sábado, 6 de diciembre de 2008

UNA NOCHE CON ENRIQUE DANS

Tocaba ya la cena anual de los amigos que hicimos un Master especializado en Telecomunicaciones en el Instituto de Empresa. Por una u otra circunstancia, este año comenzaron a fallar algunos de los fijos.
La verdad es que el grupo que hicimos durante aquel curso fue como mínimo, diverso. Y viendo la tontería que rodea según qué estatus, he de reconocer que fuimos muy afortunados. Gente cachonda, con sentido del humor, bastante diferentes entre nosotros pero siempre con buen rollo.

Desde que acabamos el curso, siempre hemos mantenido el contacto un grupo bastante numeroso. Manolo, Antonio, Juan Carlos y yo, nos vemos a comer de vez en cuando (Más de vez que en cuando, desde que Juan Carlos tomó la mejor decisión de su vida y, empujado por su antiguo negrero se fue a vivir a Salamanca)

Por lo demás, este año nos juntamos 6, de los fijos. Manolo y Antonio, Ramón, Vicente y José María, aparte de mí. Bueno, José María falló un año, creemos que pilló un atasco a la salida de las Tablas, dos días antes de la cena y el día de autos todavía no había llegado a casa, o algo así nos contó al año siguiente.

De los fijos, fijos, falló Juan Carlos y Domingo, ambos en el sur de Polonia ¿Qué habría en el Sur de Polonia esta semana?, Paloma, por Dios, nos cambió por un concierto de Miguel Bosé. Tuvo el descaro encima de decir la verdad. Ramón Franco, que nos tuvo en vilo hasta el último momento, Fernando, suponemos que intentando salvar los posit de algún Banco, porque otra cosa ya no. Pablo, que la crisis le ha debido de golpear bien, porque no ha gastado ni en correo electrónico.

Y de los esporádicos, mi antiguo jefe, tambien en el sur de Polonia, o eso dijo, porque tanta gente en Polonia no sé qué hace con el frío que hace, Emilio, que ha pasado de fijo a desaparecido desde que se comprometió a organizar la siguiente hace dos años, e Isabel, cada año más vaga. (Bueno, o se fue al concierto del Bosé y no se atrevió a decirlo)

Ana, nos avisó que venía pero al final no pudo ser, y Luis, que por fin se excusó un año, que ya era hora. Alfredo y Enrique, no saben no contestan.

De alguno de todos ellos, Manolo y yo por correo nos habíamos hecho una apuesta. Alguien que en principio, podría haber venido. El problema es que no la pudimos cobrar, porque los dos apostamos a que no venía....y ganamos los dos.

Con tanto Ingeniero de Telecomunicación suelto, estas cenas a mí me sirven para saber lo pirada que está la gente. Cada año me descubren un término nuevo. Algo aparentemente insustituible y que revolucionará nuestas vidas. Y al año siguiente eso cambia, la vida nuestra no, y sale otra pijada.

Este año me enteré de que este, nuestro blog, es una Web 2.0. o asistí a una escena irrepetible. José Maria blandiendo su I-Phone con ruido de espadas de la Guerra de las Galaxias. Para salir corriendo a buscar el tono, vamos. ¡Ah! tambien vivimos el segundo fracaso, por segundo año consecutivo, de pillar la música de fondo del restaurante para la e-radio personal de José María. Y es que eso de trabajar en estrategia en Telefónica tiene algún efecto secundario.

Pero un clásico recurrente cena tras cena es....¡Sí, lo habeis adivinado, Enrique Dans!

Enrique Dans fue profesor nuestro del Master. Es un pirado tecnológico elevado a la enésima potencia y, en teoría no debería ser así porque creo recordar que era Biólogo. Sí como la Obregón pero sin tetas de plástico. Lo que pasa es que hizo un Master en Tecnología en California. Como en el anuncio de Patriks, los que seais un poco mayores..."y todo cambió para él"

Enrique era un tío ameno y divertido en clase. Lo que él decía podía convertirse en realidad, o no, en el plazo de 20 años pero, la sociedad necesita de gente así, aunque solo sea para que los demás nos distraigamos de vez en cuando.

Dentro de nuestro grupo hay gente que lee su blog. La verdad es que publicar ab-so-lu-ta-men-te todo lo que se te pasa por la imaginación, tiene el peligro de que esparces demasiada nimiedad pero, hay gente para todo.

Yo estaba encantado desde el año pasado. No era el Neanderthal tecnológico que todos creían que era (Alguien que le gusta reunirse con gente, tomarse un vino con ellos, pasear, en fin, alguien fuera de este círculo, normal) Este año tenía un blog, estaba a la última, hasta que me dí cuenta de que todo va mucho más rápido que yo. ¡Sigo siendo un pringado!

Ahora lo que se lleva es el Microblog. José María es seguidor de Dans, y está subscrito a su twitter (Espero no equivocarme deletreando) Cuando nos lo comenzó a explicar, Antonio y yo nos mirábamos con cara de no podérnoslo creer. Dans publicaba aproximadamente 40 mensajes al día, que José María recibía convenientemente, del orden de "Me voy a hacer una pizza", o, "estoy cansado y no me sale el artículo" o, "cómo me está aburriendo el partido".

Vamos, menos decir cuándo se iba a giñar, lo decía todo, y esto último lo podías deducir de entre los mensajes.

En ese momento a mí me pareció bien seguir siendo un bantú tecnológico.

Manolo, como siempre, me hizo la crítica destructiva más demoledora de éste, nuestro blog.

Entre otras cosas, para esta gente con poco tiempo para leer (Pero que luego se tiran todo el día mirando qué ha hecho Enrique Dans), me comentan que mis entradas son demasiado largas. O sea que comienzo a explicarme el poco éxito que tengo.

Tambien me dijo que espantaba a mis lectores en los comentarios porque era muy agresivo. ¡Por Dios, si es de lo que se trata! Si lo que te gusta es el Flower Power, a Gran Hermano. Que un poquito de cañita de buen rollo está bien. De hecho, me confesó que a él, a raiz de un comentario que me hizo, le eché. (¿No serás Berenice, Manolo?) ¡Qué alarde de sensibilidad para ser de Trujillo! (Perdón, perdón, perdón a todos los de Trujillo. Me salió mi natural espontáneo.)

Menos mal que Manolo y yo nos conocemos, y casi nos lo perdonamos todo.

Bueno, que cenamos como siempre y nos reimos como nunca, gracias a nuestro antiguo profe, y a otros más.

Nos fuimos a tomar una copichuela a un garito de al lado, con pinta Tailandés. A algún lumbrera se le ocurrió que utilizase la foto para una entrada sobre Bangkok. Lo que me faltaba. Mirad que 6 caras para estar en Bangkok. ¡Nos detienen por turismo sexual, fijo!

Ahí les expliqué, con una lección práctica, por qué me está creciendo el pelo, gracias a 23. Tranquilo, 23, que no lo he escrito, y creo que hice proselitismo. Varios de ellos, en cuanto oyeron lo del pelo dijeron que empezaban al día siguiente. Y mirando la foto, no sé por qué.

Ya sé que os vais a tirar encima mío, pero juro que iba a pagar las copas. Ramón se adelantó. Supongo que estaba calentito con su alcalde, sí el de Getafe.

Os he de avisar, que ésta, a lo mejor es la última entrada de este blog. Compramos unos décimos del 44X49. Si toca, a lo mejor no necesito de los ingresos publicitarios de este, nuestro blog, para poder subsistir.

Y los habituales lo habeis adivinado. El título de la entrada es para ayudar a 23 a cenar gratis en Navidad, que hay mucho desocupado buscando en el Google qué ha hecho Enrique Dans.

11 comentarios:

Manolo dijo...

Que manía con Berenice (nombre de origen macedonio que significa "portadora de la victoria"), en todo caso yo sería disfrutador de la victoria, en plan hedonista, o bien contribuyente a ella, en plan participar en el equipo o, incluso, director del proyecto para conseguir la victoria, en plan aquí mando yo. Pero no uso ese seudónimo. Hoy voy a escribir con mi nombre y cuando me parezca oportuno entraré a comentar con otro, para que intentes descubrir quién soy. Pero, era tan fácil. Será tan fácil.

Me gustaría como seudónimo "Claribel Alegría" y yo sé porqué lo digo. Es una poeta nicaragüense nacida en 1924 y que dice cosas como:
"Para saberme cuerda
debo enloquecer
unos instantes"

De nada

El 23 dijo...

Interesante este tipo. En una entrevista dijo algo asi como "En Espagna hay mucho hijo de puta con demasiado tiempo libre". Ya se que ha dicho otras muchas cosas mas interesantes pero eso me ha llamado la atencion. El que quiera saber mas que lea su blog.

El parece tener tambien mucho tiempo libre. Escribe una entrada diaria, a veces dos y contesta a todos los mensajes que le envian. Mucho periodistas, cuyo oficio es escribir, no escriben tanto. Y no estan tan informados.

Quiza es que escribe deprisa. Dado su increible exito (he leido entradas sobre el en internet en varios idiomas) pronto tendra la academia de la lengua una nueva entrada: "Dansar" que tendra como acepcion entre otras "estudiar lo que hay para saber lo que viene". Y no me refiero solo a la tecnologia sino tambien a los intentos cuasifascistas de criminalizar a toda una sociedad para proteger los intereses de unos pocos (ver http://www.enriquedans.com/2008/11/si-eres-legal-no-eres-corrupto.html). No solo con el canon digital se da por supuesto que yo voy a utilizar los DVD que compro para copiar ilegalmente peliculas de video o musica sino que ademas, ahora, me dicen en plan maestra de primaria que a la tercera, me ponen contra la pared. Vuelve la secreta? Comisario Pelaez digital? Eso si, espero que sus sistemas de localizacion de IP sean mejores que los de Feedjit, porque si no van a detener a cualquier desgraciado acusado de bajarse la ultima mierda de Operacion Triunfo.

Yo que pensaba, Kikas, que este era un ciberdiario de viajes y aqui estamos otra vez, hablando de libertad. Al final, no se si me estoy haciendo mayor o me estoy rejuveneciendo. Sera el efecto de los tibetanos?

Ah gracias, por buscar temas interesantes. Tu crees que leen a Enrique Dans en Turquia?

Marqués dijo...

No es por joderte el hilo argumental, ni ánimo de protagonismo por mi parte, pero hay que darle al Cesar lo que es del Cesar...
El primero que te habló de la Web 2.0, tanto por escrito como de palabrita del niño Jesús fue un humilde servidor, Licenciado (ahora Master of Science) en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y que hizo toda la carrera con una magnífica Olympus eléctrica, porque para una vez que hice un trabajo con el ordenador ese de los coullons, me lo destrozó en cachitos y tuve que tirar de nuestro amigo Vicente P.V. quien dedicó varias horas a resolver el estropicio...
Del Twitter te podría haber hablado también si hubiese sabido de tu ignorancia. Aunque Dios me libre de utilizar tal gilipollez de invento...
Lo del otro día fue en parte memorable. Un Teleco y dos informáticos (aunque del plan de estudios del 39) y aquí un menda explicando lo que son las redes sociales...
Y al día siguiente otro informático conocido de todos con alias de jugador de futbol, reconociéndome que en un evento de mi empresa acababa de descubrir lo que era la PNL o, para los no iniciados, Programación Neuro Linguistica.
Esta visto que mucha gente vive de las rentas pasivas de inversiones realizadas muchos años ha...
Todo esto sin acritud por supuesto.
Con aprecio
Monsieur Le Marquis

Kikas dijo...

Joder, Manolo....y me estuviste puteando toda la noche sin decirme cuando entraste (AH!, que no puedo comentar a mis lectores de modo agresivo. Perdone vuecencia, lo olvidé)
Espero estar más atento la próxima vez, y pillarte pero, como te dije....estos comentarios son de buen rollito y, como ya me ha dicho algún lector...Si no aguantas las bromas, te vas del blog (Como Gila)
Un abrazo, Manolo, lo pasamos bien

Kikas dijo...

Angel, créeme, a Enrique Dans creo que el único que se lo toma en serio es ...el propio Enrique Dans. A nosotros nos sirve como hilo argumental cachondo de nuestras cenas.
Y, de verdad, no le tomes demasiado en serio (Supongo que a partir de ahora Enrique Dans, si cae por este ciberdiario, comenzará a odiarme, pero yo recuerdo con cariño sus clases, aunque me parezca, no un tanto, sino...un mucho snob)
Yo creo que, ni José Maria que ha de estar a la última por eso de su trabajo, se lo toma demasiado en serio. Eso sí, nos divirtió mucho saber que, gracias al Twitter, un día se pudo tomar un café en la T4 con Enrique Dans ¿40 mensajes al día para tan poco fruto?
Al final, los viajes son libertad, ¿No te parece?
¡Ah! y los temas interesantes los sacais vosotros. Yo me limito a deciros que me fui a cenar
Un abrazo y nos vemos pronto...supongo

Kikas dijo...

Marqués, cierto es lo que dices. Si no te cité fue porque la explicación que diste a la Web 2.0 no tiene nada que ver a la que me dieron unos profesionales que se dedican a esto.
Déjame que recuerde. Tú decías que la Web 2.0 significaba que todos los datos estaban en un servidor remoto y tu PC era un terminal tonto.
Mis compañeros de cena lo que me dijeron fue que una Web 2.0 significaba que el contenido de la Web se nutria no solo del propietario de la misma (En este caso que nos ocupa, si a la publicidad nos atenemos, 23 y yo), sino de gente anónima, o sea los cienes y cienes que escriben.
Como a mis amigos no me gusta dejarles en mal lugar, obvié tu aportación para no decir que estabas equivocado. Ya que te empeñas en meterte en la boca del lobo, yo tambien sin acritud te digo que, oiste campanas pero no sé si identificaste correctamente el campanario ;-)
De todos modos, sabes que te quiero

Ramon dijo...

Pues que queréis que os diga... fuimos pocos pero muy bien avenidos. Me lo pasé genial!!! contamos chistes (incluso buenos) y nos reimos TODO.
Manolo sigue como siempre... incrementando su red social a base conocer a las MUJERES de sus amigos. Juan Arturo con 300.000Km viajados este año. Vicente...sigue siendo el hombre tranqulio y de Antonio me enteré que había estado en su pueblo el día anterior!. Jose Maria: voy a pedirle a lo Reyes Magos un iPhone pa'tuitear contigo!;-)

ah! El año que viene pagais vosotros las copas, mangarranes!!!!

Kikas dijo...

Oye, que seas un rapidillo no quiere decir que los demás no quisiésemos pagar (bueno, a lo mejor sí)
La cara de Antonio mientras los tecnólogos ibais desgranando los nuevos avances era un poema ahora que se dedica a los voltios grandes de-toda-la-vida.
Y los trajes este año....de Emidio Tucci ¿De veras que a nadie le pitaron los oidos?

Anónimo dijo...

Veo que cada vez somos los mismos. Digo somos porque, aunque no pude ir, si que estuve alli de pensamiento. Espero no volver a fallar y menos por estar en Polonia sin ninguna polaca (Como vea esto mi mujer, me pega. Aunque ..... dudo que lo vea pues ha salido como yo que se encender el ordenador y poco mas, no me parezco en nada a D. Jose Maria).
Me alegro infinito que os lo pasaseis estupendo cortando algún traje que otro. Seguro que a los trajes de los fijos que fallamos le repasasteis hasta los ojales, ¡pues menudos sastres os reunisteis a cenar!
Bueno, pues eso, espero que esta sea la última que fallo.
Un abarzo a todos y feliz tralari-tralará

Kikas dijo...

Y me da que eres un salmantino pecadorrrrr.
Te echamos de menos, a ti, y a otros fijos y, en efecto, a distancia de Enruique Dans pero hablamos mal de vosotros (Bien no tiene ninguna diversión)
Yo tambien espero que sea la última vez que fallas y gracias por pasarte por aquí

Mela dijo...

Kikas... no sé si tu profe, Enrique Dans, quedaría muy satisfecho o contento con esta entrada ;-)
Alguien te acusó de espantar a tus lectores con comentarios agresivos... esa persona no debía entender de bromas e ironías ;-)