viernes, 16 de diciembre de 2011

COMIENZA EL CAMINO...VILLAFRANCA DEL BIERZO-O CEBREIRO

No hacía calor en el Albergue de Villafranca. Era un Albergue privado (Como somos unos pijos, en vez de irnos al dormitorio común nos fuimos a habitación doble...unos 40 Napos los dos)

Y acertamos, porque nosotros pasamos frío...pero en el dormitorio comunal, ni quemando las mantas...)

Al tratarse de un albergue privado, se supone que tenían unas comodidades ausentes en los públicos, y que una de ellas serían unas duchas de hidromasaje.

Hacia un frio que pelaba, dos Ingenieros intentando que eso sacase agua caliente, y menos mal que Yogui aguanta el agua fría... Cuando estaba a punto de desisitir y empezar el camino sin ducharme, lo consiguió...y sin manual de intrucciones ni nada. Ni me atreví a intentarlo en la siguiente ducha, no fuera que muriese mientras salía el agua...me esperé a que acabase...

Eran las 8,30, todavía de noche, y nuestros compañeros de albergue hacía una hora que habían salido, con linterna de minero para poder ver. Eso de salir y que no hayan puesto las calles me parece un esfuerzo propio de otros caracteres mejor forjados. Al despedirnos del dueño, le preguntamos eso que supongo nadie le había preguntado nunca....

"¿Para Santiago?"

"Seguid las flechas...la primera en la valla del albergue"

He de decir que el que se pierda en el Camino no está ni muy ni poco atento...porque se encuentra perfectamente señalizado. Nos esperaban 29 kms, 22 de ellos practicamente llanos y los últimos 7 con un desnivel de más de 600 metros.

Cruzamos la Calle del Agua de Villafranca, poblada de casas señoriales reflejo de glorias pasadas, y enseguida salimos a la carretera.

Hasta llegar al Barrio del Hospital de las Herrerias (Km 21) he de decir que el camino era más bien anodino. Caminando por el arcén de la carretera, separados de la misma por un quitamiendos. Al llegar a Pereje descubro una casa con "solo" 6 banderas de España.

"Uno con complejo de Guardia Civil", pienso, pero es que la casa de al lado veo una bandera enorme del Barcelona. Ya sabeis que no sé muy bien quien es peor...si los separatistas o los separadores... pero me imagino las discusiones en el bar del pueblo esas tardes de invierno. Por menos hay gente en los pueblos que llevan sin hablarse decadas.

Lo mejor es que me imagino que el "Guardia Civil" será del Madrid, españolísimo conjunto con un par o tres de jugadores españoles (Me estoy buscando una buena...porque estoy tratando tema sensible para la seguridad nacional) ;-)

A los 10 kms comencé a notar un roce en un pie, y tomé la mejor decisión de todo el Camino. Parar y ponerme una compeed. Mano de santo. Ni una ampolla en toda la semana.

Por todos los pueblos que pasamos observamos que el Comercial de enanitos y setas de barro para el jardín...¡un monstruo! En la vida he visto jardines más llenos de figuras inservibles...

No divisamos a un solo peregrino en todo el día. Al llegar al Hospital, la carreterá comenzó a picar hacia arriba y, por fín, tomamos vereda de monte en vez de asfalto. Castaños, Robles, calzada de piedra, una maravilla para la vista.

Yo bebo abundantemente (Ahora los pijos le dicen hidratarse), y me quedé sin agua llegando a la Faba, km 24. Las fuentes indicaban que no se hacían responsables de la potabilidad del agua (Puta manía de evadir responsabilidades, porque el agua debe de ser la misma que la que llegue a las casas).

Al llegar al último pueblo de Leon, Laguna de Castilla, decidimos parar en el bar a poner un sello a la credencial. Un parroquiano y nosotros. Una cerveza que nos entró de maravilla.

"¿Unos huevos con chorizo?"

"¡Venga!"

(Menudas patatas más espectaculares)

Con el depósito lleno salí, y como los ciclistas...me sentí otro. Tiré hacia arriba y pasamos a los compañeros que habían dormido en el albergue y que habían salido una hora antes que nosotros. El mojón de entrada a Galicia nos indicaba que estábamos a punto de entrar en O Cebreiro, con sus pallozas.

Comenzó el aguanieve. O Cebreiro nos recibió pleno de coches. Supongo que mucha gente comenzaba ahí el Camino, para evitarse la subida. Llegamos al albergue, 5 €, dormitorio comunal...con capacidad para unas 80 personas...Los otros dormitorios del albergue cerrados (En verano, eso debe de ser una verbena)

Elegimos litera y nos duchamos (Gracias a Dios, una ducha de las de siempre...abres y cae el agua, cierras y no cae)

Durante el Camino debes de seguir el horario natural. Los Albergues cierran a las 10, no puedes cenar a las 11 de la noche. Nos fuimos a ver la Iglesia románica de O Cebreiro, maravillosa pieza...

Al volver, el albergue estaba petado. ¿De donde había salido toda esa gente?

En la litera de al lado mía dos italianos metiéndose mano. ¡Ya es mala suerte! pienso. Y cuando digo dos italianos, digo dos italianos...no sé si me explico...

Y no os tireis en plancha. Si fuesen italiano e italiana me daría lo mismo (No es un tema ni de nacionalidad ni de sexo). Pero en un dormitorio de 80 pavos, tios y tias mezclados, el respeto va en ambas direcciones, y a mí no se me ocurre tocármela delante de un rumano... Cuestión de educación y saber estar, supongo...

(Ya vendrá un giliprogre tachándome de homófobo...que lo estoy viendo)

En la cocina dos chinas preparándose una sopa y un arroz. ¡Dios! Me había olvidado de la sinfonía de ruidos que es un chino tomando sopa (Sin embargo esto, aunque molesto, nada tiene que ver con la educación, porque la educación y los buenos modales dependen de donde te los hayan inculcado, y allí, sorber, eructar, escupir o tirarte un pedo es la cosa más normal del mundo...pero en Ítalia, meterse mano delante de 80 personas...no)

Salimos a cenar. Habíamos echado el ojo a un sitio que no tenía mala pinta. El caldo gallego y la carne O Caldeiro...para enmarcar....pero el queso...el queso...pura cuajada (Nos cepillamos medio queso a fuerza de miel)

Pagamos lo que nos pidió, que es más de lo que se imaginaba, y menos de lo que estábamos dispuestos, o sea, todos contentos

Y ya de vuelta al albergue me esperaba la noche al lado de mis primos los italianos, pero mantendré el suspense...eso lo contaré otro día















22 comentarios:

Juan Carlos dijo...

¡Je! así que lo de los pies vino bien ¿eh Kikas.
Por cierto, te veo con la boina y te veo con el cabezo bien abrigado. Con todo el respeto a gorras y demás, mi padre, de un pueblo de León donde en agosto las camas tienen dos mantas, lleva la boina como el Gran Gatsby el sombrero. Y tú también. Lo mejor para la lluvia ¿a qué si?
¿Bañeras de hidromasaje? ¿te estás amaric... hablandando?
Creo, como tú, que da igual la orientación sexual de la gente, si en una habitación comunal dos se ponen a refocilarse son unos maleducados que pueden ser perfectamente lapidados por los compañeros de habitación y luego esparcidas sus cenizas a los cuatro vientos.
Salu2

Kikas dijo...

Juan Carlos...la txapela para la azotea y el compeed para los pies...manita de santo..
Y lo de las duchas de hidromasaje...son esas cosas que te ponen para destacar y es un regalo envenenado...
Porque si hubiese de las otras, ves que eres incapaz sin manual de instrucciones de darle al agua caliente y te vas a la versión ducha 1.0...pero si lo único que hay es de lo complicado...¿Qué cogno haces?
Y por cierto...eres un homófobo y te van a banear el blog (A ver si distraigo la atención) ;-)

Winnie0 dijo...

Me estás haciendo recordar totalmente aquello y mi experiencia allí (yo no pregunté lo de ¿Pa' Santigos? pero casi) jaja Un beso

Kikas dijo...

Como nos dijo aquel buen hombre, el que lo hace una vez repite...y yo ya estoy deseando hacerlo
Por cierto..´. ¿Tú tambien tenías dos italianos metiéndose mano?
;-)

Alex Moreno dijo...

Joder Kikas! Yo también vi los dos coleguis italianos. Yo no sabía que eran italianos, yo vi dos tíos con el torso desnudo que a las 19:00 estaban cariñosos, a las 19:30 después de mi ducha seguian en su plan, a las 22:00 después de mis vinos y mi caldo gallego, más de lo mismo y a la mañana siguiente, cuando salí de la "comuna" hacia las 8:30 ya miré sin disimular por si no respiraban. Y qué quieres que te diga pero me dió un punto de envidia, qué capacidad tan enorme de continencia urinaria! ;-p

Kikas dijo...

Eso de la continencia urinaria, Alex, supongo que lo dices porque no dormiste en la litera de al lado...
O sea...veo que tambien tú eres un homófobo que te cagas
;-)

Javier dijo...

Con 10 Km. y ya tenías problemas en los pies... que nenaza. Quiero fotos de las hermosas ampollas que adornarán tus delicados pies en futuras jornadas.
Por lo que no sufro es por los avituallamientos, siempre has tenido buen olfato para la buena comida.
Y por los italianos... esperaremos futuras entregas.

Un abrazo

Kikas dijo...

Nenaza no, compañero del metal,...precavido...
Que en cuanto empecé a notar un mínimo apunte de algo...compeed al canto
Y si lees lo que digo...fue la última molestia que tuve en un pie en toda la semana...
Con respecto al avituallamiento, en fin, algunas noches todavía me despierto llorando...

manuel dijo...

Sigo sin verte yo a ti por ahí con tu tzapela, Pero ese queso,¡¡Madre del Amor Hermoso!!
¡Que queso!!

Kikas dijo...

Ya sabes, Manuel, que el Photoshop hace maravillas, jejeej
En realidad no me he movido de mi casa
;-)

Fernando Solera dijo...

Cómo sabes mantener la intriga hasta el final. ¿No te uniste a los italianos? ;-)

Lo mejor que hiciste en este viaje, además de reaccionar a tiempo contra las ampollas, fue comerme muy bien. Así nunca te hará falta coger un taxi ;-)

Gonzalo dijo...

¡Eres un xenófobo! A ver... no te tocas delante de un rumano ¿y si es de otra nacionalidad?

Juas juas.

Nieves dijo...

Kikas, estoy siguiendo con todo detalle todas tus desventuras (y tambien tus pequeñas alegrias gastronómicas), aunque supongo que cada experiencia del Camino debe de ser algo único y llena de anécdotas únicas y diferentes, siempre hay informaciones prácticas que pueden resultar muy interesantes para los que pensamos hacerlo en el futuro,

Kikas dijo...

Fernando...no me hagas ser cruel..que me lo pones a huevo
Menos mal que vengo cargado de santa contención despues de mi peregrinaje
¿Así que te comí muy bien?
¿No serás italiano?

Kikas dijo...

No soy un xenófobo, sino un machista...que no te enteras...¿O es que me leiste algo acerca de las rumanas?
¡Ayyyy! que lo tengo que explicar todo...

Kikas dijo...

El Camino es ponerte, Nieves, porque créeme que está todo perfectamente explicado
Y, por supuesto, lleno de vivencias personales e intransferibles

Fran dijo...

Por favor kikas, de aquí te sales escribiendo un libro....que de cosas pasan en el camino!!!
Por cierto he hecho cambios en el blog, cuando tengas un ratito si puedes me cambias la dirección en tu blogroll. Muchas gracias y a seguir disfrutando del camino!!1

Kikas dijo...

Hice el cambio, Fran, pero me aviso de que no me iba a actualizar las entradas, o sea que con el lío que tengo no sé si te leeré frecuentemente
De todos modos, te confirmo que, en efecto, el Camino es para escribir un libro...y ya estoy preparando el del año que viene, por la Ruta portuguesa
Un abrazo y felices fiestas

xipo dijo...

Te he tenido que mirar dos veces en la primera foto porque te pareces peligrosamente a un familiar de mi novia....jeje

Recuerda.."Caminante no hay camino, se hace camino al andar..."
¿Cuantas veces te lo han dicho ya??

Un saludo!

Kikas dijo...

Lo que pasa es que yo puedo responder por mí...pero por mis abuelos (O los de tu novia, no)
;-)
Me lo han dicho unas cuantas, sí, jejeej
Un abrazo XIPO

Mela dijo...

Este camino lo he recorrido al revés... o sea, desde el final al principio.
Tal vez pienses que no soy muy respetuosa, pero sí lo soy.
En tu página principal he leído que ya estás en casa... unos llegan, otros se van. Me voy al continente americano, a Atlanta. No te lo creas si no quieres... estaré un mes.

Kikas dijo...

Igual de respetuosa que yo, que me leo los periodicos al reves....
¿Por que no me voy a creer que vas a Atlanta? Yo acabo de estar alli.....