lunes, 6 de abril de 2009

LUSHAN O EL VALLE DE LOS CAIDOS CHINO

Habíamos acabado de instalar un transmisor, donde yo me había dado cuenta de lo que significaba tener poder hoy en día ( http://dakipalla-kikas.blogspot.com/2009/02/esto-es-el-poder.htmlpoder.html ). Nos había ido bien. Teníamos billete para dentro de tres días, y, por primera vez en todos mis viajes a China, donde iba siempre a toda caña, podíamos elegir si volver a Pekín, o hacer una breve excursión de un par de días. Lo comenté con mis compañeros y con Wu Lan. Ella estaba encantada de acompañarnos. Curraba como una china ;-) y tenía una excusa estupenda para tomarse un pequeño descanso como era el acompañarnos, pobres occidentales, para que no nos perdiésemos en la China profunda.

Decidimos que, o bien nos íbamos a las cercanías de Pekín, cosa que yo personalmente tenía super trillado, o buscábamos un lugar interesante por los alrededores.

Despues de preguntar en la agencia de viajes del hotel, nos quedaron dos cosas claras. O dirigirnos a Jingdezhen, capital de la porcelana China durante más de 1000 años, o dirigirnos a la Montaña de Lu Shan, Patrimonio de la humanidad, enclave histórico de la China milenaria y centro de un paisaje sobrecogedor.

Practicamente ni lo echamos a suertes. Decidimos que Lu Shan merecía la pena.
Gracias a la ayuda de Wu Lan pudimos alquilar un coche con conductor ( La cantidad de veces que me he movido en China con suicidas disfrazados de conductores debería hacer pensar a las compañías que me tienen asegurado). Salimos sobre las 4 de la tarde y llegamos a eso de las 10 de la noche. De todos modos, como se observa, siempre hay gente que prefiere no ser testigo de su propio destino ;-)

Lu Shan es un enclave chino que, como toda localización Patrimonio de la humanidad en este Pais es inmediatamente prostituido por las autoridades (Ya os comentaré otro viaje mío a Lijiang, en las proximidades de la mítica Shangri-La). Con un montón de hoteles al alcance de todos los bolsillos chinos, o sea, de momento asequibles a los occidentales, el último turista "narizotas" (como ellos nos llaman, tapiidsa), debió de ser GC Marshall, General Yanki que fue a negociar con Chian kai Shek 8 veces en el año 46 para mediar entre el Partido Nacionalista y el Partido Comunista, justo despues de acabar la 2ª Guerra Mundial.

Yo ya estaba acostumbrado, pero Wu Lan, Ingeniera que ha viajado al extranjero y con bastante mundo, no se creía que me paraban por la calle a hacerse fotos conmigo....hasta esa noche.

Estudiantes de secundaria (ellas) no dejaban de pararme por la calle para demostrar a su vuelta a sus ciudades que había un más allá, o por lo menos un habitante del más allá ;-)

Como he dicho alguna vez, no sabía si me confundían con David Beckham, o con su mono.
Javier, que tanto éxito había tenido en la instalación, no se comió un colín. Su sonrisa podía ser encantadora, pero mi barba era mucho más llamativa ante tantos que nunca habían visto ninguna ;-)

Despues de un paseo, y ante la carestía de sitios abiertos para tomar una cerveza (Estábamos en la China profundísima, y eran más de las 11 de la noche), una vez satisfecho mi ego ante tanta estudiante de ojos rasgados, nos fuimos a dormir.

Al día siguiente debíamos pegarnos una pequeña caminata.

El paisaje era maravilloso, pero todo estaba petado de viajeros del Inserso chino y estudiantes, lo que hacía que te sobrase gente por todos lados (Y cuando en China hay gente, es que hay muuuucha gente)

La Montaña de Lu Shan ha sido un centro religioso desde hace siglos. Budismo, taoismo, confucianismo se han dado cita en sus laderas. Desde el siglo XIX, comenzó a explotarse como centro turístico. Hasta la toma del poder del Partido Comunista en el año 49, fue centro de reunión del Kuonmintang, o Partido Nacionalista y, con la victoria, Mao lo convirtió en uno de sus lugares preferidos de reposo.

En una de sus villas tuvo lugar el Octavo pleno del Octavo comité central, más conocido como la Conferencia de Lu Shan. En la sala donde tuvo lugar, todavía puede observarse la taza de té de cada asistente, con su nombre. (Impresiona sentarse al lado de la taza de Mao, o de su mujer).

Tambien podía visitarse la Villa de descanso de Mao Zedong. WU Lan se negó a entrar. Para ella, cuyos padres fueron represaliados durante la Revolución Cultural (Por ello, gran parte de esta generación se crió con los abuelos, ya que a los padres intelectuales les mandaron a "reeducarlos" a plantaciones agrícolas), y era superviviente de la matanza de Tian'anmen, Mao es algo que le supera. Y esto, en un país que ha lavado a sus ciudadanos el cerebro tanto como China, es algo que sorprende.
Lo que más me sorprendió de la casa de Mao fue la cama. No he visto una cama más grande en la vida.

Mao era una persona que podía estar días sin levantarse, y necesitaba una cama así, aparte de porque era un enfermo sexual, para poder dejar montañas de libros para leer.

Otra cosa que me llamó la atención fue el inodoro. Es sabido que Mao defecaba en cuclillas. (No eran extrañas las peticiones de delegaciones chinas que pedían baños "de pulso" para Mao). Cuando no era posible, le ponían unas maderas para que pudiese poner los pies encima del inodoro y no se cayese dentro. Por ello, ver un inodoro no dejó de parecerme un intento de "modernizar" al "padre de la patria China".

Los horteras chinos, que tambien hay unos cuantos, promueven una costumbre que es que los enamorados cierran un candado con un lazo rojo en vallas en el borde de precipicios y tiran la llave al vacio. Esto significa que su amor durará mientras esa llave no se encuentre. Me imagino a más de un desesperad@, haciendo rappel intentando encontrar la llavecita de marras despues de unos años de matrimonio movidos ;-)

Disfrutamos un montón y, dentro de unos años, me gustaría volver para ver como ha evolucionado este lugar. Miedo me da....

19 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Prometes llevarme a ese viaje? Empiezo a ahorrar YA mismo.

Kikas dijo...

Hola anónimo lector;
Si va a ahorrar quiere decir que me paga usted el viaje, con lo que quien me lleva es usted a mí.
Algunos datos deberían ser clarificados antes de tomar el avión, pues un viaje de este tipo puede fracasar por incompatibilidades insuperables entre los viajeros. O sea, un conocimiento previo no estaría de más
Y con las pistas que proporciona quedan muchos puntos oscuros.
O sea que, de momento, no prometo, con lo cual usted no ahorraría, y sería la pescadilla que se muerde la cola
Creo que no me estoy explicando....

Anónimo dijo...

Se explica usted perfectamente. Para que el viaje sea satisfactorio le propongo algunas premisas:
- Usted se paga su viaje y yo el mío. Yo le sabre agradecer su compañía y su buen hacer de cicerone.
- Pasemos juntos algún tiempo antes del viaje para comprobar nuestra compatibilidad de caracteres. Le confirmo que está asegurada. La faceta cascarrabias de su carácter está asumida y con su "otro yo" lo compensa con creces.

¿Están claros esos puntos oscuros?

Vamos, que si no tiene usted inconveniente, me pongo a ahorrar.

Kikas dijo...

Joder, si ya empezamos a que yo me pago mi viaje... (Me morderé la lengua, no quiero que otros lectores se formen una falsa idea de mí)
No sé, me da que tengo un 50% de probabilidades de que este comentario vaya a traerme problemas conyugales con lo cual, en el caso del 50% que no me traiga esos problemas, puede ponerse a ahorrar
(No le recomiendo la Caja de Castilla La Mancha en este momento)

Anónimo dijo...

Por Dios!! No tenga usted ningún problema con su santa por mis ganas de viajar. Seguiré esperando a que esté preparado para salir del armario....

Anónimo dijo...

Yo me ofrezco también a acompañarle en este viaje, soy culta, complaciente y discreta aunque tengo muchos puntos oscuros...
Belle de Jour

Kikas dijo...

Espere sentado, no es que no vaya a suceder, es por si se cansa...

Kikas dijo...

Me da, Belle, que usted entra dentro de ese 50% de difícil justificación, ya lo siento

Tendi dijo...

Sin desmerecer, el hilo de los comentarios ralla lo interesante del artículo... jua juas

Kikas dijo...

No sé muy bien como entender tu comentario Tendi
¿Tan mala fue la entrada? ;-)

Anónimo dijo...

Uno de los enigmas de la historia del ser humano es saber por qué los mal llamados esquimales, un nombre ofensivo que significa "comedores de carne cruda" (ellos se llaman a sí mismos inuit, la gente) se quedaron a vivir en el ártico, la zona más inhabitable del planeta. Entiendo cómo pudieron llegar hasta allí: empujados por la necesidad, por la violencia, huyendo de pueblos más guerreros. Pero, ¿quedarse? ¿Perseverar en un desierto hiperbóreo sin nada más que un frío letal e infinitos hielos?

Ahora voy a hacer una cabriola metafórica. Comí el otro día con una amiga que, tras una vida amorosa un tanto agitada, lleva 20 años con el mismo hombre, y le pregunté por qué con éste sí se había quedado. No supo decirme. Y de pronto me puse a pensar en los inuits, y en que quizá la lenta, compleja y difícil construcción de una vida en pareja se parezca mucho a ese logro titánico esquimal que consiste en hacerse un hogar donde no hay nada. O peor, donde sí hay algo: vientos huracanados y tormentas colosales en el círculo polar, intereses divergentes y feroces broncas en las parejas. Como en el caso de los inuits, está claro por qué llega uno a una historia amorosa: por necesidad de afecto, por soledad animal, por urgencia genética. Pero después hay que quedarse. Para mantener una pareja, como es obvio, no hay que aguantarlo todo; pero desde luego siempre es necesario aguantar bastante. Tal vez por eso ahora haya tantas separaciones: porque nos flaquea la tenacidad. ¿Y por qué se queda uno? Puedes darte razones y hablar de los hijos, por ejemplo, pero en realidad esa perseverancia es un misterio. Y así van pasando los años y los enfados, los encuentros y los desencuentros, y de pronto un día descubres que habéis creado un espacio, un modesto y cálido refugio para dos, un iglú protector en el mar de los hielos.

(Quedarse, R. Montero)

Belle de Jour

Anónimo dijo...

Tendy, estás seguro que rallan? nuestros comentarios se desmenuzan retregándolos contra un utensilio metálico...??? o más bien son interesantes como el mismo texto? no se digo... en el caso de que asi sea.

Duquesa Pámfila de Castis

Kikas dijo...

Joder, Belle....
¿Eso te inspira una visita a Lushan?
Aquí, eso de coger (Tomar, perdón, amigos mexicanos) el rábano por las hojas no es una metáfora. Es el día a día
¡Pues bienvenidos al paraiso de hablar de todos!
Un abrazo desde una fria costa levantina

Kikas dijo...

Mi querida Duquesa...(Que creia que con el Marqués tenía suficiente, ¡Menuda fauna!)
No sé si me parece pèrcibir que su comentario es elogioso con el contenido de este, tambien su blog....o no
O a lo mejor no es elogioso con Tendi...o sí
¡Que no me aclaro, digo!
A lo mejor es la holganza de las fechas. No soy costalero...

Tendi dijo...

Yo, a diferencia de Kikas -una más que nos engrandece a ambos- no suelo hablar con extraños... pero me jode reconocer que el Anónimo tiene razón pues mi entrada tenía que ver con la tangencia y no con la granularidad o como llegar a ella. Sorry

Kikas, la historia ha sido muy buena pero me reconocerás que muchas ganas te tienen si la misma ha servido para planificaciones inverosímiles incluso carnales ("...culta, complaciente y discreta...") :-)

Kikas dijo...

Tendi, mira que me da que aquí hay mucho más cachondeo del que creemos todos. Y eso que intento repelerlo con la misma medicina, pero, o es un blog recomendado en la ONCE o demasiada mala baba para ver las vueltas que tengo, que creo que no voy mal de vueltas, vamos.
Y el comentario de Belle ha sido en su linea ¿tangencial decias?, pero, por si acaso, ya me predispuse a la defensiva que con las cosas de comer no se juega.
Sin embargo, estarás conmigo, que su comentario, aunque nada tenga que ver con la historia, es para reflexionar, que BDJ nos suele hacer pensar a más de uno (Angelito dixit)
Tenemos una pendiente, ¿Recuerdas?

Anónimo dijo...

Tendi, yo tampoco hablo con desconocidos que luego me dan caramelos... pero tengo que decirte que en este blog hay mucho ambiente. Que te quedes por aqui, vamos...

Belle de Jour

Kikas dijo...

Es que Tendi siempre fue un educado caballero español, pero como gran informático, me confunde (como la noche a otros), que no hable con desconocidos en el ciberespacio
Si yo no hablase con desconocidos, esto iba a ser un diálogo de besugos (perdón a los que se den por aludidos, que sé que hay confianza)

Mela dijo...

Hola Kikas... he conocido algo sobre la China profunda después de leer esta entrada
No he visto a ninguna estudiante posando contigo en alguna foto, no te pareces a David Beckham ;-) Y mejor para ti o peor para él ;-)
Sí, es posible que alguien busque la llavecita de marras ;-)