martes, 22 de noviembre de 2011

EL PRIMER ENSAYO DE UN DELANTERO

El rugby es un juego, eminentemente educativo y, sobre todo, de equipo.

No conozco deporte en el que un solo jugador lo tenga más complicado para, como dicen los periodistas futboleros, "crear la diferencia".

Hay dos grupos complementarios dentro de los 15 componentes de un equipo de Rugby.

Los 8 delanteros. Son aquellos que pelean por la posesión del balón. No hay estrellas. Es un trabajo oscuro, sordo, de esfuerzo y sacrificio. Ese esfuerzo que permite ganar un balón, en condición franca para que lo juegue el medio de melé.

El medio de melé, el número 9, es ese jugador que ha de decidir como juega el equipo. Una especie de "playmaker". O bien abre el balón al medio de apertura que comanda la línea, o bien la vuelve a jugar delante para seguir ganando metros con los gordos.

Si la abre al medio de apertura, el 10, éste decidirá si patear el balón, o jugar con la línea, los últimos 5 jugadores, si hay posibilidad de ganar metros con el balón en la mano.

Un delantero es un jugador callado, ejemplo de sacrificio y esfuerzo. No será el que se eche la novia más rubia (Ni falta que nos hace ;-) ). No brillará. Su juego se quedará en la lucha con la delantera rival, muchas veces oculto a la vista del público. Ese empujón de riñones que hace que tu equipo gane esos 30 cms para dejar el balón franco detrás de tus pies e inalcanzable para el equipo rival (Si el equipo rival no es Francia y vive en el fuera de juego, claro está)

Los puntos no los logrará generalmente aquel que más haya trabajado para ello sino, muchas veces, ese ala rápido para el que sus compañeros de la línea hayan ganado la superioridad y pueda correr sin obstáculos con el objetivo de la línea de marca rival.

Será extraño que haya abrazos y piñas, pero sí la satisfacción de ese equipo ante el deber cumplido, sabiendo que todos son responsables y partícipes de esos puntos. La auténtica medicina contra el "vedetismo y la estrellitis".

JA ha comenzado a jugar este año. En su categoría los equipos son de 11 jugadores. El es uno de los "5 gordos", esos de los que no se esperan muchos ensayos, pero sí mucho trabajo, empuje y sufrimiento, aprendiendo a no quejarse desde los 11 años. (Que en la vida de poco te sirve)

Atrás tiene los compañeros más rápidos y hábiles con el balón en la mano. Aquellos que cuando acaba el partido compiten por ver quien ha marcado más ensayos y a los que nuestro entrenador ha de insistirles que son un mero eslabón más de la cadena. La que empieza en esos gordos torpones, que meten la cabeza a empujar en los agrupamientos y cuya satisfacción es ganar la mayor cantidad de balones para que los pueda jugar el medio de melé. Esos que, si tocan dos o tres balones en un partido ya se dan por satisfechos. Esos que saben que sin ellos, los de atrás no podrían presumir "delante de las chicas". Cuando esos niños en vez de 11 años tengan 16, no necesitarán al entrenador para eso. Tendrán clarísimo lo que es un equipo.

JA no es el mejor, ni mucho menos. Está empezando, y bastante tiene con ello. Pero me ha sorprendido su capacidad de sacrificio y su voluntad de jugar en equipo. No es un niño fácil, es reservado, pero, como el otro día me decía uno de sus entrenadores, en su persona, el Rugby, le ha vuelto a sorprender una vez más.

Pasar los sábados por la mañana viendo a nuestra escuelita de rugby se ha convertido en uno de esos pequeños placeres que la vida me depara. Un grupo de papás, la gran mayoría sin pasado rugbístico, nos juntamos a disfrutar con los niños. Viendo como juegan y, al ganar, como cantan las mismas canciones que yo cantaba hace 25 años (Convenientemente edulcoradas, que no son mayores de edad ;-) )

JA no toca muchos balones. Empuja e intenta "barrer" los agrupamientos para dejar franco el balón. Es lo que se espera de él.

Pero el sábado cogió un balón cerca de línea de marca, se zafó de dos placajes y posó la pelota detras de la línea. Y decidí escribir esta entrada como recuerdo.

Su satisfacción solo fue comparable con la mía. No por el primer ensayo de su vida, sino porque está haciendo algo, que sé que es educativo, que le satisface y divierte. Si adquiere la mitad de los valores que adquirí yo con este bendito juego ya será un hombre afortunado.

Y esto es lo que los padres tenemos que intentar para nuestros hijos, ¿no os parece?

34 comentarios:

Anónimo dijo...

Pañuelo grande para el aita orgulloso. Que se te cae la baba!!!
Cuanto me alegra que Junior esté disfrutando de lo mismo que disfrutas tu.
Besos

Juan Carlos dijo...

El deporte es como la confirmación: da carisma. Con mi hija pasó lo mismo. Y me da que con tu hijo pasa como pasó con mi hija: las babas dan para hundir un acorazado de tamaño medio. Por supuesto lo más importante es que vayan absorbiendo los valores de deportividad y fair play. Lo demás ya vendrá si son excelentes y, si no lo son, que les quiten lo bailao.
Salu2

Kikas dijo...

Si no lo disfruta disimula mucho, Anónim@
Besos, saludos o abrazos, que ando un poco perdido

Kikas dijo...

No espero, Juan Carlos, que sea excelente. Desde pequeños les ves si van a ser sobresalientes y, me da, que no se trata de eso.
Pero si hablamos, de esfuerzo, capacidad de sacrificio y afán de superación, en eso sí que me está demostrando que va bien servido.
Y eso sí que hace que se me caiga la baba...

Angel Rubio dijo...

Está claro que se parece al padre. Un niño tímido que se hizo grande a base de luchar contra sí mismo.

Fernando Solera dijo...

No, si ahora va a resultar que Kikas tiene su corazoncito y todo. No te me ablandes mucho, que luego te acostumbras ;-)

Kikas dijo...

¿Lo de tímido lo dices por mí, Angelito?

Kikas dijo...

Ya sé, Fernando, que eres como los que van a los mítines de Alfonso Guerra
"Dales caña"
Si es que todos sois iguales
Ten cuidado, no te vayas a quedar como ellos
;-)

Winnie0 dijo...

Enfoque excelente el que has hecho y educativo para mi también.... Perfectamente ilustrado....
Saber disfrutar de lo BUENO del DEPORTE es vital. Un beso

Kikas dijo...

El sábado pasado, un niño de nuestro equipo, al irnos, se quejaba del árbitro, Winnie...
Su padre simplemente le dijo que el árbitro había pitado todo lo que tenía que pitar, ni más ni menos...
Si esos ejemplos se diesen en otros ámbitos...

Angel Rubio dijo...

Los árbitros de rugby son como los maestros de antes.

- "Papá, el árbitro me ha expulsado".
- "Ah, sí. Pues esta noche te quedas sin postre".

Kikas dijo...

Sabes Angelito que, sobre todo en la delantera, eso no es verdad del todo.
El árbitro ve el 30% de lo que pasa ahí abajo
Y los delanteros sabemos que si el árbitro no te pita te tienes que pitar tú.
Ahora bien, de ahí a hacerles un Power Point a los niños...
;-)

Carlos dijo...

Me sobrecoge tu dedicación y entrega al junior Kikas.
Ademas no se puede hacer una interpretación mejor y tan didáctica de lo que es, el Rugby y el aprendizaje que supone para la conversión si no en un triunfador, en una gran persona. Al final es lo que queda por lo menos para mi.
Como te dije en múltiples ocasiones, me encanta leerte y disfrutar de tus relatos e interpretaciones del Rugby y de la vida.
Gracias por recordarnos estas cosas que por momentos y las dificultades de nuestras circunstancias a veces y momentaneamente olvidamos.
Un abrazo.

Kikas dijo...

A ver, Nuevo, jejeej
;-)
No te sobrecoja...sarna con gusto no pica...
Y no sabes como disfruto
Un abrazo

Gonzalo dijo...

¡Límpiate la baba!

Mi sobrino, con 12, ha empezado este año, y de aquí a 9 espero encontrar una buena escuela para Gonzalete, que según mis previsiones rondará el 1,90 y los 100 kilos... así que tendremos a otro delantero torpón.

Kikas dijo...

Espero que la encuentres, lo más seguro es que hagas feliz a un niño.
Y si no la encuentras mándamelo, por un bigardo así soy capaz hasta de buscarla yo
;-)

manuel dijo...

Me encanta y aplaudo lo hondo que caló en ti tu estancia en el colegio mayor.

Kikas dijo...

Manuel; A mí, mis padres me enseñaron a ser agradecido y a acabar todo lo que hay en el plato.
De lo último, doy fé que lo consigo siempre.
De lo primero lo intento...
;-)

Fran dijo...

Genial lección sobre el juego del rugby kikas( no lo conozco bien) Lo que más me gusta de todo esto es poder transmitirle a los más pequeños valores, tan perdidos en esta sociedad que nos consume. ¿ podríamos traspasar estos valores a otros deportes muy mediáticos??

Javier dijo...

Apenas entiendo de este deporte, pero siempre, por lo que te he leído, lo he relacionado con la camaradería y el juego limpio. Así que, si JA ha decidido practicar este noble deporte, y tú celebrar su ensayo,pues miel sobre hojuelas.

Un abrazo

Kikas dijo...

Fran, complicadísimo...pura cuestión de educación.
Ve a ver un partidillo "mediático" de niños de 11 años y observa la respuesta del papá cuando el niño al acabar se acuerde del árbitro. A ver si la reacción es como la del papá que cito en un comentario. Me dá que no

Kikas dijo...

Javier, al acabar el partido el otro día, lo que JA quería era...ir al tercer tiempo.
El otro equipo nos invitaba a perritos calientes llenos de ketchup y mostaza (No se puede ser perfecto) sin problemas en repetir, y refrescos.
Ahí es donde se forjan esos lazos y eso valores. En que el partido no acaba cuando pita el árbitro.
Y esto vale desde los 6 años

Santiago Ríos dijo...

Bonito artículo si señor. Si que es educativo el rugby. A mis hijas (las cuatro ya casadas y con hijos) no les pude enseñar a jugar. Ya es un poco tarde ¿no?
Creo que el femenino en España va fenomenal..

Nieves dijo...

Yo no conocia nada de este deporte, salvo lo que las peliculas yanquis nos han contado (y seguramente la realidad no tendrá que ver mucho con la ficción), pero con tus entradas sobre el Cisneros voy a terminar conociéndolo un poquito mejor. Además muy buen legado el tuyo a tu hijo al transmitirle unos valores estupendos a través de la práctica de este deporte. ¡Seguro que te lo agradecerá el dia de mañana! Un abrazo,

Kikas dijo...

En la categoría de JA, Santiago, juegan juntos niños y niñas.
En su equipo hay una niña, Eli, que juega en la línea, y no hay jugador más arrojado en el placaje. Una auténtica máquina.
Lástima que en el tercer tiempo, "los niños con los niños y las niñas con las niñas"
Pero a ella le sigue gustando

Kikas dijo...

No he debido de tener mucho éxito contigo, Nieves, porque en las pelis americanas, lo que se ve es futbol americano (Que se parece al rugby en que el balón es ovalado)
O sea, como el parecido entre el Waterpolo y el futbol. Ambos utilizan balones redondos ;-)
Intentaré ser más didáctico. Evangelizarte me lo pongo como objetivo para el año que viene
;-)
Un beso

xipo dijo...

En todos los quipos hay alguien que trabaja enla sombra. Igual no se lleva a la rubia más alta pero desde luego su papel también es reconocido.
Me sale el ejemplo del super madrid de los galacticos y de Makelele, un jugador que pasaba desapercibido pero que cuando se marchó el equipo se vino abajo y nunca más volvió a ser quien era....

Lo importante es que juegue y se divierta. La verdad que el deporte da bonitas lecciones de vida.

Que le vaya bien y oye!!, seguiremos sus éxitos y quien sabe.... igual te sale un deportista en potencia...

Un saludo!

Kikas dijo...

Lo siento Xipo, pero la música moderna no es uno de mis fuertes.
Ese tal Makelele... ¿En qué grupo tocaba?
;-)

Anónimo dijo...

Joder Kikas, que envidia me da. Y no me refiero a ti, me refiero a ese chaval que recien descubre el trabajo en equipo, ese valor tan en desuso en este país de mierda. Y todo lo que le queda por delante que le hará fijar y mejorar su personalidad y además divertire. Joder Kikas, que envidia me da.

Kikas dijo...

No sé si el trabajo en equipo está en desudo, lo que si sé es que procuro rodearme, cuando puedo, de gente que hace bien lo que yo no hago...
Y, hasta ahora, me ha ido mejor que peor...

Oscar dijo...

Rugby, gran deporte, desde que emigre a Francia, el rugby me ha cautivado de tal manera,que el fútbol me ha dejado de gustar, y eso que era socio del Barcelona... ahora hasta lo practico. Es el deporte con mejores valores humano de largo

Kikas dijo...

Oscar...¿Que te gustaba el futbol?
Vaya, lo siento...no podemos ser perfectos ;-)
Si te sirve, yo debuté en División de Honor hace muchos años jugando contra el Barça en La Fuixarda, en Montjuich
Nos vemos
Un abrazo

Mela dijo...

Me ha gustado ver jugar a los niños sin que los padres o madres estén gritando... creando una tensión innecesaria.
El rugby, dichoso rugby, no conocía este deporte. Yo solo había oído hablar de fútbol

Kikas dijo...

Para que veas que aunque no lo creamos...nuestro mundo es casi siempre limitado...
Por supuesto, un papá gritón, que se crea que su hijo es Ronaldo, no es admitido...
;-)