sábado, 8 de diciembre de 2012

UNA DE CIERVO...CON MIS AMIGOS

Y no es que se trate de nada autobiográfico....o sí, que uno nunca sabe...lo del ciervo, digo...

Pero conoceis que, todos los noviembres, nos juntamos los amigos de la infancia en nuestro pueblo sin acompañantes. Este año no podía ser una excepción.
 
Lo digo siempre. Mis amigos son vascos. Bueno, en realidad, más que vascos, son de Bilbao (que hay una sutil diferencia). Fuera de eso, dos hermanos Giputxis, forofos del Athletic, (Que hay que ser raro de cojones), y dos patateros, mi amigo Rafa, y yo mismo. (Para los no iniciados, patatero es como despectivamente nos llaman los de la Villa de Bilbao a los de la Capital de Euskadi...que es casi como decir la Capital del Mundo....).
 
Digo que son vascos para que no os sorprendais si no esbozan el más mínimo comentario. Gente ruda, discreta y de pocas palabras pero de hechos largos.....
 
Los patateros vivimos en Madrid. En un solo coche nos fuimos para dormir con nuestros respectivos el viernes, padre y madre (Uno cada uno)
 
Menudo Rabo de toro me preparó mi viejo para cenar, con una botella de Contino.....¿Alguien me puede explicar, si no es eso, qué es el cielo?
 
El sábado tambien comí con mi viejo y ahí tuve que demostrar que las tornas habían cambiado definitivamente en nuestra relación a mis 48 añitos (Se puso farruco a la hora de pagar en el restaurante, hasta que le quité la cartera de las manos. A tocar los huevos a la vía. Su cara de desconcierto, un poema...).
 
Despues del jamacuco que le dió, solo le dejamos tomarse medio vaso de vino. La botella de Luis Cañas la devolvimos vacía, y este detalle no es baladí porque en esa mesa solo estábamos él y yo... Supongo que fue para empapar los callos que me metí....¡qué callos!
 
Habíamos quedado en el pueblo a las 8 de la tarde. A las 7 aparecía en el parking donde ya me esperaba Rafa. Cargado con turrones de todos los sabores que recuerdo de Casa Goya, que forman parte de la memoria de mi niñez. Trufa y nata, yema y mantequilla, trufa y licor....
 
El resto del turrón nos lo mandan desde Jijona, donde lo pedimos a un artesano todos los años. Los polvorones están de exposición a mitad de precio que  en el sitio más barato. Los Mazapanes, por supuesto, de Plácido, de Soto...En fín, que estaba hablando de mis amigos...
 
A las 7,15 entraba en el bar donde habíamos quedado. Y no era el primero. Las ganas de diversión parecía que nos expulsaban de las habitaciones de hotel o de las casas...
 
Porque quedamos en el pueblo pero, actualmente, somos la mitad los que no contamos con casa allí, pero no nos importa....
 
Sabía que la noche iba a ser larga. Venía de haberme metido una botella de vino...¿qué comenzar a beber? Algo para desengrasar....un buen gin tonic....
 
Y todos comenzaron a llegar. Igual de calvos que la vez anterior...
 
No recuerdo las rondas que cayeron antes de irnos a cenar. Me sorprendió ver, en una noche tan fria, todos los bares a reventar. ¿No hay nadie en este pueblo que se quede en casa?
 
Habíamos encargado caza. El restaurante, tambien, petado. El ciervo, espectacular. El jabalí, un poco correoso para mi gusto pero, el jabalí siempre es más correoso, o sea, todo bajo control.
 
El restaurante al lado de mi antigua casa. Y ahí me hice una foto delante de la verja. Siempre que paso por allí me acuerdo de los rosales de mi madre..... menuda mano para las flores que ninguno heredamos....
 
Seguimos tomando muchas copas. Todos los lugares seguian llenos. Las que cayeron no recuerdo...
 
Eran las fiestas de San Andrés. De las últimas veces que fui a la verbena, recuerdo que un leñador se quedó dormido y se lo encontraron fiambre fuera.... Cuando lo descubrieron, lo más que dijeron era que le podían haber echado un poco de anticongelante en el Kalimotxo....parcos de palabras los vascos decíamos.....
 
Y al llegar a la verbena, descubrimos que ya no se celebraba en ese garaje que hacía más frío que fuera, sino en la bolera. Y lo que me llama la atención al haber salido, es ver a la misma gente de hace 30 años, en las mismas barras, con las mismas novias, que parece que la vida no ha pasado por ellos...
 
A la hora que nos fuimos a la cama, hace tiempo que me he levantado cualquier día de diario. ¿Ligamos? Pues no sé a lo que se llama ligar en estos tiempos...vete tú a saber...
 
Me desperté, despues de tres horas de sueño, perfectamente. EL alcohol debía de ser bueno, porque nos bebimos hasta el agua de los floreros y ni rastro de resaca. No me entraba un café, mejor un pincho de tortilla y un crianza...para mantener el nivel de sangre en alcohol...o al revés...
 
Antes de volver, un paso por la panadería. A dar un beso a Mª Carmen. En Febrero había muerto su madre Mª Angeles...la quería mucho....y ella a mí. La cantidad de tortas que me regaló de niño esa mujer....
 
De vuelta hacia Madrid, en Milagros, unos torreznos, que hay pocas cosas que me gusten más
 
Y ahora pienso....¿De qué hablamos toda la noche? Ni puta idea, pero seguro que el año que viene hablamos de lo mismo.... y disfrutamos igual...
 
¿Os había dicho que mis amigos son vascos y que no mandarán ningún comentario? Ahora que lo pienso...a lo mejor es que, además de vascos, no saben escribir...y eso que algunos son gente con cargo...o a lo mejor por eso...

26 comentarios:

Fernando Solera dijo...

Qué bien te lo pasas. Ésta es una de esas entradas que inspiran a decir "¡que te quiten lo bailao!"

De todas formas cuídate un poco, que tienes mujer e hijos y estás a punto de cumplir 49. Ya no estamos para ser cierrabares ;-)

Kikas dijo...

Fernando, una al año...no me jodas
A ver si vas a ser como el Gobierno, que me voy a tener que sentir culpable...
;-)

Dinsmoor dijo...

Yo una vez probé vizcacha, si usted no, tiene que pedir un plato de eso la próxima vez que ande por Arg.
¡Buen fin de semana! :D

Kikas dijo...

La vizcacha creo que es una especie de liebre
Mi padre las atropellaba por la noche en el coche...
Se que es politicamente incorrecto....
Julieta, reconsidera tu decision
;-)

Winnie0 dijo...

Tú sí que sabes amigo mío: rabo de toro, callos, turrón.....bebida que no falte y amigos VASCOS...¡la leche! Un besote

Kikas dijo...

Leche no, que la digestion me resulta pesadisima, Winnie
;-)

mientrasleo dijo...

Oye, ahora si que te voy entendiendo tanto hablar de comida, las tripadas que te pegas y el gusto por los platos contundentes.
La verdad que se come de lujo aquí al lado, voy a tener que coger un cuaderno y apuntar nombres, por hacer rutas de fin de semana.
Ah, y todos hemos fisgado a ver si alguno de tus colegas sabía escribir...
Besos
PD Una al año con los compañeros, otra con los amigos, otra con.... jajajajaja

Cesar dijo...

Joven ya no mueres, pero desde luego vas bien servido. Cierto que los vascos son más encerrados, pero para las fiestas no hay igual.

Y si tu padre no puede beber y la botella se fue vacía, dos y dos cuatro y me llevo una en el gaznate.

Así me gusta!

Kikas dijo...

En fin, Silvia.....
Como ves no saben
;-)
Pero créeme que a mí me gusta todo aquello que me ponen, en el lugar del mundo en el que me lo pongan, no solo alubias....
Somos de la generación en la que no se podía dejar nada en el plato...
;-)

Kikas dijo...

¿Me ha parecido entender, César, que me estás llamando viejo?
¿Te parece una buena manera de comenzar un dialogo?
;-)

PUMUKIS dijo...

jajjajaj... madre mia kikas!!! que bien lo pasaste eh pajaro!!! me alegro, qué recuerdos!!! cómo sólo haces estas cosas una vez al año, no??? muy bien llevas tú lo de la resaca para estar tan poco entrenado no??? y no jugaste con ellos al impavido??????????

Kikas dijo...

Con mIs amigos, a estas edades, no podemos jugar al impavido...no se nos pone....
;-)

La llúdriga dijo...

(Nuevamente un teclado americano, no espereis florituras tipo tildes, o letras no anglosaxonas...)

Madre mia! Y yo creia que mi post de los cociditos y cazuelas iba a marcar el nivel... Ciervo y javali, nada menos. Mi padre es cazador de javalies, y hecho muchisimo de menos los canelones de javali que hace mi madre. A ver si estas navidades caen.

Veo que tambien te gusta regar la buena carne con de todo menos agua! Si es que todo esto pasa mejor con un buen chorro de tinto...

Kikas dijo...

Mi viejo tambien era cazador y, en nuestro pueblo, hay mucha caza mayor, pero a nosotros siempre nos aburrió....
Lo que nos gusta de cazar es patear el campo, y eso de tirarme una mañana en un puesto, no lo llevo bien...
Claro está, cuando era soltero. En los casorios hay negociaciones que luego hay que cumplir.....una de ellas fue ni un arma ni para mí ni para mis descendientes....
Y si se quiere que la cosa funcione, los acuerdos hay que cumplirlos....
Canelones de jabalí....¡por dios!...¿Donde está tu madre?
;-)

Javier dijo...

Hecho en falta alguna foto de la verbena donde más de uno, gracias al buen alcohol, echaría unos bailes de "agarrao o arrimao"... ¡Que para eso no hay que hablar mucho!
Otra velada más de buen comer y mejor beber.

Un abrazo

Kikas dijo...

La ley de protección de datos, Javier....
Y me deja un poso de reproche tu última frase....
;-)

Margot Luna Nueva dijo...

Me recuerdas a los banquetes de fin de aventura de los libros de Asterix...jajajaja
¿Acaba alguno de tus amigos bilbaínos atado al árbol como el bardo?
Porque en palabras parcos, pero a la hora de cantar... sin rival! ¡Que disfruteis muchas más!

Kikas dijo...

Hola Margot...bienvenida...
No atamos al pesado de Guillermo por si se nos quedaba fiambre como el leñador...pero no fue por falta de ganas
;-)

xipo dijo...

Grandes esas cenas entre amiguetes!! Para mi es lo más bonito de estas fechas, que por fín nos juntamos todos!! En mi grupo de la pandilla, últimamente andamos desperdigados por ahi, entre Zaragoza, Las Palmas, Valencia, Berlín... Son en estas fechas cuando podemos juntarnos todos, aunque sea una noche, y se disfruta (y se bebe) como si no hubiera un mañana... jeje Vale la pena. Mucho!

Abrazos!

Kikas dijo...

El problema es que el mañana suele existir, y cuando llega, siempre demasiado pronto, es de todo menos agradable....
No este año, que el mañana llegó, pero sin dolor de cabeza
;-)

Mela dijo...

Es bonito eso de reunirse con los amigos. Se nota que lo pasasteis muy bien. Yo no hubiese cenado. No me gustan los callos ni el jabalí ni el ciervo. No soporto la caza.
Me ha encantado tu casa antigua, debe dar nostalgia verla, recordar... Te criaste en un entorno muy hermoso.
Un abrazo.

Kikas dijo...

Bueno, Mela, veo que eres una auténtica floja comiendo...
Te sentaríamos con Joseba, quien se iba a trabajar a China con la maleta llena de latas de sardinas...y nunca supo lo que se perdió
¿Mi pueblo?el mas bonito del mundo...

Mela dijo...

Latas de sardinas como las que quieras

Kikas dijo...

Buscare unas latas de sardinas chinas...a ver si es cierto
;-)

Mela dijo...

¿Sardinas chinas? Esas no las pruebo.
¡Sardinas del Mediterráneo! Como dice mi marido, las mejor del mundo.

Kikas dijo...

Decidido....te sentamos con Joseba.... Jejeje
Pero te aseguro que te pierdes algo en no probar de todo....
Por cierto, las mejores sardinas....en fin, las empataremos con las del Cantàbrico...(el agua más fría, mas grasita, ya sabes...)
;-)