lunes, 6 de septiembre de 2010

UN DIA DE PESCA

Mi viejo, que es más de interior que los patios de luces, hace 20 años se sacó el título de Patrón de Yate, con habilitación a vela. Se compró un velerito con un amigo, velerito al que nunca me monté. Supongo que porque no quería comprobar en carne propia la excesiva carga teórica de los títulos en España.
Aquel velero murió...de muerte poco natural, y mi viejo, que quería seguir escribiendo gloriosas historias naúticas, se compró un barquito para salir a pescar.

Supongo que porque soy un envidioso, me decidí a sacarme el PER. El título de Patrón de Yate, despues de oir a mi pobre madre que mi viejo había estudiado más que durante la carrera (siempre fue muy responsable, jejeej), me pareció un alarde sin mucho sentido.

Saqué el PER con habilitación para navegar a vela despues de que me pasearan dos tardes en un pantano con otros 10 y me dijeran lo que era una orza y una driza, y ahí entendí que mi prevención para salir con mi viejo en el velero no era un capricho...sino puro instinto de supervivencia ;-)

Sin embargo los años pasan. En estos últimos años he decidido tender los puentes con mi padre que nunca existieron, y el salir a pescar de vez en cuando es uno de ellos. A mi viejo le gusta porque, aunque se marea como un bebé (Y todos obviamos el tema, por cierto), con nosotros viene mi hijo JA, y así nos juntamos los 3 JA que existen en el mundo (Bueno, en realidad hay uno en Venezuela que es un cantante religioso, lo sabemos por su página web, pero no creemos que haya nadie más con los huevos suficientes para portar este nombre con gallardia, jejeej)

Cuando salimos, viene con nosotros un amigo de mi padre, que es el que realmente sabe de esto (Aunque mi hijo se crea que el que sabe es él porque le dejamos sacar los peces)

La casa de mi padre está a 140 kms de la mía en vacaciones. A mí me gusta madrugar estos días y llevarme a JA a desayunar a un bar como hacia mi padre conmigo cuando íbamos a cazar o a pescar al río. Supongo que guardará el mismo recuerdo de mayor que guardo yo de aquello. ¡Qué importante, un vaso de leche y un bollo en un bar de carretera!

Nos salió un día de exposición. El mar como un plato, sol, y un poquitín de levante. Y ahí nos embarcamos los 3 JA y Mateo.

Sacamos un atún y 4 jureles, tampoco para volverse loco, pero mi hijo volvió a creerse el Capitán pescanova, yo francamente disfruté hablando con Mateo del mar...y de todo, mientras procuraba ir a menos de 4 nudos para que el curricán fuese efectivo y mi padre bastante tuvo con no caerse por la borda del mareo que pilló (Yo me hago 140 de ida y 140 de vuelta para estar con él, y él se marea para estar con su hijo y su nieto...es justo).

Una fideua de escándalo en el puerto hizo que todos nos quedásemos con ganas de más..de todo: barco, pesca, conversación, fideua...

Y esto es como el último día de esquí...si no te quedas con ganas de más, malo

Por la noche tomamos el pescado más fresco que podais imaginar...delicioso

Y ahora que los "guisaillos" me hablen de restaurantes de pescado ;-)

29 comentarios:

Carrascal Bollo dijo...

Bueno Kikas, cada día que pasa me sorprendes más.
Hablando de tu pueblo, del huerto, del patxarán, y resulta que tienes tu barquito con el que vas de pesca...
Yo que te imaginaba perdido en lo más recóndito de algún caserío profundo :P

Y, agradeciéndote las referencia, tengo que decirte que sí que te hablaré al respecto, jeje.

Como malagueño, mi infancia y mi vida ha estado siempre ligada al mar, lógicamente todo transmitido de mi padre a mí.

Mi padre no es de ningún sitio (nació en Marruecos español pero fue y vino por todos lados toda su vida hasta que se estableció aquí). Realmente no sé si su afición a la pesca le venía ya desde Marruecos.

Lo que yo sí sé, y lo que me hacía sentir realmente muy especial eran aquellos madrugones de sábado (5-6 de la mañana) para irnos mi padre y yo a pescar (por supuesto con desayuno en bar, fundamental).

A pesar del frío, del sueño, del pestazo a pescado, de días sin ni siquiera picar los peces...


Llegar luego a casa con tres sargos, dos herreras y un jurel que encima cenábamos todos era la bomba... Aquellos peces eran el mejor manjar posible, y eso que de joven uno suele preferir salchicas, macarrones y demás.
Para mi era tremendo.


Eso sí, mi padre nunca fue manager assitant director financial times de ninguna empresa que iba a china :P y nosotros nunca tuvimos barco...pescábamos desde la orilla, en algún morro, en las rocas, o con caña de lanzar.

Otro de los grandes momentos de mi vida, y los que te hacen ser como eres y sentirte, en definitiva, mejor.

Sin duda, creo que es más que un acierto que repitas con tu hijo tus vivencias queridas y añoradas.

Una vez leí a uno escribir que la única y verdadera patria es la infancia. Y es así.

Malvi dijo...

La verdad es que esos días pienso que tu hijo JA los recordará con mucho cariño... Mi padre también se marea cada vez que va (o iba) a pescar, vomitera que te cagas, luego se le pasaba, y mira que le gustaban los barcos.

Me regaló uno por mi comunión, un óptimist y me apuntó a clases de vela, me saqué un carnecito que me daba licencia para navegar en regatas... una nueva faceta mia... jejejje

No participé nunca en ninguna, pero en los cursillos de vela me lo pasé genial, y me puse muy morena, aunque por aquel entonces poco me importaban a mí esas cosas.

Recuerdo también un día que fui de pesca con mi marido, que fue mi novio, y mis suegros. A mi suegro le encanta la pesca... y más le gusta, imagino, que vayan sus hijos. Aquel día "fuimos" de pesca... lo pongo entre comillas porque fuimos y ellos pescaron mientrasmi suegra y yo nos quedamos tranquilitas echando un estupendo día de playa... cervecita, salchichón, queso, chorizo... mmmmmm, no toqué la caña para nada, y pescaron dos pescados muy bonitos... total... jejejejjeje, le dije a mi padre, el pobre, que los pesqué yo. qué cara tengo ¿no?

Me hace gracia pensarlo.

En fin...

un ósculo

Kikas dijo...

Bueno, CB, creo que voy a comenzar una divertida polémica. Porque si en Málaga teneis mar....a ver ¿huele a mar? ¿Sube la marea? ¿O es por lo de los espetos?
Mi padre tampoco es Manager Assistant de nada, sino un médico de pueblo, de interior, como he dicho antes. ¿Tú tambien andas despistado como tu primo, el de los montaditos? ;-)
Lo mejor, aparte de la cara de satisfacción de mi hijo, la charla del mar...y de la vida, con Mateo (un día debería de escribir acerca de este hombre, marinero de los que habla Perez Reverte en su Cartagena natal)
Bueno, y que el color regresa a la cara de mi viejo en cuanto atracamos, por supuesto.
Un abrazo, compañero

Kikas dijo...

Malvi, jejeje, aunque tengas mucha práctica...no sé si me montaría contigo en el Optimist. Echaremos la culpa a la falta de espacio, jejeej
¿Se te volcó muchas veces? ¿Lo levantaste sola?
Eso es poderío, con barco desde pequeña...¡que envidia!
¿Por qué no os fuisteis de pesca en el optimist?
Este comentario me parece que me va a dar pie a una entrada acerca de la navegación a vela, reciente, reciente, jejeje
Otro ósculo

Fran dijo...

Admiro a los osados que se lanzan a la mar y aguantan estoicamente los vaivenes de un bote o barco. Yo, siendo de ciudad de mar, llevo muy mal eso de navegar. Me mareo con una facilidad pasmosa y me lleva varias horas volver a mi estado natural.
Yo sólo he probado la caña y el anzuelo sobre rocas...
Por cierto, seguro que tu hijo disfrutó de la aventura.
Un saludo.

Carrascal Bollo dijo...

Jajaja, el del montadito no sé qué se habrá fumado porque sinceramente me tiene despistado, jajaja. Supongo que nos estará vacilando... No entiendo nada. En fin, ya me contará.

Sobre Málaga y nuestro mar... pues está claro que es diferente. Ni mejor ni peor, diferente.
Aquí no hay mareas, y esto está preparado y puesto para el turismo.

Aparte de sobreexplotado. Al ser un mar "fácil" la explotación ha sido brutal. Pero no deja de ser un mar, digo yo.

Oye, y la pullita del manager assitant era hacia ti, no hacia tu padre, faltaría más.
Como ya te he dicho más de una vez, mejor no te digo a qué me dedico que me dejas de hablar, pero no creo que yo llegue para un barco...

Y aparte de la pesca en sí, las conversaciones, recuerdos e historias son parte fundamental en cualquier día de pesca.

Me quedo a la espera de esas historias de Mateo ¿eh?

¡Un saludo!

Kikas dijo...

Bueno...ni que hubiéramos vivido una galerna, Fran, jejeje.
¿Ves el plato de aceite de color azul en las fotos?
Yo la caña la echaba a otros especímenes hace años...con escaso éxito, por cierto
;-)

Kikas dijo...

Un charco grande, jejej, CB.
Ahora se me colarán miles de internautas por haberles insultado en lo más profundo de sus tradiciones marineras, jejeje
¿No fastidies con j que la pullita era para mí y no para mi viejo?
¡Pero si el cascarón de nuez es suyo!
Despues de haber tenido que hablar con más de un ministro sin consecuencias aparentes, tienes que trabajar en algo muy raro para que te deje de hablar, CB, jejeej

Malvi dijo...

JEJJEJEJEJ, kikas! no volqué... pero sí es anecdótico que en una de las salidas (lo recuerdo y me rio) Nos dijeron muy en serio y remarcándolo mucho que no nos acercáramos a un petroero que andaba por allí. ¿por qué se le dice eso a unos niños? me pregunto yo, fue el objetivo más contundente que tuvimos mi compañera y yo. Nos encaminamos, ¿cómo no? hacia el petrolero; claro, de lejos se ve realmente pequeño, de cerca era bestialmente grande, y por lo visto por debajo tiene unas turbinas que remueven el agua por debajo haciendo una corriente de agua que te impide alejarte del barco... comprendimos el por qué de la advertencia tan remarcada. No nos podíamos ir a nuestras casas.

La imagen es a dos niñas, completamente apavadas intentando alejarse del gigante aquel, achuchábamos con el pie en el casco del barco e intentábamos aprovechar una brisilla que aire... para nada, parecia que nos ibamos a ir y cuando nos emocionábamos... tachaaaaaaaaan volvíamos al casco del gigante. Rompimos a llorar y a soplar por el silbato para llamar a los "monitores" .... Por supuesto nos echaron una bronca que te cagas!

Jejejejej, pero ahora lo recuerdo y me rio.

Jejejej, nunca lo cogí a pulso, nunca lo saqué a la mar... ¿has visto qué pecado? no podríamos ir a pescar con él... dentro a penas cabe un chavalillo de nueve años. Es pequeñito pequeñito

Ósculos!

Kikas dijo...

Bueno, Malvi, con respecto a lo del petrolero siempre te quedará el consuelo que como tú ibas a vela, siempre tendrías preferencia. En caso de colisión ellos son culpables, jejeje. No sé si te alivia mucho saberlo, pero a tus deudos un montón. Imagínate la morterada en vez de lo que les costaste en comida y educación.
Con respecto a lo de la pesca, bueno, no sabía que tú eras tan ambiciosa y querías meter dentro a peces como niños de 9 años. A mí con meter unos jurelillos me vale
;-)

Malvi dijo...

jejjejeje, no sabía que al ir yo de vela tenía preferencia!, pero vaya, suerte tuve, hubo un momento en que crei, que me tragaba el petrolero, esque claro... mi barquito era como una mosca al lado de un ser humano. me aplastaría si quisiera! jejjejeje, la verdad es que aliviar aliviar... cero, kikas, pasé un susto... que no vea!

No soy ambiciosa, los pescaditos prefiero comérmelos. mmmmmm y los grandes mejor! pero eso de pescarlos... kikas... es un aburrimiento!!

jejejejjeje

un ósculo

Kikas dijo...

Claro que no te alivió...porque la que cobraba no era tú (Bueno, sí, pero el otro cobro era más suculento, jejeje)
O sea, que te montas en un artefacto móvil y no te sabes ni los códigos ni los brácigos...miedo me da verte en coche

Gonzalo dijo...

Mira, Kikás es como la Esteban... sacando a su prole con la cara pixelá en los papeles...

¡¡¡ANDREITA CÓMETE EL POLLO!!!

¡¡¡JA-ITO, CÓMETE EL JUREL!!!

:-P

Kikas dijo...

Por alusiones...
Esto se está poniendo muy complicado.
En mi tierra ahora te van a multar por fumar en tu propio coche delante de tus propios hijos. No nos queda nada para que te multen por practicar sexo oral en tu cama con la propia, como en algunos sitios de EEUU.. Me imagino a los policias como aquí:
http://dakipalla-kikas.blogspot.com/2008/06/el-tio-eulogio.html
Con la Ley de protección a la infancia, y la fauna que pulula por estos sitios (Por aquí tambien, y tu comentario es fiel reflejo de ello), como para andar con tonterias.
Lo que no llevo bien es que me compares con....¿con quien?
Oye, yo estudié en ..., da lo mismo...Oye...Yo estudié.
Lo peor es que sufras de no sé qué capital...que estudiaba (Te lo he dicho antes, ¿no?) en el Catecismo
Sí, eso es...¡La envidia!

Malvi dijo...

jejejje, yo conduzco muy bien, jejejje, hay gente mu mala conduciendo.

Pero en cuestión de barcos... no estudie mucho, algo de teoria nos enseñaron, pero era muy pequeña para estudiar... además estabamos de vacaciones... y no estudie nada!

ósculos!

Kikas dijo...

Bien, menos mal que la afirmación no era muy estricta, Malvi, porque en tres lineas has pasado de no haber estudiado mucho a no haber estudiado nada....
Consistencia en la argumentación se llama a eso ;-)

Malvi dijo...

jajajjajaja, no me había dado cuenta... jejejjej

Kikas dijo...

Menos mal...si no hubiese hablado de mala fe, jejeje
Ahora simplemente de caracter voluble

Carrascal Bollo dijo...

¡Kikas hoy me he acordado de ti!

He estado de pesca con mi padre. Sólo un rato, pero ha sido otra vez una experiencia.

Evidentemente ya de más mayor veo las cosas diferentes. El par de sargos que hemos pillado (y me acabo de ventilar al horno junto con unas patatas, pimientos, cebolla, orégano, aceite y vino blanco) ha sido lo de menos.

Ver a mi padre disfrutar, y pasar esas dos-tres horas ha sido más que suficiente.

Un saludo y gracias.

PD: Evidentemente desde un morro y con caña de mano :P

Kikas dijo...

Efectivamente, es lo de menos...pero no tanto ;-)
Yo perdí a mi madre hace 9 años. Estaba muy unido a ella, aunque nos veíamos 3 veces al año (No soy muy familiero, digamos)
Decidí entonces que tenía que mejorar la relación con mi viejo antes de que ya no fuese posible por razones evidentes. Y a ello me puse.
No es sencillo. Nuestros caracteres chocan y al final has de dar un paso atrás para no discutir....pero a sus años le ves necesitando ese cariño que parece que nunca pidió, y trabajo por ello (Aunque hay veces que le tiraría por el balcón, jejeje)
O sea, que disfruta con tu padre mientras puedas...y que puedas mucho, mucho tiempo
Un abrazo (Me pusiste tienno, jejeej)

Carrascal Bollo dijo...

Pues la verdad es que llevas razón. Tampoco te acostumbres a que te de la razón siempre ¿eh?

Mis padres aún son jóvenes y espero (cruzo los dedos) que les queden muchos años (más que muchos años por sí mismo (iba a poner per se pero es demasiado pijín para mí) muchos años con dignidad).

Pero aún así, es algo que pienso, está claro. De mi gente cercana a ninguno nos quedan ya abuelos (salvo alguna excepción) y algunos padres empiezan ya a faltar. Y aunque los míos están sanos (vuelvo a cruzar los dedos) es evidente que lo "normal" es que los siguientes que caigan sean ellos.

Por lo que ahora pienso este tipo de cosas de las que hablas. Aunque tal vez me pase.
El otro día pescando le dije a mi padre "No sigue pescando tú que a mí me molesta la rodilla" a lo que respondió "Tú eso lo dices porque quieres que siga pescando yo porque a mí me gusta más no porque te duela la rodilla como para no pescar, jaja"
Me cazó del tirón.

Y sí, no hay duda en que hay que recular y dar pasos atrás. Con mi madre me tengo prohibido hablar de política por ejemplo. Total para acabar discutiendo y que acabe pensando que ha criado una especie de Hitler facha en potencia (todo porque critico a nuestro amigo ZP)... mejor decirle mil veces lo impresionantemente delicioso que estaba el guisado que con tanto cariño estuvo haciendo todo el día.
O mejor hablarle de sus nietos.

Y sí, aunque cuando uno crece y madura, su sitio es lejos de sus padres, incluso con ganas de salir corriendo de debajo de su brazo y de la casa... en el fondo los echarás de menos por siempre.

PD: Me has puesto más que tierno. Tiernísimo. Snif...

Kikas dijo...

Espero que nadie nos lea...se va a pensar que somos una especie de plañideras, jejeej
Es un signo de madurez que me des la razón, que te reconozco como no podía ser de otra manera
Pues nada, presentaremos a mi padre a tu madre, y se van a divertir hablando de política que te crujes, jejeje
Y tu padre pescando...para que tambien se divierta ;-)

Malvi dijo...

Madre mia... Os he leido y tanto uno como otro me habéis emocionado. Lo cierto es que teneis razon... poco a poco irán faltantdo.

Mi fallo; querer que mi madre sea lo más feliz que pueda. Eso a veces conlleva decepciones y malos rollos... aaaay!! es complicada la relacion con una madre. Al menos con la mia...

un beso y un ósculo

Kikas dijo...

Malvi, mo podemos agobiar a los demás con lo que creemos que les gusta. Eso de querer que sea lo más feliz es bonito y todos lo firmaríamos, pero si para eso estás dando el coñazo a mami todos los dias para que haga lo que a ti te parece que a ella le gustaría puede ser un tanto agobiante.
O sea, que deja a tu madre tranquila que ya es mayorcita y solo procura estar cuando te necesita y quiere. Llevarse malos rollos porque alguien no disfruta como tu quieres es una bobada...¿no te parece?
Jejeje, me da que lo que es complicado es una relación contigo, no con tu madre, jejeej
Se lo voy a preguntar a uno que conozco que jala como un animal...¡a cascoporro!

Santiago Ríos dijo...

De repente me he encontrado con tu Blog KIkas. Y es que acabo de participar en uno de dibujo: De vuelta con el Cuaderno, de un curso en la Escuela Superior de Diseño en Zaragoza.

Me acuerdo de esa historia extraordinaria del rugbista neozelandés.

Qué bien escribes!!!Seguro que estarían muy buenos los pescaitos

Un fuerte abrazo de Santi Ríos

Malvi dijo...

La verdad es que soy un poco complicada... pero buena, jejejjeje.

Tienes razón en lo de agobiar a mi madre, pero esque si la dejo, ella me llama y me lo echa en cara... y si la llamo la-me agobio... y así va la rueda!

un rollo! ¿cómo lo hago? Esa es mi pregunta

ósculos

Kikas dijo...

Santi, ya me contarás como uno encuentra un blog, porque yo, soy incapaz más que cuando me escriben y me invitan
;-)
Bueno, de Ken Going hay un par de historias que aparecen por aquí, pero hay alguna otra graciosa y del Colegio
Y sí, sé que escribo bien pero es que te he de confesar que tengo truco. Es que escribo por ordenador. Si escribiese a mano no entenderías nada
;-)
Un abrazo

Kikas dijo...

Malvi, respuesta...déjate fluir
(Frase mágica que no sé muy bien lo que significa, pero que todos los enrollados dicen mucho)
Yo te la cuento por si cuela

Mela dijo...

Hola, Envidioso... Tú escribiste que lo eras ;-)
Pues me parece estupendo que los 3 JA se unan para la aventura
La fideuá... de escándalo, el pescado... delicioso
Eres un encanto a la hora de comer