domingo, 21 de agosto de 2011

BUSCANDO AL DESPECHADO POR GARIBALDI

He de reconocer que México nunca me acaba de sorprender. Tenía un día completo en el DF para mis reuniones, y el rato de ocio que siempre saco en esta ciudad. Intenté concentrar mis asuntos más serios por la mañana. Para algunos clientes, más cercanos, hacerte de Cicerone un viernes por la tarde, es una oportunidad estupenda para ponerse de Tequila hasta el cimborrio.

Me llevaron a probar la cocina del Yucatán. Aunque para nosotros, toda la comida Mexicana sea simplemente picante, se pueden encontrar una infinidad de matices. El restaurante estaba a dos cuadras del Zócalo y tenía música en directo (La verdad, p'habernos matao. Un cantante que pasó mejores momentos, con un peluquín escandaloso, cantando canciones de Luis Miguel. Inenarrable)

Para variar nos pusimos como Carpanta. Me encantaron los tacos de cochinita pibil, con chiles habaneros (Picaban que rabiaban los jodidos) y cubiertos de cebolla morada.

Tampoco estuvieron mal los Panuchos ni los papadzules.

Pero lo que realmente estaba de escándalo era la sopa de Lima. ¡Por Dios! ¡Qué orgasmo!

Bien comidos y abrevados, y estando tan cerca del Zócalo, quise ir a disfrutar, otra vez, con la Catedral y los Murales de Diego Rivera.

De camino hacia allá nos encontramos con una de esas estampas en las que comienzas a mirar a los rincones por ver si hay una cámara oculta y estás en un programa de "Inocente, Inocente". A un estudiante de Marketing aventajado, le faltaba ventana para publicitar cualquier cosa que os pudiéseis imaginar. Para mí, lo mejor, "Se venden Canarios...y tambien raqueta de tenis" ¿En qué está pensando El Corte Inglés que no le ha hecho a este individuo una oferta de las que, en Sicilia, "no se pueden rechazar"?

El recinto del Zócalo estaba petado de comerciantes, acampados y curiosos. Lo de los Indignados del 15-M una broma, que el Zócalo puede ser como 20 veces la Puerta del Sol. No me canso de observar la grandiosidad de esta plaza, limitada, entre otros edificios fabulosos, por la Catedral y el Palacio Nacional.

Se nos estaba echando la tarde encima. Una tarde maravillosa. El Centro Cultural Español se encuentra en la trasera de la Catedral. Tiene una azotea agradabilísima, fresca, ideal para ver anochecer.

-"¿Has estado en Garibaldi?", me pregunta

-"Decenas de veces", contesto

-"No. Lo que te estoy preguntando es, si un viernes o un sábado por la noche, te has pasado por allí"

Garibaldi es una especie de Plaza Mayor de Madrid. La gente se reune a montar un botellón, mientras decenas de grupos de mariachis se ofrecen, por unos cuantos pesos la canción, a cantar para ti. El estruendo en la Plaza es considerable y no creas que vas a escuchar mucho, pero está curioso de ver (Lo mismo que las tunas para nuestros guiris, poco más o menos).

La palabra mariachi se supone que viene de la época de la ocupación francesa de México, cuando se les contrataba para cantar en las bodas (Marriage), pero hay teorías para todos los gustos.

Nosotros nos queríamos meter unos tequilas tranquilos en el "Tenampa". El Tenampa es el Salón más importante de la Plaza, auténtico templo de los Mariachis. Fundado en el 1925, es un establecimiento enorme donde los Conjuntos de Mariachis van ofreciendo su música, mesa por mesa. Esto hace que dos conjuntos de mariachis puedan cantar próximos y a veces no se oiga nada.

Nos decidimos por un Patrón reposado, y comenzaron a caer. Convenientemente acompañado de sangrita, el tequila es una bebida que me entra sola. Mi compañero le daba al limón y la sal.

Cuando nos quisimos dar cuenta, había caido la botella. A la hora de pagar, como se acostumbra en estos sitios, y más si no tienes acento de Jalisco, el precio que aparece en la carta nada tiene que ver con el rejonazo que te meten. (Esto sucede en todos los sitios, no solo aquí. En España os preparo una lista de establecimientos canallas que os quedais sentados. En Shanghai en un restaurante, tenían dos listas de precios. Una para chinos en chino, y la otra para guiris en Inglés. Los precios se multiplicaban por 10)

Menos mal que no habíamos pedido nada para empapar el tequila, que nos ponen a fregar platos o a cantar por las mesas (No sé qué podía ser peor)

En un lateral de la plaza, hay un pabellón de locales de comidas. Mi acompañante dice que da gusto salir conmigo, porque no le digo que no a nada (Estamos hablando de comida ;-) ) . Que el local sea más o menos lujoso, o que la comida sea la cosa más rara que pueda haber probado, tiene razón que no me importa. Siempre pienso que si él puede y le gusta, ¿Por qué conmigo va a ser diferente?

La birria que nos metimos (Una sopa de chivo) era de las cosas más espectaculares que he probado en mi vida. En la fotografía podreis ver que mantel de hilo no es que hubiese, pero el sabor, picantito, para variar, era para transportarte.

Con el estómago ya entonado, no solo de tequila, nos encaminamos a la plaza. Teníamos una misión...

Los mexicanos, como los españoles, cantan. Pandillas de personal van a la Plaza a beber y a cantar. Entre los grupos se pueden distinguir novios que quieren rondar a su chica, pandillas homenajeando a cumpleañeros, grupos de juerga sin más ....y el despechado.

El despechado es aquel macho que bebe al son de las canciones que retratan el amor mal pagado y la mujer ingrata que no supo apreciar la bondad de un querer.

Solos o con el grupo de amigotes, se tiran la noche bebiendo y cantando al son de los mariachis hasta que no se tienen en pie. Es fácil identificarlos. Si la segunda canción que escuchas va de lo mismo que la primera, si el gollete de la botella está más tiempo en contacto con los labios del pagano que con el aire circundante, ese....es un despechado.

No intentes animar la fiesta pidiendo clavelitos, mantente en un discreto segundo plano o acompáñale con cara de "yo tambien sufrí lo mío" y disfruta...

Os aseguro que es todo un espectáculo


30 comentarios:

Winnie0 dijo...

¡Qué bueno Kikas! no sé si me quedo con los anuncios de ventas pecualiares en los balcones...si con la comida picante....si con ese tequilita o con la plaza esa que debe ser dignisima de verla y "disfrutarla" Besotes

Kikas dijo...

QUédate con todo si tienes tiempo..
Y si no lo tienes, vuelve...te aseguro que merece la pena
Un beso

Julieta dijo...

Qué hago, Kikas. Voy a Chile o Perú?

Fernando Solera dijo...

Tengo entendido que México es un espectáculo por sí mismo. Me ha chocado mucho la diferencia de precio en función de que seas local o turista. Por cierto, y como curiosidad, dinos un par de 'establecimientos canallas' en España donde más te hayas sentido estafado. Lo digo más que nada para no ir...

Kikas dijo...

Menuda preguntita, Julieta...
Depende de a lo que vayas, depende del tiempo, depende de tus aficiones, depende de la plata, depende de... (Y aunque lo estés pensando y así se nos llame allí, te juro que no soy gallego ;-) ) (Este es un chiste para gallegos, aclaro)
Machu Picchu puede ser un espectáculo en sí mismo. La Lima colonial una maravilla, Iquitos en el Amazonas, el lago Titicaca.
Pero el desierto de Atacama es otra opción, los volcanes, la Isla de Pascua o la Región de los Lagos.
Se me ocurre una solución...¿Y si visitas los dos?

Kikas dijo...

Mexico es un espectáculo en sí mismo. La vida cultural de Mexico DF junto con la de Buenos Aires es de lo más reseñable de todo el continente. Cuando hay confianza y despues de 20 tequilas, generalmente a eso de las 3 de la mañana, se ponen un poco pesaditos con lo del Genocidio, pero son unos anfitriones fabulosos.
¿Tú no te has dado cuenta de que en tu pueblo a ti te cobran la caña a un precio y a ese rubio despistado que en un mal español dice que viene de Wisconsin en otro?
Pues lo mismo, aunque a nosotros, en español, es más difícil engañarnos. Pero los sitios turísticos, aunque vayas con un local te sacan los suplementos que te quieras imaginar y santas pascuas
Lo de Shanghai es verídico. Iba con un compañero y nos dieron la carta en Inglés. Estaba rico y repetí con mi Ingeniera Wu Lan a los dos días. El camarero el mismo. La comida la misma. El precio nada que ver...
¿Establecimientos canallas? Se me ocurren un par de ellos en Barcelona, que desde que se ha convertido en la Capital del crucero, en muchos establecimientos se creen que eres gilipollas (Hay un bar de tapas vasco, que de vasco solo tiene el nombre, que es destacable en este aspecto) (El Pais Vasco, para eso, es bastante diferente).
En Madrid, en las cercanías de la Plaza Mayor te saco un par de ellos tambien (Y seguro que los conoces) que por una mierda de sangria para guiris te meten 30 €. Como ves, nada secreto, todos lo conocemos.

Javier dijo...

Y la gente vendiendo la imagen de que en DF es mejor no moverte del hotel... eres el mejor medio publicitario de los rincones del mundo donde comer y beber.

Por cierto, tus días cuántas horas tienen?

Un abrazo

Kikas dijo...

Eso de la sensación subjetiva de Inseguridad es algo muy relativo.
Yo por el DF me siento tranquilo, tomo taxis, y entro y salgo.
En Caracas en este viaje, en el barrio de Urbina, de las mejores zonas de la ciudad, iba a ir a comer a un restaurante situado en la misma acera a dos manzanas y en el hotel me lo prohibieron si no iba en taxi.
¿Bogotá? Hace 15 años a lo mejor, hoy es un sitio como Madrid (Andando por sitios como Madrid y no metiéndote en ninguna boca del lobo...como Madrid)
No estamos hablando de Ciudad Juarez. Lo peor que te puede pasar en México es que te pare la policia por una infracción de tráfico (Real o figurada). Ahí si que estás jodido, amigo, hasta que abras la cartera.
Si lo de las horas lo dices por las fotografías, mi cámara no tiene sincronización local por GPS ;-)
Y en este viaje no solo comí y bebí...canté desgarrado, te lo juro, jejeje

Nieves R dijo...

Muy bueno tu post mexicano. Vaya veranito que te estás pegando, si, si, ya sé que dirás que es por el trabajo y tal, pero esos ratitos en que te pierdes por ahí y los aprovechas tan bien, a los que te leemos y seguimos, nos viene fenomenal para seguir conociendo mundo contigo. La foto de los anuncios en el balcón me ha encantado, pintoresca total. Espero los próximos capitulos de tu viaje. Por cierto ¿no llegas a marearte con tanto coger aviones? Un besazo y que empieces con buen pie la semana,

Kikas dijo...

Gracias, Nieves, pero no esperes muchas más entradas de este viaje. Si acaso una o dos más. Mexico era el último día y lo anterior fue tan trepidante siempre con la maleta a cuestas, que no hay demasiado material si os quiero mantener como lectores.
Lo que sí es cierto es que en este viaje me ha pasado como a los políticos en campaña, que no sabía ni que día era ni donde estaba...
Menos mal que ambos fines de semana los disfruté...y mucho

Lakacerola dijo...

Veo que te lo has pasado estupendamente, del tequila como que paso.
Un abrazo.

Kikas dijo...

Bueno, sí. De 15 días saco un fin de semana y una tarde noche, jejeje
He visto viajes mejores
Pero México, efectivamente, es una maravilla en sí mismo, aun sin tequila...

Doña Jimena dijo...

Eh!! que pasó Don Kikas?? tambien cantó con los despechados?? o eran solo los tequilitas que le brotaban desde adentro??
saludos

Kikas dijo...

Estimada Doña...
Canté como si me fuera la vida en ello
¿A usted no le dijo Don Jevi y Don 23 que me pirra cantar aunque lo haga horrible?

manuel dijo...

Hola amigo, no me he hecho de rogar, solo que tratándose de México no quería escribir a las locas una estupidez.
Me da mucha envidia sana el viajito que te acabas de dar por allá, México para mi es lugar donde tengo buenos amigos y de donde guardo gratos recuerdos. ahora hará 4 añitos que no voy pero no pasará mucho sin que vuelva.
De todo lo que has hablado en Garibaldi es donde únicamente siempre me han metido mas miedo al ir, ninguno de mis conocidos se animaban a llevarme así por las buenas, solo desde el coche y rapidito.
Como dirían allá "que bueno que viniste" ahora volvemos a las normalidades ¿no mi jefe?

Kikas dijo...

No es ninguna obligación comentar, Manuel. Como sabes, cuando se reciben comentarios agradan, pero obligaciones pocas
Yo a Garibaldi he ido muchas veces. Generalmente a media tarde. Nunca habia ido en "hora pico". Generalmente me he fiado de mi intuición siempre y, allí, nunca me he sentido inseguro
Ambiente de juerga, más o menos sana. Ni una pelea, y lleno de gente. Me sé algún sitio en Madrid mucho más peligroso
Manuel, ¿Qué son las normalidades?
;-)

manuel dijo...

la rutina, eso quise decir, de normal caemos en la rutina, cada uno la suya.
Yo realmente nunca sentí miedo en México, quizás mis anfitriones tenían mas que yo, no se porque.

Kikas dijo...

Suele pasar que un exceso de precaución para que no tengas una mala experiencia te priva de otras sumamente recomendables, Manuel.
La próxima, no le hagas caso y que te acompañen. La visita al Tenampa obligada pero, ten claro lo que bebes y lo que cuesta
;-)
Un abrazo

Fran dijo...

Tus fotos y comentarios gastronómicos me están haciendo babear a ahora mismo kikas!! Por dios que rico se ve todo.
Yo como tú, no le hago ascos a casi nada. Si el restaurante se ve cutre y es pequeño, mejor que mejor, no será la primera vez que como de maravilla en un antro.. El día que vuelva a mexico me vas a tener que hacer una larga lista de especialidades imprescindibles...
Saludos del que ya tiene cara ;-)

Kikas dijo...

Se perdió tu misterio, Fran, snif
En fin, otro mito caido
;-)

Fuego negro dijo...

La voz de Kikás es como los acordeones en la tuna. No importa si suena mal o bien, pero el volumen es alto y rellena.

Mira que no pedir un Clavelitos para que te diga como nosotros "que no lo lleva en el repertorio".

Kikas dijo...

Fuego fatuo...A mi todavia no me han preguntado en lo Viejo de Donosti si era madero por esa insistencia en pedir Maitechu mia a un acordeonista
Y no me hagas hablar...

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Kikas: magna crónica viajera, repleta de muy sabrosos -acaso nunca mejor dicho- detalles, divertidos y con una sonrisa perenne en quien los cuenta y en quien los lee abordados. Impagables las anécdotas del cantante del peluquín y del de los anuncios. Lo del Zócalo, su extensión, debe ser alucinante. Buenas fotos también, y cuando recomiendas no pedir clavelitos y poner cara de también-haber-sufrido-tú-mucho me tronché.
Fenomenal.
Saludos blogueros

Kikas dijo...

Bienvenido, Jose Antonio, y gracias por tu comentario.
Si te quedas por aquí verás que este es un reducto de buen humor...pero no de buen rollito, que conste.
Aquí se dispara contra todo lo que se mueve y, como diría Gila..."si no te gustan las bromas, te vas del pueblo"
O sea, ponte a cubierto. Dispara cuando quieras...pero protégete
Me paso por tu rincón
Un abrazo

Fuego negro dijo...

Que no, que no fue Maitechu mía, que fue "Un inglés vino a Bilbao", yo creo que fue por eso...

Kikas dijo...

Si es que lo tengo dicho...
Dejas salir a uno de los montes y te la monta en cualquier sitio
Y todos tentándonos la ropa a ver como salimos...que la gente es muy suya y las bromas pueden llegar a ser pesadas
"Un Inglés vino a Bilbao"...en mitad de Donosti
¡Hay que joderse!

Mela dijo...

La comida... horrorosa.
Soy un desastre para comer.
La catedral... preciosa.
No te había visto con un suéter fucsia, no me burlo, me gusta ese color y pienso que le sienta bien a los hombres.
Este jueves, si todo va bien, iba a poner una canción que, precisamente, habla sobre tequilas

Kikas dijo...

Mela...eso no es un suéter....es un niki...o polo...
Un suéter es otra cosa....
;-)

Mela dijo...

Sí, me di cuenta cuando ya te había enviado el comentario.
¿Qué podía hacer? Nada... tan solo imaginar tu respuesta y la acerté.

Kikas dijo...

Soy tan vulgar y previsible....
;-)