jueves, 22 de noviembre de 2012

LA IMPORTANCIA DE LA ETIQUETA

Porque los que me seguís, ya sabeis, que he tenido unos días de zozobra a cuenta de mi indumentaria.
 
Dado que, en un txun txun de esos a los que van los CEOS a jugar al golf pero haciendo que trabajan, nos enviaron la información de etiqueta que acompaño, para que nadie se sintiese desplazado (Que ya se sabe que no hay nada peor que alguien piense que todo el mundo le mira y no por las cosas inteligentes que dice)
 
Las mujeres no tienen ese problema. Duchadas, con un poquito de maquillaje, y un vestido acompañado de cualquier sandalia, ya van vestidas.
 
Pero cuando un ejecutivo de pro como servidor (Más de pro que ejecutivo, a no ser que leamos ejecutado) recibe las indicaciones de etiqueta, ha de hacer juegos malabares para no caer en el ridículo.
 
Porque la primera cena estaba indicada como ”casual resort attire”, que podríamos definir como atuendo formal-informal de lugar de vacaciones, o sea, no en bermudas pero tampoco con smoking, que si no, vas de camarero.
 
La segunda cena ya se nos indicaba que debíamos vestir “dressy casual”. O sea, formal-informal, sin necesidad de que fuese de lugar de vacaciones. Con chándal y tacones…o algo así…
 
Durante las jornadas se nos exigía “business casual”. O sea…sin corbata, más o menos.
 
En mi perfil de facebook, días antes, lancé un mensaje de socorro. Las respuestas diversas y variopintas. Casi, para clarificar un poco todo, mejor buscais en internet y os quedais igual que ahora.
 
El único que contestó con un mínimo fundamento, como no podía ser de otro modo, fue Marqués….pero claro, si le llego a hacer caso, necesito catorce maletas para atender a los tres días del evento.
 
O sea, que ni corto ni perezoso, me plantifiqué la primera cena con mi indumentaria “Casual resort attire”, lease, unos dockers con un polo, y mocasines. Duchado, limpito, y peinado con raya en medio, raya amplia, bien es cierto.
 
Mi jefe francés me apareció con traje y corbata, en medio del Pacífico tropical. Casado con una mujer del Caribe le pregunté cuantos mojitos se había tomado antes. Mi indirecta la captó al vuelo (He dicho que es francés, no que sea tonto), y la corbata desapareció en el bolsillo. Parecía un enterrador casual, ya me entendeis, sin corbata.
 
Y observé. Y vi que había gente con traje y corbata, gente con americana, gente con polo y vaqueros, gente con sudadera….
 
He de decir que, ante esta laxa comprensión de la etiqueta, no solucioné ninguna duda apreciable.
 
A la hora del evento, en el business casual, por primera vez utilicé camisa lisa de botón en cuello (lo que los pijos denominan button down), con los mismos pantalones chinos azules. Y digo que por primera vez porque, generalmente, en mis viajes siempre utilizo camisas de rayas o cuadros, mucho más discretos en cuanto a las arrugas se refiere. Que uno no planchará, pero tampoco le gusta ir a las reuniones como Adolfo Dominguez, con su arruga bella.
 
Con una generosa utilización del vapor de la ducha, las camisas lisas cumplieron su función.
 
Y volví a ver, traje con corbata, sin corbata y camisas de cualquier tipo. O sea, los polos y las sudaderas habían desaparecido. Algo había ganado…pero no mucho.
 
Durante la segunda cena todos nos dispusimos a vestir nuestra mejor indumentaria “dressy casual”. . No cambié mi indumentaria, pero me sentí observado. No por nada, sino porque todo el mundo cambió la suya. Y me volví a encontrar, trajes con o sin corbata, polos, camisas  y vaqueros. Con o sin zapato cerrado.
 
Y al montarnos en un barquito para llevarnos a cenar a una isla a 18 millas de distancia, la mayoría de la gente comenzó a sentirse indispuesta, que es lo que pasa cuando te vistes “dressy casual” y te meten en un barco con marejada y sin avisar…
 
Y entonces pude descubrir lo que era “dressy casual”. O sea, como te de la gana pero que no sea lo mismo que vestiste durante el día…
 
Y para esta historia, ¿Hacía falta llamar a un asesor de protocolo y etiqueta?
 
Ya lo de las rabas por la borda vestido de “dressy casual”, merece una entrada aparte. Que alguno, además de marearse no sabía que, en un barco, cualquier cosa que hagas, sitúate a barlovento…que, si no, todo lo que sube baja, y todo lo que va, viene…
 
Que algunos deberían saber menos de etiqueta y tener un poquito más de sentido común, pero ya sabeis, es que yo soy de pueblo...

22 comentarios:

Anónimo dijo...

mira, lo de vomitar por la borda se lo debieron de copiar para la primera regla del montañero: Mear siempre a barlovento. Como los pille a estos Pérez-Reverte, los cruje (con permiso del jevi)

Fuego negro dijo...

Me estado riendo imaginandome el "puked dressy casual" de los de sotavento.

¡Ay, lo que no (se) te ocurra a tí!

Juan Carlos dijo...

Como hubo fallo vuelvo a comentar aunque ya me repetiré:
Primerio, ¿serías tan amable de explicarme que es un CEO? como mis padres tenían una pequeña empresa no tenían de eso seguro y en la mía me da que no hay ninguno pero es que mis jefes no saben inglés.
Vestido cual brazo de mar fuiste el petronio del lugar, queda claro pero lo que hubiera dado por estar viendo los acodes de sotavento para poderles explicar que ese malestar se quita con sólo comer unos huevos fritos con panceta y chorizo. ¡Qué risa! me recuerda a unos amigos en la travesía de Ibiza a Formentera que iban de un bonito color verde y a otra en la ría de Pontevedra a bordo de un galeón gallego (ésta historia creo recordar que la conte por mi sitio); es lo que tiene no tener problemas con el oído interno y ser poco empático...
Lo de la raya amplia ha sido bonísimo.
Salu2

Kikas dijo...

En fin, Anonimo...
En la montaña, mear siempre de cara al precipicio...independientemente de donde sople el viento...
Es más seguro
;-)

Kikas dijo...

A mi lo unico que me ocurre es que me aburro sin unos gin tonics contigo...23
Y ya hace tiempo del ultimo....
;-)

Kikas dijo...

CEO es "elquemandaquetecagas" de la empresa...¿te suena?
En fin, la raya....¿te sientes identificado? ¿o es que te ries de mi?
Saludos desde Paraguay
;-)

Winnie0 dijo...

Serás de pueblo....Kikas....pero con elegancia en el hablar y en el vestir (hoy me siento generosa contigo jaja) Un beso

Kikas dijo...

Vas haciendo méritos para meterte en el neceser, Winnie
Besos desde S Paulo
;-)

Fernando Solera dijo...

A menudo se utiliza palabrería en inglés para tirarse el pisto, en eso aquí somos especialistas. Parece que lo dicho en inglés tuviese más importancia. Por ejemplo ahora, en Telecinco, se emite un programa cuyo directo es una porquería en el que a los profesores los llaman 'coaches'. Y eso por no hablar de los 'community managers' que han proliferado como setas. En fin, por lo menos me he reído con tu relato.

Malvi dijo...

Ayyy Kikas, hace tiempo que no pasaba por aquí y tus historias... Me gustan, m hacen mucha gracia... jajjajaja Habría que verte ahí eligiendo corbata sí... corbata no... zapatos con calcetines blancos o negros!? jajajajaja To pa potar por la borda jajajajaj

buenisimo lo de la raya limpia.. jajaja no te jode! y tan limpia! jajajaja qué risa

un ósculo (¿no era?) :)

Kikas dijo...

Si te has reido, Fernando...eso ya merece la entrada
Saludos desde Rio
;-)

Kikas dijo...

Malvi, una mami con niña pequeña no dice tacos, que pareces de la logse...
;-)

Anónimo dijo...

ups!! qué taco he dicho?

:)

jaajajja, SOy de la EGB, BUP y COU... de la antigua :) ya una pa vieja... Pero por favor no entremos de nuevo en el tema de la edad! :)

Malvi

Kikas dijo...

Bien, veo que vuelves por aqui (De donde obligaciones mucho mas importantes te sacaron)
Pues a ver si no tardas tanto en prodigarte...
¿Que tal Caaaaaarloooosssss?
;-)

mientrasleo dijo...

Jajajajajaja lo que me he reído con tu entrada de hoy. LAs cenas y comidas son geniales, he visto etiquetas mil colocadas en las invitaciones y mi fondo de armario (es decir, lo que dejo al fondo porque no me sirve para comprar el pan) de fe de ello con traje cocktail, como si al de noche lo recortas a la rodilla. Noche, etiqueta.... que traducido es para ir a las carreras, para ir a la ópera... pero han sido todos para comer o cenar. Un lío.
La última? Vestirme de etiqueta, imprescindible medias, y que me soltaran en un espacio O de esos en que las sillas son divanes por no decir camas, y no saber qué narices hacer para no pasarme cuatro horas de pie... menos mal que luego fuimos a un club de esos estupendos.... a pisar arena!
Besos

Kikas dijo...

Arena con taconazos....¡Mola!
;-)

Javier dijo...

Eso demuestra que el sentido común es el menos común de los sentidos. Por lo de la etiqueta, con tanto anglicanismo es imposible saber qué quieren.

Un abrazo

Kikas dijo...

Y era en Mexico, que es lo que más cojones tiene, Javier...
;-)

Gonzalo dijo...

Joder... cuánto agradezco no tener que mezclarme con determinada gente...

Quiero decir, que yo lo de tener que saber cómo vestirme en cada ocasión como que no. Al recibo de las indicaciones yo creo que le hubiera dicho a mis jefes que no iba, y al carajo.

Ya, ya... así me va...

Por cierto, yo no debo ser ni pijo ni antipijo... porque no sé lo que es una camisa ni "botón en cuello" ni "button down".

Kikas dijo...

No sé qué cojones hago, Gonzalo, mezclándome con gente como tú que no sabe lo que es un button down...
A mí sí que así me va....

Mela dijo...

Mira por donde no me imaginaba que los hombres tuvierais tanto problema a la hora de acudir a un evento.
¡Si al final seréis más problemáticos que las mujeres! jaja

Kikas dijo...

Vamos, tuve un problema horrible
Camisa de manga larga y chinos los tres dias
Quien realmente tuvo el problema fue el que lo escribio
;-)