domingo, 27 de enero de 2013

LA GARGANTA DEL SALTO DEL TIGRE

Lijiang no era solo un escenario de cartón piedra al que acudían muchos chinos y casi ningún occidental hace unos años. Lijiang estaba rodeado de maravillas de la naturaleza.
 
Debía de aprovecharme de ir con dos chinos pata negra con las mismas ganas de ver sitios que yo. Al llegar al hotel nos informamos. No podía faltar Shangri-La, El Lago Lugu, el Glaciar de Yulong y la Garganta del Salto del Tigre.
 
Nos enteramos de los mejores medios para ir a cada sitio. Por supuesto, si llego a ir yo solo, ni de coña salgo de la ciudad. Entonces, absolutamente nadie hablaba inglés, y mi chino era suficiente para pedir la cuenta y una cerveza (Principalmente por la marca y Santas Pascuas con cara de infinito cabreo para asustar, y para no entrar en el cuestionario infinito que implica el pedir una cerveza en China...)
 
Decir en las cercanías es hablar de distancias, que no de tiempo. Los viajes a Shangri La y al Lago de Lugu desde Lijiang tomaron un dia de ida y otro de vuelta cada uno, y estamos hablando de menos de 200 kms. Eso sí que era la China profunda...
 
Sin embargo, la Garganta del Salto del Tigre se podía ver en un poco más de medio día.
 
Hablamos con un taxista. Al ver a un narizotas, le dieron unas ansias irrefrenables de subir la tarifa, pero, si Wu Lan y Yu Heng eran chinos, yo era un auténtico cabrón....Creo que se tiró toda la mañana con nosotros por unos 10 €, y ya estaba bien pagado para lo que se estilaba...
 
La carretera hasta la entrada de la garganta era decente. Asfaltada y no había mucho tráfico. El conductor....chino... con todo lo que ello conlleva...
 
La garganta del Salto del Tigre es un cañón excavado por el río Yangzi. Lugar ahora habitual de senderismo, entonces estaba comenzando a explotarse turísticamente. Las paredes son impresionantes, verticales de más de 1000 metros de caida y, dominándolo todo, el Glaciar de Yulong, con sus más de 5500 metros de altura.
 
En uno de los rápidos más impetuosos, hay una gran piedra en mitad del curso del río y, cuenta la leyenda que un tigre, que era perseguido por un cazador, saltó hasta esa piedra y pudo escapar. Las fotografías no hacen justicia a la fuerza del agua en este lugar.
 
La Garganta se puede caminar por el río o por la montaña. No me fiaba de mis acompañantes, y decidimos dar un paseo sin más pretensiones. Mis compañeros eran auténticos urbanitas. Ni de coña me meto a andar con ellos por senderos con un cortado de 1000 metros al lado
 
Los que hayais caminado la Ruta del Cares en España, sabreis lo que es. Una senda excavada en la pared, con el río rugiendo a tu lado, y la obligación de caminar bien pegado a la roca, pues no era extraño escuchar y ver como caía alguna piedra desde las cimas.
 
Un par de horitas de caminata en un entorno absolutamente espectacular.
 
La cerveza de vuelta en Lijiang, fria...local....

21 comentarios:

Mela dijo...

Este lugar me ha encantado, Kikas. Y me ha fascinado su leyenda, me alegro que el tigre escapara de su cazador.
Un lugar fantástico para practicar senderismo. Es cierto que las fotografías no hacen justicia a tanta belleza pero me puedo hacer una idea.
Besos

Kikas dijo...

Un paisaje arrebatador Yunnan...
Supongo que habrá cambiado. Estuve hace casi diez años. No había ni un occidental
Pero meterme a hacer senderismo con mis compis....como que no...a ver como llamaba a una ambulancia en chino si se me caian los dos..
;-)

Winnie0 dijo...

He hecho las ruta del Cares...pero no hablé chino!!! jaja Besos

Mela dijo...

jajajaja Kikas, ¿y si te llegas a caer tú?
Estoy muy de acuerdo, es un paisaje arrebatador.

Kikas dijo...

Pero te cayó una piedra en la cabeza, Winnie...de eso nos hemos dado cuenta todos..
;-)

Fernando Solera dijo...

¿Has pensando escribir un blog de viajes? ;-)

Si escribieras tus memorias podrían tener mucho éxito. Has vivido bastante más que Paris Hilton, y ella ya tiene 'escritas' unas.

Kikas dijo...

Mela, no te diré que soy un himalayista, pero compararme a mí con los dos patos cojos con los que iba...no hay color....
Si se llega a caer uno, créeme, no hubiera sido yo sino me empujan...
;-)

Kikas dijo...

Fernando, sé que soy mayor que Paris Hilton, pero no sé que gracia te hace recordármelo...
;-)

PUMI dijo...

curiosamente me he relajado leyendo tu senderismo por el río...

Kikas dijo...

Me lo voy a hacer mirar.... Un post relajante...eso no puede ser bueno
;-)

Fran dijo...

Que pedazo de lugar Kikas!!Y como tiene que haber cambiado. Dos cosas claras saco: los taxisas chinos son peligrosos y a los narizotas nos ven como euros andantes. Pero mereció la pena parece....

Mairló (la chica que comía margaritas) dijo...

Pues no, seguramente no hagan justicia pero a mí me han gustado las fotos, de hecho he ampliado alguna y casi me ha parecido estar allí haciendo senderismo por esos paraísos perdidos..

:)

Kikas dijo...

Yunnan, un sitio impresionante, Fran....im-presionante...

Kikas dijo...

Oye, oye...que tienen copyright....
De la pasta que consigas vamos a medias
;-)

Marieta dijo...

... conocer la belleza... es conocerse también a uno mismo. Es una suerte Kikas poder viajar por el mundo y encontar un trocito de uno mismo en cada rincón del mundo... una sonrisa

Marieta dijo...

por cierto Kikas... lo del salto del tigre tiene su puntito... jajaja

Kikas dijo...

Demasiado profundo eso de la belleza, Marieta...
Soy un hombre mononeuronal...o sea, estandar...no me pidas imposibles...
Por cierto, lo del Salto del Tigre es una leyenda urbana, que me lo han dicho
;-)

Javier dijo...

No me nombres la ruta del Cares... el paisaje perfecto, ruta no muy exigente... hasta que a alguien de nosotros se le ocurrió beber agua directamente del río (transparente, fresca...). Nadie pensó que río arriba las vacas "cagan y mean" a su gusto. Un par de días de terrible diarrea.

Un abrazo.

Kikas dijo...

Ayyyyyy, urbanitas....
Con vosotros tampoco iba a hacer senderismo por la cumbre de la garganta, Javier..
;-)

mientrasleo dijo...

Joder, con perdón, es un sitio espectacular!!!
Menudos paisajes, me quedé con las ganas de que las fotos tuvieran sonido...
Besos

Kikas dijo...

Te voy a lavar la boca con un estropajo, ¡cojones!
;-)
En fin...sera porque lo vi en directo y se que las fotos son malas, malas