sábado, 24 de enero de 2009

RADIO TELECO

No nos juntamos a menudo, pero de vez en cuando, dado que a Quintanone le han extraditado desde Huelva a Madrid, y vive de martes a Jueves solo en el Foro, nos vemos a tomar unas cañas en el Colegio. Ayer nos volvió a convocar.

Acudimos Quintanone, el único vestido de romano, con corbata, Yogui, sufridor como siempre, el Mono, recien llegado de cazar Jabalís en Rumanía, Le Penn (Así llamado porque las malas lenguas dicen que calza como 23, poco más o menos), el Marqués (Por cierto, 23, ya le pagué los 20 Napos), Paco Pascual, con pantalón de golf entallado, que parecía que venía del hoyo 15, y yo.

Cayeron demasiadas cañas, muchas raciones que, aun no siendo como las de Antonio, no estaban mal ni mucho menos, e historias...las de siempre...y otras.Yo tengo en la recámara tantísimas historias de nuestra época de estudiantes, que sería comenzar y no parar.

Ayer salieron algunas como aquel día que 23, muy serio, salió de su habitación con los libros dispuesto a ir a la Facultad (No sé qué pastilla habría tomado) y se encontró al hoy Senador y parte de su troupe asando chorizos en el pasillo. Al preguntarle si se quedaba, 23 muy digno contestó que no y salió. Todos le miraron pensando dónde coño iba a esa hora.Al cabo de unos minutos, suponemos despues de salir a la calle y ver la pinta de la gente, 23 vuelve y pregunta:

¿Qué hora es?

Las 8 le contestan

Sí, ¿pero de la mañana o de la tarde?

Los seguidores de este blog, por las horas de los comentarios os podeis dar cuenta de que los hábitos horarios de 23, no es que hayan cambiado con los años.Pero, en ese microcosmos que era el Cisneros hace 25 años, hijoputas no faltaban.

Ayer salieron muchas historias, pero una de las buenas nos hizo reir. Por supuesto, mi intervención en ella, como en el resto de las historias de este blog, meramente circunstancial. Me limito a escribir lo que me cuentan, sin saber muy bien si fue cierto o no....;-)

Le llamaremos Menendez ¿o ya habíamos llamado Menendez a alguno?Menendez era un Nuevo de Huelva, moreno, pequeñito, estudiante de Caminos (¿O deberíamos decir Matriculado en Caminos para ser más precisos?).

Debido a su estatura, a Menendez se le comenzó a llamar Micro al segundo día de que durmiese en una de las diminutas habitaciones del Mayor.A Micro le he perdido la pista. Supongo que, como casi todos nosotros, hoy será profesional de éxito, con estrella. En aquellos tiempos lo más que podríamos decir de su porvenir, en referencia al Cosmos, es que se iba a pegar una leche que se iba a estrellar.

A Micro se le veía el carrerón a la legua. De su Huelva natal, de buenas notas y presunta responsabilidad, cayó en todos los vicios que alguien así, sin padres cerca y con el primer exámen a 4 meses vista puede caer. Partidas de Pocha a todas horas, mareos indecentes, cerveza, risas...y, por supuesto, no solo poca asistencia a clase, sino que el estudio podía esperar unos meses.

Los exámenes de febrero no pasaron con más pena que gloria, sino con una pena absoluta. No había que dar publicidad en casa. Junio quedaba lejano y se podía remontar. Eso sí, aquel aspecto de que...."con algún esfuerzo por su parte" no lo llegó a interiorizar.

Y llegó Junio.

Suspenso, suspenso, suspenso, suspenso...Nos quedaba el Cálculo infinitesimal para poder presentarnos en casa dignamente, con un aprobado y la consabida explicación de que Caminos era una carrera durísima, que estaban los mejores, que el cambio del colegio a la Universidad era grande...en fín, ¿qué quereis que os diga que no hayais dicho vosotros en alguna ocasión? (A estas alturas del relato, algún lector presumo se siente identificado con el mismo)

Eso sí, aquello de hacer algún problema para preparar el examen tampoco, que todos éramos muy religiosos y la Virgen siempre nos podía echar una mano.

Y llegó el día del examen. Y llegó la hora. Y llegó la hora de recoger el examen. Y llegó la hora de aparecer en el Colegio con una apariencia de fracaso absoluto y la súbita sensación de que ya estaba todo el pescado vendido y que la bronca en casa era irremediable.

Se desplomó en la cama con una sensación de toda la angustia que no había sentido durante el año, de repente en su cabeza.

En cada pasillo del colegio vivíamos 11 personas. Cerca de Micro vivía un estudiante de Málaga, de Teleco, le llamaremos "el Sucio". No busqueis la razón, por algo sería...o no, que ya os digo que por allí el "hijodeputus vulgaris" abundaba.

Sucio disponía de un pequeño trasmisor de radio, con un alcance menor a los diez metros, suficiente para hecerle la putada suprema a nuestro derrotado protagonista. Sabiendo que se encontraba en la cama, que el bacarrá era irremediable (bacarrá, dícese de la obtención de todos suspensos en un curso lectivo) y que le gustaba la canción de Gabinete Caligari "Camino Soria", la pincharon en el transmisor.

Entraron todos en la habitación de Micro:

"Micro, Micro, pon la radio ¡Que están poniendo "Camino Soria!"

"No jodas, es verdad, qué de puta madre"

Al acabar la canción, un locutor comenzó un apaño de Boletín de Noticias Universitarias. Despues de unas cuantas de relleno, suelta la bomba "el locutor"

"Según ha podido saber Radio Teleco, el tribunal responsable del examen de Cálculo de primero de Caminos ha perdido todos los exámenes. Seguiremos informando"

¡De puta madre! Exclamó Micro, a ver si no los encuentran.

Para tenerle enganchado a la radio empezaron a ponerle toda la música que le gustaba, por ejemplo Dire Straits.

Al cabo de un rato, otro "boletín informativo"

"Las noticias llegadas a Radio Teleco acerca del extravío de todos los exámenes de Cálculo de primero de caminos, debido a que ya no hay fechas para repetir el examen, indican que el Tribunal va a dar aprobado general"

El bote del Micro en su cama, nada tuvo que envidiar a los saltos de Sergey Bubka con la pertiga (Supongo que los jóvenes sabrán quien es el mejor saltador de pértiga de todos los tiempos)

Micro se encontraba en la Gloria. Ya estaba organizando una ronda de cañas en el bar cuando le hacen volver a su habitación

"Micro, Micro, que hay otro boletín"

"Radio Teleco ha podido saber que solo se han encontrado 3 exámenes de Cálculo de primero de Caminos. Estos exámenes serán corregidos. El resto recibirá un aprobado general. Los exámenes encontrados corresponden a Fulanez, Zutanez y....(Pausa tensa)....¡Menéndez!"

Micro no se tiró por la ventana del segundo piso porque le pararon. Con el tiempo llegá a conocer que esto fue una broma, lo que no estoy tan seguro es si alguna vez le perdonó a Sucio, y el resto de hijoputas lo sucedido

Y es que líbrame de mis amigos, que de mis enemigos ya me libraré solo.

39 comentarios:

El 23 dijo...

Cualquier día de estos voy a enviar el curriculum vitae de mi mujer al Banco de Santander, a ver si nos volvemos a Madrid.

No creo que te haces una idea de lo que sufro ql saber que ocurren estas reuniones sin que pueda asistir a ellas. Es como ser pobre, tener hambre y dormir en un cajero automático al lado de Viena Capellanes.

Mi versión de la historia:

Tras hacer propósito, como cada noche, de enmendar mi situación académica (lo de cada noche es una forma de hablar, porque me había acostado a las tres de la tarde, después de comer, con la intención de despertarme a las nueve y media, justo a tiempo para ir a cenar), me desperté, ví que era de noche, miré el reloj y ví que eran las siete y media.
- Vaya, me dije, he dormido toda la tarde y toda la noche.

Decidí entonces tomar los libros y la carpeta y dirigirme a la facultad. Todavía entonces iba, de vez en cuando, sin pastillas. (Cuidado con las injurias con publicidad).

En el pasillo, junto a la puerta de la siguiente habitación, me encontré una reunión poco usual y mira que era difícil que algo fuese poco usual en aquel pasillo, famoso por sus excentricidades.

¿A ver que hacían estos tíos asando chorizos y panceta (bacon para los que sepan inglés) con el hornillo del senador en el pasillo a las siete y media de la mañana? ¿Desayuno continental?

Me ofrecieron un choricillo y yo lo rechacé con cara de asco.

- Guardame uno para la hora de comer, dije.

Salí orgulloso del Colegio, sin darme cuenta casi, parecía protagonista de esa escena del nodo del Colegio en la que todos los colegiales salen, encorbatados y dignos camino de la facultad, había cumplido la promesa hecha a mí mismo el día anterior: iba camino de Somosaguas.

Subiendo "las cuestas escarpadas" de la Avenida de Séneca noté algo extraño: no sólamente en España no empezaba a amanecer sino que cada vez estaba todo más oscuro. ¿Era esto la confabulación judeo-masónica?

Perplejo con el fenómeno me volví al Colegio, Cuando llegué, el jardín estaba oscuro, las farolas encendidas, una luz en cada ventana, noche cerrada casi. Subí al pasillo, y pregunté la hora. El resto ya lo sabéis. Hice de tripas corazón y me despaché al corazón uno de aquellos chorizillos que, tras despabilarme con el aire fresco de la noche, me supo a Gloria.

Un abrazo a todos los reunidos. Joder lo que os echo de menos.

Kikas dijo...

23, si sufres con esto, siendo propietario de los beneficios publicitarios en una parte mayor de la que te mereces, para qué vamos a engañarnos, se deja de escribir de esto y escribimos de otra cosa.
Porque a ti tambien se te echa de menos, y mucho.
Me gusta que quieras convertirte en protagonista de una historia de la que eras simple "atrezzo", ya que tu aparición es circunstancial, pero me alegro de recibir tus comentarios aunque solo sea por la vieja táctica de picarte un poquito.
Cada pasillo tenía su idiosincrasia, bien es cierto, y en el vuestro erais un fiel rebaño de ese lider que se ha convertido en padre de la patria. ¿Te das cuenta de que fuisteis conejillos de indias en los sutiles aspectos de la manipulación de masas por medio de la palabra?
¡Ay! Si la comisión de justicia del Senado supiese(O como cojones se llame ese sacaeuros sin beneficio comunal aparente, salvo para lo que son miembros)
Bien pensado, si al que conocemos, y nos medio fiábamos de él, era así...¿Como habrán sido los Pajines Blancos y compañía que no los teníamos controlados?
¿En manos de quién estamos?

El 23 dijo...

En realidad ese colectivo que mencionas estaba formado por individuos variopintos que actuaban de forma más autónoma de la que tu indicas. En el fondo era como Al Qaeda, no todo se le ocurre a Ibn Laden pero se le echa la culpa de todo, por bocazas.

Eso sí, en mi "Hall of Fame" de frase famosas junto a "No cagues donde comes" de Olimpia Dukakis en Moonstruk (que en España se tituló "Hechizo de Luna") aparecía la siguiente frase atribuída a tí: "A esa planta habría que ponerle una tapia". Esta propuesta, realizada en público y ante quien tenía la potestad de elevar el muro, no se llevó a la práctica (aunque habría sido una buena oportunidad para poner escaleras de incendios en el edificio) porque como estábamos en la última planta, nos habríamos quedado la terraza para nosotros solos.

También te recuerdo que de esa planta han salido al menos dos personas que yo sepa, que hacen que no te sea necesario tener enemigos lo que indica que, una de dos, o el experimento de manipulación tuvo un éxito, si lo tuvo, limitado en el tiempo, o tienes tú mal gusto eligiendo amigos.

Y para evitar que digas que quiero ser protagonista en una historia en la que soy secundario (también se dan Oscares a los actores secundarios), volveré al Micro.

Creo recordar que el Micro tenía también una habilidad especial para el insulto. No era lo que decía sino la manera que tenía de decirlo, que te daban ganas de darle un puñetazo sin mediar palabra. Esa habilidad le llevó a encontrar trabajo como "manager" de dos boxeadores aficionados (uno de Valladolid, con bigote y otro de la Rioja, con bodega) amantes del boxeo, por decirlo de alguna manera, no sujeto a las reglas de John Sholto Douglas, más conocido por su título nobiliario de octavo marqués de Queensberry.

El mecanismo era sencillo. Se iban de copas los tres. En un momento determinado el "manager" encontraba un "sparring" adecuado, que convenientemente "calentado" saltaba al ring suponiendo que su adversario era de peso mosca, encontrándose con la sorpresa de que los puñetazos provenían de un crucero y un pesado dotados de lo que el Peque llamaba "el don divino de la pegada".

Esto se repitió muchos fines de semana hasta que una noche el "manager" cometió un error: buscó "sparring" sin comprobar de antemano que sus boxeadores estaban cerca del ring. La mano de golpes que recibió acabó definitivamente con su carrera como "manager", no así, no con su capacidad para el insulto, pero desde entonces la usó, como Aznar el catalán, en la intimidad.

Eso dicen, ¿eh?. Que, como suele decir Kikás en su acostumbrado "disclaimer", yo no estaba allí que me lo han contado y a lo mejor se trataba de otro.

Un abrazo.

Kikas dijo...

23, me subestimas...
De esa planta han salido muchas personas que hacen que el buscar enemigos, en mi caso, sea ocioso. Y como está mal señalar, y alguien se puede sentir ofendido si no le nombras, allá cada cual con su consideración de amigo mio ;-)
Es curioso, con la cantidad de cosas que he dicho en la vida y me vas a recordar por algo que no recuerdo aunque, aun hoy, esté totalmente convencido de su necesidad para salvaguardar la salud mental del resto de colegiales en aquellos años.
Si estás intentando decir que el actual senador y yo hemos partido peras...pues tampoco. Me llevé bien con él. Muchas noches de sábado puteamos nuevos (Ahora me cierran el blog los de Amnistia Internacional y me joden), y nos reimos mucho. Eso sí, siendo alcalde de su ciudad, como no le podían meter mano por otra cosa, una hermana de uno que fue nuevo con nosotros, le atacó por ahí. Y en la cadena de desmentidos que le oi pronunciar en la radio había más mentiras de las que yo podré decir en mi vida. Y eso hablando de novatadas. Ni imaginarme quiero a un político, o a este mismo, vamos, hablando de Urbanismo.
Al boxeador de Valladolid, boticario, le he comprendido mucho con el paso de los años. El comenzó la carrera en Santiago de Compostela. Se echó novia gallega. Tenía ciertos resquemores con los hijos de Breogán. Con el paso del tiempo, y mis experiencias empresariales en la brumosa tierra de la Pardo Bazán,le he recordado mucho. ¡Grandes verdades que salian como puños por su boca! (Y por sus puños, para qué vamos a engañarnos)

El 23 dijo...

Estás demasiado espeso.

Tú has dicho que con algunos amigos no hacen falta enemigos. De la planta tercera del Cisneros de la época en que tu la querías tapiar salieron al menos dos amigos tuyos a quienes has mencionado en tu entrada. Uno caza animales en el Este de Europa y el otro ha puesto una pica en Flandes. Oro parece, plata no es.

Y a ver si empiezan a intervenir de nuevo tus otros lectores porque si no vamos a terminar como Juanito Valderrama y Dolores Abril y sus Peleas en broma.

Kikas dijo...

Debo de estar muy espeso escribiendo, sí, porque te había entendido a la primera. Y por eso decía que más de dos, me acuerdo, y no sé por qué, de Chuflas, por ejemplo. Porque del Colegio he sacado muy buenos amigos, amigos, y algún indiferente pero, enemigos, creo que ninguno. Esos, si los tengo, que no lo sé, habrán salido de fuera, casi seguro.
Que sepas que tenemos muchos lectores gallegos que son discretos, y algún que otro voyeur, que es pasivo, pero muchos están esperando tus respuestas, y me lo han dicho en público y en privado, que tiene cojones con lo que me cuesta sacar temas ;-)
Un abrazo de lunes, 23

El 23 dijo...

Vaya hombre, te tienes que acordar precisamente del Chuflas, a quien perdí la pista cuando dejó la SGAE. Tiene gracia, es como poner al capitan Francis Drake a luchar contra la piratería. Fuímos los únicos nuevos del pasillo y en un momento dado, los viejos dejaron de putearnos porque ya nos puteábamos nosotros solos. Si un día se me rompía por accidente el cristal de la puerta, al día siguiente a él se le rompía también por accidente, el cristal de la suya. En una ocasión, el padre de la patria rompió mi cristal con una silla justo cuando el Chuflas y yo acabábamos de firmar un armisticio, para provocar otra vez la guerra. Antonio el de centralita me decía: - ¿otro parte para el cristalero? - "Si, es que como la Juani deja las puertas abiertas para que se seque el pasillo, hace mucha corriente". Más dificil de explicar fue cuando se me incendió la puerta mientras dormía o cuando al Chuflas dejó de funcionarle la cerradura. ¿Qué viento metería allí dos palillos?

Te podrías haber acordado de cierto profesor de la Universidad de Málaga, perote y con bigote; o del boticario de casi-casi Bilbao con cuyas barbas te habrás rozado en muchas melées; o del Bull, Director de Ventas para España de cierta multinacional que te sonará porque vende teléfonos; o de aquel hoy perito tasador inmobiliario de Málaga cuyo nombre suena como si habla solo; o de cierto ingeniero agrónomo, entrenador físico del segundo porque no le dejaron ser tercera en el primero porque con el Boni (-Boni, coño -decía el Berraco - ¿no ves que si se gira la melée a ese lado tienes que aguantar tu solo a toda su delantera?. - ¿Y qué? si puedo con todos, contestaba el Boni), el bodeguero, el Berraco y Kikás y alguno más que no me acuerdo, estaba la tercera línea servida. Con él hice mi primera "bombilla", aguantándole el ritmo hasta Séneca donde eché hasta la primera papilla. También son de esa planta los dos manchegos que te jubilaron del primer equipo universitario y que junto a nuestro seleccionado nacional formaron la tercera en División de Honor hasta que al primero se le puso lo de atrás delante: el Mono y el Trosky.

Ya ves que de la planta en cuestión salieron muchos elementos útiles a la Patria (sin ser ser Padres de la misma) y que han sido o son amigos tuyos.

------

Entre los gallegos que te leen no estarán JuanMari y el Telequito (gran proveedor de consejo ante difíciles exámenes en tu escuela) ambos miembros de la República Independiente del Tercero del Cisneros, pero sí quizá los hermanos de albo paño, el "segunda de casi dos metros", y el "hermano pequeño" del Marqués (que asolaba el antebar al grito de "Mon pollaaaaaa") y a quien tú te referiste en alguna ocasión como "vividor".

Esto de hablar en clave para que no nos pille "El Gran Hermano" es un follón de miedo.

Pero el buen entendedor, entiende. Me disculpo ante los que no saben de que hablo. Echo mucho de menos a los que sí.

Kikas dijo...

Y es por ello por lo que no nombré a ninguno y solo ante tu insistencia, apunté al Chuflas, pero del resto que has nombrado, al 85% se les puede considerar lo que otros dirían "amigos".
Recuerdo que al padre de la Patria le hicieron una termita. Para los no iniciados, una termita era vaciar absolutamente, tu habitación, y cuando se dice absolutamente, es que ni el casquillo de la bombilla permanecía, y era considerado un toque de atención serio en la relación con el resto de la gente, porque no cualquiera podía decretar una termita.
¿te imaginas que le hagan ahora una termita en el despacho del Senado? Reaccionó bien, tú no lo viviste porque fue en su año de nuevo y tú todavía eras pequeño y estabas a las faldas de mami.
En fín, que si seguimos tirando del hilo llegaremos al Pini escalando el Nebrija para robar un jamón a un patán que lo tenía colgado de la ventana de su habitación en el tercer piso.
¡Qué tiempos!

Anónimo dijo...

Uff

Belle de Jour

Kikas dijo...

23, no sé por qué me da que estamos espesos para los demás.
habrá que rebajar el nivel ;-)

Anónimo dijo...

Rebajar el nivel?!
"pa chulo yo"

Por cierto, quienes son esos..?
Pimpinela, Pimpinela!! jaja

Belle de Jour

El 23 dijo...

Todos sufrimos crisis, Kikás. Hubieron tiempos en que no te leía ni yo.

Lo importante es seguir adelante. La semana que viene otra entrada.

También es importante recordar porqué empezaste este ciberdiario: para contar tu historia, no para entretener a nadie.

Si los que te leemos hoy nos vamos, otros vendrán. Lo importante es que en cada mensaje seas tú mismo.

Y todos estos comentarios, que nadie entiende y que a muchos aburren, también son parte de tí.

Qué le vamos a hacer, a veces, también eres un pesado. Yo, casi siempre.

Dale las gracias a Belle de Jour por su control de calidad.

Creo que voy a empezar un ciberdiario. Alguna chorrada aburrida sobre salud o educación.

Kikas dijo...

Belle, ¿qué tiene aquí que ver un duo de argentinos? ¿quien es la chica entre 23 y yo? ¿Crees que reñimos?
No sé si pregunto demasiado....

Kikas dijo...

23, mi media es de dos entradas por semana, eso sí, la crisis pega y no tengo tanto tiempo libre.
Ahora, que tú precisamente me llames pesado me ha dolido. Y eso que desde Navidades estoy cuidando mi alimentación.
Yo comencé esto para escribir, pero he descubierto que me gusta saber que me leen y tambien me gusta hablar casi todos los días contigo y con los anónim@s que se dejan caer. Un poquito de brisa fresca.
Snif, si tú tambien me abandonas entonces yo seré la mosca cojonera de tu ciberdiario, con menos ingenio que tú, pero tampoco te pediré el 40% de los ingresos publicitarios

Tendi dijo...

Os disipais una barbaridad... en fin... sobre el Micro os contaré que tras una fiesta fermosa del Teresa, nos encaminamos a terminar la fiesta del Africa más aún cuando ésta ya habia finitado... decimos bajar a la Avda. de Valladolid a copear un desayuno. Micro, Super Lopez -Luis Lopez Lopez de Albacete- y el que escribe con un brazo escayolado -todos por una acera y por la de enfrente -que de aquí el juego siguiente- otros tres petardos somnolientes. Micro que después de leer su afán pugilístico, gritó un enorme "maricones" a la par que un silencio se adueño de la avenida. Cruza uno de ellos sosegado que crecia -el hideputa- a medida que se acercaba. Llegó, Micro detras de los dos, nos quitó de enmedio el armario y levantó a Micro con una mano!!! Micro empezó a gritar cuan violado a lo que el otro le soltó... amedrentado!!! Micro ¿estás bien? Ostias, si no grito me mato!!! contestó agazapado!!!

En fin... Nos reimos de la salida del Micro pero consiguió que no le partieran la cara gritando como un loco!! :-) juas juas juas

Kikas dijo...

La verdad es que ahora hago memoria pero, había olvidado esta característica tan peligrosa del susodicho de meterte en un compromiso sin comerlo ni beberlo.
Y pensar que ahora cuando veo a la juventud salir los sábados a zurrarse me parece una bobada....
He de reconocer que entonces tambien me parecía, y en mis largos años de estudiante solo me vi envuelto en una cuando, despues de una entrega de becas, en "la Chata" de Rosales, el Innombrable nos metió a todos en un fregado simpático. La verdad no me acuerdo ni por qué ni con quién. Eso sí, mamado hasta las patas el cabrón.
Sí que recuerdo que despues de la que montó, salió dejándonos a todos ahí currándonos. Se montó en la parte de atrás de una moto de un pollo que se iba y le dijo, "llévame".
Despues de ver lo que había pasado, el de la Vespa le llevó a no sé dónde, sin preguntar.
Al cabo de tres o cuatro días salí con el Innombrable a tomar unas copas por Moncloa. Entramos en un garito y, nada más entrar, el del garito nos dijo
"aquí no se les sirve, o sea que ya estais saliendo". Yo empecé a preguntar que por qué, mientras el innombrable me decía, "anda Kikas, vámonos antes de que sea tarde, que a estos es a algunos de los que curramos el otro día".
Vista nuestra inferioridad de condiciones en aquel momento, no hice ninguna pregunta más, y es que hay veces que es verdad, tomar copas es peligroso

El 23 dijo...

Si, aquella fue interesante. Nosotros éramos un grupo numeroso, no sé, unos cuarenta, quizá más. Todos de traje, para que fuese fácil saber que íbamos juntos. Sin embargo, de los más variopintos orígenes, se formó un grupo suficientemente numeroso y suficientemente cohesionado como para enfrentarnos haciendo una correspondencia biunívoca y que aún sobrase alguno...de ellos. (No me critiquen los matemáticos mi falta de coherencia, que ya sé yo que si en una correspondencia biunívoca sobran de ellos es que no es una correspondencia biunívoca sino equívoca y peligrosa).

Nos preguntábamos que fuerza había cohesionado a ese grupo que se nos enfrentó. El Peque dió con la tecla. Aquel grupo era la AMIC, es decir, la Asociación Madrileña de Injuriados por el C. (apodo del Innombrable). La asociación se constituyó, con estatutos, junta directiva, presidente, secretario y tesorero y alcanzó un número de cincuenta socios en menos de media hora. Para que luego digan que los españoles no tenemos espíritu asociativo o que la burocracia es demasiado lenta.

Yo estaba en la calle. ¿Créen ustede que el fresco de la noche hacía que la situación fuese más tranquila?Pues no, porque allí estaba el Lucho, subido encima del capó de un coche, con el propietario pidiéndole que bajara mientras le presentaba una OPH (Oferta Pública de H...). Cuando el Lucho se bajó, aceptando la oferta el propietario se percató de que había mucha gente con traje mirando en su dirección (por curiosidad, más que nada) y conteniendo sus ansias le ofreció al Lucho la copa que se estaba bebiendo para apaciguarlo. Lucho, arrojó la copa al suelo. El chaval del coche hizo callar a su novia (que quería que su novio mantuviese la oferta, a pesar de la coyuntura desfavorable, se metió en el coche y parafraseando la poesía del valentón: "caló el chapeo, requirió la espada, miró al soslayo fuese, y no hubo nada". (Miguel de Cervantes, Soneto al Túmulo del Rey Felipe II en Sevilla).

Mejor, porque el traje de kevlar no me cabía dentro del traje de romano.

De todas formas, es interesante que todavía vivimos entonces una época en la que aún te podías pegar con alguien y después acabar juntos en un bar alternando el árnica con la cerveza. Ahora el único sitio donde puedes coincidir con alguien con el que te has pegado es el Juzgado de Primera Instancia. Y con lo colapsados que están los juzgados no sé si es bueno o malo.

En resumen, que no es de extrañar que en algunas carreras nocturnas el avituallamiento fuese más complicado que en el París-Dakkar.

Kikas dijo...

Veo que comente acerca de lo que comente, tu memoria es asaz más portentosa que la mía, porque alguno puede pensar que te lo inventas pero yo, yo recuerdo entre nebulosas, fruto de los años transcurridos, aclaro, parte de lo que aquí, con acierto transcribes.
El Innombrable, efectivamente, podía buscar bronca, pero si había que pegarse, no buscaba parapetos, aunque intentase siempre al final, arreglarlo con una copa, a ser posible que la pagase el injuriado, claro está.
Lo cierto es que, incluso el Peke, se metió en aquella trifulca. Yo creo que ha sido en la única que me he metido en mi vida, y no muy activamente, aclaro, que yo hostias ya tomé todas las que me tocaban por reparto en mi época de católico practicante, y ya sabes que de las otras no me gustan, que luego te duele.
A propósito, 23, ¿Rumania? ¿37?

El 23 dijo...

Efectivamente, Rumanía 37.

A pesar de la honda preocupación de ver que alguien que busca lo que buscaba este rumano (o residente en Rumanía), aterrice en nuestro blog, tengo otro país en el bote.

Kikas dijo...

Es que este blog es como los buenos antibióticos....de amplio espectro
Y da lo mismo que busques lo que busques, al final siempre hay "una chose" a la que Google pueda agarrarse

Anónimo dijo...

Una de las anecdotas mas divertidas que vivi con el micro y una pandilla de almerienses, malagueños, y vallisoletanos. El "inventor" de la arradio fue Pedro Cruz que nos abandono aquel mismo verano. Como Leza. circunstancias de la vida. Aun resuena la bondad de Leza en mis recuerdos.

Rafa Lopez
Micro el onubense, gran jugador de cartas, tenia de chuleta lo que le faltaba de estatura. En el fondo se hacia querer.

Entre vallisoletanos que contais, y que tenian muchas "tejas" Lo vi de farmaceutico alla por el año 99, ya era boticario de Valladolid, y andaba ligando una piba con unos años menos que el. El hermano de las tejas siempre tuvo labia. Un hombre cariñoso.
Exjugador del Alaves por un desprendimiento de retina, (segun creo), consiguio que lo expulsaran sine die del futbol universitario.

Segun contaban, era un central fino aunque con cierta mala leche. En una entrada limpia, ante las quejas del atacante recibio una tarjeta amarilla.
Nuestro amigo el vallisoletano contesto, al arbitro: " si no hay motivo".
El arbitro le recrimino. "pues ya tienes dos motivos".

El de la teja que no se achantaba respondio, "Ya te dare yo motivos"...

Y ante la sorna del delantero, le arreo una patada en los cojones marchandose tranquilo a los vestuarios.


Otro dia querido Kikas, hablaremos de Isidoro, y de aquella Navidad en que comimos polvorones de pamplona.

Yo soy pablo y este es pepe pero no soy de pamplona etc...

Kikas dijo...

Veo, querido endógeno y Anónimo amigo (Que ya que hemos sido presentados, deberías dejar dicho quien eres , la próxima será de ducha fria) que te fallan algunos datos, aunque es de agradecer que vuelvas sobre entradas antiguas que no viejas.
Antes de nada, advetirte acerca de ciertas costumbres de este rincón de internet. Como cualquier logia oculta, semos discretos, no me joda usted que sus lo tengo dicho, hay temas que todavía no han prescrito. Por ello se habla de Pelaez, Garagorri y compañía, personajes, como Superman, de ficción pura y dura.
Sin embargo, en aras de que no se acueste usted sin que un alma caritativa le saque de su error, le precisaré algunos datos sin importancia;
Micro era Pérez, no López, o sea, que si usted no es D. Rafael López Rodriguez, apúnteselo en su agenda.
Cruz no era Cruz, sino Cobos
Y la de los polvorones no empezó con Pablo, sino con Pepo que no era de Pamplona, sino de Monzón.
En fín, que no se puede pedir que todos tengais mi memoria
(Por si no te habías dado cuenta, en este rincón se sigue repartiendo como en el antebar, y el que se pica...se jode un poco)
Y ahora, descúbrase y todos se lo agradeceremos, (Si no es usted el señor López)

Anónimo dijo...

Trate de firmar como el Sr. Lopez al final. Pero evidentemente firme enmedio del pastel.

Lamento haber revelado nombres de alguno. No era mi intencion ni tiene interes.

un saludo,

R. Lopez (acompañante de juergas de un soriano bajito y con muy mala leche y habitante del pasillo con mejor vino del mayor).

Kikas dijo...

Azrael, tio, he de decirte que te conservas mucho, mucho peor que yo!!!! (Foto del feisbuc mediante)
Excusas ninguna, jamón a los habituales por recien llegado, (Antes se decía nuevo ;-) )
Una hemorragia de placer

Angel Rubio dijo...

La tradición de celebrar la navidad con polvorones aplastados que había que engullir enteros y despacharlos a las tripas lo más rápido posible, de modo que el primero que dijera "Me llamo Pepo, mi papá se llama Pepe y no veranea en Pamplona porque es de Monzón" y después fuese capaz de silbar, ganaba la justa, la popularizaron Magoo (procedente de Donostia, con perdón) y el Fede, un gaditano que inventó, entre otras muchas ocurrencias, un juego de guerra basado en la primera Guerra del Golfo en el que ganaba Sadam Hussein gracias a la intervención de la Virgen del Carmen.

Para ganar el torneo había que ganar todas las justas porque era un torneo por eliminación. Si la promoción era grande, por ejemplo de 32 nuevos, el ganador y el finalista tenían que comerse de esa guisa cinco polvorones (si no había que repetir alguna justa por no ser el resultado claro) y luego no cagaban en una semana.

Hablando de endogamias, para endogámica esa competición. Los del Tercero del Jiménez como organizaban el Torneo, se aseguraban de que, por las buenas o con trampas, (repetían la justa si había ganado el otro) al menos uno de esa planta llegase a la final y entonces al contrario le metían un corcho dentro del polvorón para que fuera imposible que pudiera tragarselo.

Mira por donde aparece Azrael. Otro monstruo del mus, y de la pocha y de lo hiciera falta. Con tal de tocar cartas era capaz de trabajar en el servicio de Correos.

Un abrazo, Azrael y bienvenido al Mareo endogámico 2.0.

Jevy dijo...

Azrael... ¡Cómo estás, perdedor de mus! Todavía recuerdo cuando llegaste de nuevo, y me dije: "éste me supera; yo he aprobado una, pero Azrael va camino de aprobar menos dos". Un saludo y quédate por acá, que llueven collejas a menudo.

Kikas dijo...

D. Angel (Ya que se muestra con su nombre habré de tratarle con respeto, como en las tertulias de la aradio, y nunca mejor dicho)
Esa insinuación de que los del tercero del Jiménez hacíamos trampas me parece asaz tendenciosa y debería probarlo antes de repartir infundios por doquier.
Ese insigne nuevo llamado Fede, Nacionalista árabe-andaluz (Con lo de Al Qaeda ahora eso debe de estar muy mal visto) Perdió la paciencia enseñándome a bailar sevillanas (La cuarta se me sigue resistiendo)
Azrael ahora es un hombre respetable y se hace llamar Rafael Lopez, como si la respetabilidad tuviese algo que ver con el nombre.
¡Con lo que fue Azrael! Nuevo cachondo, biblioteca 24 horas, estudiante de Teleco , coño, como el Jevy, que tomó una decisión acertada en la vida (Bueno, y afiliarse al Psoe siendo andaluz) como fue dejarlo y hacer una carrera seria como empresariales.
Azrael, coño, ¿de veras quieres que te llamemos Rafael Lopez?
Insisto, Benvingut

Kikas dijo...

Jevy, Azrael o Rafael Lopez, ha prosperado. Es colorado como tú, pero él de los inteligentes. Un hombre casado y con hijos como aparece en su perfil del feisbuc.
Joder, Azrael, lo que has animado este rincón sin pretenderlo. Solo nos falta el de las tejas y a repartir estopa pero de la de verdad

Jevy dijo...

¡Coño, Kikás! ¡Ya parles catalá en la intimitat como Aznar! A Azrael más bien habría que darle la bienvenida con claro acento saharaui, tipo: "¡Qué paza, Pisha, bienvenío!". O haz gala de la marca de txapela desenroscada que llevas en la cabeza y con un "Zorionak" o algo así le acogemos. (Oye, el euskera, es que suena como si lanzases un ladrillo. No quiero imaginarme cómo sonará un "Te quiero". En alemán, y con polvorones en la boca, el "Ich liebe dich" puede acabar con la persona amada con más escupitajos de almendra que una lluvia de estrellas).
Por cierto, que uno, inteligente, casado y con hijas, lo mismo. Si llamas inteligencia a sacar el carnet, eso nunca. No me afiliaría a un partido ni con los GEOS detrás, porque nunca estaré de acuerdo ni al 50% con lo que hagan . Yo más bien voto para evitar que gobierne alguien, más que por convicción de que a quien vote vaya a hacer maravillas. Colorao sí, pero es que los de ahora me pasan por la derecha de largo...
Por cierto, que no encuentro a Azrael en el Feisbuk, porque hay un montón que se llaman como él. Quiero ver si ya ha cambiado de modelo de gafas, ya que las que se trajo en 1985 eran del tiempo i'ñaupa, como dirían mis amigos los argentinos.

Kikas dijo...

Te quiero, en Vasco, si Belentxu no me corrige demasiado es algo así como Maite Zaitut, bastante más presentable que en alemán, de aquí a Durango (Mexico).
Según tu explicación entonces Azrael no es inteligente, sino listo. Bueno, estamos aquí con disquisiciones de matiz.
Como te he contestado internamente, yo el feisbuc no lo manejo demasiado. A Azrael no le conoce ni la madre que le parió (Está muy, muy estropeado ;-) )
Pero a lo mejor es que no le conocemos porque, efectivamente, ha cambiado de modelo de gafas.
Joder, el pobre Azrael las que se está llevando sin comerlo ni beberlo
¿Tu crees que así animamos a que otros escriban? ;-)

Rafa dijo...

Efectivamente ando algo estropeado. Aprendi a ligar y me jarte! Me jarte a beber.

Sigo rojo pero sin carne pues al parecer tengo mas neuronas de las necesarias.

En estos 20 años en el guadiana hice algunas cosillas. No muchas.

He vivido en Granada, Praga, Motril, Almeria, Sevilla.
He podido encontrarme con algun historico colegial de ideas claras. el mas joven aparejador de España. Sigue siendo un hombre tranquilo y afable.

Lo que es cierto es que yo recuerdo haber llegado a aquella final de polvorones.

Kikas dijo...

Lo del ligue, efectivamente era una asignatura pendiente no tuya, sino de muchos...aunque tuya en especial ;-)
Para vivir en ese pasillo y no acabar loco, efectivamente debias de tener un par de neuronas más de las necesarias
Al más joven aparejador de España me lo encontré yo recien venido de China cuando estaba en una cuarentena clandestina con motivo de la neumonia asiática
http://dakipalla-kikas.blogspot.com/2008/04/tienes-mas-peligro-que-un-chino-con.html
Y que tú hayas llegado a una final de polvorones es la mejor demostración de que no estaba amañado porque....con las ganas que te teníamos todos ;-)
Un abrazo

Jevy dijo...

Azrael, o sea que ligaste... La verdad es que el Colegio era un reducto, algo así como la aldea gala, en la que sólo unos pocos ponían una pica en Flandes. Ya ves, otros acabaron yéndose a Flandes para seguir con el tema.
Ya que has vivido en Praga, cuéntate algo de la experiencia, que éste era inicialmente un blog de viajes más que nada, y ha acabado convirtiéndose en el Lonely Planet de los batiburrillos. ¿En qué Mesto vivías? ¿Hacías colonia con otros españoles? ¿Seguías perdedor de pocha y mus? Un saludito

Kikas dijo...

Por alusiones, Jevy;
Este humilde rincón es lo que los lectores quieren que sea porque da lo mismo de qué escriba, al final acabamos cabalgando por los Cerros de Ubeda.
Por si no lo teníamos claro....;-)

Rafa dijo...

Praga (o Praha) es de los sitios que mejor cerveza puede beber. Monumentos interesantes. Mujeres Interesantes.

El personal, tan rallao o más que los españoles. En la epoca de los soviets la gente aprendia otras lenguas para hablarse con sus amigos. aunque claro luego resultaba que los amigos no eran tales sino que como tu eran agentes a sueldo de la policia secreta que vigilaban a otros policias.

Vivi alli durante 9 meses. La comida es regular, la reposteria es bastante buena, y la cerveza es inmejorable.

Mejor epoca para visitarla, en marzo y fines de septiembre.

¿Cosas que ver? La catedral, el barrio judio, el castillo, el puente de carlos pasearse por sus calles. Beber cerveza. Montarse en el tranvia. Admirar a las eslavas. Beber mas cerveza.

Kikas dijo...

Aunque hace tiempo que no voy, por petición popular, prometo una entrada de Praga para que nuestro amigo Rafa (O sea, Azrael para entendernos) pueda rebatirme y dejarme en ridículo. Esta es una característica genuina de este blog, el poder dejar al propietario en bragas.
Pero no me la pidais para mañana, por favor ;-)

Jevy dijo...

Cuando venga esa entrada sobre Praha, prometo incluir mis experiencias. Una, en 1989, creo recordar, aùn en los vestigios del comunismo. Y otra, el verano pasado. Praha era como Disneylandia. O asì.

Kikas dijo...

Ya, ya, Jevy;
Eso mismo dijiste de La Habana
Y esperando estamos sentados
¿O será que las pajas económicas mentales no te dejan sacar tiempo para los amigos?
;-)

Mela dijo...

Micro y "El Sucio"... vaya nombrecitos ;-)
Bueno, pues "El Sucio" le gastó una broma un poco pesada a Micro
Sí, con amigos así, no es necesario tener enemigos
Claro que yo no tengo sentido del humor y es posible que no entienda estas bromas... como tampoco entiendo que no publiques comentarios
Espero que todo esté bien