sábado, 24 de mayo de 2008

PATRICIA.....HA MUERTO

Y sé que más de uno lo vais a sentir, e incluso me hareis responsable de ello.

Era un mes antes de casarme. Iba con el Telekito, creo yo, por el Corte Inglés, para mirar no sé qué de la Lista de Bodas. Vimos un leopardo de esos de cerámica. Medía mas de un metro de alto. Era la cosa más fea que había visto en mi vida, y así se lo dije al teleko. ¡Tio, Mira que cosa más fea!

Yo quería que mis amigos que, casi todos seguian estudiando, me regalaran entre todos un equipo de música, y que no les resultase demasiado caro.

El día de la Despedida de Soltero, al acabar la noche, mis generosos amigos me trajeron a una trabajadora del placer (O así se deben de llamar ahora las prostitutas para que nadie se enfade) ¡Menudo trago! Yo con mis mallas, ahora se llamarían leggins, que mis amigos me habían hecho ponerme para cenar, y una visera del Real Madrid, como sabeis, el futbol y en concreto el Madrid, son mis dos grandes pasiones. ¡O sea, para darme bien en los huevos!

Tuve que hacer el papelón delante de todos mis amigos. Invitarle a una copa, dar conversación. Ella se llamaba Patricia, y de día trabajaba de telefonista en una empresa de mensajería. Todavía la recuerdo.

Llegó el momento definitivo. La chica ya había perdido suficiente tiempo conmigo. Me ofrecí a llevarla a su esquina en mi Citroen Mehari que por aquel entonces solo tenía 19 años. Digo esquina porque, mis pobres amigos, casi todos estudiantes, ya se habían rascado el bolsillo suficiente como para traer a mi "partener" del D'Angelos.

Quintanone, recien salido del Opus, exclamaba escandalizado ¡Se la va a llevar! ¡Se la va a llevar! mientras yo le ponía una cara de...¡Así es de dura la vida de un soltero despidiéndose! ¡Prepárate que, aunque no te lo creas, antes de tocar a tu MariJose tambien pasarás por esto! Creo que, en ese momento, empezó a pensar en la posibilidad de no avisar a nadie que se iba a casar cuando le tocase....

Dejé a esa chica en su esquina, nos dimos un beso en la mejilla de despedida, nos deseamos mutuamente suerte y...hasta hoy.

El día de mi boda, al final del banquete, todos mis amigos se pusieron en fila y me trajeron una enorme caja. Se veían unos globos sobresalir. Me dijeron, ¡aquí está tu equipo de música!

Dentro se oia un programa musical de radio. Al abrir la caja....apareció ese leopardo horrible con un transistor colgado del cuello, ante las voces de mis amigos que me decían ¡Se llama Patricia, Se llama Patricia!

Mi pobre madre me preguntó que por qué. No sé qué le dije pero...fue una de las últimas veces que la mentí en mi vida.

Patricia nos ha acompañado en todas nuestras mudanzas. Acabamos tomandole cariño. Estaba en el sitio de preferencia del despacho que tengo en casa y ya era una mas de la familia.

El Charro siempre dijo que yo era alguien que tenía 4 pies. Dos con calcetines y...dos sin ellos, tal es mi habilidad en bricolajes y demás. Mi mujer puso en la Lista de Bodas un taladro y yo le pregunté si se había vuelto loca...¿qué iba a hacer yo con un taladro? (Luego, aparte de haber atravesado de lado a lado más de una pared, he aprendido a no taladrarme una pierna o sea que...no ha ido tan mal). Por cierto, me lo regaló el Notables, que era uno de los pocos que ya trabajaba y tenía posibles.

Hoy he ido a cambiar una bombilla del despacho que se había fundido. Bricolaje sencillo, pensé, sin acordarme del Charro. En vez de ponerme un taburete fijo...me he subido en la silla con ruedas. Al principio he visto que se movía. He pensado, bueno, me subo más al centro, y no se moverá tanto. Me he subido al centro, la silla ha comenzado a moverse, yo me he caido hacia adelante, la silla hacia atrás....Nos hemos metido ambos, la silla y yo, un moco de los que se recuerdan pero....la peor parte se la ha llevado Patricia.

¡Descanse en Paz!

17 comentarios:

El 23 dijo...

Quien es Patricia? Gritaba el Isidoro en los pasillos del salón donde celebramos tu boda.

- Yo jamás me casaré en Madrid y jamás de chaqué.

Que guapo estabas de chaqué en tu boda en los madriles.

(Y si le pones un poquito de Supergen no se arreglaría?)

Porque mira que era amorosa la Patricia, y bonita, si parecía de porcelana, joder!

La otra Patricia no me acuerdo de como era. También era muy amorosa y lo intentó con ahínco. Yo no te he visto más veces seguidas decir que no en los varios lustros que te conozco.

De lo que sí me acuerdo es del cabreo que se agarró la (entonces) novia del MH porque se enteró de que éste había participado en la negociación para acercar a Patricia a su cliente de esa noche.

- Es que no habían otros para hacer eso?
- Si pero no con tanta experiencia con las mujeres. El MH presumiendo de su experiencia....ja,ja. No la tenía entonces pero el tiempo se encargaría de corregir esa falta en su curriculum en la famosa noche de los espías.

La vez que te visité en tu primer piso (se me metió en las narices visitar tu casa, envalentonado por las cervezas en Antonio's). - Si pero tiene que ser deprisa porque a mi mujer no le gusta que haya visitas entre semana (Claro, claro, si se peca deprisa es como si no se pecara). Y luego, alma cándida, le llamas por teléfono y se lo cuentas: - Si es que el Rubio insistió...si ya lo sé...si,...si. En esa ocasión, al contrario que con Patricia, dijiste muchas veces sí.
Como hombre flexible que eres, adaptas el lenguage a las circunstancias.

Bueno, a lo que iba...

No era facil verla entre los demás objetos, pero la ví. Allí estaba ella, en el balcón. Hacía frío pero ella permanecía erguida y orgullosa, inaccesible al desaliento, sin mover un músculo.
Si llevo bien la cuenta, Patricia habría cumplido en Junio dieciséis tacos con vosotros. Muchas mascotas no viven tanto tiempo.

No me sorprendería que, en su despedida, se escapase alguna furtiva lágrima al deshacerte de sus pedazos.

Quisiera estar a tu lado en tan penosas circunstancias (quizá en julio, si no estáis vosotros de vacaciones) podamos beber un té verde (el alcohol me ha dejado), por el eterno descanso de Patricia.

Descanse en paz.

Kikas dijo...

Pues si, amigo, muchos recuerdos se agolparon ayer recogiendo los trozos. Las firmas de todos en el interior hueco de Patricia escritas con aquel rotulador rojo.Te olvidas otro promesa incumplida. Por supuesto...nunca en domingo. ¡Qué calor aquel domingo 25 de Julio del 93! Mis amigos vascos todavía me lo echan en cara, y eso que se lo pasaron de puta madre. Las mujeres son especialistas en quebrar las más íntimas convicciones de los hombres.
Irremediable, Rubio. Habría que utilizar litros de Supergen y, creo que ha quedado claro que mi habilidad en los bricolajes deja bastante que desear. ¡Si por cambiar una bombilla casi me llevan a la UVI!
Más recuerdos, el Muyayo Huevón...un montón de tiempo que no le veo. Prometo una entrada cuando fuimos al mundial de Rugby a Baiona y a ti en el casco viejo de San Sebastian te querían sacudir porque pensaban que eras madero debido a tu insistencia en querer cantar con los parroquianos "Maitechu mia", o el MH demostrando su cosmopolitismo a 100 metros de la frontera de Francia con los pasajeros de un autobus indicandoles donde estaba España (Un poquito más atrás del tubo de escape)cuando ellos simplemente le preguntaban su procedencia.
De lo que no me acuerdo es de la Noche de los Espias ¡Tantas hemos corrido! anda, recuerdámela. Más de uno te lo agradecerá.
Y a Carmen no le importaba recibir visitas. Quería asegurarse que el cajón de fruta que hacía las veces de mesa en ese primer piso que compartimos, estaba convenientemente tapado bajo un mantel. Que éramos pobres...pero dignos. En aquel primer piso no había despachos...había una maravillosa terraza, pero recordarás que Patricia hacía guardia en el rinconcito más acogedor de la misma, no fuera a ser que se resfriase.
Y sí, no se me escaparon lágrimas. La vida me ha endurecido pero...recogiendo los pedazos, sentí una tristeza muy especial y...lo que son las cosas...mi hijo, al oir el estruendo no me dijo que qué me había pasado. Al ver el destrozo exclamó que le gustaba mucho el tigre...
Gracias Rubio por todos esos recuerdos puestos otra vez en fila de a uno. Cuentame la de los espias.

El 23 dijo...

Mira que tienes flaca la memoria. La noche de la despedida de soltero del MH, fuimos a un bar de alterne del centro de Madrid. El garito daba miedo. El "segunda de casi dos metros", con lo grande que es, y un servidor, pegamos el culo al cojín y no lo levantamos hasta que salimos. Cada vez que cambiaban de espectáculo y buscaban voluntarios, los dos pegábamos los ojos al suelo como escolares que no se saben la lección, no fuera que nos tocase. Había unos tipos en la puerta que me hacían pensar que como nos pasásemos un pelo no lo contabamos. Y me llama la atención que no te acuerdes de que el Isidoro y tu os pasásteis la noche gritando "cuidado Muyayo, que hay espías". Los espías eran los hermanos y primos de la novia.
Por cierto, que esa mujer es más maja que los euros. A mi mujer, valga la redundancia, le cayó Gracia muy en gracia, porque se quedó con ella la noche de tu despedida. Esa noche, por cierto, volví al piso donde nos alojábamos, que era precisamente donde vivía el Muyayo, borracho como un piojo. Y mi futura mujer me acogió con mimo y me arropó con una sábana, no fuera a coger frio. Frio! En aquella semana, que (a quien se le ocurre casarse en Julio en Madrid) la temperatura no bajaba de treinta grados. "Ayer, bibiste un poco, eh", me dijo, al despertar. Aún habría de aprender mucho esta mujer en lo que se refiere a mí y al idioma de Cervantes.

Si tienes intención de hacer una entrada con el tema "Muyayo en la Galia", primero documéntate un poco.

Te doy la estructura:

- De Madrid a San Sebastián en sólo doce horas porque nos paramos varias veces para hacer un poco de turismo y comprar un jamón, bueno, y más cosas(entonces no habían móviles y Magoo estuvo a punto de llamar a la Policía Autónoma por si nos había pasado algo).
- El muyayo afirma categóricamente que el reloj de la torre de la iglesia de Lerma es medieval. Lo debió traer Marco Polo de Japón porque era de la marca Seiko.
- La historia de San Sebastián la tienes mal. Nos metimos en un bar del Casco Antiguo y había un tipo con un acordeón. Le pedí que me tocara "un inglés vino a Bilbao" (es lo suyo, en San Sebastián) y empezó a tocarla pero no la podía cantar de lo borracho que estaba el tío. Entonces se paró de repente y me miró muy serio: - Oye, tu no serás policía?. Alguien me cogió del brazo y salimos de allí por patas. Pero donde me querían dar de tortas era en aquel garito de las chicas de foulard y pisamierdas cuando le toque la nariz a una chica diciendo "pinki, pinki" (no me preguntes por qué, pregúntaselo a tu amigo Gordons" y ella me contestó "si te meto dos hostias, va a ser pinki, pinki".

Después vino lo de que entré en un WC público en la calle y me llamó la atención que hubiera un teléfono dentro de color azul. Y al salir ví que ponía Telefónica.

Y lo de que el mono entró en la pensión al grito de "Viva spania con s líquida y p rotunda". Eran las 4 de la noche y salió un el patrón, hecho un basilisco con bigote (no sabíamos si era un ex-guardia civil o un primo de Jon Idígoras) y nos dijo que esa era una casa respetable y que como no nos callásemos de inmediato dormíamos en la calle. Costó callar al Mono que quería reconquistar las Vascongadas él solo.

Y al dia siguiente nos encontramos la frontera de Pasajes cerrada por una huelga de camioneros, así que nos fuimos a Francia por Navarra. Allí no había control fronterizo ninguno y ya habíamos cruzado la frontera hace tres quilómetros cuando nos dimos cuenta de que estábamos en Francia. Y nos pusimos muy contentos, tanto, que llamamos la atención de unos turistas que bajaban de un autobús con matrícula de San Sebastián. Nos preguntaron de donde veníamos, "de Espagne" dice el muyayo. Y nos pasamos todo el camino hasta Bayona cantando "De Spania vengo, de Spania sooooy". Y fue entonces cuando se nos ocurrió la idea de editar un libro con el título "Las Aventuras de Muyayo en la Galia" pero el proyecto no fructificó por falta de contactos en el mundo editorial.

Y luego ya en Bayona cuando sacaron nuestros cánticos en el períodico que tuvieron tanto éxito que cuando entrabamos tú y yo en un bar nos invitaban a cerveza a condición de les cantasemos nuestra versión personal del himno de las fiestas de Bayona: "Léon Roi de Bayonne" que nos pareció que sonaba algo así como "guayon, guayon, lalalalalala".
Ni parecido, como puedes comprobar en esta URL www.fetes.bayonne.fr/index.php?id=153

Y que a la vuelta los del equipo de rugby se llevaron nuestros coches porque tenían que jugar al día siguiente en Madrid y nosotros nos metimos en un avión con sus billetes y nadie nos pidió pasaporte ni dni ni nada (por entonces Bin Laden era todavía amigo de Rambo).

Hala, ya tienes el esquema. No es mi intención pisarte la entrada sino darte información. Tu puedes elegir dar de alta este comentario o utilizar su contenido para tu entrada con el título "Las aventuras de Muyayo en la Galia".

Un abrazo

El 23 dijo...

Casi se me olvida.

En la cena montamos una juerga de miedo cantando canciones en todos los idiomas para que se animasen todos los grupos (menos los portugueses, que vestidos de levita parecían enterradores tristes). Los que tampoco se reían eran los rusos por mucho Ochi chornia y kakalin que cantábamos. Luego nos enteramos que en realidad eran Ucranianos y las pseudocanciones rusas como que les tocaban las narices.

Y en la fiesta de después descubriste lo que llevan los escoceses debajo de la falda y como hacen para mear con la falda puesta. Y te bebiste cuarto de litro de cerveza mezclado con puro Scotch (que salió de debajo de la falda). Vamos, un buen trago de auténtica meada escocesa. Y el Mono consiguio convencer a uno de los ucranianos para que le cambiase la corbata por una del Cisneros, después de hablar con él durante más de una hora dentro de la discoteca. Daría un diez por ciento de mis ingresos anuales por escuchar la conversación. En que hablarían? En esperanto?

Hala, a escribir tus memorias que nos vamos a reir.

Angel

Kikas dijo...

Sr. Rubio, nunca, nunca osaria utilizarle de "negro" en mi humilde página (Para aquellos amigos que no lo sepan y evitar malentendidos, se denomina negro en el mundo editorial a aquel que escribe un libro para que lo firme otro)
Y estoy mucho peor de lo que me pensaba ¿Estás seguro que fui a la despedida del Muyayo? Si fui, ¡Dios! ¡Qué pedo debí de agarrar! ¡No me acuerdo absolutamente de nada!¡Y pensar que ahora soy un directivo respetable! ¿Qué pensarían de mi mis clientes si me leyeran?
Y si, mira que ha hemos tenido movidas buenas, pero como la del viaje a Baiona, ¡en la puta vida!
Que mi mujer dice que escribes muy bien y que deberías hacerme la competencia en otra página. Yo...prefiero que enriquezcas este humilde rincón de internet con tu prosa, pues incrementará los lectores (Que anónima2 ya es fan tuya)

Anónimo dijo...

Rubio, lo de la Chica con foulard y pisamierdas....joder, si es que las tias de herri Batasuna siempre han tenido muy poco sentido del humor. Les pones delante un coche que no arde...y se agarran cada mosqueo que luego empiezan con contenedores, cajeros automáticos, en fin, lo que pillan más a mano, como para tocarles las narices y decirles "pinki, pinki" si es que eres un incauto...o...¿no serías policia?

El 23 dijo...

Que maja Carmen, que dice que haga yo un ciberdiario de estos.

¿Y que quieres que cuente en ese diario? Que mi hija de nueve meses se ha metido el dedo en el culo en un descuido mientras le cambiaba el pañal y se lo ha llevado a la boca, descubriendo a su tierna edad lo que es instintivo en los gorilas e hizo famoso primero a Jenner y luego a Pasteur y que es el fundamento de la medicina preventiva moderna: la vacunación, cuyo principio es "métete mieda en el cuerpo que te volverás más sano"?.

No amigo, mi vida no es tan interesante para el gran público como los viajes de Marco Polo.

Además, no tengo yo constancia para organizarlo y mantenerlo. Y si la tuviera, peor, porque a los cuatro días empezaría a hablar de religion, de educación, de medicina o peor aún, de política. Y entonces cuento que soy ecologista de derechas y alguien me dice "a-mos-no-jo-das" y yo me cago en su puta madre y ya tenemos el lío formado.

Que no, que el mundo tiene ya muchos problemas...

Pero puedes contar siempre conmigo como lector. Y si se valoran los ciberdiarios por el número de comentarios que reciben pues yo escribiré todos los días uno metiéndome, por ejemplo, con el Charro, que como se pica enseguida eso te garantiza por lo menos un comentario adicional cada día.

Un abrazo

Kikas dijo...

Veo que tus horarios son de madre en baja maternal.
No, los ciberdiarios, como tú los llamas, no se miden por el número de comentarios sino, por lo que relajan al que escribe y la íntima satisfacción que produce el saber que alguien te lee. Esto se sabe por los comentarios, por correos electrónicos privados o, porque te lo cuentan cara a cara.¿El resto? Puro mareo ¡Dios! una palabra que no usaba desde hace casi 20 años y....¡la cantidad de cosas que significaba!

Anónimo dijo...

El único punto positivo que siempre le ví a perderme tu boda, creo que estaba por los Marruecos entonces ejerciendo de journalis, fue no tener nada que ver con la compra de ese GUEPARDO, era un GUEPARDO, Cheetah en inglish!
Y porque tu santa te apoya, que si no yo llamaría a Gleeson para que corroborara que ha sido un accidente...
El Marques
Nota, quien es MH? Me podeís dar otra pista? Soy fatal para eso de los geroglíficos y sudokus.
Si un día nos juntamos os pongo el video de ese fin de semana en Bayona. Recordad que yo fui el cámara oficial de ese evento, lo que me permitió ocupar plaza de ida y vuelta en el vuelo con Abasolo, quien no recuerdo bien de lo que iba...
Por cierto que lo tengo que pasar a DVD antes de que se joda.
Ah!! y todavía estoy esperando el balón de rugby de mi boda! El melón se pudrió hace tiempo.

Kikas dijo...

Ya dije en la entrada de los negros que eras incapaz de hacer dos cosas a la vez, Marqués, escribir y leer, aunque sean consecutivas.
Está escrito antes....Muyayo Huevón.

El 23 dijo...

Y yo que pensaba que Cheetah era la mona de Tarzán.

Lo que se aprende con el Marqués.

Mela dijo...

O sea, que para cambiar una bombilla te subes a una silla con ruedas... porque no imaginas que la silla pueda moverse
Tienes una cabeza de chorlito, Kikas, y eres el culpable de la muerte de Patricia

Kikas dijo...

De hecho entendia que, como la tierra tambien se mueve, ambos movimientos se compensarían....
Pero se reforzaron...
Es lo que pasa cuando no eliges bien el sistema de coordenadas....

Mela dijo...

Yo diría que no es un problema de coordenadas... me parece más acertado decir que no meditaste muy bien lo que ibas a hacer

Kikas dijo...

Por una vez y sin que sirva de precedente.......
Mejor me callo.....

Mela dijo...

Bueno, yo también me voy a callar
Creo que estás alterado y no tienes ninguna razón
Te pongas como te pongas... para cambiar una bombilla, no puedes subirte a una silla con ruedas
No te he dicho nada malo

Kikas dijo...

Poder puedo..y lo he demostrado...
Lo que no esta tan claro es si debo....