sábado, 9 de mayo de 2009

EL AEROPUERTO DE ZURICH

Me encuentro en algún sitio del Golfo Pérsico; Bueno, como 23 sigue con la encuesta de paises, podrá descubrir facilmente que es Muscat, en Omán, porque el Omaní despistado que ha entrado al blog soy yo. O sea que, aunque con un poco de trampa, ya tenemos 52 paises de nada.

Omán nos ha recibido caluroso despues de un viaje agotador haciendo escala en Dubai y Zurich. Los hombres van uniformados de riguroso blanco, con una túnica hasta el suelo y una especie de turbante de variados colores. A las mujeres no se les ve...A lo mejor es que no hay aquí...;-)

Para los que no lo sepais, Muscat, o Mascate, fue una posesión española entre 1580 y 1640, cuando pasó a manos portuguesas, de quien lo habíamos tomado antes.

Pero hemos llegado tarde despues de un vuelo largo, y he estado dándole vueltas a escribir una entrada sobre el Aeropuerto de llegada de nuestro primer trayecto, Zurich.

En teoría, llegábamos a las 12 del mediodía y el siguiente avión despegaba 40 minutos despues. Para un vuelo intercontinental nos parecía muy corto el tiempo. Por supuesto no facturamos equipaje. Hablamos con la tripulación del avión quien nos informo, suizos ellos, que teníamos tiempo de sobra con 15 minutos. ¡No me lo podía creer!

Aterrizamos con diez minutos de adelanto. Ya me estaba viendo yo 20 minutos para salir del avión, pero fue rápido. Teníamos que cambiar de terminal, para lo que tuvimos que andar unos 10 minutos. Al cabo de este tiempo el Control de Pasaportes. Yo no dejaba de mirar mi reloj (Japonés en los viajes. El suizo lo dejo para cuando estoy en España)

El Control de pasaportes fue ágil y nos montamos en un tren que nos transportó a la otra terminal. Al llegar a la terminal otro control de seguridad. En todo el trayecto, decenas de sonrientes funcionarios que nos indicaban por donde ir. Y a los únicos que se nos veía estresados era a nosotros.

Pasamos el control de seguridad en un pispas y ya estábamos en la Puerta de embarque...nos sobraban 15 minutos, tiempo suficiente para echar un pis.

Entramos en el avión tranquilos, relajados pero a 120 pulsaciones.

Ni imaginarme quiero este transbordo en cualquier aeropuerto de los USA o en Heatrow. No hubieramos pasado del control de pasaportes. Y creedme, no me ha dado la impresión de que la seguridad de los suizos fuese inferior. ¿Será la manera de trabajar? ¿Será que los malos modos y la prepotencia no aseguran la seguridad pero sí los retrasos en los trámites aeroportuarios?

Mañana, mis amigos celebran la Fiesta de Primavera. En Omán me acordaré de ellos tomándome una copa de vino que, de tapadillo y en factura aparte nos facilita la dirección del hotel. Incluso con beicon en mi sandwich club...Para que luego digais que la Alianza de Civilizaciones no funciona ;-)

5 comentarios:

Marqués dijo...

Kikas cabrón!! Qué voy a hacer yo yendo sólo a la fiesta del Mayor? Si me salgo de la carretera a la vuelta y me escoño caerá todo sobre tu conciencia (si es que tienes), que lo sepas.
A ver si te pilla un omaní hambriento y te pone mirando pa Antequera!
Por cierto, aprovechando de refilón la oportunidad que me brinda tu comentario. Qué pena que Felipe II no hubiese puesto la capital de su reino en Lisboa cuando durante esos 60 años que mencionas, cuando ambas coronas estuvieron sobre su cabeza!!. Ahora nuestro santo país se llamaría Iberia probablemente y nuestras líneas aéreas, que tanto nos hacen sufrir, se llamarían Hispania o algo así...Lo que dudo es que funcionasen mejor.
En fin, es probablemente sólo una idea romántica sin mayores efectos prácticos.
O quién sabe...
Venga, tu ya sabes, con la espaldita pegada a la pared to el rato!

Jevy dijo...

Puede que no veas mujeres en tu trayecto... No hay más que ver las pirámides poblacionales de países como Omán: un desequilibrio total. Los inmigrantes dejan a sus familias en los países de origen, con lo que sólo hay hombres. Y las mujeres de los omaníes... en casa.
Una amiga de mi suegra, francesa de nacionalidad, nacida en la Argelia francesa a pocos kilómetros de Marruecos, con un apellido, Bernabeu, que delata sus ancestros creo que mallorquines, y que ha vivido toda la vida de aquí para allá, con su marido, que es coronel o general retirado de la Gendarmería (los gendarmes cambian cada 4 años, creo, de destino, para evitar que intimen con los locales. Han estado en Cayena, Martinica, Polinesia, toda Francia...) decía que esta amiga de mi suegra ha estado hace poco en Marruecos, en un pueblo que visitaba a menudo en otros tiempos. Ahora se ha quedado horrorizada, ya que las mujeres, ámbito rural, zona que se ha escorado hacia el integrismo, no pueden salir de casa. Ella estuvo unos días, y ni a hacer la compra pudo ir. Eso sí, se desquitó, y cuando fueron a zona de playa, se dijo: "Yo me pongo en biquini, y que venga Bin Laden a cortarme la cabeza, que estoy hasta el gorro de ser invisible".
Pues en Omán, más aún. Las del Golfo Pérsico son las típicas que en París o Londres van tapadas hasta las cejas con sus túnicas negras (algunas, sin burka, sólo dejan al aire los ojos, como si fueran el zorro), en cochazos de lujo, con 30 guardaespaldas, y comprando ropa y joyas pero no en Zara o Gap, sino en Prada, Hermés o Luis Vuitton. Y en Bulgari, y a dormir al Ritz, que en París, en la Place Vendôme, tienen a mano las joyerías más caras, de ésas en las que, si no pone el precio de la joya en el escaparate, sabes que éste sólo está al alcance de gente de otras esferas galácticas.
Disfruta del bacon y el vino, que en estos países lo consume todo el mundo, pero eso sí, que no se sepa.
Mi cuñada, en Bangladesh, está muy solicitada, ya que sólo puede comprar alcohol la gente extranjera. Y sus amigos de allá le encargan que les compre vino de vez en cuando. Su marido, de cultura musulmana pero no practicante, come chorizo y bebe vino como si fuera de Castrillo de los Polvazares, y eso que nació en Dakha.

Kikas dijo...

Marqués, créeme, más lo siento yo. Además puedes imaginarte el planazo de "Muscat la nuit". "Muscat le jour" es como para suicidarse, pero curioso, muy curioso.
Espero poderme desquitar en Navidad
Un abrazo

Kikas dijo...

¿Piramides poblacionales, tio? Estoy en Oman, no en Egipto o México ;-)
Desde luego, lo que he visto por aquí, no lo he visto ni en Marruecos ni en Tunez por ejemplo.
Aquí van sin velo, pero de negro de arriba hacia abajo que parecen urracas, tio. Y lo que pueden enseñar, lo hacen a conciencia, gafas último módelo, uñas cuidadísimas, un bajo de un vaquero que intuye el pantalón, en fín, eso sí, sin quedarte mirando porque no es el país más integrista pero eso de pasar una noche en comisaria por mirarle los ojos a alguien no me va.
Ya me explayaré más en una próxima entrada

Mela dijo...

Kikas... mas bien eras un español despistado que estabas en Omán ;-)
Pues sí, creo que la manera de trabajar de los suizos es más eficaz
No, los malos modos y la prepotencia no garantizan la seguridad pero, sí, los retrasos en los trámites
He contestado a las dos preguntas que has formulado ;-)