lunes, 16 de julio de 2012

EL TEMPLO MAYOR DE MEXICO DF

Me levanto de buen humor. Despues de la pelea de la noche anterior, mis dos tequilas, y la birria de la cual repetí, quiero perderme por el centro. No tengo muchos días en el DF. Me apetece exprimir la comida y la bebida, además de los paseos.

En Isabel la Católica, muy cerquita del Zócalo está el Bisquet de Obregón.

En México, el desayuno es una especie de competición por ver quien la tiene más larga. Eso del café con leche y croasan es para amanerados (seamos políticamente correctos)

Pido unos chilaquiles rojos, sin crema por favor (mariconadas las justas…¿alguien decía algo de la corrección política?), La bandeja de pan dulce (bollos) es de lo más espectacular que recuerdo, y un zumo de zanahoria.

Los chilaquiles pican a rabiar. Si quieres más picante, te ponen salsa aparte. Soy macho…pero tanto no. Con lo que sí me atrevo es con los chiles encurtidos….¡Menuda manera de comenzar un día!

El Centro del DF un domingo por la mañana es espectacular. No me atrevo a calcular la cantidad de misas que se dirán. Me dirijo al Palacio de Gobierno. Si puedo me gusta ir ahí. La figura de Juarez me impacta y siempre que puedo doy un paseo por sus estancias.

A la salida, en vez de dirigirme a la Catedral, auténtica maravilla, camino doscientos metros hasta las ruinas del Templo Mayor.

El Templo Mayor, estuvo sepultado bajo un parking. Es inmenso. A principios del Siglo XX, se realizó una canalización de aguas y lo atravesaron de lado a lado…parece ser que nadie se dio cuenta, o sí, pero si avisas a lo mejor te echan la culpa por habértelo cargado tú...

En la década de los 70, al realizar unas obras los de la compañía de aguas o electricidad, encontraron el medallón que actualmente se expone en el museo de interpretación…y se descubrió la inmensidad de lo sepultado

La altura del Templo Mayor es solo 15 metros inferior a la altura de las agujas de la Catedral. La visita merece la pena. Una vez fuera, me apetecía meterme en la Catedral. Si esperas en México a encontrar un domingo por la mañana una Iglesia sin oficio, mejor llévate una silla. Es impactante la religiosidad expresada barrocamente en estos países (En Colombia he llegado a Observar una
Misa en la Gran Plaza de un centro comercial o en un Centro de Control de Tráfico Aéreo, en mitad del patio)

Aun sin poder observar detenidamente, se agradece a la prelatura católica el que dejen entrar a admirar sus templos, incluso durante los oficios. No será la primera vez que en otros Templos me prohíben la entrada por no ser de allí (No seais malpensados…en Harlem, por ejemplo)

Va siendo hora de comer. Los chilaquiles hace tiempo que se digirieron y necesito mi dosis de picante. Me meto en un bar especializado en Mescal, y me resulta delicioso, con sal de chapulines (Ese tipo de hormigas comestibles) Al lado, un pavo con el que se hace fotos todo dios. Pregunto en qué equipo juega a pesar de su prominente barriga…es el alcalde y su mujer me dicen…paso de hacer el gringo y sigo a mi mescal.

Se va dando la mano a todo el mundo. Al llegar a mí y extenderme su mano con una sonrisa de oreja a oreja solo le pregunto…”¿Hemos sido presentados”

Parece ser que esa pregunta no le aparece en su argumentario del día. Se da media vuelta y se va saludando, seguido de su piba…que no está nada mal

Domingo tarde en el DF…debe de ser hora de comer…despues de la manduca me seguiré sorprendiendo...

10 comentarios:

Lakacerola dijo...

¡Qué bien te lo pasas! y tiene buena pinta el primer plato.

Kikas dijo...

No me voy a quejar, Kacerola, que podría parecer inmoral...
Pero reconozco que viajar a 6 paises en 14 días dista mucho de lo que yo llamo un viaje de placer
¿El desayuno? Picaba que j.....

Alex Moreno dijo...

¡Te afeitaste!

Fernando Solera dijo...

A ti se te podría aplicar la célebre cita de "Confieso que he vivido". Y que viajes mucho más ;-)

Kikas dijo...

Cada dos o tres semanas, Alex..
¿O te crees que voy por la vida como Moisés?
;-)

Kikas dijo...

En fin, Fernando...veo tu comentario desde la Selva del Amazonas....un poco cansado de tanto avión esta última quincena y de tanto cambio de temperatura
;-)

Javier dijo...

Está claro que el alcalde no te conocía (y ya me extraña)... molestarte cuando estás devorando. Inconsciente.

Un abrazo

Kikas dijo...

A mí tambien me extraña, Javier...y él se lo pierde
;-)

Olivia dijo...

Te gusta mucho el picante, deberías saber que en una cantidad exagerada es perjudicial.
Son muy religiosos en México.
¿Hormigas comestibles? Antes muero de hambre...
Le hiciste una pregunta impertinente al alcalde...
Está bien levantarse de buen humor.

Kikas dijo...

Les dire a los mexicanos que el picante en cantidad exagerada es perjudicial. Seguramente, su percepcion de exagerada y la tuya sera diferente...
;-)