domingo, 3 de octubre de 2010

EL FACTOR LIMITANTE

Cuando era estudiante, allá por el Pleistoceno superior, cada vez que venía alguien de casa bien surtido, organizábamos unas meriendas que dejábamos la despensa tiritando. No era una condición indispensable que hubiese venido alguien, pero eso ayudaba, porque el chorizo de casa siempre estaba mucho mejor que el que se compraba en el Supermercado Galaxia de Moncloa.
Todos los habitantes del pasillo, en aquellos tiempos 11 menos algún siniestro que siempre había, nos acercábamos a la mesa del descansillo cada cual con lo que tenía, chorizo, salchichón, cecina, vino... Ahora que me doy cuenta, las despensas debían de ser grandes de cojones, porque recuerdo estas meriendas varias veces por semana, y no recuerdo que nosotros nos fuésemos a casa más de un par de veces al trimestre (En concreto yo no me iba nunca)

Era cuando mi padre conseguía cada año entre 200 y 250 kilos de chorizo de Soto...y caían todos al cabo del año.

En esas meriendas establecimos el concepto (conceto que diría Pepiño Blanco), del Factor Limitante.

El Factor Limitante era aquel componente de algo que hacía que, en su ausencia, aquello dejase de tener razón de ser. En concreto, en estas merendolas, el factor limitante era el Pan.

Cada vez que había merendola (Menudas tardes de no-estudio, Dios), el que no tenía nada era el encargado de bajar a la cocina y subir el pan, 3, 4, 5 barras.

Recuerdo estirando el último trocito de pan para poder seguir tomando chorizo (Y que supiese a chorizo con pan, porque tomar chorizo con chorizo siempre fue una ordinariez propia de nuevos ricos)

Me viene esto a la mente porque ayer, en casa, celebramos "la noche del mojito". Vais a disculpar mi vanidad, pero me salen de escándalo, es más, ni en Cuba me han gustado tanto como los míos. ¿El secreto? El azúcar...que os lo tengo que contar todo...y hasta ahí puedo leer.

Aparecieron el Marqués, Chonfli y Catherine, Yogui y Marga y una pareja amiga nuestra tambien. Por supuesto, las risas fueron múltiples. Marqués recordando la primera vez que fue a "Los rápidos" a cortarse el pelo con Paco Pollas y que éste se empeñó en lavarse el pelo...¡craso error! Nunca hagas en un sitio aquello que no hagan los demás.

Bueno, en estas cenas no nos gusta complicarnos mucho la vida, sin embargo, la preparación de mojitos, hace que debas estar un poco más pendiente.

Una hora exprimiendo limones me tiré, que yo sé que mis amigos beben...de verdad. A eso de las 7 me dí cuenta que era posible que ahí estuviese el factor limitante, y mandé a Carmen a comprar más limones y tenerlos de reserva (Que unas risas no se interrumpan por la ausencia del factor limitante)

Jamón, tortilla, chorizo, salchichón, nachos con guacamole, en fin, que excepto el Marqués los demás podíamos comer con los dedos tranquilamente (Venga...os estoy esperando una mención a la tortilla... ;-) )

Doble de todo había previsto...dos botellas de ron, dos bolsas de hielo, dos cajas de hierbabuena, como os dije limones para exportar....

Nunca me pude imaginar que en este caso, el factor limitante fuese...el sifón

La última tuvo que ser un Gin Tonic, y así me encuentro yo hoy...que siempre me dijeron que no era bueno mezclar...

19 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Me gustó lo del factor limitante. Cierto es lo del pan, en mi casa siempre se supo que si él, el chorizo no era lo mismo. Ahora bien, el sifón como factor limitante no lo entiendo mucho ¿es qué tampoco había agua mineral con gas? Fallo tremebundo. Pero un buen yintónic tampoco estropea tanto el cuerpo... salvo que antes... ¡vaya, vaya!
Salu2

Kikas dijo...

Me alegra, Juan Carlos, que en tu casa no pertenezcais a la casta de los Nuevos Ricos.
Por otra parte, si hablamos de hacer un mojito hablamos de hacer un mojito. Yo para eso soy muy estricto.
El mejor Gin Tonic te lo estropea una mala tónica, Juan Carlos, seriedad, por favor

Anónimo dijo...

¿Quien cojones de todos esos pardillos eres tu?

Kikas dijo...

Anónimo....
Como mi amigo el Gordo se entere que le has llamado pardillo te vas a enterar de lo que es volar sin montar en un avión
Te va a estorbar el techo para dar vueltas
Yo es solo por si acaso...
Soy, por supuesto, el calvo. ¡Qué pregunta!
;-)

Anónimo dijo...

Si claro y con gafas!!! no te jode....

Kikas dijo...

En aquellos momentos llevaba lentillas
Pero a Carmen nunca le gustaron y me tuve que comprar unas gafas como las del "hombre de la tónica", sumiso que es uno.
Entiendo que quieras permanecer en el anonimato despues del aviso a Navegantes. El Gordo se suele pasear por aquí de vez en cuando...

Anónimo dijo...

Pues podías ponertelas ahora que cuando te quitas las gafas ganas mucho

Kikas dijo...

Cuando me quito las gafas gano bastantes chichones, sí.
No hay marco de puerta que se me resista...

Doña Jimena dijo...

Hoy me ha hecho reir, don Kikas, y por ello lo celebro!
el de los anteojos grandotes es Ud??
Se ve que los mojitos le han devuelto el sentido del humor, que andaba bastante agrio, las ultimas veces que lo visite.
saludos

Santiago Ríos dijo...

Pues es que tu Blog lo tenía guardado en Marcadores de mi Firefox.

Me ha gustado lo del Factor Limitante en las merendolas del Colegio. Yo añadiría otro: el del vino.

El otro día me apunté a un curso de 3 días en la Escuela Superior de Diseño de Aragón sobre dibujos en cuadernos. Me gustó mucho. De resultas estoy metiéndome en algún Blog e incluso creando alguno aunque soy totalmente inexperto. Te mando el enlace del del curso:
http://devueltaconelcuaderno.blogspot.com/
Un abrazo

Kikas dijo...

Disculpe Doña...
¿Es usted capaz de ver algún anteojo de la época más pequeño que unas lunas de camión?
Celebro que me note de buen humor, la verdad yo siempre creí que lo tenía excelente...me lo haré mirar

Kikas dijo...

Santiago...en aquellos tiempos por vino no nos preocupábamos.
En dicha foto se encuentra nuestro llorado Jose Angel Leza, de Tricio, La Rioja, que murió de cancer un año despues de tomarse esta foto. Se lo descubrieron despues de un placaje de Rugby cuando comenzó a vomitar sangre. En su casa aprendí a vendimiar, y vino nunca faltaba.
Como yo en eso del dibujo no salí a mi madre, no soy capaz más que de admirar las obras de arte (Y no todas). Se ven estampas bonitas en el blog que me mandas.
Con gusto incluyo Chordon, tu otro blog, en la Lista de mis blogs favoritos.
Un abrazo

Santiago Ríos dijo...

Muchas gracias Kikas por lo de Chordon, pero ¿Cómo diste con él? Pensé que no lo había publicado todavía

Kikas dijo...

Una cosa terriblemente complicada...pero soy Ingeniero
;-)
Pinchas en tu nombre en el comentario...te aparece el perfil....Mis blogs...
En fin, al final hace falta saber leer, que hoy en día no creas que es un tema baladí, pero si ya sabes, tienes mucho ganado
;-)

Doña Jimena dijo...

Estimado Don Kikás, sabe una cosa? con respecto a las lentillas, que imagino serán lentes de contacto, sus anteojos enormes y el reclamo de Carmen,como dirian por estas tierras el factor limitante es que usted es un " pollerudo", entiendase por pollerudo segun el diccionario de regionalismos de Salta, Argentina, al hombre que se deja llevar por las faldas o polleras de una mujer. Para mayor informacion consulte con Don Jevy, el le explicará mejor que yo.
saludos
PD: dicen que la venganza es el placer de los dioses, usted me ha servido en bandeja de plata la oportunidad, esta va por todas las veces que me ha tomado el pelo!;-))

Don 23 dijo...

A ver, uno, dos, tres....diez.

¿Dónde está el siniestro?

Ah, ya, que los siniestros no están.

Yo creo que Leza es el único de esa foto de quien no me he llevado una ducha.

Kikas dijo...

¿Perdón, Doña? ¿Vengativa usted?
Sepa que es un pecado gordísimo y es posible incluso que usted vaya al infierno.
Sin embargo, a pesar de que pueda parecer descortés, no me daré por aludido ante su pretendido ultraje.
En el castellano de los que nos quedamos en el viejo mundo, ser un calzonazos no tiene nada de particular.
Los hombres se dividen entre los que reconocen ser unos calzonazos y los que no...yo pertenezco al primer grupo...y todo eso que tengo ganado...que si no, luego, encima te riñen en casa
;-)

Kikas dijo...

23, todos sabíamos que cuando eras nuevo eras simple hasta decir basta
Pero si a ti te duchó Represas, es que te lo tenías merecido por simple
Es más...todavía deberías de estar purgando tu falta
¡Un nuevo al que le duchó Represas!... ¡Cuando yo lo cuente!

Mela dijo...

El Factor Limitante puede ocurrir por defecto o por exceso
Creí que el Factor Limitante, en este caso, iban a ser los limones... por exceso
Porque una hora exprimiendo limones... son muchos kilos de limones ;-)
Feliz miércoles