domingo, 27 de mayo de 2012

UNA CENA EN TIEMPOS DE CRISIS

Sabeis que soy a los que no duele gastarse la tela en comer y beber. Se trata de uno de mis escasos vicios, merecedores de tal nombre.

Si creo que merece la pena, 20 ó 30 Napos caen en una botella que lo amerite. (Para gastarme más, ha de ser realmente reseñable)

En España tenemos la suerte de contar con el vino con mejor relación calidad-precio del mundo. Inobjetable. Mucho se tiene que esforzar alguien para demostrarme que en Chile, Argentina, Sudáfrica, Australia o California se tiene mejor vino que aquí a mejor precio. (Ya, de los gabachoises, ni hablamos)

El mundo del vino se rodea a menudo de falsos entendidos, recien llegados despues de leer cuatro libros que suelen ser aburridísimos pontificando.

En mi casa, proveniente de la Rioja, (La de España, la buena... ;-) ) se bebió siempre vino. Recuerdo a mis padres dándome vino con agua cuando tenía poco más de cuatro años y no convirtiéndome en un borracho. (A mi pobre madre, señor fiscal de menores, ya no la pilla. Con respecto a mi viejo, le advierto que tiene un genio horrible cuando se enfada. Usted verá... )

Poseo una bodega decente en calidad y cantidad teniendo en cuenta los escasos 6 metros cuadrados que le tengo destinada. Vinos principalmente de Rioja, Cavas, algún Champán, Vega Sicilia, Albariños, algún buen vino francés (Estos, regalados, bien sur...)

Sin embargo, desde que en Madrid los enterados se han mudado de la cerveza al vino, conseguir buen vino a un precio razonable cada vez era más complicado. Pero llegó la crisis...

Con la llegada de la crisis, como por arte de Magia, el precio del vino ha vuelto a bajar. Aquellos enterados que nos decían que subía porque los gringos y los japoneses empujaban el precio hacia arriba parece ser que era igual de verdadero que la calidad de mucho vino que iban vendiendo por allí con unas etiquetas bonitas y bajo la denominación de "vino de autor", como si los hubiese producido José Luis Perales.

Habitualmente, ceno siempre con un Rioja de mi pueblo, sin etiquetar, idéntico al que se vende en tiendas por 10 Napos, que me cuesta en la Cooperativa exactamente 3,15. Un buen crianza, Rioja clásico, siempre confiable.

Carmen escuchó en una emisora de Radio la aparición de una Guía de Vinos, todos por debajo de los 7 € y los cavas de 12, que se pueden encontrar en cualquier supermercado. Me la regaló, y he comenzado a investigar en vinos que nunca antes hubiera reparado en ellos. Y las conclusiones son francamente espectaculares. He descubierto algún vino por debajo de los 2 €, absolutamente remarcable. Por debajo de los 3, bastantes, y por debajo de los 5, unos cuantos.

El otro día, decidí realizar un juego en mi casa. Invité a mis amigos a una cena "de maridajes". Compré un Ribeiro blanco de exactamente 3 €. Un Cigales rosado de 2,2. Un crianza tinto, Rioja,de 5 y un Cava catalán de 9. Tapé todas las etiquetas de las botellas y decidí que la gente disfrutase del vino, o no, pero a ciegas...

La pregunta era que se fijasen en el vino. Que me contasen qué les parecía con libertad, que era la primera vez que los probaba. Y que me dijesen si les gustaba o no les gustaba.

El Blanco le pareció a todo el mundo espectacular. Servido en su temperatura idónea. Lo serví con unos mejillones al vapor. A la gente le encantó.

El tema de los rosados es más complejo. A mí, no me gusta. Hay gente a la que sí que le gusta. O sea, a mí me gustó, lo que implica, casi forzosamente, que a los aficionados no les pareciera tan rico. Seco, con un puntito de acidez, me pareció sabroso, pero fue el que menos éxito tuvo. Servido con una ensalada de diferentes tipos de lechuga con jamón de pato, nueces y lascas de Parmeggiano, cumplió el trámite.

Con el crianza tinto, Carmen bordó unas carrilleras. Mis amigos levitaban entre carne y vino. Potente, redondo, pleno. Un acierto.

Pero el acabose surgió con el Cava. Absolutamente memorable acompañando a unas Rosquillas del Santo.

Mis amigos son eso, amigos. Hay confianza, y si los vinos no les hubieran gustado, me lo hubieran dicho (Como algunos me dijeron con el rosado). Pero por menos de 20 € compré cuatro botellas, y he de decir que el resultado mereció la pena.

Luego les enseñé las botellas y les comuniqué los precios. Aparte de llamarme tacaño, todos se apuntaron los vinos.

Para reflexionar un poco acerca de la tontería de mucho enterado.... Una cena de tres platos y postre para 8 personas, por unos 80 €, incluidas 4 botellas de vino.

Luego comienzas a sacar copas, otra botella de cava "fuera de concurso" y, bueno, lo acabamos redondeando por 100...

Y el que esté interesado, que me pida referencias de la guía o de los vinos en privado, que no está el tiempo para hacer publicidad y que suban los precios por aumento de la demanda...

16 comentarios:

Pedro dijo...

Doy fe. De hecho, Toña me pidió que tomara nota del nombre del cava.

Kikas dijo...

¿Das fé de que soy un rácano?
;-)

Fernando Solera dijo...

Mejor que no sepan donde vives, porque de lo contrario los fines de semana tendrás una patrulla de control de alcoholemia a la salida de tu domicilio. Yo, es que antes que con el bebercio, me quedo con el comercio ;-)

Kikas dijo...

Es una conjuncion indisoluble, Fernando. Como Ramon y Cajal, Pi y Margall, Mortadelo y Filemon o Hernandez y Fernandez..
Una copita de vino por plato...y sabiendo que tienes que cambiar al siguiente
O sea que mas de uno la copa la cambiaba a la mitad...

PiliMªPILAR dijo...

'Sopa en vino no emborracha pero alegra a la muchacha'
Eso lo he oído de mi madre...(Navarricos de p'allá)
Aquí, al calorcillo de unos vinicos del Vero, o Cariñena, o Borja. No están mal.
Saludos

Kikas dijo...

Impresionantes dos vinos de Campo de Borja del Mercadona, Pilar, créeme
Por menos de 3 €
O sea, que para no estar mal...tampoco nos volvemos locos
;-)

Juan Carlos dijo...

¡MAGAUDELFAVOR! Me mande esa guía a jcfs@wanadoo.es y le pondré un altarcito con velas. Se los juro.
Tengo un par de tíos (ella y él) casados entre sí, las cosas como son, que no sólamente son gustosos del bebercio si no que son enólogos. Y la frase lapidaria de mi tía es: "Primero prueba y luego di si te gusta o no. A partir de ahí empezamos a mirar los precios". Efectivamente, hay mucho tonto que mira la etuiqueta y el precio adosado y cuanto más mejor será el vino. Pero en Arnedo me he bebido unos calditos cooperativos que por modiquísimo precio eran para dar aullidos. Y el año pasado, creo recordar, una bodega de Orense que ha vendido su vino siempre a un euro o a 1,5 (lo sé de primera mano) recibió uno de esos premios al mejor vino que da una prestigiosa revista especializada. ¿Diferencia? que el precio sigue siendo el mismo pero que ahora no hay quién encuentre una botella, ¡dita sea!
Salu2

Kikas dijo...

Te mando la referencia de la guía. Hay uno de Campo de Borja que compré en el Mercadona, francamente magistral (Cre que costaba 1,95 ó 2,95...perdona por el margen de error del 50%)
Un abrazo

Mela dijo...

jajajajajaja Es que me he reído mucho con vuestra cena y vuestros vinos. Y tus amigos levitando...
Has nombrado a José Luis Perales, tiene algunas canciones muy bonitas y ha compuesto canciones para otros cantantes, extraordinarias.
Casi voy a tomarme una copa de vino;-)

Kikas dijo...

¿Y Perales tiene bodega?

Mela dijo...

KIkas, no sé si tiene o no tiene bodega. No sé si le interesa el vino, solo sé que tiene alguna canción bonita. Por ejemplo, "Quisiera decir tu nombre", creo que esta canción es de él.

Kikas dijo...

O sea...que es un autor sin vino, que no es lo mismo que un vino de autor.....
Ya....
;-)

Mela dijo...

En tu diccionario particular la palabra "sensibilidad" no debe aparecer.
Que pases muy buena noche, aunque si no duermes bien, me da igual.

Kikas dijo...

En mi diccionario, no sé si entra la palabra sensibilidad.
En el de otros tampoco sé si entran las palabras humor o ironía.
Cada uno construye su rincón a su gusto, Mela. Este, al mío y al de mis fieles (Que no sé muy bien lo que se les ha perdido por aquí, pero a los que agradezco que me hagan compañía)
Si te tomas la molestia de leerte unos cuantos comentarios al azar de cualquier entrada, verás que generalmente están cortados por el mismo patrón. Buen humor y bromas.
Para hablar de Oppenheimer con cara muy seria me sobran horas a lo largo del día.
No se obliga a nadie a pasarse por aquí, ahora bien, despues de unos cuantos enfados porque no se ha pillado el punto al sitio, a lo mejor merece la pena pensar si este es mi sitio
Venga, un beso y perdón por el rollo...

Mela dijo...

Kikas, ahora eres tú quien se ha enfadado. Siento no estar a la altura de tus demás comentaristas, nadie nace enseñado, supongo que practicando puedo aprender y, a lo mejor, juego mejor que ellos.
Y si mis comentarios no están al nivel que Su Señoría desea, no los publiques.
Un beso, Peter Pan

Kikas dijo...

Mela, es muy dificil que yo me enfadé en este rincón...
Simplemente que interpreté, seguramente errado, que aquí llegabas, unicamente a molestarte...y ya es tontería...
Aquí a nadie se le pide que estudie en Harvard, los únicos comentarios que se censuran son cuando se molesta gratuitamente a alguien desde el anonimato o alguna vez que no se va a leer la respuesta....
;-)