viernes, 5 de febrero de 2010

UNA CATA A CIEGAS EN TOURS

Acabo de venir de tirarme una semana en La France, más concretamente en Tours (Donde el Patrón de los cerdos. Sí, ese San Martín)

Se trataba de una convención de la empresa. Como todas ellas, aparte de mucho escucharse a uno mismo, poco más. (Un@ comercial, la @ por aquello de despistar que nos tienen vigilados, era para ser fusilad@ al amanecer). Yo, en estos eventos me conformo con sacar dos o tres ideas que poder aplicar a tus clientes y poner caras a tus direcciones de correo electrónico.

Fue genial la charla del Gurú que siempre existe en estas ocasiones. Justo antes nos habían insistido en el perogrullo. Asegurarte antes de poner toda la carne en el asador de que el cliente tiene dinero para el proyecto. Vamos, como si hubiese que ir a Harvard para enterarte de eso.

Pues nos aparece el Gurú con una acompañante (la que le hizo el Power Point, vamos) Y nos la presenta el Directivo que nos había leido la cartilla anteriormente, como la comercial que había firmado el proyecto más grande que él conocía. 3 Millardos de €. Con un leve matiz, una vez firmado no se pudo ejecutar porque el cliente no tuvo dinero para pagar. Entre las dos charlas medió un descanso para café. Mi cara de descojono lo decía todo, pero como soy nuevo me senté atrás y procuré no dar mucho la nota. Ya sabeis, un jefe de esos que te dice una cosa y la contraria sin despeinarse, cosa muy común.
En estos tiempos de crisis no queda bien hacer un alarde, con lo que las actividades fuera de programa han sido escasas. Una visita con guía por Tours (Una ciudad con un casco medieval con una bonita catedral gótica, por cierto, mucho más frío dentro que fuera. Debe de ser un experimento de inversión térmica) y un concurso acerca del vino, lo que los pijos ahora llaman "team building".

Ahí me divertí. Nos dieron a cada uno 10 fichas para apostar. Había 4 mesas. En la primera tenías que descubrir a qué región de Francia pertenecía el vino. Aunque he probado vinos franceses disto mucho de ser un experto. Merodeé y me fui a otra mesa a probar suerte, 10 fichas no son muchas.

La segunda mesa trataba de una especie de trivial acerca del vino en francés. Pude ganar alguna ficha, pero despues de acertar que en Alsacia se comenzó a producir vino en el Siglo XIII decidí que no merecía la pena seguir tentando a la suerte. Más que nada porque lo peor era que no entendía las preguntas, y eso de andar pidiendo traducción simultanea al contestar a una pregunta, "moscatel", y que todos se me quedaran mirando con cara de gilorio no era operativo.

En la tercera mesa había que acertar aromas pintados en la mesa, y eso fue lo peor. Porque había unos 70 diferentes y era complicado creer que se trataba de manzana verde con toques de grosella, y no encontrar la "pomme de terre vert" o el aroma a madera de abedul con trazas de bergamota ¿Como cojones se dice bergamota en francés?

Observareis que mi handicap era severo.

Pero descubrí mi vocación. Una cata a ciegas. 10 vinos. Creedme, unos aficionados.

Me dirigí con las 12 ó 13 fichas que tendría para entonces, y me apoltroné en una esquina observando. Una vez que me enteré bien comencé a apostar (Pedir traducción simultanea ya era inutil, cada uno iba a lo suyo)

Y despues de un par de equivocaciones comencé a ganar. A cada nuevo acierto gritos de júbilo, la mesa se comenzó a animar atrayendo curiosos. Menuda racha. Despues de reventar la banca de la mesa dos veces, a un compañero y a mí nos prohibieron apostar más de 5 fichas en cada jugada.

Y se acabó el juego. Ufano conté las fichas que tenía ¡420! Había un lote de regalos para el ganador y orondo esperé que me tocara.

En eso que aparece un pavo con 450 fichas. Al mirarle con cara de odio despues de recibir el premio me dijo, "Bergamote, idiot"

6 comentarios:

Jevy dijo...

En francés, seguro que te dijo (es más directo...): "débil"... Pero bueno, comprobarías que los vinos franceses, a misma calidad, precio triple con respecto a España...
Eso sí, recuerda: en la cata no se come (estropea todas las posibilidades de captar aromas si a la vez que bebes te metes unas lonchitas de jamón ibérico). Y no se bebe: te paseas el vino por todos los poros de la boca y paladar, pero en último término, escupes. Es la única forma de catar sin morir en el intento. Robert Parker, el gurú del vino (ya que te gustan los gurús y los vinos) dice que cata al día unos 100 vinos... como se los beba, no te digo de que sería gurú...

Tendi dijo...

Amena y enriquecedora!! Gracias Kikas por la crónica.

Kikas dijo...

No sabía que Bergamota era débil en francés ;-)
Gracias a Dios, lo que me dices del precio ya lo sabía. Otra cosa es que la cata estaba pagada (Las cosas andan mal, pero obligarnos a sufragar el "team building" me parece demasiado
Y he de decirte que, conociendo mi pituitaria, creo que deberías imaginarte que probé dos o tres vinos. Para el resto hice trabajar al único apéndice humano, junto con las orejas, que crece toda la vida.

Kikas dijo...

Hola Tendi;
Cuando quieras la repetimos con vinos españoles, y jamoncito y queso, solo para llevarle la contraria al Jevy
Y si no acertamos ni un vino, eso que nos llevamos puesto

Kikas dijo...

23, y un finlandés que venía a tiro fijo nos ha honrado con su presencia, con lo que hacen 72 las nacionalidades que nos han visitado;

América 22: Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Cuba, Panamá, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina.

Europa 27: Noruega, Finlandia, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Alemania, Irlanda, Grecia, Suecia, Polonia, Austria, República Checa, Francia, Italia, Eslovenia, Dinamarca, España, Andorra, Estonia, Rusia, Bulgaria, Portugal, Montenegro, Suiza,Rumanía y Hungría.

En África 4: Egipto, Nigeria, Tanzania y Marruecos.

En Ásia 17: Bangladesh, Bhutan, Dubai, Uzbekistan, Israel, Vietnam, Turquía, Irán, Japón, Taiwan,Tailandia, Mongolia, Singapur, Omán, Malasia, India y China

En Oceanía 2: Australia y Nueva Zelanda

Mela dijo...

Kikas, aunque te sentaras atrás no estoy muy segura de que no dieras la nota ;-)
Si tú tenías 420 fichas... y ese pavo tenía 450... es cristalino que ganó el pavo
Y no tenías que haberlo mirado con cara de odio... hay que saber perder
Sí, ya lo sé, comienzo la semana muy simpática