jueves, 27 de noviembre de 2008

SUSTITO Por Juan A., mi hijo

Os he hablado a menudo de Carmen. Mi familia se completa con dos hijos maravillosos. María tiene 13 años. Ya es una mujer. Estamos en esa edad que continuamente porfiamos a ver quien mea más lejos (Ella, lo que no sabe es que, por razones fisiológicas, yo siempre podré mear más lejos que ella. Bueno, por eso y porque con 13 años, yo era un auténtico hp. Lo que hay ahora son unos aprendices de chicos malos)

Juan A. tiene 8 años. Es un niño con un mundo interior alucinante. Me recuerda mucho a mí cuando tenía su edad. He intentado que jugase al Rugby, pero no le hace mucha gracia. Le gusta esquiar conmigo. De deportes poco más.

Carmen continuamente dice que, por la que tengo debilidad es por María, y aunque continuamente se lo rebato, a ella no le entra en la cabeza (Ella dice que María me lo perdona todo y, como padre, creedme, soy exigente)

De verdad, adoro a mis dos hijos y, como alguna vez escribí en este espacio acerca de Carmen, creo que, si un día falto, me gustaría que ellos tambien supiesen lo que significan para mí.

El otro día estaba repasando el cuaderno de Lengua de Juan A. En 30 páginas tenía una falta de ortografía y, leerlo me hizo sentirme orgulloso de él como padre.

Había escrito esta redacción. No he cambiado ni la coma que aparece en la misma. Espero que disculpeis este ataque de baba paterna. Tiene 8 años y, a lo mejor, algún día un investigador descubre que este fue su primer texto publicado.



Sustito, un nombre adecuado para un fantasma menos para Sustito.

Sustito era un pequeño fantasma que no asustaba a nadie. Sustito como siempre iba a la escuela de monstruos con mala gana pero hoy mas que nunca porque tocaba clase de sustos.

Sustito suspendio. Un dia que era fiesta y nadie iba a la escuela, unos niños entraron en la casa de Sustito y vieron llorar al pobre fantasmita. Sustito les dijo que había suspendido en la clase de sustos. Los niños le dijeron que dar sustos no era mas importante que hacer amigos y el ya tenia dos.

14 comentarios:

El 23 dijo...

Kikacín escribe mejor que tú. Escribe con economía del lenguage, con frases cortas y sencillas al estilo de los grandes maestros. Como se nota que es familia de D. Fernando Lázaro Carreter. Y no hace faltas de ortografía como su padre.

Lo de siempre, el mundo al revés: los hijos del Chonfli juegan al rugby, el tuyo sabe escribir. Talentos que vienen, sin duda, de ambas madres.

Y ahora en serio. Mira que leo yo al cabo del día. Pero una exaltación de la amistad tan emotiva como esta hace mucho que no la leo.

Me quito el sombrero y te envío una sabana. Tu babeo es justificado.

Kikas dijo...

23, por favor, sin faltas de ortografia, que este comentario no las merece (Lenguaje)
Y no me descubras, no me jodas, que este Blog es anónimo. A nadie le importan los muertos que cada uno tenemos en la familia ;-)
Gracias por la sábana, hermano

El 23 dijo...

Cada vez me pasará más. De tanto hablar holandés y francés se me acabará olvidando el español.

Menos mal que era pronto y Kikacín no estaba todavía en la cama y te ha apuntado la errata. Estaría más justificado si hubiese escrito "lenguahe", estando como está más próxima de la Ge la Hache que la Jota en el teclado QWERTY. No puedo excusarme en el error tipográfico, porque no lo es.

Es un descuido producto de la dejadez. Por cierto, que no ha sido el único: te he enviado una sabana y no una sábana.

Cuidado con los leones.

El 23 dijo...

Y hay por ahí algún acento que se ha perdido y algún signo de admiración que debería estar y no está. Supongo que como en ese momento entró en casa mi mujer, fui más descuidado.

Hablando de hijos de atletas que son estetas e hijos de estetas que son atletas: los hijos del Gordo, cuyo papá y cuya mamá han sido ambos delanteros de nuestros equipos de rugby, ¿tocan el violín o les ha dado por la pintura?.

Mañana me voy a Holanda, a ver si recupero un país en el mapita.

Un abrazo, atleta, padre orgulloso de un esteta.

Anónimo dijo...

Enhorabuena.
Es impresionante, no solo como escribe sino el contenido del relato. Demuestra una sensibilidad extraordinaria.
Haz que lea mucho, que siga escribiendo y disfruta de ese maravilloso hijo.
Algo tendrás de mérito en ello.

Kikas dijo...

23, Kikas es unico e insustituible. La única que a mi hijo le llama Kikasín, es mi tia Cuchichi, pero claro, tiene 90 años y se le perdona todo.
Y a mi los leones me dan miedo. Los tigres no. Dormí con una tigrera en la habitación mucho tiempo (Para los no iniciados era donde dejábamos la ropa de rugby y la cerrábamos hermeticamente, no fuera que el tigre saliese)
No nos pongamos exquisitos con los acentos. Yo, incluso en España, alguno me doy cuenta que me dejo y no tiro para atrás...que esto se está poniendo muy exigente. No me extraña que mis amigos no escriban...En vasco no hay acentos y les parecerá que les vais a llamar la atención.
Y no te preocupes por Holanda, que está contabilizada.
A propósito, ayer recibí un correo de una amiga del MBA que hice, quien me dijo que iba a haber entrado desde Praga, pero al final, como a ti no te conoce, prefiere que pagues tu (lo siento). Sin embargo dice que se divierte mucho leyéndonos (Incluso en los MBA dejan entrar a cualquiera. Lo siento por el Instituto de Empresa)

Kikas dijo...

Anónimo, ¿Perdón? ¿Sensibilidad yo?
¿Seguro que usted no se ha confundido de blog?....
Creo que lo que tuve que ver yo fue pagar el bautizo...y a medias que estoy en Gananciales.
Lo único en lo que en casa no hay límite de presupuesto es en libros. En lo demás, discuto. En libros no. Ahora bien....si usted conoce a alguien que me los saque baratos.....o abrimos una cuenta libros, como la cuenta vivienda y acepto donaciones (23, esto va aparte de los ingresos publicitarios que se me acaba de ocurrir)

la mamá de Juan A. dijo...

Me encantó el cuento... es una prueba de lo muy especial que es Juan A. ¡¡estoy superorgullosa!!
Aunque no juegue al rugby (por lo menos de momento), el chico sigue los pasos de su padre... dentro de poco, lo mismo crea su propio blog..
Besos para mis dos escritores favoritos ;-)

Kikas dijo...

Juan A. no juega al rugby porque es igual de cabezón que el que le pagó el bautizo (a medias, ya lo dije), pero si se pone....bueno, a lo mejor no.
Yo tambien estoy orgulloso y con un babeo supino. Lo mejor es que, al leer el cuaderno, ves que tiene una coña marinera en otros relatos y chistes que escribe.
Lástima que en este País se pague mejor el fútbol que la literatura...que ya tenía ganas de retirarme ;-)

El 23 dijo...

Bueno, eso de que se paga mejor el futbol que la literatura depende de qué futbolista y de qué escritor.

Si no que se lo pregunten al Innombrable y a J.K. Rowling, pojemplo.

Lo que te digo, el mundo al revés. Ahora R2D2 es el experto en lenguas y C3PO ingeniero de caminos.

Besos a la mamá de R2D2 y envío otra sábana que con los puntazos del chaval, la que le envié a Kikás no va a ser bastante. Espero gozar de su compañía estas navidades aunque tenga que pagar Ricky Martin (mi empresa se llama Risk Matters y mi padre no sabe inglés).

Kikas dijo...

23, os esperaremos impacientes estas navidades. A lo mejor hasta nos vamos a Leon a hacer una visita al Jevy (Mi hija se apunta que se ha echado un amigo allí). Sabes que, que aparezcais con toda la prole en nuestra casa está bien para 10 minutos, la confianza es lo que tiene, que estas cosas se pueden decir.
Con respecto al Innombrable vestido de corto, casi mejor aparta de mí esa visión. Supongo que ahora, en ese aspecto deportivo, lo más que será es representante de futboleros, y ganará una pasta por no hacer nada (Aunque al verme en cada Fiesta me siga gritando....¡Págate una copa que tienes mucha pasta!)
Y es que hay cosas que, aunque pasen 100 años...nunca cambian

argos dijo...

Permite que te dé la enhorabuena por el pequeñín al que le pagaste el bautizo. Y a su mamá, que seguro tendrá tanto o más mérito.

Aunque las felicitaciones, más merecidas hoy, son para el autor de "Sustito". ¡Felicidades Juan A.!

Kikas dijo...

Gracias, Argos. A Juan A. le gustará saber que se está convirtiendo en un escritor de culto para entornos reducidos....y no tan reducidos ;-)

Mela dijo...

Kikas... si puedes, le dices a JA de mi parte que escribió un cuento muy bonito con tan solo ocho años
Me ha encantado conocer a Sustituto, el fantasma que no sabía dar sustos
Les contaré este cuento a mis sobrinos mellizos... un niño y una niña de seis años... seguro que les gusta