sábado, 29 de enero de 2011

ATENAS CON NIÑOS (Segunda parte)

Como escribía, Atenas se puede disfrutar en tres días. Lo más interesante de ver está bastante concentrado en el recinto de la Atenas clásica y, si se quiere dar un paseo hasta el Pireo por ejemplo, con tomar el metro en Monastiraki estás en 10 minutos con el mismo billete.
A mí, personalmente, el Pireo no me gustó. La linde del puerto la ocupan decenas de restaurantes con la terraza en el muelle que hacen que si quieres pasear por allí, o entras a comer (A precios de París, por cierto), o paseas por la calle interior desde donde solo ves las entradas de los restaurantes.

Cuando visito un sitio histórico, en el que sucedieron cosas importantes, me traslado en el tiempo, y me imagino las escenas que allí tuvieron lugar. No solo disfruto de los pedrolos. Y eso es lo que me pasó en el Agora, o foro Ateniense, mercado y plaza pública, allá donde Aristóteles, Socrates y Platón enseñaron a sus discípulos.

El Agora es un recinto para pasear a los pies de la Akrópolis. Frondoso y verde es una delicia pasar el tiempo allí. Muchos edificios de los que solo sobresalen los pilares, pero otros como el Templo de Hefesto que se conserva en su integridad. Pasear por allí es una maravilla intentando imaginarnos la vida hace 25 siglos.

La colina desde la que mejor vista se tiene del Agora es el Areópago. Peñasco donde se reunía el Consejo de Atenas. Tambien fue allí donde San Pablo convirtió a los primeros atenienses.

Si antes de viajar no leyese un poco, me perdería más de la mitad de la diversión porque, las razones del disfrute, muchas veces están en tu cabeza en vez de en el mundo exterior.

Muy cercano se encuentra el recinto del Keramikos. ¡No confundir con la estación de Metro de Keramikos! donde están las antiguas murallas de Atenas y su cementerio. Un lugar, aunque olvidado por los turistas, absolutamente delicioso, con tumbas de personajes ilustres, con más de 2000 años de existencia, los caminos sagrados por los que procesionaban sacerdotes y vestales. Espectacular, en resumen.

Hacia la Plaza Sintagma se encuentra el Arco de Adriano y uno de los monumentos que más me gustó, el Templo de Zeus Olímpico.

Columnas de 17 metros absolutamente imponentes circundando un recinto desde el que se tiene una vista maravillosa de la Akrópolis.

Una de estas columnas fue derribada por un ciclón en 1852, y todavía se encuentra como cayó. Es llamativo como podían construir en esas épocas, pilares tan majestuosos.

De Atenas queda todavía un montón, aunque no pretendo convertir esta entrada en una guía. El Agora romana, con su Torre de los Vientos y las letrinas públicas, ciertamente curiosas (Algunas cosas no cambian con los....siglos, jejeej), el Estadio Olímpico, hoy reformado, el Cambio de Guardia en el Parlamento (Menudos bigardos, jejeje. Yo mido 1,82...atentos al Angelito que está al lado mío) y paseos por sus calles y plazas, tanto de día como, espectacular,...de noche.

Sé que estais esperando que os hable del condumio, jejeje.

Pues muy bien, incluso en los sitios que me hubieran hecho desconfiar. Los niños se empeñaron en comer en una calle llena de restaurantes para guiris, y el tzatziki que probamos, entre otras cosas, como una ensalada griega con queso feta, fue francamente espectacular. Allí me metí unos tragos de ouzo. Dado que no me gustan los anisados no le saqué la gracia, pero no puedes ir a Grecia y no visitar Atenas...ni probar este licor.

Sin embargo, al día siguiente, comimos en una taberna una variedad de mezes (Creo que en el menú entraban unos 15 platos diferentes) de las que todavía nos estamos acordando.

Como os comentaba en la otra entrada, Atenas, fuera de temporada, absolutamente recomendable

¡Y los niños vinieron pidiendo más!

11 comentarios:

Domingo dijo...

Y oye Kikas, ¿aún no te ha invitado a yogur griego la abuela del "joroña que joroña"? ¡Ja,ja,ja,ja,ja,ja! ;)

Kikas dijo...

Siempre te vi joven e inexperto
Debemos de ser de generaciones diferentes
¿De qué joroñas me estás hablando?
;-)

Winnie0 dijo...

¡Yo quiero ir!!!!! bss y gracias por estas crónicas tan geniales de un lugar que para mi siempre ha tenido magia...

Kikas dijo...

Me alegro Winnie
Recuerda, evita el verano y disfrutarás el doble

Bell dijo...

Gracias por tu info, Atenas no lo tengo marcado como un lugar de los favoritos. Creo que antes tengo que ir a muchos otros sitios. Y mira que estudié clásicas en el bachillerato.

Kikas dijo...

El caso es salir, que airea mucho las meninges. Donde vayas es cosa tuya.
;-)
Si estudiaste clásicas, un buen sitio es ir a Salzburgo, a escuchar Mozart...¿o no era por eso?

Bell dijo...

je je clásicas es latín y griego, Salzburgo si estuve una vez. Es solo cuestión de priorizar destinos y Atenas no está de los primeros en mis listas.

Kikas dijo...

Vaya, vaya...así que clásicas es latín y griego
Y yo que pensaba que era Mozart y Schubert
¿En qué estaría yo pensando?
;-)

Fernando Solera dijo...

Por lo que tengo entendido la comida griega es espectacular, así como probablemente también lo sean los sablazos por degustarla. En cuanto a lo que es Atenas en sí, mi mujer me comentó que está, por decirlo finamente, demasiado sobreexplotada por las autoridades para vaciar los bolsillos de los turistas o paganinis ;-)

Kikas dijo...

Fernando, la comida griega es riquísima. Acerca de los precios, tienes que mirar como mirarías en Madrid, pero no es cara en absoluto
En la anterior entrada de Atenas, efectivamente, comento como nos dieron una buena leche...pero es que se veía venir.
Simplemente alejarte dos calles de donde están todos los turistas. Comeras de maravilla.
Con respecto a lo que comenta tu mujer...
Yo a Atenas he ido por negocios y de turismo. Supongo que todo depende del nivel que te marques, pero no puedo estar más en desacuerdo con ella.
Por 12 € los mayores de 18 años (los menores es absolutamente gratuito) visitas todos los monumentos que merecen la pena, incluido el Partenon en una entrada múltiple.
El Museo de la Akrópolis es aparte y debe de costar 8 € (Para los menores de 18 años sigue siendo gratuito)
Hay un montón de museos que son gratuitos, en fin, no es esto lo que considero una ciudad de sablazos

Mela dijo...

Las fotos de esta entrada también me encantan... la última es preciosa con ese trocito de luna
Y sí, las columnas de 17 metros son imponentes... y la que cayó por culpa del ciclón es impresionante
Entiendo muy bien lo que quisiste decir cuando escribiste que te trasladabas en el tiempo e imaginabas las escenas
Hay una foto en la que no veo a ningún Angelito a tu lado ;-)
Hoy es el día del libro... Feliz día
Un beso