lunes, 15 de julio de 2013

POMPEYA, UN AUTENTICO LUJO...

Una de las escalas que no pensaba perderme por nada del mundo, era Pompeya. JA estaba emperrado en ir y a mí, verle disfrutar de esas cosas que también me gustan, me levanta el ánimo.
 
Nos habían advertido. Mucho cuidado en Nápoles. Tanto nos lo dijeron que acabamos dejando los pelucos en el hotel. Al final, como siempre suele ocurrir, una ciudad meridional de las que hay tantas en tantos sitios, con demasiado pícaro y donde simplemente has de andar con un mínimo cuidado.
 
Nápoles es caótico. Ellos viven así. Yo...no podría.
 
Teníamos claro que queríamos ver Pompeya. Yo quería ir en tren, que sabía que nos dejaba en la misma entrada de las ruinas. Dado que la estación estaba a unos dos kms del puerto, y para no crear tensiones innecesarias, admití contratar un transporte. Me debí de gastar el doble que en el tren, pero hay cosas que no tienen precio cuando estás de vacaciones... entre otras cosas, un enfado absurdo...
 
Después de torear a doscientos taxistas, pesados hasta decir basta, vimos un transporte turístico. Nada de tarjetas, todo en cash... negro hasta decir basta...luego reclamamos a Europa....
 
El transporte no salía en hora, y ya me comencé a mosquear....."estos no salen hasta que no llenen el vehículo". Después de 20 minutos, y viendo que poco más iban a vender, con 8 partimos, menos mal.... Por delante, dos horas de visita...
 
La agradable sorpresa que nos llevamos es que los menores de 18 años no pagan, con lo que la visita nos salió muy apañada.
 
Hay una serie de visitas que son obligadas en Pompeya. Una es la casa Vettii, que se encontraba cerrada restaurándose. Otra es la Via delle Tombe, para la que hay que salirse de los límites estrictos de la ciudad, a una media horita caminando. Esas dos, no las pudimos ver. Y es de las cosas que ya sabía a la hora de contratar el transporte. Dos horas te dan para hacerte una idea, pero no para disfrutar plenamente de Pompeya. Nos hubieran hecho falta otras dos.
 
Pompeya es una ciudad que se encuentra prácticamente como hace dos mil años. Una maravilla es decir poco... Multitud de edificios abiertos, casas particulares, termas o templos.
 
De lo que vimos abierto, por supuesto, la casa de los angeles dorados, el anfiteatro y, como no, el burdel.....
 
Visto lo visto, lo de apremiar para que tardes poco no debe de ser un invento moderno. 5 cámaras contiguas, con un lecho de piedra, que muy cómodo, muy cómodo no parecía ser, no es lo que yo llamo un templo del glamour, la sofisticación y el "alto standing".
 
Sin embargo, algo salidos si parecían estar los pompeyanos. Es conocido que hay una habitación en la casa Vettii llena de pinturas pornográficas. Bien, el Nacho Vidal del S II estaba en el vestíbulo, que era lo único que pudimos ver...a saber el rock duro en la habitacioncita de marras....
 
Las vistas yendo de Nápoles a Pompeya son fabulosas. Por un lado, la Isla de Capri. Por otro, el Vesubio...
 
Al llegar a Nápoles, teníamos la alternativa del barco pero, ¿Cómo no probar una pizza en la Cuna de la Pizza? Me había informado, y uno de los sitios más populares, y por lo que vimos, con mucha gente local, era el Trianon...cerca de la estación de tren...eso que me hubiese ahorrado... ;-)
 
Hay varias pizzerías tradicionales, pero la pizza del Trianon, efectivamente, fue algo diferente a cualquier pizza que yo hubiese probado. Tomé la Margherita con queso de buffala (Más típica que la Mafia), de masa fina, con un sabor delicioso. Lo único, el viejo truco que dicen que admiten tarjetas y luego presentas cuatro y no te funciona ninguna..... Menos mal que llevábamos telanga, que si no, tenemos un problema de verdad en Nápoles...
 
A la salida, un helado, para mí de fresa y limón, que estaba como ha de estar un helado italiano... espectacular.
 
Tampoco teníamos mucho más tiempo para ver Nápoles aunque, he de reconocer, que mucha gana no es que tuviese. Esa tarde regresábamos a Barcelona.
 
Las vistas de la bahía, con el Castel dell'Ovo, y las Islas de Capri, Isquia y Prócida, para recordar.
 
También, la vista de Nápoles desde el mar, para fusilar a más de un concejal de urbanismo desde los años 60, corrupto hasta decir basta, fijo.
 
Los de aquí han debido de tener buenos maestros
 
Y nos volvíamos a Barcelona. Dos noches y un día de navegación. El único momento en el que, de verdad, noté la cantidad de gente que íbamos en el barco.
 
Por cierto, y ya puesto a hacerme amigos. (Los concejales de urbanismo, los pícaros, los taxistas, el dueño del Trianon y las tarjetas...) Lo de los musulmanes es acojonante. El barco iba petado de ellos.
 
Y no voy a poner ninguna palabra trampa, que Obama me cierra el blog, o los otros me ponen una bomba en los bajos del coche. Pero eso de ir fresquitos que te cagas, con camisetas de tirantes y bañador, y su santa, y nunca mejor dicho, cubierta hasta el colodrillo, no sé cuantos siglos les va a durar, pero el día que una de esas se de cuenta del tema, a más de uno le va a faltar desierto para correr...

26 comentarios:

PUMI dijo...

quieroooooo!!!! pizza helado viaje... todo!!! donde se compran los boletos?? quiero participar!!

Tracy dijo...

Pompeya es para echarle de comer aparte, no hay otra maravilla igual en el mundo mundial, además te acojona saber que la ciudad está tal como se quedó en aquel trágico percance. Respecto a los hermanos de Alá... con el calor que hace...

Lakacerola dijo...

En la penúltima foto en la que estás comiendo un trozo de pizza, parece que hay un doble tuyo sentado en la mesa. Me llamó la atención el parecido.

Mela dijo...

Hola Kikas... me ha gustado la visita a Pompeya.
"La Casa De Los Ángeles Dorados" suena muy bien.
He imaginado el paseo de Nápoles a Pompeya... por un lado la isla y, por el otro, el Vesubio... emocionante recorrido.
Las pizzas con masa fina me gustan y los helados también... sobre todo, el limón.
La pizza de la foto es gigantesca... que aproveche(con retraso) ;-)

Juan Carlos dijo...

Nápoles es como es desde antes de los emperadores. De los emperadores romanos, me temo. Esa parte de abajo de Italia empezó con la colonización griega y funciona hoy igual que en época de la República romana; sólo hay que leer a algunos romanos de los que dejaron crónicas así que en dos mil y pico años sólo han mejorado la picaresca y la cosa nostra. Si a eso añades que los españoles estuvimos por ahí un puñadín de años ¿qué se esperará de semejante mélange? Pero mira que es impresionante Pompeña y Herculano. Y si se tiene la suerte de ir con mi hermana la arqueóloga ya es increíble la experiencia.
Salu2

Kikas dijo...

Primero casarte, luego esperar que tus suegros hagan las bodas de oro....
Se necesita un poco de pàciencia, Pumi, pero...
;-)

Kikas dijo...

Sí Tracy, pero parece ser que las hermanas tienen una mutación genética que les hace no sentir el calor...

Kikas dijo...

Hola, Kacerola..
Si es el hermano secreto que tengo que siempre le sentamos en segundo plano. Es que a nadie de la familia nos gustan las camisas que se pone..
;-)

Kikas dijo...

La casa de los ángeles dorados se llama así, Mela, por los angelotes pintados en una de las habitaciones...
Vaya, coincidimos en otra cosa, la masa fina..
Me lo tengo que hacer mirar..
;-)

Kikas dijo...

¿Tú hermana?, ¿Arqueóloga?...Espero no haber viajado con ella, aunque en estas cosas, nunca se sabe...
;-)

Mela dijo...

Bueno, no me voy a alterar porque estoy de excelente humor.
Si quieres que te miren porque hemos coincidido en que nos gusta la masa fina... pues que te miren.
"A mi plin... yo duermo en Pikolin"
Pero te adelanto lo que te van a decir... te dirán que carece de importancia porque la mayoría de la gente prefiere la masa fina.
Es cierto que la mayoría de la gente se equivoca siempre... pero esto es una excepción que confirma la regla

Kikas dijo...

Y luego la gente habla...y el qué dirán...
¡Buff! Menudo lío...
;-)

César dijo...

Sin entrar demasiado en el voluptuoso relato de tus viajes, sí me reconozco en las recomendaciones: cuidado con el dinero, cuidado con los bolsos, cuidado...En Roma me dieron tanto la matraca que consiguieron que el dinero que llevaba mi señora en el bolso lo dividiéros, guardándolo en mi bolsillo roto y esparramándolo por el Vaticano. Bendito sea dios. El nos lo dió, él nos lo quitó.

Kikas dijo...

¿El dinero te lo dio Dios, Cesar?...
Curioso...¿Me pasas sus datos de contacto?
A lo mejor cuela...
;-)

mientrasleo dijo...

Hoy confieso que te tengo envidia, mucha. Es uno de los destinos que aún no he podido conocer y que tengo muchísimas ganas de hacerlo.
Qué mala es la envidia... para quien la sufre
Besos

Kikas dijo...

Silvia....vas a ir al infierno.....
;-)

Fernando Solera dijo...

Conociéndote, seguramente los napolitanos tendrían que haberse cuidado de ti, y no al revés ;-)

Kikas dijo...

Me estás buscando, Fernando....
Y no me encuentras porque estoy en Brasil...
;-)

Merck Alba dijo...

A partir de ahora al reloj lo llamo peluco,quien no me entienda que estudie o que te lea. No crear tensiones innecesarias es prudente.
Pompeya,una maravilla.

Besos.

Kikas dijo...

Piratilla, creo que has copiado el estilo escueto y sobrio, de economía del lenguaje de una prima tuya.....stop...
;-)

Javier dijo...

Me parece que la visita ha empezado muy eufórica y ha ido decayendo con el tiempo, no?
Al final, y como casi siempre, lo que salva todo es la gastronomía.

Un abrazo

Alex Moreno dijo...

¡Joder Kikas! no entro por aquí un par de semanas y ya estás de crucero con la familia.¡No paras!

Yo estoy enamorado de Nápoles. No viviría, efectivamente, pero me atrae mucho y me lo he pasado muy bien allí. Tengo la suerte de tener un buen amigo que se casó con una napolitana en Nápoles (aunque viven aquí)y tuvo la gentileza de invitarme. Fue de como vivir una película de Fellini o Rossellini.

Luego regresé en plan turista total, un mes de enero. Pompeya y Herculano para mi solito. Nadie debería perdérselo.

Un abrazo y a disfrutar de la familia!

Por cierto, mira tu cuenta de Hotmail!

Kikas dijo...

¡Como lo sabes, Javier!
;-)

Kikas dijo...

ALex...miro mi cuenta de hotmail...y me encuentro en borradores un correo que no me salió el 26 de Junio.....
Espectacular la bota...y disculpas en nombre de hotmail...
Te acaba de salir
Un abrazo

Dinsmoor dijo...

El otro día probé helado de frutillas y limón, pero todo en una misma cosa y con trozos de fruta así de grandes (en pleno invierno, sí). Ahora del pistacho ya ni me acuerdo. Por otro lado, sí que es famoso el Nacho Vidal ese, eh.
Un saludo!

Kikas dijo...

Algo se contaba de él...hasta que le metieron en la trena por un tema de blanqueo de dinero....
Un comisario de policia envidioso, sin duda...
;-)