domingo, 13 de mayo de 2012

ISLA CONTOY; UN PARAISO EN EL CARIBE

Nos habíamos pegado nuestra ración de piedras con las excursiones a Cobá, Tulum y Chichen Itza. Sabíamos que, en el Yucatán, nos podíamos pasar semanas viendo restos, pero solo teníamos 7 días.

Existen algunos destinos, preparados para turistas, donde todo es más falso que un duro de madera, y a mí, meterme en un parque temático con los peces como le preparaban los salmones a Franco, no es algo que me haga excesiva ilusión.

Isla Mujeres nos habían comentado que ya era como un Benidorm insular. Sin embargo había leido acerca de Contoy, una Isla espacio natural protegido, cerca de la segunda barrera de coral más importante del mundo, despues de la de Australia.

Nos pasaban a recogen en el hotel y, en Cancún, tomábamos una lancha con capacidad para unas 15 personas. Eramos dos familias y una parejita de gringos.

Al llegar al muelle, nos cobraron el impuesto por entrar en el Parque Natural de Isla Contoy, pequeño paraiso de playas coralinas, criadero de miles de aves con una laguna interior para disfrutar haciendo cientos de fotografías.

El Camino en lancha hacia Isla Contoy desde Cancún serán unas 20 millas, 30 kilómetros. Se observan durante todo el camino las playas vírgenes que pronto dejarán de serlo. Kilómetros y kilómetros de naturaleza todavía salvaje, que esperan a concejales de urbanismo y dueños de resorts hoteleros para ser urbanizados. Barcas aisladas de pescadores se cruzan con la nuestra.

El trayecto se demora poco más de una hora. A unos 20 minutos de la Isla nos detuvimos. Estaba prevista una pequeña sesión de buceo por la barrera. Y yo, acostumbrado a ver cuatro peces en Levante, no dejé de sorprenderme despues de estar rodeado por la mayor cantidad de peces que recuerdo haber visto vivos.

No soy submarinista. Supongo que alguien me hablará del Mar rojo o de las Maldivas, pero para una primera aproximación, creedme, es más que suficiente.

El agua cálida, sin estar caliente. Estábamos en enero. Los tonos azul turquesa contrastaban aun más con el colorido de los diferentes peces.

Debió de durar no más de media hora el paseito, y volvimos a la embarcación. Contoy nos esperaba.

La Isla de Contoy está habitada por unos cuantos científicos que estudian el ecosistema isleño y marino. Con una pequeña laguna natural, es el lugar donde multitud de aves van a criar y alimentarse. Cuando llegamos no había nadie. Cuando nos fuimos debíamos de ser tres embarcaciones de unas 10 personas. No es como pasar unas navidades en el Polo pero suficientemente agradable y solitario.

En Contoy se observaba perfectamente la diferencia de oleaje desde ambos lados de la Isla. Despues de ver la laguna desde un observatorio, fuimos a bucear y a tomar el sol.

Nos recibió Mariana, una Manta Raya que se acercaba por ahí todos los días a que los turistas le acariciasen el lomo ( Y supongo que a ver qué pasaba con alguna sobra de comida, aunque el agua estaba inmaculada)

Nunca había visto tal cantidad de peces, de langostas, de cangrejos, a 20 metros de la orilla.

La excursión incluía una comida, de tralla, para qué vamos a engañarnos, aunque había barra libre de bebida desde que nos montamos en la embarcación.

Y he de reconocer que, sin ser mi Isla Privada, cumplió absolutamente nuestras expectativas.

No lo diré muy alto, no sea que se corra la voz pero, si teneis oportunidad y os apetece, no os defraudará. Como toda la Riviera Maya, por otra parte, si teneis el buen gusto de salir del todo incluido y adentraros en el mundo real.

14 comentarios:

Winnie0 dijo...

Pero tú eres un ¡desgraciao'!! jaja ¿tú sabes la envidia que me das? qué pasada de sitio (lo digo en voz baja para que no vayan muchos antes que yo) Besotes

Kikas dijo...

Winnie, la envidia es mala...muy mala...y Dios te va a castigar
;-)

Fernando Solera dijo...

Me encantan tus viajes. La verdad es que puedes fardar un rato de tus aventuras por esos mundos de Dios. Aunque debo de reconocer que me gustan más los que son centran en el aspecto culinario. Soy un romántico.

Kikas dijo...

Así comencé yo, y acabé como acabé...
Comienza a controlarte el ácido úrico, Fernando
;-)

Javier dijo...

Isla Contoy tiene toda la pinta de se un lugar de los que le gustan a mi mujer... arena blanca y que cuando te metas al agua se te vean los pies.

¡Disfruta!

Juan Carlos dijo...

Buena pinta tiene el lugar. Y Dios no nos va a castigar por la envidia que nos das ¡a ti va a ser al que fulmine por ponernos los dientes más largos que a Juanito Deep en su última peli! ¡'QUEROSO!
Salu2

Kikas dijo...

Disfruté, Javier...y no solo se te ven los pies...casi se te ven las ideas
;-)

Kikas dijo...

Touché, J Carlos, jejeje
Pero eso fue en Enero, que no ando con mucho tiempo para escribir y lo tenía atrasado, jejeje

Fuego negro dijo...

Una entrada preciosa. Como siempre.

Kikas dijo...

No me hagas la pelota. El millon de euros que me dieron por llegar a cien paises ya me los gaste en aspirinas.
Para los 200 hablamos
;-)

Fuego negro dijo...

No te preocupes, he ganado dos millones de euros, pues has subido las acciones de la Bayer.

Kikas dijo...

Sabia que estaba animando la economia, pero creia que la productiva...

Mela dijo...

Esta isla sí que me ha parecido paradisíaca. Y sus playas con ese agua tan clara y transparente.
Me voy a acostar y soñaré que estoy en la isla Contoy ;-)

Kikas dijo...

No sabes tu nada.....