocemos que ese fin de semana, y tantos otros, despues de una semana agotadora se quedaría en la cama!
Ahora, el trabar relación con los locales, y crear un clima de confianza, en el pais del mundo en el que estés, créeme, eso hay que currárselo

Gonzalo dijo...

Joder, tengo que relajarme y leer más despacio.

Que voy a salto de mata y me había alarmado leer el título: "La tumba del quinqui éste".

Y encima cobrarías dietas, bribón...

Kikas dijo...

Yo siempre voy a gastos pagados, Gonzalo
;-)
Y nunca hago un gasto que no pudiese hacer viajando con mi familia
Porque como dice mi padre, robar, a partir del millón de €...Que te pillen por una cuenta de 20 napos no deja de ser patético
El cobrar dietas a lo que te aboca es a que quieras ganar pasta donde no puedes y acabes yendo a sitios infames y alimentándote de bocadillos 15 días seguidos
Si yo te contara lo que he visto por el mundo en gente presumiblemente seria a cuenta de las dietas...
Por cierto, ponte en contacto con uno de estos lectores argentinos que me visitan, tienes un desarreglo serio en el subconsciente...la tumba del Quinqui...

Fran dijo...

Sin duda es una suerte acompañarte de una local para visitar una ciudad o un país. Ahí es donde se ven cosas que ningún turista medio logra ver. Afortunado eres Kikas.
Un saludo.

Kikas dijo...

Y si ese local no tiene el título de "guía", no sabes lo que ganas.
Sé que soy afortunado, quizás por eso comencé a escribir este blog
Un saludo

Mela dijo...

Kikas, creo que pasaste un fin de semana estupendo en China
Las fotos me han gustado mucho
"El valle de la muerte"... me parece un nombre lógico para ese lugar
Y bueno, por fin hay alguien en China que conduce bien... Wu Lan
Un beso, y Feliz domingo