sábado, 10 de enero de 2009

UNA MISA EN LA BASILICA DE SAN PEDRO

Teníamos ganas de ir con los niños de viaje. Ellos están empeñados en ir a Nueva York. Sabiendo las palizas que te das allí (Y más viajando conmigo que, lo que realmente me gusta es caminar), decidimos que les teníamos que poner a prueba. Roma nos parecía un destino cercano y lo suficientemente atractivo como para pasar la prueba con éxito. Si a esto se le suma la comida...un destino ideal para los niños. (Los penne a l'arrabiata, con perdón, spaghetti pommodoro y tiramisús que han caido...)

La primera vez que fui a Roma fue en el Viaje de fin de estudios de COU, con mis compañeros de Marias de Vitoria. Me pareció una ciudad caótica y...fascinante. Recuerdo, sobre todo, los coches tomándose los semáforos como elementos decorativos del mobiliario urbano.

Posteriormente he ido unas cuantas veces más, siempre por motivos profesionales.

Preparamos el viaje en tres días. A los niños la idea les pareció estupenda. Tomamos un hotel cerca de la Estación Términi. Sabeis que Roma puede pasearse practicamente entera. Lo único, las Catacumbas, pero para 4 días Roma ya es bastante con lo que te ofrece en el casco urbano. La ventaja de un hotel allí es que llegas directamente en tren desde el Aeropuerto. Y no es solo que es el método más barato de llegar, sino el más rápido.

Nos levantamos a las 3 de la mañana. El avión salía a las 6, lo que daba practicamente todo el día para ver cosas. Había hecho un plan para los 4 días y lo cumplimos a la perfección, y eso que lo dudaba bastante.

La cola que nos metimos en el aeropuerto fue de las que se recuerdan. Menuda organización la de Vueling. Cuatro vuelos a las 6 de la mañana y 5 mostradores para atender los 4 vuelos. Sabiendo que uno era para Tenerife, otro para pasajeros sin equipaje, otro para dejar el equipaje para los que tenían la tarjeta de embarque de internet, quedaban 2 mostradores para 3 vuelos. ¡Menuda locura!

Logramos facturar, volar, y llegar. A las 10'30 de la mañana ya estábamos pateando Roma. Había diseñado un itinerario para el primer día viendo Santa María la Mayor, San Pietro in Vincoli (El Moisés), Coliseo y el Foro, y el Monumento a Victor Manuel II.

Lo primero que me di cuenta es que, a medida que pasan los años, los semáforos van tomando más utilidad. Ya solo son de adorno por la noche. Tambien es cierto aquello que llaman, "la socialización del turismo". Ojo, no me quejo, pero ya es difícil ir a cualquier sitio si no es aguantando larguísimas colas con lo que es preferible planificar los viajes y ver sitios de interés pero, a lo mejor, no tan masificados, o escoger horas con menos gente que, al final, es lo que tuvimos que hacer.

Cuando llegamos al Coliseo vimos una cola tal que aunque era hora de "comida alemana", decidimos buscar una trattoria y probar suerte luego. Con la comida, los niños han disfrutado lo que no está escrito.
A mí me gusta la costumbre italiana del vino en garrafa, ya perdida en España. He tomado unos vinos bastante decentes para el precio que he pagado, allí donde he comido.

Efectivamente, a las dos de la tarde, la cola del Coliseo era bastante menor, y en 15 minutos estábamos dentro. De todos modos, mucha, mucha gente.

A la salida, dimos un paseo por el Foro. Me gusta muchísimo este sitio y, aunque se puso a llover, disfruté del Paseo. Al llegar a la Plaza Venezzia, ya los niños no sabían si los pies eran suyos o se los habían prestado.

Desde el viaje de COU no había vuelto a subir en Bus en Roma. Recuerdo de entonces que si los semaforos eran de adorno, los cobradores del bus....Y no ha cambiado nada. Bueno, sí, ya que no servían para nada, les han quitado. Al intentar pagar en el primer bus al conductor me miró como si estuviese loco. Supongo que los políticos italianos, ya que se lo llevan crudo, dan este pan de tontos para que todo el mundo se crea que pilla algo.

Nos habíamos levantado pronto. Eran las 6 de la tarde y la paliza había sido apreciable. Nos fuimos al hotel. Había echado el ojo a una pizzería famosa por sus vinos, además de por las pizzas, muy cerquita del hotel. El sitio, con más de cien años de antiguedad, no nos defraudó.

A la salida, les convencí para ver la Fontana de Trevi de Noche. LLovía mucho, pero todos cumplimos con el rito de lanzar la moneda. Dicho rito, no es tan antiguo como os podeis creer. Surgió a partir de la Película de Jean Negulesco, "Tres monedas en la fuente", en el año 1954, en la que tres americanas, de trabajo en Roma, arrojan tres monedas pidiendo tres deseos. El primero regresar, que es el que permanece.

Al día siguiente nos tocaba el Vaticano, o eso creíamos. No nos levantamos pronto y, al llegar a la Plaza de San Pedro, eran las 11 de la mañana. La cola para entrar en la Basílica daba tres vueltas a la Plaza. Menuda locura. No sabíamos si era por ser sábado o porque nos habíamos vuelto locos todos. Esto no podía ser, así que cambié los planes sobre la marcha y, despues de ver el Castillo de San Angelo, cruzamos el Tiber otra vez y nos fuimos a la Piazza Navona.

La Piazza Navona es como nuestra Plaza Mayor. Llena de tenderetes de comida y adornos Navideños, estaba petada de gente, pero por lo menos te podías mover. Los alrededores de esta Plaza me parecen bellísimos. Mi hijo estaba empeñado desde el día anterior en ver el Panteon de Agripa, muy cerquita, con lo que cambiamos otra vez el plan. La cúpula de este monumento, el mejor conservado de la Roma Imperial, es impresionante.

Comimos en una trattoria deliciosa otra vez y, a la tarde, saqué otra enseñanza. A los sitios turísticos hay que ir despues de comer.

Propuse ir al Vaticano y, como en el Coliseo, hubo suerte. No diré que no había nadie, pero en otros 20 minutos estábamos dentro de la Basílica.

Como tantas otras personas yo creo que perdí definitivamente la Fé despues de visitar Roma, tal es la ostentación de riqueza que hace la Iglesia. Sí, ya sé que podemos hablar de que la Iglesia no es Dios, o de que había que demostrar el poder de la Iglesia durante la Contrareforma pero tal despliegue me parece obsceno.

Tambien sé que estas maravillas se han conservado en gran medida porque pertenecieron a la Iglesia pero no puedo entender como a más de uno no se le ha caido la cara de verguenza a lo largo de los siglos al hablar de humildad, pobreza, etc, etc.

Hablar de la Basílica de San Pedro sería no parar en un par de semanas. ¿Qué se puede destacar? Nada, todo es tan hermoso y superlativo.

Juan A. quería subir a la cúpula, y lo hicimos. Hasta el techo de la Basílica en ascensor y, los siguientes 320 escalones hasta lo alto de la cúpula andando. Y tanto él como María, se portaron como campeones. Ver el baldaquino de Bernini, tan majestuoso, desde el interior de la cúpula, que parece una miniatura, te hace ser consciente de las dimensiones. Dios, toda esa cúpula decorada con mosaicos. La cantidad de gente que habrá muerto trabajando allí.

Yo tenía ganas de observar la Cátedra de San Pedro, pero estaba acordonada. De repente la abrieron, solo para asistentes a la eucaristía. Si París bien vale una misa...el disfrutar durante media hora, sentado, y tranquilo, de la Cátedra de San Pedro...¿Qué vale? Aparte de que no todo el mundo pueda decir que ha escuchado misa allí, claro....

El Domingo nos tocaba Piazza di Espagna. La primera parada, al lado del Hotel, en Santa María de la Victoria. La escultura de Santa Teresa transida por el amor de Dios....bueno, sé que soy un poco irreverente. No me hagais hablar de la marihuana o las calenturas más mundanas, que me dan ganas....

Esa escalinata hasta la Plaza, desde la Trinidad del Monte, es una auténtica maravilla. ¿He de decir que seguía petado de gente? Colas y más colas en las tiendas de Via Condotti, Gucci, LV, Prada, ....para que luego hablen de la crisis.

Por la tarde yo quería ver la Iglesia del Gesú, donde está enterrado S. Ignacio. ¡Menuda maravilla! No os voy a hablar otra vez del voto de pobreza....que no de miseria. La estatua de S. Ignacio cubierta en pan de plata, encima de su tumba recubierta de lapislázuli, solo puede observarse de 5,30 a 6 de la tarde. Entonces el cuadro que la oculta baja, y se muestra en todo su esplendor. Es una experiencia bellísima, pero no hablo de religión, a estas alturas ya no...

Nos quedaba un día entero, y habíamos de ver los Museos Vaticanos, y quería, si nos daba tiempo, pasear por el Trastévere, ver la Boca de la Verdad y, ya si todo se daba, acabar en San Juan de Letran.

Nos levantamos pronto pero, al llegar a los Museos había una cola de casi una hora. Lo peor no era aguantar la cola, sino que dentro, íbamos a ir como las ovejas. Y así fue. Ver la Capilla Sixtina siempre impresiona, pero si en vez de estar los ciento y pico cardenales eligiendo Papa en el Cónclave (Con llave, que es lo que quiere decir cónclave, cerrados), estás con otras 5.000 personas a la vez, la experiencia baja un poquito. De todos modos Juan A. salió entusiasmado, sobre todo del museo egipcio. Sí que es cierto que la labor de restauración de la Capilla ha sido impresionante. No tengo el recuerdo nítido de cómo eran los colores hace 25 años pero, los restauradores, han dejado en las paredes, partes sin tocar para que se pueda observar como estaba la pared. Negra del humo de los cirios, a lo largo de cientos de años. ¿Es posible que viésemos algo entonces? Yo la recordaba bellísima....

Ibamos a tener tiempo de ver el Trastévere. Este es un barrio menos alcanzado por el turismo, aunque ya llega. Tiene un sabor más provinciano y se puede pasear tranquilamente por sus calles estrechas y parar en una de sus terrazas a tomar un vino. Te recuerda la Italia meridional, con la ropa tendida, atravesando las calles y el adoquinado, que hace que andar con tacones por allí sea una tortura. Estábamos justo enfrente de la Boca de la Verdad. Solo teníamos que cruzar otra vez el río.

La Boca de la Verdad es una antigua escultura, juez inflexible que según la tradición, se tragaba la mano de aquel que mentía. Juan A. estaba aterrado. No sabía qué hacer por si la boca se quedaba con su mano. Cuando le llegó el turno metió la mano por la nariz, no fuese que la leyenda fuese cierta. Prefería sacar la mano llena de mocos...que no sacarla ;-)

Nos quedaba una horita y sí, quería ver S. Juan de Letrán. Había que apresurarse. He de decir que los niños se portaron como auténticos colosos porque no solo llegamos, sino que estuvimos más de una hora admirándola. Qué despliegue de belleza. A Letrán no había ido y me encantó.

Metí la mano en la boca de la verdad y con la misma estoy escribiendo. Para que luego digais que miento más que hablo.

13 comentarios:

Tendi dijo...

¿Que tal quedan los precios comparados con los españoles? ¿es más caro o más barato?

Kikas dijo...

El IVA Italiano es el 20%, con lo que solo por eso, ya es casi un 5% más caro.
De todos modos, yendo por niños, y suponiendo que les encanten las pizzas y la pasta, se puede comer muy asequible un buen plato de pasta y un postre, con bebida por entre unos 12 y 15 €. (Cuando digo un buen plato de pasta quiero decir que si pides otro plato además, la Iglesia lo cataloga como Gula)
A mi que me gusta el vinito, pues te tomas un cuartillo o medio litro de vino agradable sin pretensiones por entre dos y cinco €.
¿El hotel? caro, pero bueno, en algo hay que gastar el dinero.
Fuimos justo el primer día de rebajas con lo que estaba la ropa al 50%, pero la única que compró algo fue Carmen, unos zapatos y no sé lo que costaron.
Lo que estaba barato, baratísimo... era el autobus. Casi regalado diría

Carmen dijo...

Cumpleaños feliz, cumpleaños feeeeliiiiiz!!!!

Sigue este link:

http://es.youtube.com/watch?v=zQ7dfF9pIWw

... en blanco y negro, pero parece que fue ayer

Muchos besos y otros tantos tirones de orejas!!!

Kikas dijo...

¿Pero tú no estabas trabajando?

El 23 dijo...

Mira que me acabo de enterar de tres cosas:

1. Que Kikás cumple los años el 12 de enero.

2. Que Fofito toca la guitarra como el Innombrable.

3. Que con los años que tienes ya y los tirones de Carmen, te van a llegar las orejas al suelo.

Muchas felicidades, Kikás.

Y tu mujer te envía el mensaje a las 2 de la mañana, el que se supone que está trabajando a las nueve eres tú.

Kikas dijo...

¿Esto es todo lo que te inspira mi ciberepístola? Comienzas a defraudarme....
Por alusiones...Sí, ¿Qué pasa?
Las orejas y la nariz son los únicos apéndices que crecen durante toda la vida, o sea que no será por los tirones....
Y a las 2 ella estaba trabajando (O eso me dijo) ;-)
Gracias, compañero....que entre el feisbuk, el foro de mi colegio, y los cibercotillas, no se puede pasar desapercibido....

El 23 dijo...

Pues si quieres hablo del sombrero. Que mola mucho pero me gustas más con bilbaína.

Pero mejor hablo de la Bocca della Veritá que es más bien la Boca del engañabobos.
La tradición medieval dice que aquel que meta la mano en la boca y sea un mentiroso, ésta le morderá, un truco ideal para poner a prueba a cónyuges infieles. En esta línea hay una anécdota que cuenta precisamente la historia de una mujer infiel: “Un hombre sospechando de las posibles infidelidades de su mujer, decide llevar a su esposa ante el juicio de la Bocca della Verità, ésta asustada ante el posible mordisco de la boca, queda con su amante en que éste estaría por allí cerca por si algo malo sucedía. Así, llega el momento en que la mujer infiel tiene que meter la mano en la Boca de la verdad, y justo en ese instante ella finge un desmayo, y presto acude su amante, que estaba por allí agazapado, a cogerla en brazos antes de que caiga al suelo. De modo que cuando la mujer vuelve a meter la mano en la boca, jura y perjura que sólo ha estado en brazos de su marido, y en los de aquel caballero que la había recogido de su fingido desmayo, salvándose así de un mordisco seguro”.

Pero la verdadera historia de la famosa Bocca della Veritá es que se trataba de la tapa de una alcantarilla que un espabilado puso de pie para sacarle pasta a los turistas.

Así que ya sabes, la Bocca della Veritá sólo mordía cuando estaba en posición horizontal y siempre y cuando coincidiera que metías la mano cuando una rata intentaba salir.

Lo que no sabemos es si el Tendillo tiene pensado irse en Semana Santa a Roma o es que se va a ir 10 meses a instalarle un servidor y una red de ordenadores con lenguaje Linux al Vaticano. Esto habría que aclararlo.

Y no te decepciones tan pronto Kikás que yo, como no he estado en Roma, poco comentario puedo hacer.

Belentxu dijo...

Primera y última vez que he estado en Roma: con Kikas y otros compañeros de COU de Vitoria que llenaban 2 autobuses. Fue un víaje laaaargo y lleno de incidencias, entre otras una que nadie en el foro de marias se ha atrevido a aclararme( a ver si aquí lo consigo, a no ser que exista un pacto de silencio al respecto): Despúes de una noche durmiendo (es un decir) en el autobús en en un restop francés emprendemos de nuevo la ruta hasta que nos detienen los gendarmes (en mis pesadillas creo que hasta un helicóptero había).Registro del autobús y acusación de haber robado y causado graves destrozos en el restop.
Necesidad urgente de una traductora para aclarar aquel desaguisado...Las horas que pasé en aquella comisaría declarando y traduciendo con un profesor se me hicieron eternas...
Juré y perjuré que nosotros no habíamos tenido nada que ver...pero ahora que conozco las andanzas de Kikas en el Colegio Mayor me acechan las dudas...
Al final salimos bien librados.O tengo una gran capacidad de persuasión o debieron de pensar que aquel angelito de 18 años no podía mentir tan descaradamente.
Recuerdo que me hice una foto delante de la escultura de Laoconte y de otra de la cual no sé el nombre por el boicot del creador de este blog...(él ya me entiende).
Felicitazione

Kikas dijo...

La bocca della Veritta, querido 23, representa al Dios Fauno a quien se atribuian cualidades adivinatorias. Pero, en realidad, tambien atribuimos nosotros cualidades sanatorias, o sobrenaturales a otros dioses más actuales, por lo menos de los últimos 2.000 años, y nadie dice nada.
Acerca de lo que dices, sin embargo, me parece una actitud, la de la mujer engañadora, más taimada que la de mi hijo Juan A. El directamente pasó de meter la mano en la boca, y se hizo la foto con la mano en la nariz. Y si pensábamos mal, que pensásemos, pero él con las dos manos, que si no, es complicado jugar a la DS....¡juventud!
Con respecto a que hayas estado o no en Roma....pues sí que has estado en un montón de sitios de los que he escrito y has comentado lo que te ha salido de la punta de las pelópidas. Como si para opinar tuvieses, precisamente tú, que saber ;-)
Menudo troll, colega

Kikas dijo...

Querida Belén, en ese viaje, que yo organicé, por cierto, y bastante bien, para qué vamos a engañarnos, no apareció ningún helicóptero.
Sin embargo, por favor, que los headhunters ahora leen los blogs y el feisbuk está arruinando muchas reputaciones, no me incrimines en algo que, como en lo del Tio Eulogio, nada tuve que ver.
Me acuerdo de aquel simpático Gendarme en el bus, hablándonos en francés, nosotros cagándonos en su puta madre en castellano y, cuando ha oido todo lo que tenía que oir, nos manda bajar a todos en un correctísimo español.
Y te juro que no sé de qué me hablas respecto de la foto....¿Te puedes explicar? (Lo digo por los headhunters, a ver si se van a pensar que practico el mobbing, bulling o puteing)
Y con esta nueva variante que acabas de introducir, pues ya tiene 23 tema para salir por peteneras...¿o no?

El 23 dijo...

Joder con los niños bien de colegio de pago, al final peores que las primeras excursiones de jubilados del Imserso en Castilla-La Mancha, que se llevaban las cuberterías, las toallas y hasta las sábanas de los hoteles y acababan con la Guardia Civil registrando las maletas de los viejitos en plena carretera.

Me confirmo en mi teoría de la Bocca della Alcantarilla porque si no a más de uno el dios Fauno le tenía que haber comido la mano hasta el codo.

Lo único que se le atribuía al dios Fauno eran sus dotes para leer el futuro, no el pasado. Por lo tanto, llego a la conclusión que la Bocca della Veritá en todo caso mordería la mano no de quien ha mentido sino de quien va a mentir en el futuro. De lo que se podría deducir, suponiendo que no es una tapa de alcantarilla bien de provincias, que Kikás no va a mentir en adelante y no que no haya mentido en el pasado.

Por otro lado, la foto tiene truco. Kikás nos hace creer que tiene la mano dentro de la Boca de la Verdad pero la verdad es que la tiene en la bocamanga.

------

Siguiendo mi investigación, se me acaba de caer la teoría de que se trata del dios Fauno. Si fuera así, tendría cuernos. Los testículos debajo de la barba confunden un poco (por eso hay mucha gente que cree que se trata de Fauno: Fauno tocaba bien la flauta pero era cobarde, de ahí que tuviera los testículos de pajarita). Sin embargo, creo que se trata del dios Océano. Los supuestos cuernos son en realidad bocas (o pinzas) de cangrejo. La explicación de la aparición de los testículos está en la siguiente historia de la mitología griega:

En el principio existían Urano, el cielo y Gea, la tierra. Cada noche Urano tuvo sexo con su mujer Gea de quien nacieron muchos hijos (los Titanes) y muchas hijas (las Titánides), pero Urano obligó a Gea a mantener a sus hijos dentro de sí, impidiéndoles salir a la superficie. Gea gemía de dolor y le pidió ayuda al menor de sus hijos, Cronos, el más violento y vengativo. Éste esperó a que viniera su padre y le cortó los testículos, arrojándolos a Océano, el mayor de los Titanes y que era el río que rodeaba el mundo. Ésta es probablemente la explicación de que veamos esos dos testículos en la barba de Océano.

Yo creo que la Bocca della Veritá era la tapa de un colector de agua de lluvia y que representaba al dios Océano porque el colector, al igual que el Océano, es el destino final de las aguas de lluvia recolectadas por medio de las canalizaciones que provienen del tejado y que equivalen a los ríos.

Pero tomen esta teoría con precaución, que se trata de mitología y en mitología como en Internet, cada uno dice lo que le sale de lo que le cortaron a Urano. Concretamente, en el uso de Internet sigo siempre un consejo que encontré en Internet, buscando la verdad de la boca:

«cave insidiosum epistulae addendum
nec profanum situm visitare
neque pessimum computum inserire
et computator semper frueris»

lo que en castellano quiere decir, más o menos, que yo sólo he estudiado latín un año y saqué suficiente:

"Cuidado con los documentos adjuntos de los mensajes,
no visites sitios profanos,
no insertes programas de mala calidad
y disfrutarás siempre de tu ordenador".

Ahí queda eso.

Kikas dijo...

Ay, 23, ¡qué cruz!
El ser de Los Montes no hace que sea obligatorio creerse todo lo que te dicen de los Dioses, ni de los de antes ni...bueno, no sigo por ese jardín.
Sabía que Belentxu, con su inocencia bienintencionada, acabaría denigrándome delante de aquellos ante los que mi comportamiento nunca dejó de ser el de un auténtico caballero español (Glups, perdón), pero en efecto, lo único que es cierto de todo lo que dice 23, es lo de la bocamanga (Efectivamente, tenía toda la manga en su boca)
Yo tampoco tengo sueño, 23

Mela dijo...

Kikas... me ha encantado esta entrada
Visitasteis lugares muy, muy bonitos
Fuiste muy valiente al meter la mano en la boca de la verdad ;-)
Yo no sé si me hubiese atrevido
Bueno, es broma, claro que me hubiese atrevido