viernes, 2 de septiembre de 2011

¿EN QUE SE PARECE EL RUGBY AL FUTBOL?

Hace tiempo que la cabeza no la tengo en el blog sino en la vorágine diaria. Lo siento porque disfruto mucho escribiendo, auqnue solo sea para mí. Sin embargo, hoy la entrada me la han dado hecha.

JA este año parece que quiere jugar al Rugby y, desde el club, nos han mandado una serie de normas para jugadores, entrenadores, padres y espectadores.

Al leerlas me he vuelto a dar cuenta de la suerte que he tenido en la vida al poder participar de esta fiesta que es disfrutar del Rugby.

Os dejo un resumen. Si alguien es capaz, despues de leer la entrada, de explicarme en qué se parece esto al espectáculo que mucho desgarramantas nos brinda en los campos de futbol, incluso de niños, se lo agradeceré. ( Es cierto que aquí, afortunadamente, no tenemos periodistas gañanes. Pero en otros países sí, y tampoco influyen.)


NORMAS DE CONVIVENCIA DEL CLUB DE RUGBY CISNEROS


El RUGBY nos hace distintos, porque nos enseña en todo momento, que siempre, aún en la peor de las adversidades, vamos ganando: seamos consecuentes y agradecidos con esta escuela de vida, ¡El RUGBY!

Todos los involucrados en este maravilloso deporte debemos ser conscientes que el PRIVILEGIO de poder disfrutar de él, implica responsabilidades.


• Tanto dentro como fuera del campo, todos los participantes en la vida del CLUB, deben observar una conducta consecuente con los valores del Rugby y el CLUB.

• El FAIR PLAY es una característica propia de nuestro deporte y de nuestro CLUB. Jamás debemos olvidar esta premisa.

• Desde la grada debemos animar a nuestros equipos, recordando que sin nuestros ocasionales adversarios no podríamos disfrutar del Rugby. Corresponde mostrar nuestro agradecimiento a todos los que saltan al campo.

El árbitro es indispensable en todo partido de Rugby. Debe ser respetado más allá de sus probables errores.


TERCER TIEMPO


Se denomina tercer tiempo a una tradición del rugby por la cual, luego de finalizado el encuentro (de dos tiempos), los contrincantes se encuentran para compartir una bebida y una comida (entre los menores una gaseosa y un sándwich), bromear y cantar grupalmente, como excusa para confraternizar y suavizar los resentimientos que pudieran haber surgido durante la confrontación.

Se ha dicho que el tercer tiempo es tan o más importante que el juego mismo, porque en gran medida es allí donde los rugbiers aprenden a controlar sus pasiones y los sentimientos egoístas derivados de la confrontación física, a valorar al contrincante y concretar las relaciones de amistad y camaradería que permiten el hecho de practicar un deporte en común.

El tercer tiempo es parte del código de conducta que regula el comportamiento ético de todas las personas relacionadas con el rugby. Gracias al tercer tiempo se evita los malos rollos que pueden haber surgido por el contacto.

El tercer tiempo es parte del espíritu de juego limpio (fair play) que constituye un componente esencial de rugby, desde sus inicios mismos, cuando se separó del fútbol y buscó convertirse en una especie de juego espejo de éste último, algo que intenta sintetizar un tradicional dicho británico: "el fútbol es un juego de caballeros jugado por villanos y el rugby es un juego de villanos jugado por caballeros".

La denominación misma de "tercer tiempo" busca transmitir que el juego no acaba con la eventual victoria o derrota de algunos de los contendientes, sino con la camaradería y la diversión en un grupo indiferenciado de quienes en los dos tiempos anteriores habían sido contendientes. En el rugby el fin no es la victoria, sino la camaradería y la amistad.


CODIGOS DE RUGBY INFANTIL


Si bien este código está orientado al Rugby Infantil, es necesario que todos lo tengamos asimilado ya que representa la esencia de nuestro deporte La Fundación de Rugby Cisneros aprovecha esta oportunidad, para que toda la gente que se acerca por primera vez a este deporte conozca los CÓDIGOS para jugadores, entrenadores, árbitros, padres y espectadores, los cuales se basan en tres premisas:


Potenciar los elementos de alegría y satisfacción de los niños
Los niños juegan por propia satisfacción y no por la de los adultos
Lo hacen para mejorar las destrezas atléticas y también las sociales

CODIGO DE LOS JUGADORES


Juega para divertirte, no por satisfacer a tus padres o al entrenador

Juega respetando las reglas del Rugby

Nunca discutas los fallos del árbitro

Aprende a controlar tu genio. Es una gran oportunidad que te brinda este deporte de ser cada día mejor

Juega con entusiasmo y hazlo por ti y por tu equipo. Tu equipo y se beneficiará por tu desempeño y tu disfrutarás más del juego

Sé buen deportista: reconoce la buenas jugadas de tu equipo y las de tu ocasional adversario

Trata a todos los jugadores como te gustaría ser tratado

Recuerda que el objetivo del RUGBY es divertirse y practicar un deporte que te ayudará a mejorar atléticamente y a ser mejor persona

Coopera con tu entrenador, con tus compañeros, con tus adversarios y con el árbitro. Todos son importantes y necesarios para divertirse jugando al RUGBY.

Participa y disfruta del TERCER TIEMPO

CODIGO DE LOS PADRES


No fuerce a los niños a participar del RUGBY cuando no lo quieren hacer.

Recuerde que los niños juegan al rugby por propia satisfacción y no por la de sus padres.

Anime a su hijo a jugar conforme a las reglas del juego

Felicite a su hijo más por el esfuerzo realizado que por el resultado obtenido. Pregunte primero si se ha divertido y luego como ha jugado. Quite importancia al resultado.

Haga de la derrota un triunfo hablando de las buenas acciones del juego y del comportamiento de su equipo. Nunca recrimine una mala acción o lo ridiculice por una derrota de su equipo

Los niños aprenden con el ejemplo: aplauda el buen desarrollo del juego, ya sea de su equipo como del adversario.

Jamás cuestione un juicio del árbitro y su honestidad.

Deje que las indicaciones técnicas sean las del entrenador. Demasiadas indicaciones pueden agobiar y desmotivar a los niños.

Enaltezca la labor de los entrenadores, que son quienes están trabajando para la formación de su niño.

CODIGO DE LOS ESPECTADORES


Aplauda las buenas jugadas de su equipo y las del adversario.

Muestre respeto por las decisiones del árbitro y nunca hable mal de sus decisiones.

No ridiculice a ningún niño por sus errores o por el resultado del partido.

Sólo los entrenadores deben dar indicaciones técnicas o corregir conductas de los niños.

Todos los adultos involucrados deben observar conductas ejemplares: los niños los están mirando y de ello aprenden

Anime a los jugadores.



Gracias, Juan Pi y demás miembros del equipo, por la labor educativa que desplegais con nuestros hijos. Nosotros os lo agradecemos hoy, ellos os lo agradecerán el resto de su vida.

35 comentarios:

Fuego negro dijo...

Pues quizá la escuelita le puede enviar una copia de estas normas a Sebastièn Chabal, delantero tercera linea centro de la Selección Francesa, que es admirado por una buena parte de sus seguidores por tres cosas:

1. Romper la mandíbula a un delantero contrario (creo que All Black)
2. Dejar groggy al delantero tercera centro de la Selección All Blacks de Nueva Zelanda, tras realizarle un placaje retardado por la espalda.
3. Y la mejor de todas, romperle la nariz de un cabezazo a un delantero italiano en el transcurso del tercer tiempo, por recriminarle que molestase a su novia del italiano con insinuaciones sexuales.

Y es que en rugby ya hay de todo. Hasta futboleros.

Kikas dijo...

Fuego infumable...tus capacidades mentales eran limitadas de jóven...no se han incrementado con los años...
Porque yo hablo de Rugby, no de un icono publicitario (Cuando a este descerebrado NIKE le prohibió cortarse el pelo durante el tiempo del patrocinio ya se vió de qué iba el acuerdo, periodistas...publicistas...en fin)
Gracias a Dios, a nuestros hijos les educan gente como Juan Pi, Santiago, Jaime, Negro y tantos otros...
Porque de esto ya hablamos hace más de 20 años, si el sueldo de ese segunda linea depende de que saque la bolita de al lado de la cabeza de mi hijo que está en el suelo...no sé si me haría mucha gracia que jugase al Rugby.
Por cierto, sabes lo que pienso del Rugby francés desde hace 30 años.
Ganar 1500 € al mes no hace al Rugby progfesional. El Rugby se hace profesional con una estructura y unos medios técnicos y materiales. Los 1500 es el último eslabón..
Pero ya sabes que los históricos somos unos románticos de mierda...

Juan Carlos dijo...

Hermosas normas, me recuerdan mucho a las del judo y kárate. Es importante ganar pero es más importante el respeto al maestro, al gimnasio y al contrario. Más de un deportista del fúrgol y político tendría que dar un repaso a estas normas.
Salu2

Kikas dijo...

Joder Juan Carlos, vacaciones de maestro, jejeej
Mucha razón. Tambien el arte de Jigoro Kano (Donde llegué a cinturón marrón), era exigente con el respeto al adversario, que no enemigo...
Esto se lo comentas a más de uno que yo me sé y se cree que has fumado cosas de esas que dan risa

Bosco Suabia dijo...

Sólo una cosita rápida, que sólo viene a cuento de las primeras frases: No, no escribes sólo para ti.

Fuego negro dijo...

Te adjunto a modo de ejemplo la carta que dirige a los padres la escuela de futbol de Arnedo.

Carta de la Escuela a los padres

Queridos padres:
Me dirijo a vosotros por ser una parte muy importante dentro de mí, me voy a presentar: soy la Escuela de Fútbol de Arnedo, tengo la mayoría de edad cumplida hace algunos años y por mis actas han pasado un gran número de niños, entrenadores, monitores, educadores, voluntarios, directivos y sobre todo de padres. Todos trabajamos por la misma causa y con el mismo fin: intentar enseñar un deporte que nos gusta y nos apasiona, el FUTBOL, y además lo hacemos por los niños de nuestro pueblo, lo que nos enorgullece mucho mas.
Por ello, me gustaría que como padres interioricéis estos puntos que expongo a continuación:
1- Dejar trabajar a los entrenadores, respetando y apoyando sus decisiones.
2- Ser pacientes en la evolución de nuestro hijo.
3- Ser humildes, no magnifiquéis las victorias.
4- Potenciar el juego limpio.
5- Apoyar, respaldar y motivar a vuestros hijos y dejar la resolución de los problemas a los entrenadores/colaboradores.
6- Enseñar a vuestros hijos la dedicación y el trabajo constante como medio de conseguir los objetivos.
7- Hacer que el niño se sienta valorado y no en continua tensión por hacerlo bien. Insistir en lo realmente importante: el crecimiento personal y el trabajo colectivo y no en el resultado obtenido.
8- Evitar enjuiciar precipitadamente las actuaciones de los árbitros y entrenadores. Aplaudir los esfuerzos y los buenos actos de todos los participantes.
9- Intentar ser prudentes desde la banda y la grada para no influir negativamente en los jugadores.
Papás y mamás, si sois capaces de entender esto y mucho más que vosotros podéis aportar y os invito a hacerlo realidad todos los fines de semana en las instalaciones deportivas. Porque vosotros, los padres, además de ser el sustento económico y en parte logístico (colaborando en los desplazamientos) de la escuela, sois también parte activa de la actividad educativa del club. Nuestros niños se lo merecen. Un abrazo muy fuerte.
LA ESCUELA DE FUTBOL DE ARNEDO.

Pero luego está lo que los niños ven en la tele, donde los profesionales del futbol (y del rugby), hacen lo que haga falta hacer para ganar, incluído mentir, amenazar, insultar y usar la violencia. Y todas estas buenas intenciones se van por el desagüe.

Esto es lo que quiero decir, desde mi limitada inteligencia.

En cualquier caso, no le viene mal al niño ir a la escuelita, pues está claro que eso del respeto al contrario y de tratar a todos los jugadores como te gustaría ser tratado, vista la primera frase de tu contestación a mi primer comentario, no lo puede aprender del ejemplo de su padre.

Y es que una cosa es predicar, pretendiendo dar lecciones de comportamiento a los demás y otra aplicarse esas lecciones a uno mismo. Esto último es mucho más difícil pero realmente es lo único que de verdad enseña algo a los niños.

Kikas dijo...

Vale, Bosco, no hagas que me ruborice;
Si escribiese solo para mí, efectivamente lo haría en un cuaderno de espiral (¿Sigue habiendo cuadernos de espiral?) y lo guardaría en un cajón
En realidad lo decía para que alguien me regalase la oreja, Gracias
;-)
Por cierto, me he dado un paseo por tus blogs...a ver si vuelves a fumar para escribir algo...que no lo haces mal
;-)

Kikas dijo...

Fuego artificial;
No me extraña que tu chica te vaya a quitar el ordenador
¿Pero qué mezcla de serrín y anfetas guardas en tu cerebro para llegar con una carta de la Escuela de Futbol de Arnedo, donde lo realmente famoso son las alpargatas? ¿Han inventado ya las alpargatas de tacos?
Solo una reflexión, yo te trato como me gustaría que me tratasen, siendo sincero y diciendo la verdad (Bueno, no me gustaría que me contasen toda la verdad, es cierto ;-) )
De la carta en cuestión, me rechinaría menos la neurona si en vez de escribir en infinitivo utilizasen el imperativo.
Una vez configurado en modo "Logse" puedo inferir que, efectivamente, los enseñantes futboleros de Arnedo, en lo que están realmente pensando es en prevenir que los papás piensen que sus hijos son unas estrellitas. Es cierto que la carta es a los papás, no a los niños. Me gustaría leer si existe una para los niños, pero por favor, no la busques tú que al final siempre soy el culpable delante de tu señora.
Escasa y blanda la referencia a los árbitros, ya sabes, ese enemigo... (No juzgueis con precipitación. Sin precipitación, a la salida del partido, mientras le esperamos, ya podemos juzgar)
De todos modos, te tengo calado. Aunque casado con una holandesa, nunca fuiste futbolero. Solo me quieres buscar la boca, que te conozco...todavía la encuentras
;-)

Nieves R dijo...

Pues la verdad es que aunque son las muchas las bondades de practicar algún deporte yo no predico con el ejemplo, asi que no soy nada aficionada al futbol y del rugby sé lo que he visto en las tipicas pelis americanas, pero me ha parecido muy interesante leer tus explicaciones sobre este último deporte y muy especialmente sobre eso del tercer tiempo, me parece una forma estupenda de confraternizar para aliviar tensiones y resentimientos generados en el partido. ¡Ya podian aprender aqui en los equipos de futbol españoles y practicarlo en todos los partidos! Seria estupendo ver confraternizando a Mourinho y a Guardiola, por ejemplo......

Kikas dijo...

Nieves, por Dios...el único parecido entre el Rugby y el futbol americano es que ambos se juegan con un balón oval...
A partir de ahí es como el baloncesto y la petanca...ambos con bola esférica...pero nada más
No sé si me explico

Fuego negro dijo...

Lo que quiero hacer, aparte de buscarte la boca (jajaja, esa si que ha estado buena), es mostrarte que la carta de la escuelita es una declaración de intenciones y que cualquiera puede hacer una declaración de intenciones. Que una declaración de intenciones no define a un deporte y que, al final, aunque la acción de un solo hombre puede ser utilizada para definir a un colectivo, después te pondré un ejemplo, no deja de ser una generalización.

Ejemplo 1:

http://www.youtube.com/watch?v=VU5EIajJpSo

Atención especial al número 11 del Cisneros.

Ejemplo 2:

http://www.playamelenara.com/indexvideo.php?ampl=3344&irasn=Deportes&irasn2=F%FAtbol

Siempre es posible decir que "mi rugby" no es esto, aunque lo haga tu propio club. Lo mismo le concedo, por lo tanto, a quienes aún pretenten hacer del futbol un juego de caballeros, a pesar del mal ejemplo de los jugadores profesionales.

Porque ha pasado mucho tiempo desde que Francisco Méndez se negara a ganar en los despachos (reclamando la alineación debida de varios jugadores del contrario) lo que su equipo había perdido en el campo. Su acto es épico y, sin duda un enorme ejemplo de cómo un solo hombre (cuando los tiene bien puestos) puede aguantar de pie derecho su criterio por mucha que sea la oposición a la que se enfrente) y, sin embargo, este acto tampoco define al rugby, en primer lugar porque nunca se ha vuelto a repetir en el rugby, y segundo porque, siendo sinceros, si la decisión hubiese sido competencia de cualquier otro que no fuese Francisco Mendez, el Cisneros habría sido campeón aquel año.

Por último, añadir que mi intención inicial no era criticar la carta de la escuelita sino a quienes están prostituyendo un buen deporte, que lo ha sido durante mucho tiempo más que el futbol por la sencilla razón de que, como he dicho antes, mueve menos dinero.

Kikas dijo...

Fuego Ignífugo...
Sé que hoy estás aburrido sin nada que hacer. ¡Por Dios! corta el cesped.....
Que una cosa es que me mandes comentarios y otra cosa es que desarrolles periodismo de investigación...que me estás buscando la ruina con tu santa.
Solo alguna matización...
¿Tú te imaginas en el futbol que a dos jugadores se les expulsa y se van del campo tan colegas? (No sé qué cojones dice el periodista cuando se van, pero yo no veo nada...bueno...son periodistas...ya el apelativo de animalito les retrata)
¿Tú te imaginas a esos dos bebiendo y descojonándose en el tercer tiempo? (Yo no sólo me lo imagino, sino que he sido protagonista de más de una de esas)¿Puedes intentar imaginarte a los futboleros acordándose de la madre del otro, días despues cuando estos dos, a las dos horas se han tomado un par de cervezas juntos? Precisamente lo que nos diferencia, entre otras cosas, son las cervezas de luego que hacen que esto se diluya y el siguiente partido ni nos acordemos (Cosa que en el futbol nos seguimos acordando hasta la tercera generación)
¿No ves un cierto tufillo en la carta de los riojanos a "tranquilos, si vuestros hijos os van a sacar de pobres no les metais mucha caña"? ¿No te parece el tono en en nuestras normas otro? (Como algún padre meta a su hijo en esto para salir de pobre hay que hacerle un sicotécnico urgentemente)
En fín...sé que has discutido con tu señora y le estás pegando una patada en mi culo...pero yo juro que no tengo nada que ver
;-)

Fernando Solera dijo...

El rugby siempre lo he mirado desde una distancia prudencial. Jamás le he acabado de encontrar la gracia, aunque por lo que veo debe de tenerla. Si Kikas es un apasionado de este deporte por algo será. En cuanto a la nobleza del rugby no la pongo en duda, aunque creo que con o sin este deporte, los padres deberían de ser un modelo para sus hijos, cosa que en España hace mucha falta. No me quiero imaginar a muchos padres patrios si sus hijos jugaran al rugby...

Kikas dijo...

El ambiente de Rugby, Fernando, es un ambiente sanísimo, de gente deportista y sin malos rollos, incluso a alto nivel.
Viendo partidos internacionales de altísmima rivalidad, (Un Gales Inglaterra, por ejemplo), las aficiones están absolutamente mezcladas sin generar ningún tipo de problema.
Y esto educa...tambien a los padres
;-)

Malvi dijo...

Me gustan muhco las bases sobre las uqe se asienta este deporte, los valores que inculca, y las normas generales... Esas premisas deberían extenderse a todos los deportes y hacer de ellos algo realmente sano, no como algunos que se pelean en el campo de juego y los espectadores que se pelean entre sí por ser de equipos adversarios! una gilipollez en toda regla... Peeero así son las cosas.

;)

chulo chulo

manuel dijo...

Yo no entiendo de esto nada de nada, pero creo ver mucha nobleza en sus normas y supongo que en su practica, esperemos que no sean solo palabras, ¿no?
En el fútbol por el contrario hay de todo menos nobleza

Kikas dijo...

Al final todos queremos ganar, y hay que educar a los papás, muchas veces, más que a los nenes
Si comenzamos así, es más fácil que lleguemos a donde deseamos.
Si lo que buscamos es que el nene nos saque de pobres cuando está en infantiles y nos cagamos en árbitros de 15 años tenemos lo que merecemos, Malvi

Kikas dijo...

Manuel, hay una herramienta fundamental....el tercer tiempo
Te puedo asegurar que en el Rugby, como deporte de contacto con agrupamientos, el árbitro ve más bien poco, intuye bastante (Más si ha jugado)
Por eso el autocontrol es fundamental.
Yo siempre dije que si el árbitro no me arbitraba me arbitraba yo. El que me la había hecho sabía que ahí abajo nada era gratis.
Ahora bien, al acabar, una ducha y cervezas. Y las mayores risas que me he pegado en los terceros tiempos, créeme, siempre fueron con los que me había zurrado contándoselo entre los dos al árbitro con unas cervezas y unos pinchos de lo que fuese.
Y tan amigos...

Javier dijo...

Si es que nos lo pones a huevo: en nada, ni en la forma del objeto de deseo... (balón)
El fútbol se rige por el dinero y, por tanto, el negocio. El rugby, todavía sigue siendo un deporte con reglas dentro y fuera.
¿Cuánto te queda del espíritu deportivo del Cisneros?

Un abrazo

Kikas dijo...

Javier, aunque hará 20 años un buen amigo me llamó en el fragor de unas copas de más, "cínico miserable" (Y se quedó tan ancho, jejeje, pretendiendo luego una explicación en sentido positivo, con lo que lo terminó de arreglar), creo que me queda bastante
No vale todo para conseguir un contrato. Cuando lo pierdo en buena lid lo reconozco, aunque sea interiormente, y siempre me gustá saber en qué me equivoqué, para no volverlo a repetir.
Desde luego ahora aguanto muchas menos cervezas que antes, si es a eso a lo que te refieres ;-)

Angel Rubio dijo...

En lo que estoy de acuerdo es en que en rugby se tiene mucho respeto al árbitro. Pero sería importante, además, demostrarle cariño y darle ánimo, especialmente cuando, a nuestro modesto juicio, se equivoca.

En más de una ocasión, al oírme felicitar al árbitro tanto cuando pitaba a favor de un equipo como cuando pitaba a favor del otro, mis compañeros de grada me preguntaron.

- Pero oiga, ¿y usted con quien va?.
- Yo, con el colegiado, Sr. Kikás.

Y ese árbitro, animado por el apoyo, desarrollaba rayos X como Supermán y era capaz de "ver" lo que había pasado dentro de un agrupamiento con doce tíos tirados en el suelo embarrados hasta las cejas. Y entonces, con su potente voz, afirmaba rotundamente:

- "Priiit, golpe de castigo del número tres de Óptica, balón para Derecho.

(Es que en ciertas categorías había que explicarlo todo)

Y ante la mirada de asombro del flanker de Óptica, (por cierto, que vaya tonelaje que gastaba el amigo, era más fácil saltarlo que rodearlo) que no se lo podía explicar, continuaba:

- "Lo veo todo, y no pito ni la mitad de lo que veo".

Y una voz aún más potente sonaba desde la grada:

"Árbitro, tú si que sabes, todos somos contingentes, pero tú eres necesario".

Lo que era seguido por una carcajada en la grada y un alzamiento de ceja del árbitro.

Insisto, como norma general, cuando el árbitro pita a nuestro favor:

- Gracias, señor.

Y si pita en contra.

- Gracias, señor.

Y entre pito y pito, a hacer lo que puedas por el deporte, por tu equipo y por tí mismo...por ese orden

Winnie0 dijo...

Sólo te digo una cosa.....he vuelto...tengo depre..jaja Un beso

Kikas dijo...

Angelito,..Dr Jekill, Mr Hyde...
Me tienes loco con tus cambios de personalidad...
He de decirte, que ese Kikás de quien hablas, veía mucho más de lo que pitaba (Me lo ha dicho él), pero para verlo todo le faltaba casi el 80%
Eso sí, se lo imaginaba casi todo, porque él había estado un huevo de veces en aquellas situaciones y se las sabía CASI todas.
Angelito...ya sabes que el reirse es imprescindible...desde ese punto de vista, los demás tambien somos contingentes, pero tú, necesario
;-)

Kikas dijo...

Winnie...eres una mentirosa...que sabes que te vigilo
;-)

Juan Carlos dijo...

¿Vacaciones de maestro? ¡coño! ¡si desde el 18 de agosto estoy trabajando! Pues ya me gustaría a mí. Aunque, claro, el 27 volví a coger vacaciones y hasta el 2 que volví al duro tajo.

Fran dijo...

Deberían de ser normas universales a cualquier deporte no?? Creo que me llevo a mis niños al rugby...

Kikas dijo...

Bien, Juan Carlos
O sea como yo, que llevo una semana de vacaciones y no ha habido un día que no le haya metido mis dos horitas
Así no vamos a solucionar el paro, pero explícale esto a quien me paga...

Kikas dijo...

Harás muy bien, Fran...
En Málaga hay clubes que vienen a los torneos de niños que organizamos en Madrid...y se lo pasan teta (Y nosotros con ellos)
Un abrazo

Santiago Ríos dijo...

Qué gran deporte, el rugby¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
A ver como me las apaño para ver el mundial que empieza el día 9. Si sabes de algún enlace por internet donde lo retransmitan dímelo porque en casa de mi hija María y Nando no tienen TV (en Washington, acaban de tener su 4º hijo. Por cierto que él ya encontró trabajo)
Un abrazo

Kikas dijo...

Santiago, soy lo que se dice torpe en temas de internet
Yo lo veré por la tele en horarios absurdos
Por cierto, felicidades

Gonzalo dijo...

Muy cerca de mi casa está el pequeño estadio municipal del pueblo en el que vivo. Muchos fines de semana, paseando con mis hijas, si había partido, ellas me pedían entrar. Miraban un rato el fútbol y correteaban por la grada. Yo me tomaba una cervecita y echaba un rato. Eran partidos del equipo senior, que jugaba en segunda provincial (vamos, lo último de lo último). Un año, no sé por qué, no hubo equipo senior, y en ese horario jugaban los niños. Y mis hijas me pidieron entrar al partido.

Lo hice un par de veces y no he vuelto más. A mí me daba vergüenza y para mis hijas era un espectáculo lamentable, ver a esos mocosos de 8 ó 10 años retorcerse por el suelo al ser apenas rozados, o cómo se decían de todo en un córner, y sobre todo escuchar a esos padres diciéndose barbaridades, cagándose en toda la casta de los árbitros.

Cuando tuve a mi hijo, alguien me preguntó si lo apuntaría a la escuela de fútbol del pueblo. Y le contesté, claro, que ando buscando una de rugby cercana.

Kikas dijo...

Gonzalo, que mala suerte tienes, jejeje
Si algo había peor que jugar en Sant Boi...era jugar en Sevilla
No me lo tomes en cuenta
Me imagino que entonces el futbol debe de ser de dar miedo, jejje
(Y espero que todos los rugbilaris sevillanos no me baneen el blog, jejej) Por cierto, mi hijo, en el campamento de Rugby, se hizo amigo de un niño sevillano de 11 años...a lo mejor la cosa está cambiando ;-)

Gonzalo dijo...

En el colegio en que hice mi último (ejem) 3º de BUP y COU había equipo de rugby que jugaba liga local. Yo iba a verles jugar en el desaparecido estadio de Chapina, pero cuando jugaban con determinado equipo, aunque jugáramos "en casa" (el estadio era municipal y por tanto "casa" de varios equipos sevillanos) en el colegio nos recomendaban al resto de alumnos no acudir al partido.

Supongo que tú hablas del mismo equipo, que era "el bueno" y el que tenía sección en liga nacional.

Kikas dijo...

No vamos a remover recuerdos de hace 20 años, jejeje, pero había dos equipos con un cierto diferencial entre ellos y un gran diferencial con Valladolid, Getxo o San Sebastian...por poner tres ejemplos tontos
De todos modos, comparar esas hinchadas con las futboleras, en fin, el comentario que me sale es politicamente incorrecto. Estamos en campaña y no quiero que Leyre me cierre el blog

Mela dijo...

Kikas, nunca había oído o leído la palabra "desgarramantas" ;-)
Después de leer esta entrada te puedo decir que el rugby y el fútbol no se parecen en nada... se diferencian en mucho
En el fútbol no existe ese magnífico Tercer Tiempo
Los fallos del árbitro son muy criticados... y los espectadores, en bastantes ocasiones, tienen un comportamiento maleducado e incluso salvaje
Los entrenadores son muy cuestionados, y la actitud de los jugadores es nefasta muchas veces
En el fútbol la meta no es el juego limpio o la diversión... ni siquiera el deporte... la meta es la victoria
Sí te diré que a mí me gusta ver jugar al Barça... por supuesto que me alegro si gana... pero cuando pierde es cuando más quiero al Barça
Y también te digo que me empieza a costar encontrar entradas donde no haya comentado
Ya me fijaré bien... pero me temo que ya deben quedar pocas si es que queda alguna
Un beso