lunes, 11 de mayo de 2009

OMAN, MUSCAT, ¡JOE QUE CALO!

43 grados a la sombra; Así es como nos ha recibido Muscat. Al ducharme he observado que no había agua en el grifo de agua caliente. Me he comenzado a temer lo peor. Sin embargo, al dar al grifo de fria, salía más caliente de lo recomendable para una ducha. Yo creo que el agua, bien escaso, lo tendrán en aljibes y, al calentar el sol, saldrá a tal temperatura que no será necesaria el agua caliente.

Omán en particular y esta parte del mundo en general tienen cosas curiosas y útiles. Supongo que ya todos habreis comido y podré contar lo que voy a contar, pero el grifillo a presión para limpiarte los bajos despues de hacer aquello que solo tú puedes hacer por ti mismo (Una evolución de nuestro clásico bidé) me parece un invento higiénicamente muy saludable, en vez de nuestro papel, y no me hagais divagar escatologicamente.
Al andar por la calle sorprende sobremanera las familias Omaníes que se ven por la calle. Hombres con unas túnicas blanquísimas, y tiesas que se han dejado una pasta en almidón, llevando en brazos a algún niño mientras les siguen tres o cuatro mujeres de negro de los pies a la cabeza, las esposas. Como Omán es un medio hostil para el ser humano, no creais que los paseos son eternos. Los paseos se dan hasta llegar al coche, donde el hombre pasa el niño a la madre y el resto de esposas se montan en el coche, por orden de importancia. Es curioso pensar en esta estructura familiar. No me imagino ir con la familia al campo. Necesitas catorce coches, porque en los normales entran el marido y las esposas.
Hemos preguntado si a los Omaníes les importaría ver a Occidentales vistiendo sus túnicas tan fresquitas. Nos han hecho saber que no les gustaría. Que se creerían que nos quedamos con ellos (Como nosotros al ver a un Tejano vestido de torero, vamos). Sin embargo tiene truco. Las auténticas túnicas Omaníes, en el cuello tienen una especie de hilo colgante. Si te compras la túnica sin ese hilo, no es auténtica. Hemos preferido no hacer la prueba ;-)
Hemos preguntado qué visitar. Nos han recomendado el Mercado de Pescado. Bueno, si esto es lo que hay que ver, os podeis ahorrar el viaje hasta aquí, ya que está un poco lejos. Efectivamente, un edificio donde están continuamente trayendo pescado grande, (pez espada, atun...), que lo sitúan en unas esteras. De vez en cuando mojan el pescado para conservarlo porque el calor es agobiante. Una vez que hemos visto que nada más de interés había, hemos buscado una acera de sombra, de verdad, un calor inaguantable, y hemos llegado a un zoco muy bonito, cubierto y, por lo tanto, más fresquito por decir algo que en la calle. Un montón de callejuelas llenas de tiendas vendiendo especias, túnicas, artículos de latón...A la una y media del mediodía, como si hubiesen tocado una sirena, todas las tiendas han sido cubiertas por una túnica negra y hasta por la tarde. Sí, Omán da una idea de ser un pais seguro para los turistas (Los, porque hemos sido los únicos guiris que había esta mañana por aquí).
Nos hemos metido a comer en el único restaurante que hemos visto a una distancia aceptable para no morirnos en el intento y no hemos comido un pescado malo. Fresco, demasiada salsa para mi gusto (Influencia de la cocina India sin duda).
La educación y el como tratar a las mujeres se da hasta en los hechos más cotidianos. En la mesa de al lado, el camarero ha preguntado al marido que querían. El le ha respondido lo que quería él. Su mujer le ha comentado al marido lo que quería ella. El se lo ha trasladado al camarero. Mientras tanto, el camarero no ha apartado la vista del marido. Un poco agotador.

Despues de comer hemos preguntado a un taxista donde ir, y nos ha recomendado el Palacio del Sultán. No vive mal el pavo, como le hemos bautizado.
Otra cosa que nos ha llamado la atención es lo extremadamente cortés que es la gente. Un soldado de la guardia del Sultán, al verme al lado de su garita me ha preguntado cómo estaba y me deseó que tuviese un buen día en un más que aceptable inglés.
Y la exagerada limpieza de las calles. No se ve un papel siquiera.

Cuando hemos acabado en la explanada del Palacio, habíamos quedado con el taxista para que nos recogiese. Le he dicho que si nos daba un paseo por los alrededores cuanto nos costaba. 50 chirifluses, me ha dicho. Llevaba un día en un pais árabe sin regatear, y ahí me ha tocado la fibra sensible. Se ha encontrado con mi otro yo. El paseo lo hemos sacado por 15 y todavía me he quedado de mala leche del clavo que nos ha metido. Lo primero que hizo fue exhibir la tradicional hospitalidad del desierto. Ofrecernos un sorbo de su botellín de agua, acto que hemos rechazado cortesmente (Quien sabe hasta donde ha llegado la Gripe J esa) ;-)

Le pedimos que nos llevara a ver lo más interesante de los alrededores y, aparte de la naturaleza lunar del desierto, montañas de roca enormes cayendo al mar a pico, poco más había. Se empeñó en conducirnos, despues de enseñarnos todos los hoteles que le ha dado la gana, a ver un manantial al lado de una mezquita, al pie de una montaña. Acojonante, era el primer manantial de agua no termal que veia que bajaba de la montaña con una temperatura como el caldo. Pero lo realmente interesante era la devoción con la que nos ha llevado, en esta parte del desierto, al agua.

Despues de la excursioncita hemos decidido que poco había más para ver en Muscat. Creedme, si no haceis escala aquí, está bien perder un día por ver las costumbres de la zona si no las conoceis pero, nada más hay que hacer excepto pasar calor. Por lo que nos han dicho, la mejor época para visitar este país, y se hace a menudo, es desde septiembre a Marzo, donde el calor no supera los 25 grados. Pero el interior del País. Muscat poco tiene que ofrecer al turista como no sea su tipismo y la diferencia con lo que estamos acostumbrados.

Por supuesto, ni una foto a l@s locales, que no está bien visto, y es una pena porque es curioso, muy curioso. Les he robado unas fotos como quien no quiere la cosa con mi teléfono móvil, no sé si tienen suficiente calidad.

Por la noche hemos acudido a un restaurante típico Omaní al lado del hotel. Un pescado delicioso recubierto de arroz, atún era, y fresco, fresquísimo, y un puré de guisantes frío, el Hammos. Para finalizar un cafe local con dátiles para endulzar. Todo delicioso. En el local donde hemos entrado nos han hecho descalzarnos. Nos han dado a elegir entre comer en el suelo, en una alfombra con cojines o en la mesa y nosotros, bárbaros europeos, hemos preferido la mesa, descalzos, pero en mesa.

El domingo me ha recibido con fiebre (Menos mal que no bebí del agua del taxista. Estaría mosca). En los países islámicos más ortodoxos, los días de descanso son jueves y viernes, con lo que el sábado y el domingo se trabaja.

Durante el desayuno, unos Omaníes de una mesa de al lado, de inmaculada túnica blanca y turbante, estaban tirando los tejos a unas chicas que debían de ser cantantes del grupo de la discoteca del hotel. Con vestimenta escueta, para ser árabes (Egipcias me daba que eran). Nos hacía gracia ver el espectáculo. Nos hemos ido a la reunión que teníamos y, ¿Con quien nos hemos reunido? Con los ligones del desayuno ¡Tierra trágame! Menos mal que nuestro natural discreto ha prevalecido ;-)

Hay mujeres ingenieras aunque la gran mayoría del personal laboral son hombres, secretarios, etc.

La reunión acaba cuando ellos empiezan a mirar languidamente al techo. Es su manera de decirte, "colega, coge el portante y vete". Su hospitalidad les impide decir que te vayas, sino que eres tú quien comprende que ha de irse.

Otra de las características de esta parte del mundo es que es en el único sitio en el que los restaurantes chinos no tienen camareros chinos, sino, generalmente indios. curioso, ¿quien será el cocinero?

Hay auténtica rivalidad entre el Madrid y el Barça. Con cada persona que nos reuníamos nos decía cual era su equipo. Lamentablemente para los catalanes, el Madrid ganaba por goleada, en este aspecto. Para alguien que odia el futbol no es mala penitencia hablar de esto en cualquier parte del mundo.

Despues de la reunión, nos hemos dirigido al aeropuerto. En la sala de pasajeros frecuentes de Omán Air nos hemos metido unos Whiskies como está mandado. Y es que el negosi es el negosi, y está muy bien ser ortodoxo pero con la pasta del ejecutivo que puede elegir otra línea aérea no se juega.

Sí es cierto que, al contrario que Arabia Saudí, pais fronterizo, aquí las mujeres pueden vestir como quieran. Sin embargo solo las extranjeras lo hacen. Ni se me ocurre pensar una omaní sin esos blusones negros hasta el suelo. Y es que hasta en eso son unos listos. Ellos de blanco blanquísimo, ellas de negro (Con algún pequeño ribete de adorno) Para que luego digan del calor

No me siento bien, espero que otro whisky y una dormidina me hagan el trayecto más cómodo hasta Zurich donde, tenemos otro transbordo express.

26 comentarios:

Tendi dijo...

fantastico Kikas!!

El 23 dijo...

Ya nos tienes a todos jodidos hasta que vuelvas, no sea que te hayas contagiado la peste porcina del único cerdo que hay en Omán.

Al respecto de cerdos y musulmanes, en la radio escuché ayer un interesante programa sobre los cerdos de los musulmanes. Aparentemente los sultanes aparte de un bien nutrido harén, tienen la costumbre de mantener, para deleite de sus exclusivos visitantes, un pequeño zoológico de especies raras, o peligrosas o venenosas (por ejemplo, arañas o serpientes) y en dichos "bicharios", nunca falta un cerdito, el animal más peligroso de todos porque, aunque no es peligroso para la vida terrenal, sí lo es para la vida eterna.

El programa se realizó con motivo de la puesta en cuarentena del único cerdo de Kabul. El cerdito del Zoo de Kabul que como ustedes saben está en Afganistán, ha sido puesto en cuarentena a pesar de que las relaciones comerciales entre México y Afganistán son más bien escasas. Supongo que en Afganistán creen que existe una conexión diabólica entre todos los cerdos del mundo, lo que haría que éste se contagiara y también su cuidador y luego todo el país y ya sabemos por la mal llamada Gripe Española de principios del siglo pasado que un país que ha sufrido una guerra es especialmente sensible a las epidemias virales.

Y si verdaderamente existe esta conexión entre todos los cerdos del mundo, el cerdito del Zoo de Afganistán estará muy triste porque aprovechando la coyuntura de la gripe porcina mexicana y aunque las relaciones comerciales de México con Egipto tampoco son exageradamente importantes y principalmente dedicadas (en casi un 40%) a la exportación de garbanzos y la importación navajas y máquinas de afeitar (18%), sumado a que aunque la pirámide de Gizeh es más grande también hay pirámides en casa entre otros sitios en Oaxaca y Tenochtitlán, y hay que defender lo propio, por lo que tampoco hay mucho intercambio turístico, el gobierno egipcio ha ordenado el sacrificio de TODOS los cerdos de Egipto, y así, de paso, le damos un palo a la economía de la minoría cristiana que, obviamente, es la única comunidad que se dedica a la cria del cerdo. Evidentemente, esto plantea dos preguntas interesantes por los efectos sobre el medio ambiente de esta matanza: el primero, ¿que hacemos con todos los cadáveres de los cochinos? y el segundo, ¿que hacemos con toda la basura alimentaria (restos de comida) que habitualmente eran la comida de los cerdos?.

Otra que está aprovechando la coyuntura porcina en su propio provecho es la farmacéutica Roche, fabricante del medicamento que, según muchos expertos, es el único remedio eficaz contra todas las afecciones de origen viral: Tamiflu. Dice un médico investigador mexicano afincado en los Estados Unidos que este virus, como el del Sida, y como el de la gripe aviar ha sido fabricado en un centro militar de guerra biológica. Si eso fuera verdad, sí que sería un cochinada.

En cualquier caso, es hoy ya evidente que los medios de comunicación están exagerando deliberadamente el alcance y los riesgos de esta supuesta pandemia. Se ha hablado de cientos y hasta de miles de muertos. La cifra que maneja la OMS a día de hoy es ocho: siete en México y uno en los Estados Unidos.

No es de extrañar este comportamiento de la prensa que más que irresponsable es premeditado e interesado. Las compañias farmacéuticas son muy buenos clientes de los medios de comunicación. Otra vez, recomiendo siempre mirar detrás de la noticia para ver quien paga al mensajero.

Kikas dijo...

Joder Tendi, son un gusto tus comentarios para momentos con los biorritmos bajos
Gracias por pasarte
Un abrazo

Kikas dijo...

Tranquilo, 23, ya estoy de vuelta. Otra cosa es que siga con fiebre (Y trabajando, todo sea dicho)
Por supuesto que en el Hotel (lleno de Omanies) me preguntaron si mi sandwich Club (Un estandar en mi alimentación a lo largo del mundo), era con o sin cerdo. Y muy ufano les pedí que añadieran beicon. No sé si puede tratarse de eso ;-)
Asímismo, en el desayuno había una bandeja escondida que tenia beicon y salchichas de cerdo. Ahí ya no nos atrevimos. Y es que la escasa rotación hace que prefiramos opciones más seguras.
Por lo demás, mi gripe vírica, como me aseguró ayer la amable doctora que me trató, ha de irse en unos días sin Tamiflu, por mucho que hace menos de 20 días haya estado con bastantes mexicanos. Lo siento por los que no me aguantais...me temo que otra vez será ;-)

Jevy dijo...

KH1KN1ÁS: no sé por qué, pero me suena que te has traído la gripe omaní, y que vas a ser el "enfermo cero", ése que saldrá en las revistas como difusor de la terrible gripe que asolará el planeta en el futuro, tras osar comer bacon en Omán, y ya sabes que una vez se ha unido el ADN del bacon de Omán con el ADN de la chistorra y un poquito de ADN aviar (menudo pájaro estás hecho), el cóctel es mortal de necesidad.
Ayer 23 estaba pegado a la botella y sufrió un nuevo derrame neuronal. Que ya me ve pirámides en Oaxaca (allí sí que hay, Monte Albán) y Tenochtitlán. Ya quisieran los mexicanos que la capital del viejo imperio azteca se hubiera salvado a la barbarie de Hernán Cortés y sus seguidores.
Seguramente nuestro exiliado amigo se referirá a las pirámides del sol y la luna de Teotihuacán, cerquita de la ciudad de México, donde conocí al mejor guía turístico que me he encontrado en mi vida, Tlahuizcalpantecuthli. Lo contrario de los guías que tuve en Macchu Picchu y en Tikal (de este último recuerdo hasta el mote, "Tucán", que más bien debería haber sido "Atracador").
¿Sabes, Kikás, cuál debe ser la causa de tu mal? El aeropuerto de Dubai. Mi cuñada siempre pillaba allí un buen resfriado, porque vienes del calorazo de Dhaka, y allí en el aeropuerto tienen el aire acondicionado para pingüinos, con lo que desde entonces viaja vestida así como el Marqués y tú en Sierra Nevada, pero con menos glamour.
Nada, cuidate que ya estás en una edad muy mala, y uno en las necrológicas ya aparece como "fallecido por causas propias de la edad". ;-)

Kikas dijo...

Con amigos como tú, Jevy, ¿para qué quiero enemigos?
Prometo una entrada de Teotihuacan para que me contradigas porque, es cierto que los guias allí son buenísimos y te hacen, incluso que invoques al Dios Sol en lo alto de la pirámide (Que pocas cosas son tan absurdas como ver a 20 gringos invocando al sol ;-) )
Sí, en Oaxaca, 23 habrá comprado unos kilos de plata, y no otra cosa.
Lamentablemente he de decir que no estás acertado en tu pronóstico acerca del origen de mi mal porque, la escala de Swiss en Dubai es lo que tecnicamente se conoce como "stop-over" o sea, que no te bajas del avión.
Sin embargo, lo he dicho más veces, tambien aquí te contradigo porque, el Aire Acondicionado más frío del mundo, en cualquier sitio, público o privado y a cualquier hora, es el de Singapur.
Las gafas literalmente se te empañan al salir a la calle en cualquier momento.
¡Eso sí que son golpes de calor!

Jevy dijo...

Ya sabes que todo está dicho con cariño, pero es que aquí si no hay un poco de caña al personal, con el Debate sobre el estado de la nación en marcha, la gente se nos duerme...
Pero no has despejado mis dudas... ¿tienes o no tienes la gripe omaní? ¿Hay que ponerse una mascarilla para visitar tu blog?

Kikas dijo...

Tengo una gripe traida despues de un viaje a Oman, "querido amigo" (Tambien dicho con cariño), lo cual no es óbice ni cortapisa para que no lo haya incubado allí. (Es decir, que comencé a sentirme mal al llegar). Me parece un periodo de incubación escaso, ¿Para qué vamos a engañarnos?
Por supuesto, visitar nuestro blog con mascarilla da mucho más glamour, pero no es obligatorio

El 23 dijo...

Teotihuacán y no Tenochtitlán que a cualquiera se le espanta un par de bueyes.

La personalidad y los hechos de Hernán Cortés así como los acontecimientos que desembocaron en la destrucción del Imperio Azteca son lo suficientemente complejos como para resumirlos en la "barbarie de Hernán Cortés y los suyos".

Más bien que la presencia y personalidad de Hernán Cortés inició una rebelión de los pueblos dominados por la Triple Alianza y de otros pueblos fronterizos contra un imperio que se sustentaba como un verdadero imperio colonial de los impuestos sobre los pueblos sometidos y sobre las espaldas de los esclavos de los pueblos que se negaban a someterse. Así que Hernán Cortés no hizo otra cosa que darle a los "aliados de Tenochtitlan" un poco de su propia medicina de una forma bastante efectiva, utilizando su capacidad para convencer y la guerra psicológica de la que era un verdadero maestro. Si hay algo que al Hernán Cortés se le puede reprochar, es la elección de de sus subordinados como Pedro de Alvarado, que en su ausencia para combatir a las tropas castellanas enviadas desde Cuba (Cortés inició su expedición sin permiso del gobernador de Cuba), pasó por las armas a los nobles mexicas reunidos en el templo para una celebración religiosa con la excusa de que se realizaban sacrificios humanos.

Fuera de eso, hizo todo lo hace un militar que se enfrenta a un ejército que le supera ampliamente en número: causar en el enemigo tanto daño como le sea posible, utilizando todas las posibilidades a su alcance, incluida la estupidez de sus enemigos como Moctezuma II quien le invitó a entrar en la capital, siguiendo la costumbre de la hospitalidad y la diplomacia azteca. Lo normal, vamos, viene un tio a tu casa que ha estado reuniendo un ejército entre los pueblos que tienes sojuzgados y que el mes anterior ha arrasado la segunda ciudad de tu imperio y le dejas entrar para "conocer sus debilidades y después poder aplastarlo sin piedad".

Lo de entrar en tu ciberdiario con mascarilla parece una tontería pero teniendo en cuenta que yo me he resfriado justo después de leer tu mensaje y cierta historia que ocurrió en Bélgica, quizá no lo es tanto.

Kikas dijo...

23, antes de que esto se expanda....así empezaron con Luis Yañez, tachándole de gafe y se le acabó hundiendo una carabela en la Expo. Que lo que empieza como una broma, el destino se encarga de que se haga realidad...no sé si me explico....
Por otra parte, y sin que sirva de precedente una amonestación a tu libertad de expresión. Esta explicación que has dado acerca de Hernán Cortés me da que va a recibir una severa réplica de los muchos amigos mexicanos de este, su blog, que si hay algo que tienen claro (Aunque los que mandan desciendan de la parte de Hernan Cortés más que de la de Moctezuma, lo digo por el bigote), es que Hernán Cortés ha sido lo más parecido a un genocida que ha pasado por allí. Nadie dijo que la historia común que se explique en dos sitios diferentes tenía que ser la misma.
¡Como la próxima vez que vaya por el DF me doblen la ración de picante ya sé de quién es la culpa!

Anónimo dijo...

Severa réplica o más bien reprimenda o paliza la que me puedo llevar yo reconociendo más a Hernán Cortés como un gran hombre audaz, atrevido y diplomático (porque esto hay que reconocerlo, Sres.)Sólo puede tener mi admiración aquel hombre que emprende una marcha tan peligrosa y con tan pocas probabilidades de éxito.
La diplomacia fué la clave de la Conquista. La diplomacia de Moctezuma agasajando de regalos a los españoles (parece ser que creian que eran dioses) y la de Hernán Cortés porque pensó que eran demasiados para ser conquistados por la fuerza.
Tremendo el paseo que se dió hasta llegar a Tenochtitlan.

Belle de Jour

Anónimo dijo...

Si ya lo dije yo un día... en cuarentena te van a poner. Qué peligro tienes!

Belle de Jour

Kikas dijo...

En cuanto salga de la cuarentena....¡Cómo me voy a poner de picante por vuestra culpa!

Anónimo dijo...

Si Si, tu reite reite.

Belle de Jour

Anónimo dijo...

Por cierto, mete barriga cuando poses.

Belle de Jour

Kikas dijo...

Belle, me parece una venganza rastrera lo de mi barriga al hacerte responsable de la úlcera que voy a pillar en mi próximo viaje a México, aun teniendo razón en lo prominente de la misma.
Como ves, y al ser fotografias de frente, me pillaron el ángulo malo, o sea, todos.
No sé si me he explicado....

Kikas dijo...

23, Un nigeriano despistado se ha caido por este rincón, con lo que hacen 53 los países (Poco a poco vamos a conseguir la ONU)

América 22: Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Cuba, Panamá, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina.

Europa 18: Noruega, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Alemania, Irlanda, Grecia, Polonia, Austria, República Checa, Francia, Italia, España, Andorra, Portugal, Rumanía y Hungría.

En África 3: Nigeria, Tanzania y Marruecos.

En Ásia 10: Bangladesh, Uzbekistan, Israel, Vietnam, Turquía, Japón, Tailandia, Omán, India y China

Jevy dijo...

Kikás... ¿Y a Belle le dejas que te llame gordo y no le cantas las 40, y a mí por una simple chanza me mentas la amistad? Qué agresión a la ley de la igualdad... A Bibi vas...
Por cierto, haberle dicho a BdJ que es que la comida omaní te produce gases...
La mascarilla viene bien para navegar seguro en tu blog, pero agobia un poco...

Kikas dijo...

Jevy, a las damas se les ha de perdonar casi todo. Y si además no las conoces, más, porque siempre se puede dar el caso de que sea una rubia teutona que te ponga mirando a Cuenca de una bofetada con la mano abierta. Con los años he aprendido a no arriesgarme.
A ti en cambio, es que como no me des con el canto de la guitarra.....
Yo creo que ya podeis iros desembarazando de la mascarilla porque voy sintiéndome mejor. A no ser que querais poneros en el ambiente de la mujer omaní y que no se os vea el rostro, pero eso sería por otras causas ¿no?

Anónimo dijo...

Ojo Jevy con las intrepretaciones que yo no le he llamado gordo, solo que tiene más barriguita. Sus piernas y trasero están en perfecto estado de revista (por las fotos...digo). Lo único que si he puesto en riesgo su vida y su blog por mis elogios a Hernán Cortés.

Belle de Jour

Kikas dijo...

La mierda cuanto más se revuelve más huele;
Ya sé como va a acabar esto y me niego.
Aquí se habla de lo que nos de la gana menos del físico del Autor, sobre todo cuando mis piernas y mi trasero aparecen en todo momento pudicamente ocultos tras pantalones discretos.
Que sé que me quereis buscar la boca...

Jevy dijo...

Kikás, que las mujeres siempre han sido más poéticas y literarias que nosotros (aunque tú y yo huyamos del fúrbo), y BdJ hace una licencia poética. Yo a mis piernas, sin más, las llamo pegoyos (las "patas" de los hórreos asturianos; perdón, como éste es un blog políticamente correcto, los pegoyus, n'asturianu), porque cuando engordo, sólo engordo de piernas y algo de culo, nada de barriga. Es mi parte femenina. Y los 6 kilos engordados desde que la peque ya no es un bebé, se han ido fifty-fifty a las piernas.
De todos modos, BdJ, ¿qué sabes tú que los demás desconozcamos? Que Kikás aún no nos ha enseñado una foto del trasero...

Kikas dijo...

¡Que me lo estoy viendo!
Exijo la finalización absoluta de este lamentable debate o te baneo tu mierda de blog
Que es lo único que me falta. Que despues de un viaje a un horno se acabe hablando de mi culo, y no porque lo haya prestado a alguien necesitado (Que entonces todavía podría tener algún interés), sino por puro deporte.
Como me dijeron una vez, El que avisa no es traidor...el que avisa es avisador...

Jevy dijo...

Está claro que el calor te ha puesto un poco sofocado... ¿Andropausia? ;-)
Bueno, dejaremos de hablar del orto, poto, como quieras llamarlo, para no mentar la palabra maldita. Me lleva esto a un punto de mi memoria, a la película de La vida de Brian, cuando están con aquella discusión teológica sobre la prohibición de mentar el nombre sagrado te Jehova...
Nada, vamos a hacer las paces, y no te voy a nombrar a ZP por hoy, que entonces te voy a tener que pedir una tila ;-)

Kikas dijo...

Así me gusta, que si no me pongo un poquito serio "sus desmandais".
Ahora quieres que me vengan todos los primos y beneficiados de ZP a banearme el blog, a mí, que ya le voté una vez (Y creo que con ello ya di muestras de mi estupidez).
Pues nada, sigue buscándome problemas y verás qué pasa en tu rincón ;-)

Mela dijo...

43 grados a la sombra, ¡Joe Que Calo! ;-)
No me gusta Omán, no me gustan su estructura familiar ni sus túnicas
Chirifluses, un sultán pavo, bárbaros europeos, negosi... ;-)
Puedo entender que no te guste el fútbol, pero de eso a que lo odies, hay muchos pasos
Kikas, no se debe mezclar whisky y dormidina