sábado, 8 de enero de 2011

UNA TARDE EN EL LOUVRE

Trabajo en una multinacional francesa dirigiendo la filial en España de una pequeñísima rama de su actividad. Todas las multinacionales son, al final, empresas que exportan los modos de hacer de su país de origen allá por donde se expanden.

O sea, que Telefónica en cualquier país, al final, no deja de ser una empresa española haciendo negocios en otro lado. Igual que Accenture, o la mía.

Es difícil estar en una empresa francesa sin hablar correctamente francés, cosa que no hablo ni de lejos...ni de cerca. Por mucho que me contaran al llegar, que su idioma de negocios es el inglés, solo tienes que ir a cualquier reunión para que a los cinco minutos, si se entra en cualquier polémica, te quedes en fuera de juego. Y no me quejo. Sé que es normal. Aunque ellos quisiesen, no es lo natural.

Entiendo el 80% del francés que me hablan. No soy capaz de hablar más de tres frases hechas, y me siento frustrado por la cantidad de años que estudié francés en mi niñez.

Los franceses son...franceses, pero no comen mal, aunque a todo le echen mantequilla. Además, el café es muy bueno. Es importante cuidar de según qué detalles cuando te vas a incorporar a un puesto de trabajo ;-)

Nuestra matriz se dedica a temas diversos, en todo el mundo. Los puestos de responsabilidad y las filiales de mi empresa las dirigen franceses. (Yo creo que menos en Alemania y España, todos lo son)

Esta Multinacional realiza programas de integración para que sus directivos entiendan la variedad de actividades que se realizan. Hasta ahora siempre se había hecho en francés. Alguien pensó que, debido a que más del 90% de los ingresos llegan desde fuera de Francia, a lo mejor no estaba mal realizar uno en Inglés.

De entre todos los que somos (33.000 en todo el mundo), yo fui uno de los 16 elegidos. No me hago muchas ilusiones. Supongo que porque les costaba sacar mucha gente que no supiese francés. Y eso que entre los 16 (Tres belgas, un canadiense, dos indios, un chino, uno de Singapur, tres alemanes, un venezolano, un inglés, un yanki, un australiano) cinco hablaban un correctísimo francés.

Nos tuvieron paseando por Francia la semana del Puente de la Inmaculada visitando fábricas, centros logísticos, centros de negocios, etc, creando una red de contactos.

En uno de los emplazamientos se empeñaron en que tenía me tenía que vestir de astronauta y cubrir mi cabeza para visitarla. Yo insisitía en que era más fácil que cayese algo del gorro que de mi cabeza, pero fueron inflexibles, jejeje

En todos estos txuntxunes, siempre hay una actividad de lo que se llama "team building" (Hacer equipo). En esta ocasión fue una visita al Louvre con guía.

En París había nevado. El día anterior nos cancelaron el avión de vuelta desde casadios, y nos costó 12 horas regresar a París en bus (Yo creía que la gente por ahí arriba estaba más preparada, pero no dejo de llevarme sorpresa tras sorpresa)

París amaneció nevado pero con un cielo radiante. Uno de esos cielos luminosos que en las afueras de Madrid disfrutamos tan a menudo. (En el centro, la contaminación no deja ver mucho cielo que digamos)

La visita al Louvre fue lo que se esperaba. Muy interesante. Nunca me canso de ver la Victoria de Samotracia, la Venus o la Gioconda, por decir lo que se espera que uno diga. Me gusta tambien observar las murallas del antiguo Louvre, o el arte egipcio, griego y romano. A todo esto se suma el tener a alguien explicándo, que te hace ver cosas que nunca antes habías reparado en ellas.

Sin embargo, en esta ocasión, lo que más me gustó, fue el atardecer desde la sala griega. Ahí los teneis, alineados, el Arco del Louvre, el del Triunfo, y el de la Defense, mientras el sol se va escondiendo.

Lástima que estos instantes sean eso...instantes

15 comentarios:

Gonzalo dijo...

Pero ¿esto qué es?

¿Kikas sin comer y sin restregárnoslo?

¡A dónde vamos a llegar!

;-)

Julieta dijo...

Permiso...
¡Qué blog! ¿Cómo no pasé antes? :D
Lo felicito, es muy interesante. Me quedo a leer.
Saludos!

Kikas dijo...

Es que estoy preparando la entrada de Atenas, de donde acabo de venir con la familia, y no está bien abusar
Joder, Gonzalo, no veas como me he puesto
¡Envidioso! Que todavía recuerdo la entrada de los huevos con chorizo, jejeje
;-)

Kikas dijo...

Bueno, Julieta, bienvenida
Mis viajes actualmente son más del montón, pero me encanta contarlos (Trufándolo un poco todo de humor y mala leche, para qué vamos a engañarnos)
La espero otro día
Me pasaré por su rincón

Malvi dijo...

Qué chulo el Louvre! Super interesante, super bonito... Cuando fui, lo bueno fue ir con mi abuelo (tiene sus cosas buenas y sus cosas malas) y él nos conatba a mi hermana y a mi cosas, fueron momentos bonitos con él.

Desde luego la foto que pones del atardecer es genial. Es maravilloso que existan esos instante de los que hablas.

Ósculos!

Domingo dijo...

Es muy difícil posar ataviado con ese gorrito y no perder la dignidad, pero tú lo consigues, lo haces fácil y natural. Eres un todoterreno. ¡Je,je,je! ;)

Kikas dijo...

Malvi, los abuelos están bien en sitios como estos, y más si nos enseñan cosas (O creemos que nos las enseñan, porque los abuelos muchas veces se inventan de todo, que lo sepas)
En el Moulin Rouge o en el resto de Pigalle, como que no los veo
;-)

Kikas dijo...

Domingo, tu animadversión lo único que hace es retratarte.
¿Llamas gorrito al glorioso adminículo con el que Aldrin, Collins y Armstrong dieron un pequeño paso para el hombre y un gran salto para la humanidad?
Cria cuervos...
;-)

Anónimo dijo...

Feliz año, Kikas.
Tu blog es divertido e inteligente...lástima que en persona pierdas tanto.
Abrazos y besos a lo cuatro.

Seta.

Kikas dijo...

Seta, con amigos como tú....
Feliz Año y a ver si éste podemos ver de corto en el Central, ese famosísimo triple michelín cervical
Estoy seguro que Rubio, desde Flandes, se pilla un avión para revivir el fenómeno
Un abrazo

Fran dijo...

Kikas, mejor el Team building que esas visitas obligadas, jeje. Y es que el Louvre nunca decepciona si vas con tiempo y unos zapatos cómodos. Y esa foto final es un gran "instante" captado. Felicidades.
Saludos

Kikas dijo...

Suelo tener suerte, no sé si buscada, con los grupos que encuentro. Al final hay muy buen ambiente y nos solemos reir mucho
O sea, que las visitas fueron graciosas...y la vuelta en bus de 12 horas con cajas de cerveza como si fuésemos universitarios es de las de risa floja
Pero efectivamente, el Louvre solo lo cambio por una cena aquella semana...que fue de las de nota...

Winnie0 dijo...

Primero agradecerte la visita a mi blog (ya sabes dónde estoy) y segundo decirte que voy echando desde hace un ratillo un ojillo por tu blog...y me gusta lo que leo y veo...¡Esto promete!. Besos nos leemos

Kikas dijo...

A través de Juan Carlos, eché un vistazo a tu blog
Ya te aviso que es bastante diferente a éste, donde priva la mala láctea y el ir un poco de sobrado. Casi te diría que el intimismo está prohibido (Excepto un par de temporadas que he estado de bajón que te cagas)
Sin embargo me encantó tu entrada
Nos vemos por el ciberespacio
Besos

Mela dijo...

Hola Kikas... Me encantan todas las fotos que mostraste en esta entrada
No entiendo cuando te vistieron de astronauta por qué no te pusieron una mascarilla... porque de la barba también puede caer algún pelito ;-)
Un beso bárbaro... el beso es bárbaro, no he puesto coma ;-)