jueves, 15 de mayo de 2008

SUDAFRICA SIN NEGROS

Y es que es jodido hablar de esto. Ya se lo he comentado a Carmen. La próxima vez que nos digan de ir a comer con alguien, que se entere muy bien quien va, y así me puedo poner convenientemente enfermo.

Yo, no es ningún secreto, tengo una mentalidad libre. Sin ataduras. Si algo de lo que hace la pseudo-izquierda que tenemos me parece mal, lo digo. Si algo de lo que hace la pseudo derecha que tenemos me parece mal, lo digo (Que ambos son unos paniaguados). No reniego de donde vivo. Una zona acomodada, donde la mentalidad dominante es la que es. Muchas veces me siento como un pulpo en un garaje, pero es lo que me toca. Mi ventaja es que si digo que unos son unos golfos, y luego digo que los otros son unos golfos, digo lo que pienso. Lo siento por los que piensan, y en mi entorno hay demasiados, que los golfos son solo unos.

Lo que no soporto son los pensamientos Nazis.

Cuando en una comida alguien dice, que Sudáfrica sería un gran pais si no tuviese negros, delante mio, en el año 2008, y comienzan a perorar si los negros huelen o no, o si se casan con una blanca huelen menos o no, puedes hacer varias cosas.

Una vez ya entré al trapo, pero cuando el de enfrente tiene una neurona menos que yo (O sea, ninguna), es completamente inútil.

A la que dijo semejante memez, y a los demás que asintieron en la conversación, les llevaba de la mano a Michael Jordan a cenar a su casa, a ver cuanto tiempo tardaban en contarlo en la pelu. Y sin fijarse si huele o no. ¿Estaremos hablando de pobreza? ¿de negros pobres? ¡Ah! eso sí, todos rancios católicos de misa dominical. Yo debo de ser un rojo peligroso, pero mi sensibilidad social y caridad cristiana creo que está a años luz.

Joder, a nuestras alturas tener que escribir esto. Es que sigo sin creérmelo.

Si esto lo dicen personas que han viajado minimamente, pero que no pasan del bus del hotel de 5*, lo sientes por ellos, lo cual es el caso.

Por cierto, estoy encantado de que mi hija de 12 años me haya pedido quedarse a comer en casa de una amiga. Así se ha ahorrado ese torpedo en la línea de flotación de la educación que pretendo transmitirle. Tambien se ha ahorrado ver a su padre con un rebote del 15 sin levantarse e irse, para ahorrar un espectáculo a Carmen, que no se lo merecía.

Lo peor del caso es que si respondes de la única manera que se merecen que es tirándote un pedo en medio de la mesa, ellos, con horror, pensarán que soy un maleducado ¿Maleducado yo?

Si, el Marqués tiene razón. Debo de ser un primitivo de la leche....¡Y lo bien que me siento siendo asi!

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando digo que eres primitivo lo hago sobretodo porque veo que te falta mucha capacidad de relativizar las cosas y ponerlo todo en perspectiva. Una pequeña dosis de empatía vamos.
Rebotarse porque alquien diga que los negros huelen mal, cuando a continuación queda claro que no es por una cuestión de raza sino simplemente porque el uso del desodorante está menos extendido entre los habitantes de paises digamos menos desarrollados económicamente, joder con qué cuidadín hay es escribir para que no se cabree vuecencia, pues es un poco tontorrón. Evidentemente por estos lares también hay mucha gente a la que le canta el ala. A unos con regularidad y a otros simplemente porque ese día se les olvidó pasarse la barrita o simplemente no son conscientes de que aunque te lo pongas y la camisa que llevas esté limpia, si la chaqueta no la llevas de vez en cuando al tinte, pues termina "cantando" (es una questió n de pura química). Y en este caso he visto a gente muy blanca y muy fina (yo no podría incluso tirar la primera piedra), pero no generalizo.
Si no estás de acuerdo con la aseveración que realiza alguien, que tu denominas "nazi", de que los negros huelen mal porque muchos menos de ellos usan desodorante y artículos similares, pues lo rebates, argumentas e intentas aportar tus razones y puntos de vista para fijar tu postura e intentar hacer cambiar de opinión a los demás. Eso es madurez.
Callarse, rebotarse y luego despotricar a los cuatro vientos y putear a los supuestos racistas, cuando estos ya no se pueden defender es un pelín... vamos a dejarlo en injusto.
Y todo esto te lo digo con mucho cariño, que conste.
El Marqués

Kikas dijo...

Que no se diga que aquí se ejerce la censura previa. Se publican todos los comentarios aunque se necesite mi autorización. Ni uno he dejado de publicar. Pero al final todos nos acabamos retratando.
Con cariño tambien, Marqués, cambia de amistades pues tú, conociéndome como me conoces, y estando sentado al lado mío, no abriste la boca y además viste mi careto según avanzaba la conversación, y los dos sabemos que el que calla no otorga.
Y esto empezó con una frase, "Sudáfrica, Gran País...Si no tuviese negros". El resto fueron variaciones sobre lo mismo. (Si la frasecita en cuestión no es Nazi....)
Entre nosotros, y por razones que no vienen al caso, hace 25 años que no uso ni desodorante ni colonia, y nadie me dijo nunca que olía mal, sino muy al contrario. A lo mejor lo que pasa es que soy un negro rico ;-)
Y que conste que no fui yo quien dijo que tú estabas en el evento. La audiencia de esta página, no da para que nadie se sienta puteado, sobre todo si no digo, y sigo sin decir, quienes fueron.
Y efectiamente, no son racistas, tienes razón. Son clasistas.
Que ya sabes, que no uso desodorante. A ver cuantos de los asistentes a la comida de ayer se dieron cuenta....

Belentxu dijo...

Hola kikás:
espero que esta vez te llegue el comentario, ¡qué lío!
No eres primitivo, eres humano.
Un saludo

Kikas dijo...

Gracias, Belén;
Mi amigo el Marqués es un tio estupendo, que a veces no se entera de como empiezan las conversaciones y se mete en un jardín sin despeinarse (Entre nosotros, es la única persona que conozco que ha jugado de 1ª línea de Rugby en un campo embarrado y ha acabado inmaculado)
Por ello, algo que le honra que es defender a sus amigos, no se lo puedo tomar en cuenta, porque su neurona no le daba para escuchar la conversación y comer al mismo tiempo.
Así y todo, nunca verás dos personas más diferentes. Con ideas más diferentes y que se tengan el cariño que nos tenemos, entre otras cosas, porque ambos nos lo hemos demostrado mil veces y eso, sí que merece la pena.
Del resto...pues queda claro que él no participó en la conversación (A lo mejor porque no se enteró ;-) ) Y que si no hubiese salido a defender lo indefendible, nunca nadie hubiese pensado que estaba en el ajo.
Por lo demás, ya sabes, el Pais Vasco sería estupendo si no hubiese tantos vascos....y vascas....
¡Qué no! ¡Que es por putearte!

Belentxu dijo...

Hola kikas:
sigue escribiendo,es un soplo de aire fresco.
26 añpos después nos escribimos en un blog,¡quién lo hubiera dicho!
Los dostenéis mucha suerte de ser tan amigos. Lealtad, un concepto que lamentablemente no debe de estar muy de moda.
saludos desde Lekeitio

Kikas dijo...

A este no me atrevo yo a pasearle por Lekeitio, ¡joder, que plan!

Belentxu dijo...

Bueno, mientras no os huela el sobaco...tenéis permiso para venir a Lekeitio (je je)

Kikas dijo...

A ver, El Marqués mea colonia, y, además, no te creas que lo de primitivo va solo por mi. No sé por qué me da que más de uno, o a lo mejor todos, ibais a pasar a esa categoría. Casi mejor él se que da en Marbella, yo donde me dejen, y nos vemos en la capital de Euskadi (Con permiso de la Villa de Bilbao ;-) )

El 23 dijo...

A mi me gusta este tema del racismo, así que una, dos y tres, a la piscina!

Reflexiones sobre entrada "Sudáfrica sin negros":

A nadie se le escapa que en Sudáfrica hay muchos negros. Es lo suyo. Sudáfrica está en África y a África se le llama el Continente negro porque contiene muchos negros. Los blancos que fueron a Sudáfrica (fundamentalmente holandeses e ingleses)tuvieron la idea de reducir a una cantidad testimonial el número de negros de la zona, como se había hecho en Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos con los nativos correspondientes, pero se encontraron con el problema de que entonces no tendrían a nadie para trabajar en las minas de oro, diamantes y platino (dicho problema se resolvió en parte trayendo trabajadores indios, que India es una fuente inagotable de trabajadores baratos, lo que dio, por cierto, a Gandhi un laboratorio para probar su doctrina de la no-violencia), y siendo esta (la explotación de las minas) una de las pocas razones para dejar sus húmedos países para ir a vivir a un lugar tan seco y tan lleno de negros como Sudáfrica decidieron dejarles vivir a condición de que no entrasen en sus barrios para otra cosa que no fuera sacar la basura.

Si los blancos no hubieran ido nunca a África, no habrían blancos en África ni tampoco habrían negros en otros sitios, por ejemplo en América, donde fueron llevados por los blancos para trabajar en las haciendas sustituyendo a los amerindios que a poco que les hicieras trabajar más de doce horas a latigazo limpio se morían de alguna enfermedad. Los negros, sin embargo, parecían ser más resistentes.

Yo conozco cuatro negros, David, Vicky, Tadi María y Gilbert.

David se pronuncia "deivid". Eso no es por ser negro sino por ser americano (que hablan así de raro si me permites el comentario xenófobo). El y su mujer (entonces novia) fueron los únicos negros que vinieron a mi boda y mi mujer y yo habríamos sido los únicos blancos en la suya si no fuera porque por entonces mi primera hija estaba en camino y la boda era en Jamaica. Ya me jodió perdérmela, ya.

Pues bien, David juega al fútbol de puta madre y le gusta hacer bricolaje. Cuando hace alguna de esas dos cosas, huele que tira de espaldas, pero luego se ducha y ya no huele. Conclusión, David a pesar de ser negro, si se lava no huele mal.

David tiene un MBA por una prestigiosa universidad americana y trabaja de forma consistente durante los últimos quince años una media de 60 horas semanales como consultor en empresas multinacionales. Vamos, que trabaja como un negro.
Este negro no baila, es inteligente, trabajador y si se lava no huele.

Vicky venía a limpiar a mi casa. Miss Zaire la llamaba mi mujer, así era de bonita. Era la hija del ex ministro de Defensa del Congo Belga, después Zaire, luego Congo. Se casó con un belga, quien tuvo el mal gusto de morirse sin contratar antes un seguro de vida, por lo que ella tuvo que buscar trabajo en lo que fuera. Siempre se presentaba impecablemente vestida, peinada, con la manicura hecha y perfumada. Eso sí, entre una hora y una hora y media tarde. Y si le dabas pie se pasaba el día hablando de vinos franceses y de restaurantes de la Guía Michelin (es interesante, la limpiadora que la sustituyó tiene un coche mejor que el mío) o despotricando sobre lo que los blancos han hecho y siguen haciendo en África (aportando datos fehacientes, procedentes sin duda de su padre, sobre los golpes de Estado (y las guerras civiles) organizados y financiados por europeos y estadounidenses en África Central). Y entonces se olvidaba de limpiar. Ésta, al contrario que David, trabajadora lo era poco, pero oler, lo que se dice oler, olía de puta madre.

Y mi compañera Tadi María, refugiada de Eritrea, de donde tuvo que salir por patas. Tiene una de esas caras que te puedes pasar un día entero mirando. Te preguntas como es posible que, con todo lo que ha pasado esta mujer, todavía tenga tanta bondad dentro.

Y Gilbert es un haitiano nacionalizado estadounidense. Trabaja como agregado civil en el cuartel general de la OTAN en Bruselas. El día que lo conocí, intentando hacerme el simpático, le dije que me habían comentado que ha servido en el Ejército y entonces me dijo, con esa voz profunda que tienen los negros que rondan el metro noventa: "Army?, hell no, Marines". Para añadir, ante mi perplejidad, levantando el dedo índice: "There is a difference". Y hablaba orgulloso del menor de sus hijos, quien a pesar de haber sido admitido en Harvard ha decidido ingresar en los Marines para defender su país.

Y ya no conozco más negros, pero de los pocos que conozco, llego a la conclusión de que si les das a las personas, (aunque sean de raza negra) oportunidades y agua corriente, al menos algunos, las utilizan.

Y algo me dice que si alguno de tus compañeros de mesa se tira un pedo, huele igual de mal que si viniese de un culo negro.

Y para terminar, un chiste de negros: Érase una vez un negro candidato a la Presidencia de los Estados Unidos…..ja,ja,ja.

Un abrazo.

El 23.

Anónimo dijo...

Anónima 2
Chapeau por el 23!
De puta madre, de verdad. Completamente de acuerdo

Kikas dijo...

Angelito, sé que defiendes a los negros porque tienes una característica física coincidente con ellos, que por ser todavía horario infantil, no voy a describir, Mr 23.
¡Que me encanta que nos ilustres!
Un abrazo desde Madrid

Mela dijo...

Yo siempre me pongo convenientemente enferma cuando no me interesa o apetece ir a un sitio
Comprendo que te enfades oyendo comentarios de ese tipo... pero responder en medio de la mesa de cierta forma... hubiese sido una actitud muy primitiva, sí

Kikas dijo...

O no....
Depende de donde...
A lo mejor en Soweto era muy polite...

Mela dijo...

Bueno, pues en Soweto son unos vulgares
Ya estoy harta de tener que aceptar costumbres tan extrañas... ponte como quieras

Kikas dijo...

Enseguida te cansas....
No olvides que la educación son unas normas sociales que grupos humanos se dan entre si...
Y las convenciones sociales cambian no solo según el momento histórico, sino también según el lugar....
O sea, que lo que es educado en Soweto no tiene por que ser educado en Castellón... Ni a la inversa....

Mela dijo...

Kikas... por mucho que hubiese nacido en Soweto y me hubiese criado allí... no estaría de acuerdo con unas actitudes tan vulgares.
A mí no me importan las normas sociales, las convenciones sociales ni los momentos históricos
Y no me canso enseguida

Kikas dijo...

Si hubieses nacido en Soweto y te hubieses criado allí.... Hace 30 años u hoy mismo, la menor de tus preocupaciones sería si eres vulgar o no...
A veces el hambre no te deja pensar en otras cosas...