lunes, 15 de octubre de 2012

DECIMA ETAPA DEL PRIMITIVO. SALCEDA-SANTIAGO. 28 KMS

La gabacha que se quería aislar de un servidor construyéndose un palenque fijo, y aislándose con sábanas desde la litera de arriba, para preservar su virtud debía ser, me dió la noche. Sé que ronco. Sé que estoy compartiendo habitación con otros 11. Sé que aguanto ruidos de otros.

Lo que nunca me había pasado es que, cada vez que lograba conciliar el sueño, supongo que comenzaría a roncar, y notaba una mano que me empujaba.

Las tres primeras ocasiones me desperté desorientado. Alguien me tocaba...

La cuarta ví de donde procedía la mano. Solo dije:

"La próxima vez que me toques te suelto una hostia".

La gabacha no debía de saber mucho español, solo lo justo, porque, a partir de entonces, pude dormir...

Y sin embargo tuve una idea cojonuda planificando solo una noche en ruta común con el francés. Me expliqué, perfectamente, lo que muchos veían del Camino.

A las 2,45 de la mañana salieron los primeros a andar. Nos quedaban 28 kms. 9 horas para la Misa del Peregrino, una media de 3 kms/ hora parando (Media que, en el francés, la hace mi abuela). Eso sí...no te pierdas demasiado, que a esas horas, mucha luz no es que haya...

El resto de la noche, fue un continuo cachondeo. La gabacha se fue a las 4,30...o sea...a ver quien no deja dormir a quien.

A las 6,45, cuando me levantaba, hacía hora y media que estaba solo. Efectivamente, alguien estaba equivocado, y supongo que sería yo el que era el raro...

Y me quejaba de los polacos que se iban a las 4...

Me limpié bien los pies, desayuné un poquito de fruta y una barrita, y a las 7, 15 estaba caminando.

Se veía justo, pero, estaba seguro, que el día me iba a regalar un amanecer precioso. La temperatura era fresca, lo que favorecía mi ritmo. Pude caminar las dos primeras horas a una media de 6 Kms/h (A comparar con los 4 de Asturias sufriendo)

A Pedrouzo, en teoría final de la penúltima etapa, llegué en hora y media. Necesitaba un sello (Los últimos 100 kms necesitas dos sellos por jornada, y, a partir de ahí, no hay muchos sitios donde conseguirlo. El otro, al llegar a la Catedral). Paré a tomar un café. Al preguntar a la señora si había gente, ya que solo había pasado a unos 10 peregrinos, me dijo que habían pasado ya todos. Que entre las 4 y las 5 de la mañana, era la marabunta. De no dejarles dormir. En fin...que soy un raro y no me extraña que en los pueblos no me contesten al saludo. Pero supongo que alguien no ha entendido bien que el Camino es el Trayecto, y no el llegar a las 9 de la mañana, despues de toda la noche caminando sin ver nada, para esperar hasta la una del mediodía a que te asignen litera, y poder dormir 8 horas despues...

Me dirigí hacia Amenal a buen paso. Allá donde en invierno acabamos nuestra etapa. La subida a Cimadevila la recordaba exigente, aunque nada que ver con lo ya pasado. 30 metros de desnivel en 1 km de subida. Pasé como un avión a cuanto peregrino alcancé. Las ganas de llegar lo empañaban todo. Esta es una etapa de puro trámite. Los paisajes no son remarcables. Se rodea el Aeropuerto y es una etapa cruzando poblaciones rurales, nada más.

Al llegar al límite del Municipio de Santiago, una pareja de sevillanos sin mochila, que venían desde Sarria, solo 115 kms, me preguntaron como era lo que quedaba, que iban muy mal. Efectivamente, cada uno cuenta la Feria según le va en ella....

Y sucedió que, al cruzar el Rio Sionlla, allá donde los peregrinos se lavaban ellos y sus ropas, antes de entrar en Santiago, me di cuenta de que no olía a flores, precisamente..

No quedaba nada. La subida al Monte del Gozo, pero la riada de peregrinos era constante.

En el Monte del Gozo, por segunda vez, la niebla me impidió ver las agujas de la Catedral. Para aquellos que no lo sepan, se llama Monte del Gozo, debido a que es el primer sitio del Camino desde donde ya se podía ver la Catedral de Santiago, término de la Peregrinación.

Paré a tomarme una cerveza. Eran sobre las 11. LLegaba, justo pero llegaba, a la Misa del Peregrino. Estaba sentado en una valla de piedra, con espacio de sobra allá donde mirases cuando, una peregrina, se tumba al lado mío, y otra me pide que me mueva, que está lesionada. Solo les indiqué la cantidad de metros vacios de pretil de piedra como para sentarse justo, donde estaba yo.

Me miraron como se mira a un ser humano sin sensibilidad. ¡Pobre! ¡Estaba herida!...(Yo no...o por lo menos no lo decía. Solo pensaba en mis pies)

Efectivamente, eso de los dolores, es algo muy personal de cada uno...

Aprovechando que me hicieron levantar, apuré la cerveza ¡qué rica la Estrella de Galicia, oye!, y salí, ya cuesta abajo, hacia la Catedral. Me debían de quedar 5 kms

Y bajando las escaleras y enfilando la ciudad vieja, todas las emociones agolpándose.

Hasta que, al cruzar el pasadizo que da a la Plaza del Obradoiro, todas esas emociones afloraron en forma de una lágrimilla que asomó a mis ojos. ¡Qué sí, cojones! ¡Lloré!

¡Lo había conseguido! ¡En mi estado! ¡Con estos pies!

Y pensé que, es cierto que la tendré pequeña (Como no me canso de escribir en este, vuestro blog ;-) ), pero tengo unos huevos que no me caben en los calzoncillos, aunque me los compre grandes.....

Y eso es lo que me queda del viaje. Ese afán de superación. Esa sensación de que, cuando quiero realmente algo, no hay obstáculo que me pueda parar (Aunque luego me tengan que amputar los pies a la altura de la epiglotis). Y estoy seguro de que es mucho más de lo que consiguen otros, aunque se levanten a las 3 de la mañana... (Y no he dicho que mis motivaciones sean inteligentes y racionales...que os veo venir)...

La Misa del peregrino, a reventar. Joder, qué olor despedía un servidor.... Una vez que concluyó, a recoger mi Compostela...otra vez cola

Y ahí me encontré con varios compañeros de fatigas que, las tres últimas jornadas habían andado más en bus que a pie, con más trampas que una película de chinos...en fin...cada uno es libre...

El funcionario que me entregó la Compostela me felicitó por venir de donde venía. Muy empático, he de decirlo. Había hecho los dos Caminos y conocía la diferencia y yo, se lo agradecí de corazón...

Con ella en la Mochila, otra vez, a la Catedral a completar los ritos. Primero a ver la Tumba del Apostol. Para dar el Abrazo al Santo, una cola de narices. Yo olía como una mofeta. Lo sentí por los turistas de alrededor...pero no me avergoncé. Olía a Peregrino, a cada kilómetro recorrido, admirado y sufrido, a cada paso doloroso y a cada ejercicio de fuerza de voluntad, y, en ese momento, era un orgullo

Por fin me tocó el turno. Solo pude decirle:

"Santiago, majo, no sabes lo que he pasado para venir a verte"

Y oí que, el muy cabrón, me respondía...juro que lo oí...

"Tú y tantos"

Un cachondo, Santiago.

Cumplido el abrazo, y aunque sabía que la columna de los próximos dos ritos estaba protegida y no podría cumplir con ellos (Apoyar los dedos de la mano en las huellas provocadas en la columna por millones de peregrinos antes que yo, y dar los preceptivos cabezazos, croques, al Santo) me dirigí hacia allí. Me quedé mirando esa columna..y salí

Era la una y cuarto. me senté en el Bar Dakar, donde me preguntaron qué deseaba.

Una cerveza, les contesté.

Si no va a comer nada no se puede quedar ahí

¿Qué?, exclamé.

Mientras me levantaba y me iba a la terraza de al lado, me iba cagando en la estampa de los del Bar Dakar que se deben de pensar que trabajan en Alemania. Supongo que por la prima de riesgo, los muy cabrones. ¡La una y cuarto y si no vas a comer nada a mamarla! Les espero en noviembre, o cuando se corra un poquito la voz. Auguro un cambio de dueños rápido

En la teraza de al lado, Don Camilo, me atendieron perfectamente. Me senté en una mesa justo al lado de una del Dakar, que me viese bien el encargado.

Me tomé dos cervezas tranquilamente....y luego, a una hora prudencial, las 2 y cuarto, comencé por unas ostras, continue por unas navajas, una ración de pulpo, unos mejillones, todo regado por una botella de un buen Alvariño, un mousse de nueces, un café y, para desengrasar, un gin tonic

Aprovechaba para pedir cuando el encargado del Dakar andaba cerca

Y estaba todo como Dios

Un ojo clínico los del Dakar de pelotas. Supongo que vieron que olía a peregrino...

Eso sí, jejeje, a los del Camilo, cada vez que pedía una cosa más, les comencé a ver como se iban poniendo nerviosos....pensando en el pufo que les iba a dejar como su intuición les engañase...pero ninguna observación me hicieron mientras me ponía como El Tenazas... (No me quiero imaginar las conversaciones entre ellos en la cocina, jejeje, a cuenta de la avería que les podía hacer)

Al final, no fue tanto. Lo solucionamos con 50 napos y una propinilla y, mientras me iba, delante del encargado del Dakar, les aseguré que hacía mucho tiempo que no comía tan bien, a una hora tan española...

Y es que hay que ser torpe...que los alemanes solo toman cerveza y salchichas....

¿Los pies? Ya me podían doler...misión cumplida

En Barajas, de regreso, mi familia esperándome con un cartel...son unos monstruos...

Y vuelvo con la inmensa satisfacción de haberme demostrado que, si quiero, puedo, y eso ya es bastante, ¿no creeis?

La bronca del médico al día siguiente en el Centro de Salud, casi mejor os la evito. Solo os dejo una foto de como me ha dejado, con la condición de pasar por el centro todos los días en las próximas dos semanas... y cada tres en las dos siguientes...

32 comentarios:

Winnie0 dijo...

yo volví de los 200 km finales con los pies no tan hechos pure....pero casi Un besote CAMPEON

Kikas dijo...

Bueno, Winnie, una mujer guapa no queda bien sin 5 uñas de los dedos de los pies...
Efectivamente, espero que no acabaras así
;-)

PUMUKIS dijo...

que pasada.
me ha gustado mucho todo el relato
cuantos días estuviste en total?
mi más sincera enhorabuena!

Alex Moreno dijo...

Kikas me lo he pasado en grande leyendo cada una de las entradas sobre el Camino Primitivo. ¡Ole, ole y ole!

Felicidades, crack.

Cesar dijo...

Lo tuyo con los pies fue serio. Creo que con la gabacha, tal vez te fallaron los reflejos. ¿Seguro que roncabas?
En cuanto a los 50 euros, ya sé que en Santiago rinden poco, pero leches, fue lo que me gasté en el mejor restaurante de Finisterre y me pareció un timo. Por la cantidad, más que nada, escasa.
Venga, el año que viene va el Portugués.

Kikas dijo...

10 dias, Pumukis, pero fue una barbaridad...mejor en 12
Por cierto, el otro dia te deje tres etapas del aragones en la anterior entrada por si te apetece...

Kikas dijo...

Y yo disfruto viendote hacer cumbres, Alex
Te recomiendo vivamente el primitivo...se que te va a encantar
Un abrazo, campañero...

Kikas dijo...

Cesar, yo no soy gallego...soy vasco....
Hablar de dinero es una vulgaridad. ;-)
O sea, que viviendo en Madrid, por muy de cerca de Bilbao que sea, 50 me los gasto en tres cañas con unas croquetas.
Ya sabes, lo absoluto no es la respuesta si no lo puedes comparar
De los pies...todavia se me cae alguna uña...la ultima hace tres dias...
El portugues cae en primavera si hay tiempo...¿Lo llegaste a hacer?

PUMUKIS dijo...

gracias!! lo vi lo vi.. y lo anote.
de quien mejor un consejo asi!! es una historia que quiero comenzar al año que viene. en ello ando... a ver en que depara...

Kikas dijo...

Pues en, como minimo, la primera etapa hasta Jaca...lo importante es empezar
Para lo que quieras me escribes, como he de moderar no te publico y escribo al mail que me digas, pero hay un monton de informacion para que lo hagas
Un saludo

xipo dijo...

Tiene que ser una experiencia expectacular ver que llegas donde te propones (Pese a la gabacha y todo...)

Por cierto, qué majos los del Bar Dakar, ya se un sitio que no piso ni por asomo... Esos que se crien las fama, que así les irá...
Bueno, enhorabuena por la proeza, porque si, muchos lo intentan pero no todos lo consiguen (sin trampas me refiero, claro está).

Es uno de mis objetvos, tal vez para algún año...
Saludos!

Kikas dijo...

Lo digo siempre, Xipo....si lo pruebas, repetirás
Y, como dije a Pumukis, para catar el ambiente, bien cerquita te lo pongo. Etapa Somport Jaca...no me dirás que te pilla lejos...

Juan Carlos dijo...

Normalmente el que quiere algo lo consigue aunque le cueste. Y tus pies no tienen nada que una buena lima, tijeras, alcohol de quemar y sierra no curen, je, je.
Lo de los madrugadores me deja asombrado ¿qué coño ven? ¿qué disfrutan? ¿de qué van? Incomprensible del todo. Claro que también es incomprensible los que hacen trampillas sólo para fardar de compostela; a esos les echaba yo a mi bisabuela que se lo hizo desde La Bañeza a patita allá por 1.940 (me acabo de dar cuenta de que lo mío viene de familia) o a mi abuelo que todos los años se hacía la romería de los Remedios en Orense (cuarenta quilómetros de vellón, de 00.00 a 8.00 o 9.00) acompañado de hijos, nietos, sobrinos y demás gente de mal vivir
Y en cuanto a los del Dakar, ¿son tontos o qué?
Salu2

Kikas dijo...

En efecto, lo de los tios que se levantan a las 3 de la mañana es lo que más descuadrado me dejó, Juan Carlos
Lo tengo claro, si puedo, nunca más en verano....

Fuego negro dijo...


Creo que deberías escribir las aventuras jacobeas en formato Kindle y venderlo en Amazon. Yo creo que por lo menos ibas a vender 200 libros.

Y te regalo un ripio para que lo pongas en la tercera página, después de los agradecimientos a tu mujer, tus hijos y el Apóstol Santiago y la Iglesia Católica medieval, sin los cuales no habría sido posible este libro.


No te cuento lo que pienso,
no pienso nada,
un paso detrás de otro,
la cabeza despejada,
los pies pura llaga
y el ánimo intacto.
Ni polacos pesados,
ni niñatos maleducados,
ni ciclistas suicidas
ni las malas comidas
me pararan.
El camino es mucho más
si lo andas con Kikás.

Kikas dijo...

Ya me ha costado que te retrataras como es debido, 23.....
En fin, debería meterte caña, pero es un lujo que enriquezcas así mi rincón (Ya no es tuyo, lo siento, el dejarlo desatendido es lo que tiene....)
Y lo dejo que me estoy poniendo sentimental....

mientrasleo dijo...

Enhorabuena!!!
He empezado riéndome con la gabacha que te tocaba y he terminado compartiendo la emoción de el camino cumplido, de ver el cartel y saber que se había llegado, con compañeros que se quedan en el camino, gente estupenda... y dolor de pies.
Una maravilla tu relato y sí, unos huevos como el caballo de Espartero que dicen aquí.
Besos y gracias por compartirlo

Kikas dijo...

Solo por comentarios que "me entienden tanto" merece la pena transcribir los recuerdos...
Gracias, Silvia...

Fernando Solera dijo...

O sea, que volviste en avión. Ya no salen vascos como los de antaño. Incluso te noté muy fino en tu comentario a la gabacha ;-)

Cesar dijo...

Pues no, el Portugués aún no lo hice. Me comentan que desde Tuy es mucho asfalto, pero seguramente le tocará el año que viene. Eso sí, en verano.

Kikas dijo...

Mira, Fernando
A mi iberia plus se le caen los puntos por los lados. No caben mas. Me sale mas barato ir en avion que haciendo dedo, porque haciendo dedo 600 kms hay que invitar a un par de cervezas...
No tengo mas que añadir
;-)

Kikas dijo...

Pues si hay mucho asfalto, me estas echando para atras. Leere algo acerca de ello...
Y si no, puede caer el ingles desde Ferrol...
Pero no en verano, de veras....

Javier dijo...

Si alguna vez decides volver a hacerlo, por la ruta que sea, y no te importa llevar compañía o mochilero... me apunto. Con un guía como tú, me voy con los ojos cerrados.
Queda escrito y sellado.

Por cierto, si buscan algún doble para los pies de Shrek manda las fotos que te cogen seguro.

Enhorabuena. Un abrazo.

Kikas dijo...

Tu lo que quieres es jalar bien....
;-)
El portugués o el inglés, si puedo, en primavera...una semanita

Doña Jimena dijo...

Querido Don Kikas, que decir, leerlo ha sido como seguir el camino a su lado, he leido cada entrada como pisando huevos!!! y varias cosas me han quedado dando vueltas, esa compostela es de un valor infinito, el de la superacion personal, el de la voluntad de seguir adelante, para mi es un recordatorio, en mi vida diaria. Tambien me quedan las imagenes de lugares tan lindos, los amigos que hizo y los que le dieron pimienta a su relato, que mal que le pese los polacos y gabachos han sido compañeros de camino, como en la vida, hay de todo.
Y me quedo una profunda emocion , al leer su arribo a la catedral, y aunque se reira de mi, se ha colado una lagrimita por ahi.
La verdad es que algun dia, me gustaria recorre ese u otra parte del camino a Santiago. Un especial saludo

Kikas dijo...

No me río, Doña, que a mí tambien me pasó ;-)
Venga a España y hagalo...seguro que acabamos coincidiendo
Un beso

Mela dijo...

Fin de trayecto, hemos llegado a la meta. Eres un valiente, pero también eres un loco.
He sonreído cuando he leído lo que le dijiste a Santiago y me creo que te respondiera.
Has sido un campeón pero espero que no vuelvas a hacerlo.
Por cierto, tienes bastante mal genio y dices muchas palabras mal sonantes ;-)

Kikas dijo...

Si, Mela, y ya soy muy mayor para cambiar....
Pero leerse esto para atras como los periodicos no habria estado bien, ¿no te parece?

Mela dijo...

Sí, me lo parece.
Y no imaginas lo que siento estar otra vez de acuerdo contigo...

Kikas dijo...

Leer algo esperando estar en desacuerdo por sistema, ¿No te parece un acto masoquista?

Mela dijo...

No voy a contestar porque ya solo me faltaba que me estuvieras llamando "masoquista".
Nunca he estado en desacuerdo contigo por sistema, es que generalmente dices cosas sin conocimiento suficiente.

Kikas dijo...

Masoquista e imprudente, efectivamente.....
Porque entrar como elefante en cacharrería puede tener consecuencias desastrosas
Menos mal que hoy me he levantado con ganas de hacer mi buena acción del mes....
;-)