sábado, 14 de mayo de 2011

LOS JUVENILES DEL CISNEROS

Cuando vas a pasar una jornada con los amigos de la juventud y te llevas a los hijos se produce un shock generacional. Te comportas como si tuvieses 25 años menos, hablas de las mismas cosas, pegas los mismos gritos y llamas a la gente por el mote.

En esto te miran tus hijos (Y amigos si nos los llevamos, que el entorno donde nos reunimos es privilegiado) y miran a su madre con cara de terror...."Alguien ha entrado en el cuerpo de mi padre, socorro"

Hoy era el Día del Club de Rugby Cisneros. Todo el día hay actividades. Una de ellas es el tradicional partido de vejestorios al que hay que ir...aunque sea a tomar el sol.

Más de un año que hace que no salgo a correr, hoy no tenía muchas ganas de ir, pero Carmen me ha empujado un poco. (La última vez que le hago caso)

Hace unos años entrenaba algún sábado a los niños de nuestra escuelita de rugby, a partir de 6 años. Un día llevé mis botas de Rugby en vez de playeras.

Los niños se daban codazos y uno exclamó, "Mira, como las antiguas"

La cura de humildad a la que me vi sometido hizo que me comprase una mariconada de esas de tacos de goma, pero hasta hoy eso era lo único que había cambiado.

O sea, que he tomado una de las 50 camisetas de rugby que puedo tener. Uno de los pantalones de entonces, mi toalla azul/azul, el protector de boca, esparadrapo añejo y un champú (La verdad, esto último, no sé muy bien para qué)

La experiencia ha sido patética. Efectivamente, sin entrenar, uno está para lo que está, y me han bastado 20 minutos para darme cuenta de que, como dicen los políticos ingleses de la Comunidad Europea cuando algo que hacen los demás no les gusta, "Enough is enough". (Aunque ellos no estén presentes en ese chiringuito: Schengen, Euro, etc)...

Lo que me ha sorprendido sin embargo, es la carcajada unánime de todo el personal ante mi camiseta mítica del Cisneros. Esa camiseta de cuando los hombres eran hombres. De triple nudo y tupida para proteger el cuerpo (Y no como ahora que con tanta protección parecen jugadores de futbol americano...pero mariconas (Con perdón, Zerolo, un recurso linguístico)) De cuando el barro llegaba al tobillo y la camiseta despues de un partido lloviendo no pesaba menos de 7 kilos (Agua y mierda incluida)

Y Carmen, tambien ha decidido que "enough is enough"...ha ido a la tienda del Club y me ha comprado una camiseta de las de ahora...de astronauta, una bufanda y un pantalón.

Pantalones tendré unos treinta, pero efectivamente, cinturita de avispa ya no poseo y mi hija Maria se muere de la verguenza. (Carmen creo que tambien, pues siempre dice que parece que llevo un tanga). Pero es que están en buenas condiciones, jejeej, da pena tirarlos.

Y ya no sé de qué se reirán la próxima ocasión, pero seguro que algo encuentran.

Por cierto, en esta foto aparezco yo. No siempre he sido calvorota. Se aceptan apuestas...

Y llegamos a las cervezas y a la barbacoa, y están "los juveniles"

Los juveniles eran jugadores que jugaban con los colegiales en División de Honor o 2ª Nacional, pero que habían comenzado a jugar en nuestro equipo de juveniles. Tios estupendos, como el Morci, Santi Folgueiras, el Marti, Willie, Tobias, Pedro (Este nunca jugó, pero era colega y no se perdía uno), en fin...que me dejo unos cuantos y ruego me disculpen.

Y hoy me han dicho que me leían...y yo les dedico esta entrada

Y cuando María me ha preguntado quienes eran, he contestado que "los juveniles", y me ha mirado como si estuviese más gilipollas de lo que ella ya piensa que estoy

Y a lo mejor es verdad

25 comentarios:

Santiago Ríos dijo...

Qué morrriña me entra al recordar los tiempos del rugby...

Kikas dijo...

¿Te atreverías a ponerte una camiseta de estas de astronauta, ceñida para que se vean los pectorales bajos...esos que están circundando el ombligo?
(Ojo, los mios...no los tuyos)
;-)

Fernando Solera dijo...

Eres el herido de la derecha, o al menos eso creo.

Con las actuales protecciones corporales, está claro que ya no hay hombres como los de antes ;-)

Kikas dijo...

Fernando, ¿a eso le llamas estar herido?
¡Esta sociedad te está amariconando!

Winnie0 dijo...

AY que te nos has puesto un poco tierno y abuelo cebolleta con los recuerdos Kikas..jaja
Me ha encantado. Un besito (tranquilo nosotros ganamos con los años...jaja)

Kikas dijo...

Pero Winnie...¿Tu no estabas de vacaciones en una rotonda? ¿Es una rotonda con Wifi?
Yo sí gano con los años...Kilos y cms de cintura
Bueno...tambien pierdo...pelo
En fín, supongo que eso es el equilibrio
;-)

Fuego negro dijo...

¿Herido?.

Ese partido se jugó en el campo Central de la Ciudad Universitaria de Madrid, campo de impecable hierba que es el campo oficial de la Selección Española, y del Cisneros, claro. De ahí podía salir lesionado pero no herido.
Herido salías de Cantarranas, en un partido un 11 de Enero, con el barro helado a trozos que te desollaba la piel cada vez que caías al suelo

Lo gracioso es que además, me acuerdo exactamente del partido en que se tomó esa foto. En el tercer tiempo del partido fuiste pidiendo uno a uno a todos los jugadores contrarios que te enseñaran las manos. El que te hizo ese arañazo se llevó un mordisco en el dedo índice del que probablemente aún tenga cicatriz. Él te enseño el dedo mordido, tú le enseñaste la cara arañada y os tomásteís una cerveza juntos.

Que no me lo contaron que yo lo ví todo, en la tribuna del Central y en el jardín del Colegio.

María dijo...

Realmente ver a tu padre retroceder en años, es un claro shock,tenga la edad que tenga. Teniendo en cuenta que muchos hijos una de dos, o se imaginan la juventud de su padre en blanco y negro, o nunca se imaginaron a su padre de joven. Esos son mis casos, una conjunción de ellos.

Y me hace gracia la situación. Porque esque cuando le toca a mi padre retroceder en el tiempo... casi no lo reconozco, cambia mucho. Menos mal que no intenta ponerse la ropa de entonces.

Al leer que tienes un montón de camisetas de rugbi, me he acordado de las cientos de baloncesto que tiene mi marido... he comprendido que en el futuro si engordara le seguirían quedando bien, es decir... no me puedo deshacer de ellas. :P

un beso y genial la entrada, estas de tu juventud junto con las historias chinas son las que más me gustan

(a mi tambien me daría vergüenza ver a mi padre ponerse un pantalón pitillo, y me reiría)

Kikas dijo...

Fuego fatuo...eres un peligro con teclado
Tú sigue diciendo esas cosas, y alguno que caiga por aquí despistado se va a pensar que es una web antropófaga. (Y que conste que le pillé el dedo despues de hacerme el destrozo. Porque siempre ha sido de Ley...si no me arbitra el árbitro...me arbitro yo)
Efectivamente, el Rugby es así, a los diez minutos nos reimos con una cerveza, y no otras mierdas de pelota redonda que nos siguen dando el coñazo dos meses despues de un partido, "si tu me dijiste si yo te hice"
Fuego abrasador...tú eres muy mayor, ¿no?

Kikas dijo...

Maria, jejeje, que no es una entrada de juventud, jejeje, que me pasó ayer, jajaja
El problema es que mi hija adolescente no se rie...quiere que se le trague la tierra, y la tierra es tozuda y no le traga (Y su padre más tozudo y no se calla ;-) )

Malvi dijo...

ya ya, juventud juventud no... pero sí de creerse-sentirse joven, jejejjeje retrocedder en el tiempo

Qué graciosa tu hija... habría que verla más colorá que un tomate

Kikas dijo...

Malvi, contigo tengo un problema de Doble personalidad, nunca sé muy bien cuando escribo a Malvi...o a María, jejeje
Mi hija sale a mí...no se pone colorada. Simplemente quiere, o bien que yo me muera, o bien desaparecer un ratito, hasta que pase el bochorno, jejeje

Nieves R dijo...

Hola Kikas, yo no soy nada deportista, pero me ha divertido mucho leer tu relato sobre tu equipo de los juveniles de rugby, muy entretenido y con mucho sentido del humor, me podia imaginar las escenas que ibas relatando como si yo estuviera alli..... jejejje. ¡Feliz Dia de San Isidro y buen comienzo de semana!

Malvi dijo...

Totalmente doble personalidad. No me entiendo! jajjajaja

Ya ve, no me entiendo yo misma... mi pobre marido... ¿qué será de él?

:)

Kikas dijo...

Gracias Nieves
No soy muy de San Isidro...casi soy más de San Fermín (Porque decir San Prudencio queda poco glamouroso)
El acarreo de cámara fotográfica es un deporte de resistencia, por si no te habias enterado
;-)

Kikas dijo...

Tu pobre marido, CARLOS, por más señas, si es inteligente dirá a todo que si y procurará limitar los riesgos, solo eso
Por él no te preocupes, que seguro que en cuanto entienda las reglas del juego lo lleva bien
;-)

Juan Carlos dijo...

La próxima vez que quedéis me apunto. Pero no para jugar sino a las cervezas y tapas de después. ¡Vaya que si!
Salu2

Kikas dijo...

Juan Carlos...sabes que el último que llega paga la primera ronda, ¿verdad?
Es para que luego no haya mosqueos
;-)

Gonzalo dijo...

Eso, eres el de la derecha al que le han mordido el pómulo.

Me vas a hacer buscar mi camiseta del Betis, de algodón con puños y cuello redondo con el escudo cosido a mano...

Es verdad, las camisetas deportivas en general, y de rugby en particular, modernas son una mariconada.

Kikas dijo...

Gonzalo, una camiseta del Betis de cuando Cardeñosa y Esnaola...
Casi mejor déjalo
Ibas a parecer el Fary (No por la estatura, aclaro)

Javier dijo...

En la foto eres el de la derecha con la cara ensangrentada de la última melé... Ahora ya no das miedo, bueno con la equipación de la junventud algo de risa.
Supongo que a la hora de las cervezas te portarías como un campeón, no?

Kikas dijo...

Javier...yo siempre me porto como un campeón
(O eso creo)
Como doy risa es vestido de astronauta con pantalón corto
;-)

Fran dijo...

Que bonito son los reencuentros Kikas. Pero para la próxima vez hay que entrenar algo, para callar algunas bocas...

Kikas dijo...

Fran, lo divertido de esto es que las bocas no callen
Para eso tenemos el aguante que tenemos
;-)

Mela dijo...

Kikas, apuesto que eres el chico moreno de la derecha, al que le están pasando una mano por su hombro derecho
Yo creo que sí, es el que más se parece a ti
Y entiendo que te cueste desprenderte de ropa que te trae buenos recuerdos... no es preciso tirarla, pero si ya no es de tu talla, no te la debes poner
Leo comentarios... por un arañazo, un mordisco ;-)
Creo que el arañazo pudo hacerse sin querer... el mordisco ya no estoy tan segura ;-)
Un beso