martes, 23 de diciembre de 2008

EN TAXI POR XI'AN

Carmen siempre había tenido un capricho, conocer los guerreros de terracota de Xian. Yo iba a menudo a China, por aquel entonces. Mis viajes allí siempre eran ocupadísimos. Iba una o dos semanas y, lo que quería, era volver pronto.

Tal interés tenía en ver los guerreros que, viajamos a Bilbao en una ocasión que iban a exponer una pequeña muestra de tres o cuatro piezas en el Guggenheim.

Dado que China es grande y mi tiempo escaso, mal acostumbré a mis socios chinos a trabajar los 7 días de la semana. Viajábamos sin parar buscando proyectos. Conozco casi todas las provincias chinas desde aquella época.
Pensé que era un momento como cualquier otro para que Carmen pudiese cumplir ese sueño y le propuse acompañarme. Le encantó la idea.

Era la primera vez que me iba a acompañar en un viaje de trabajo. No sé si captaría lo que yo curraba en un viaje así, pero intenté cerrar una agenda lo más relajada posible con el fin de poder compartir algo con ella.

Recuerdo que llegamos un domingo por la mañana. Nos pegamos una ducha y directamente nos fuimos a la Ciudad Prohibida. Había que aprovechar el tiempo. Dado que ella venía, el viaje sería de una semana. Yo marcharía, no recuerdo dónde, el lunes de madrugada y llegaría el jueves por la noche. Justo a tiempo para tomar un avión el viernes por la mañana y poder ir a Xian en el día. El sábado, mis socios chinos querían agasajarnos y debíamos estar en Pekín.

Bien, Carmen iba a saber que cuando viajo a trabajar....viajo a trabajar, y me fumaba un día (Espero que mi antiguo jefe no lea esto. Capaz de descontarme un día de la nómina). Aunque estábamos cansados al llegar, no era cosa de quedarnos en el hotel. O sea que visitamos el centro de Pekin y algunos Hutongs típicos de los alrededores. (Típicos barrios de callejones muy comunes en el Pekin antiguo). Esos que ahora están desapareciendo debido a la presión urbanística.

Al día siguiente volé, no recuerdo muy bien dónde. A ella la dejé un pequeño listado de cosas que no se podía perder, La Gran Muralla, el Palacio de Verano, el Templo del Cielo... Ella está acostumbrada a viajar. Lo hizo muy a menudo hace años y no me daba miedo que quedase sola en Pekin. Sí que se aburriese, con lo que la recomendé que se apuntase a alguna excursión en el Hotel que allí conocería gente.

En efecto, ella no se aburrió. Fue a Badaling, a la Gran Muralla, al Palacio de Verano, al Templo del Cielo, en fín, todos esos sitios que no te debes de perder en un viaje organizado.

Yo trabajé como un chino, y nunca mejor dicho. Sometí a mis chinos a jornadas maratonianas. El jueves por la noche debía de estar en Pekín y con el trabajo hecho, que el vuelo a la China Profunda desde Madrid, y sobre todo el coste de mi tiempo, no era poco.

Llegué el jueves de noche. Ya mis chinos me habían hecho el favor y nos habían reservado los vuelos a Xian. Salimos temprano ya que el vuelo duraba un par de horas poco más o menos. (En China, cada vuelo pequeño es como si de Madrid fueses a Canarias).

Al llegar al Aeropuerto nos asaltaron una multitud de conductores ilegales. Yo estaba acostumbrado a moverme por allí...pero Carmen no. En cuanto vió que no iba a contratar un taxi oficial sino un coche particular se comenzó a poner nerviosa. Intenté explicarle que la diferencia entre taxi oficial y conductor real es difusa fuera de Pekin, pero la confianza no es una característica que Carmen prodigue para conmigo habitualmente. Supongo que sus razones tendrá ;-)

Una chica se me acercó. En un inglés deplorable, nos hicimos entender, me llevó donde el conductor, "su primo", según ella, estaba sentado al lado de un vehículo negro, bastante amplio y limpio.

Por fin acordamos un precio bastante razonable. Unos 20 € todo el día, y nos llevaría a ver los Guerreros, la Pagoda y una vuelta por la ciudad. Hasta el avión de vuelta.

Lo primero que hizo Carmen fue mandar un sms a su madre con la matrícula por si nos perdíamos. Lastima que ella, en ese momento, no supiese que cada Provincia tiene un signo diferente con lo que puedes mandar muchas veces una placa, que como no coincida la provincia no vas por buen camino.

La verdad es que el conductor no tenía el aspecto de un recien salido de Versalles, pero íbamos buscando un conductor, no un Introductor de Embajadores en Palacio.

El viaje desde el Aeropuerto hasta los Guerreros, no era un trayecto corto.. Por fin llegamos a una explanada llena de vendedores ambulantes, buses chinos, policia...

Carmen no se encontraba en su salsa pero iba tranquilizándose por momentos. Habíamos llegado bien, el conductor no era un suicida y estaba a punto de cumplir una de las ilusiones de su vida.

Los Guerreros de Terracota es en realidad el mausoleo de Qin Shihuang, Unificador de China, Emperador en el Siglo III A.C.

En el año 1974, un campesino, excavando un pozo, encontró una fosa. Lo que allí descubrió se ha convertido en uno de los descubrimientos arqueológicos, si no el más importante, del Siglo XX. 8000 guerreros, distribuidos en dos alas de ataque más un cuartel general, cuyo fin era proteger a Qin Shihuang en su viaje al otro lado.

Primero entramos en una especie de museo donde se exponían objetos encontrados como réplicas de carros de metal, sombrillas, etc. Parecía mentira que cuando los occidentales no conocíamos la tinta todavía, en China pudiesen realizar objetos tan maravillosos.

En cuanto entramos en la Gran Nave donde están todavía desenterrando guerreros se nos congeló la respiración. Miles de guereros, a tamaño natural, y cada uno diferente al resto (peinado, traje, posición...) nos vigilaban. Realmente era una visión impresionante. Creo recordar que a Carmen se le saltaron las lágrimas. He de reconocer que yo tambien estaba impresionado. Es imposible describir con palabras lo que allí vimos. Habeis de descubrirlo por vosotros mismos. Simplemente decir que, a día de hoy, siguen desenterrando guerreros y que, el trabajo arqueológico no ha acabado ni mucho menos.

Creo recordar que estuvimos gran parte de la mañana allí. Nos acercamos a la tienda donde, el campesino que había descubierto el yacimiento por casualidad, nos firmó un libro. Era un anciano venerable y muy simpático que nos dijeron que se pasaba por allí un par de mañanas a la semana. Sabeis que Carmen me tiene prohibido mostrarla en este blog, o sea que la foto que ambos nos sacamos con él, os la habré de mostrar en persona, que os vais a creer que os engaño.

Una vez bien comidos, Carmen descubrió, complacida, que el conductor nos seguía esperando. (No le había pagado todavía, añado yo) No se resistió a comprar, a diez veces su precio, unas réplicas de los guerreros en un tenderete. (Y mira que me fastidia que en China me engañen 30 ó 40 céntimos ;-) )

Le indiqué que nos llevase a la Pagoda. Xi'An tiene una de las pagodas más conocidas de China. Sabeis que el número de niveles que tiene una pagoda indica su importancia. Esta debía de tener 7, creo recordar, lo que indicaba su preeminencia. Construida en el siglo VII D.C. se encontraba al principio de la Ruta de la Seda. Xuanzang, un jerarca del Emperador Gaozong, viajó hasta la India en un trayecto que le llevó 17 años para traer consigo figuras budistas.

Subir los 65 metros de pagoda a través de una escalera, no es una actividad descansada. Sin embargo, la vista que se ve desde el séptimo nivel es francamente bonita. La pagoda está en unos jardines, donde nos tomamos un té delicioso.

El conductor seguía esperando. Le indiqué, a duras penas, que nos diese una vuelta por la Xi'An antigua, capital de China en épocas remotas. Carmen no estaba familiarizada con las ciudades del interior de China, y le sorprendió el aparente caos, la multitud de micronegocios, la gente por la calle, los miles de bicicletas, todo tan diferente de lo Pekinés, que ya está mucho más modernizado.

A la vuelta, el conductor pretendió timarnos. En vez de los 200 RMB que había acordado con "su prima", me indicó que eran 600. Yo debo de tener cara de gilipollas, porque estas cosas me pasan a menudo. Por capullo le acabé dando 180 entré una ensalada de gritos, suyos y míos. Carmen alucinaba. Yo le indiqué que saliese, le tiré los 180 al asiento, le pegué un portazo y le mandé en un correctísimo castellano a tomar...viento, con más decibelios de los que unos oidos humanos son capaces de soportar sin dolor. Carmen, como ocurre a menudo me miró como diciendo...¿Pero que hago con este Bantú?, pero es que hay países que, o funcionas así, o acabas pagando los 600 por no molestar al conductor, "que seguro que habrá sido un malentendido".

En vez de los 17 años de Xuanzang, nos había costado un día. Eran las 11 cuando salíamos del Aeropuerto metiéndonos en la cola de los taxis. Carmen no sabía lo que era una cola con chinos. Ellos, que se piensan que todos somos bobos, chinos incluidos, se meten directamente al principio, y si estás atrás, te puedes tirar toda la vida hasta que llegues. Parece que no le dan importancia a esto. Yo sí. Me metí al principio de la cola, en el agujero por donde se estaba colando todo el mundo. Los jetas me empezaron a mirar como de dónde había salido ese loco, cuando yo no dejé pasar a nadie mirando a los "colateguis" con cara de pocos amigos, y la cola siguió marchando hasta que me tocó a mí. Los de detrás, si querían avanzar, ya sabían lo que debían hacer, aunque dudo que lo hiciesen.

Claro, los presupuestos de tu ciudad no tienen que valer forzosamente en todo el mundo, y la excesiva educación occidental es muy posible que en el Amazonas no sea muy útil para ordenar tus relaciones con la sociedad, que, por otra parte, es para lo que sirven los preceptos educativos...¿o no?

Al día siguiente, mis socios, querían agasajarme para impresionar a Carmen. Lo consiguieron pero eso, lo contaré en otro momento.

13 comentarios:

Tendi dijo...

Exquisito relato Kikas!!

Kikas dijo...

Supongo que lo de exquisito lo dices porque te estás relamiendo pensando los kilos que vas a coger esta noche, Tendi;
Un abrazo y ¡Feliz Navidad!

Tendi dijo...

eso pretendo, para que voy a engañarte... además, así ya tengo proposito de nuevo año ya que en este 2008 conseguí dejar de fumar!!!!

Que paseis buena noche todos!!

Kikas dijo...

Dejar de fumar es una cosa de niños comparado con que bajes peso.
Ten cuidado, que tú, al lado del Innombrable...y seguro que 23 se confunde. No es extraño, demasiado tiempo en Flandes.
Y sin ser bisiesto...no sé, como que te va a faltar un día ;-)

belentxu dijo...

¡Yo también quiero ir a China!
Lo malo de que tu marido trabaje en una cooperativa del Grupo Mondragón es que cualquiera puede echarte en cara que tu mujer te acompañe en víaje de negocios...qué mala es la envidia...
Os deseo mucha felicidad a los participantes en este blog pero especialmente a su creador.
ZORIONAK!

Kikas dijo...

Belén, ya sabes, contra los comentarios maledicentes, la tranquilidad de espíritu. Que los que chismorrean son los primeros que, si tienen la oportunidad, se aprovechan de la situación y, además, pasan la factura a la empresa por si cuela.
Si tu marido paga tu pasaje. Si paga el hotel mientras te quedas en Pekín y él está en la China Profunda. Si paga los vuelos a Xian y el taxi allí, y si, a la vuelta, se comprueba mediante su informe que trabajó más que muchos sindicalistas de esos de jornada tasada, ¡que se jodan! que efectivamente, la envidia es malísima.
Yo te deseo lo mismo que tú a mí. o sea, que tú sabrás ;-)
Muchos besos Belentxu.

El 23 dijo...

Kikás, te doy por ganada la apuesta. Más que nada porque no casi no tengo tiempo para hacer las cosas ordinarias de la vida, y en esas circunstancias, lo extraordinario padece, perece y desaparece.

Te llamaré cuando pise suelo patrio.

Felices Fiestas a todos (con retraso) y un año nuevo lleno de salud y abundancia de bienes.

Un Abrazo

Kikas dijo...

Esto es como lo del Mus, 23, lo peor no es perder, sino la cara de g...que se te queda.
Esperaré ansioso tu llamada.
Nos vemos en Toledo pasado mañana
Un abrazo

Jevy dijo...

Pobre 23, que no ha logrado que la globalizaciòn viniera en su ayuda... Con lo fàcil que hubiera sido poner algo como "pictures Jennifer Aniston nude" para sumar unos cuantos paìses...
En cuanto a los guerreros, me sorprendiò leer un dìa su gran problema, por lo cual no avanzan mucho màs en las excavaciones, aunque sepan que quedan miles por desenterrar. Parece ser que tienen una policromìa original que se descompone en el momento que entra en contacto con el aire. Luego los que estàn enterrados son de colorines, pero hasta que descubran còmo hacerlo sin estropearlos, si los desentierran se vuelven color caca (bueno, color terracota queda màs sutil...).

Kikas dijo...

Pues sí, proximamente te ilustraré acerca de como ayer 23 me invitó a comer en Toledo (Bueno, de momento seguimos haciendo cuentas....pero lo solucionaremos ;-) )
Por lo que dices de la policromia, es cierto. En algunas esculturas, recientemente desenterradas se observa perfectamente.
De todas maneras siguen desenterrando. Cuando cierran las instalaciones todos los días, entran los arqueólogos, y a currar toda la noche como chinos, y no es broma.

El 23 dijo...

La Paqui me dió un método infalible para conseguir los países que me faltaban: conectarme a Skype y entrar en conversación con cualquier aburrido que me encontrase en línea que se conectase desde un país que no tuviera.

Pero entonces me puse a pensar si no me iba a costar el collar más que el perro.

Que total, fueron menos de cien euros que doy por perdidos aunque quien sabe, es Navidad, y yo creo en los milagros.

Y como dice mi mujer: "Tendrías que haber hecho la apuesta al revés, que el ciberdiario es de Kikás y él es él que tenía que estar interesado en tener audiencia y no tú"

Y es que pasan dos cosas: que soy de un natural generoso y que ella no sabe lo de mi 40%. Ustedes disculpen la contradición de mi carácter.

Kikas dijo...

¡Y fueron 100 € entre los tres, que no me bebí yo solito 100 €, cachondo!
Ya me explicarás como se conecta a Skype uno y se encuentra gente aburrida. Yo solo me conecto con los que tengo admitidos. ¿He de admitir a todo el mundo mundial? ¡Dios, que estres!
Y como te he dicho, yo, con mi audiencia, estoy contentísimo. Que tengo trabajo remunerado, de momento, y no necesito la publicidad para vivir. No sé tú....
Que es que, los de los Montes, cruzados con Holandesas, os volveis raros, muy raros....

Mela dijo...

Kikas... me parece muy lógico que el conductor os esperase si no le habías pagado todavía ;-)
Ensalada de gritos, nunca la he probado, la pediré en un restaurante ;-)
La foto de la Gran Nave es impresionante... ¿Y si los guerreros llegan a a cobrar vida de nuevo? ;-)